Proyecto Museo Creativo

 

Existen muchas definiciones sobre «creatividad» y «ser creativo». Si formulamos la pregunta «¿es usted creativo?» a los profesionales de los museos, es posible que muchos contesten que no, entendiendo que «creatividad» y «ser creativo» tiene que ver con la capacidad de inspirarse y producir ideas y conceptos artísticos. Los que den una respuesta negativa estarán pensando en los «profesionales creativos» -como artistas plásticos o los mismos músicos-. Otros muchos contestarán que sí , considerando todas esas formas de «ser creativos» que aplican a sus trabajos, lidiando con presupuestos, programación, colecciones, relaciones, etcétera. Haciendo una rápida búsqueda en línea nos encontramos con esta definición de creatividad:

«La capacidad de trascender ideas, reglas, patrones y relaciones tradicionales para crear nuevas ideas; con el uso de la originalidad e imaginación».

Dentro del sector de los museos, los profesionales -principalmente aquellos comprometidos con el aprendizaje y la participación de los visitantes, pero también con la gestión de las colecciones- deben pensar «creativamente» cada día, para buscar inspiración, colaboración, asociación y e incluso para recaudar fondos.

Pero si nos centramos en el proyecto del Museo Creativo, diremos que se basa en el hecho de conocer gente, hablar con ella y lograr la inspiración a partir de la exposición de colecciones de manera innovadora. Este proyecto ha sido diseñado como un espacio para crear prototipos, experimentar y documentar nuevas formas de colaboración entre personas con antecedentes diversos y entre organizaciones de diferentes sectores. Se trata de desarrollar nuevas formas de interacción con el público y de aprender unos de otros. El proyecto del Museo Creativo es experimentación en sí mismo; un espacio para proyectos donde existe margen para cometer errores. Hablamos de un museo cuya ambición es ayudar a los profesionales de los museos a abrir las puertas de sus instituciones y convertirlas en espacios para encuentros, donde puedan reunirse diferentes mundos. En esencia, el proyecto se creó en respuesta a la necesidad de brindar capacitación a los profesionales de los museos y a sus socios para adaptarse a un cambio en los programas de aprendizaje -estos se encuentran trabajando en colaboración fuera del sector-, creando un nuevo lenguaje de participación.

El Museo Creativo se convirtió en una asociación estratégica a tres años, que se prolongó desde el año 2014 hasta el 2017, financiada a través de Erasmus +, Key Action 2 (Cooperación para la Innovación e Intercambio de Buenas Prácticas) – Formación Profesional y Educativa (VET). Por otro lado, el proyecto se desarrolló a partir de LEM, el Proyecto de la Red de Museos de Aprendizaje (2010-2013), y fue financiado por el Grundtvig de Lifelong Learning; no menos de seis de los nueve socios del proyecto Creative Museum participaron en él. A lo largo de esos tres años, se alentó a los profesionales de los museos a aprender unos de otros, a probar nuevas formas de interactuar con el público, a crear asociaciones, a compartir prácticas y experiencias, y a difundir los procesos y los resultados.

En un «Museo Creativo» el visitante se involucra con la colección, el edificio y la gente para hacer o crear algo. El proyecto brinda la oportunidad de construir, experimentar e innovar. Permite, asimismo, establecer conexiones, crear museos y fomentar el aprendizaje, con resultados concretos e interpretaciones de sus colecciones. Además, el proyecto del Museo Creativo busca explorar e informar sobre las conexiones entre organizaciones culturales y sus comunidades al capitalizar el surgimiento de tecnologías digitales nuevas y democratizantes y de prácticas innovadoras. Con el objetivo de ampliar el lenguaje de participación a través de experiencias accesibles, personalizables y personales, el proyecto considera a los museos como entornos de aprendizaje dinámico, en los que el personal y los visitantes pueden hacer uso de herramientas accesibles para explorar y razonar sobre las colecciones de formas nuevas y creativas.

«Los museos se han graduado desde la simple exhibición y presentación de colecciones hasta la creación de experiencias que responden a las necesidades y expectativas cambiantes de sus visitantes» (Roussou et al, 2015).

Involucrar a las audiencias en los museos lo es todo. Esto podría estar relacionado con las experiencias dentro del museo, o con el modo en que los visitantes construyen significados de las colecciones. Representa un cambio ideológico: «dar la bienvenida a todos, en vez de dar la bienvenida a unos pocos». Los visitantes son vistos como individuos, y no solo como parte de diferentes grupos socio-demográficos -familias, adultos jóvenes o niños en edad escolar-. Los museos han desarrollado nuevos idiomas para definir a su audiencia, empleando nuevos términos para reconocerla: pueden ser «adultos activos, urbanos, de mente abierta…». Asimismo, abren sus puertas y diversifican su público, invitándole a responder a su manera a las colecciones. Pero para ello, necesitan encontrar diferentes herramientas. Una forma de lograrlo es a través de la tecnología digital.

Las tecnologías digitales impregnan la vida moderna, con una potencia informática al alcance del consumidor medio actual que supera ampliamente la de las super computadoras de los años sesenta. El alcance de esta tecnología, que afecta a la entrega de información y al entretenimiento, nunca antes ha sido tan significativo. Actualmente, los términos de moda en la práctica de los museos son el «compromiso digital» y la «narrativa digital», pero como afirmaba Jasper Visser en 2012, «no existe nada como la narración digital. Sólo hay narración de cuentos en la era digital».

Muchos museos han sido proactivos durante bastante tiempo en la búsqueda de un rol para los conceptos digitales dentro de sus muros, desde los quioscos de información, los paneles animados o los aumentos de los espacios de exhibición en sonido y luz, hasta las simulaciones diseñadas de fenómenos a gran escala. Sin embargo, la producción de estas experiencias tiende a ser algo costosa, generando como resultado relaciones complejas de proveedores con compañías de software profesionales. Con la creciente miniaturización y el ahorro de costos de la tecnología personalizable, existe hoy en día una comunidad de inventores de gran envergadura que tienen a su disposición un enorme potencial para la expresividad digital.

También debemos mencionar, por importantes que han sido sus consecuencias, el efecto de la desaceleración económica en toda Europa. El proyecto del Museo Creativo reconoce el impacto de esta desaceleración, con una pérdida de empleo que ha llevado -tanto a individuos como a comunidades- a un empoderamiento que permite crear, participar y establecer sus propias iniciativas locales. Asimismo consigue desarrollar y mostrar una variedad de conjuntos de habilidades y objetivos para aprovechar su capacidad creativa, proporcionando una plataforma para compartir las mejores prácticas y fomentar la iniciativa empresarial en el sector cultural. Este proyecto explora el potencial y el valor del impacto personal a pequeña escala, tratando de conectar la comunidad maker, las industrias digitales y las entidades académicas con los museos y sus profesionales a fin de romper barreras, abrir las puertas del museo y explorar nuevas formas de interpretar las colecciones.

En los últimos años se han recogido experiencias que proporcionan una instantánea de la actividad museística en Europa -en algunos de sus países socios-: Croacia, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, los Países Bajos, Noruega y el Reino Unido -¿España? ¿Qué pasa con España?-. En el transcurso del proyecto, se han generado muchos estudios de caso y ejemplos de nuestras redes de toda Europa y del mundo -¿España?-. Este análisis es un trampolín para el debate dentro del equipo de la asociación del proyecto, que permite compartir a través de sus redes de difusión (las comunidades de museos, creativas, digitales y creadoras), evaluar las actitudes actuales e identificar tipos de proyectos y actividades. Está diseñado para conocer el ritmo de la situación actual en los países involucrados, y así poder reconocer que existe un trabajo fantástico llevado a cabo por museos dentro de Europa y más allá. Por otro lado, el proyecto del Museo Creativo fomenta la retroalimentación y la participación del museo, de las comunidades digitales y de creadores a través de las redes sociales (Facebook, Twitter, blogs y video blogs), e impulsa, asimismo, actividades de difusión, como conferencias y seminarios.

Para finalizar, decir que lo que se desprende de los ejemplos de actividad recopilados en el proyecto, son los increíbles y diversos enfoques creativos que los museos están adoptando para atraer a nuevas audiencias, en particular a los jóvenes de la generación del milenio que vienen de la mano de la tecnología. También resulta significativo el modo en que los museos están abriendo sus puertas para interactuar con los visitantes, invitando a nuevos socios a explorar colecciones para crear colaboraciones audaces, asumir riesgos, desarrollar espacios para la creatividad y actividades creativas, y para aprender de otros sectores -artes, universidades, sanidad, tecnología y fabricantes- Los ejemplos de mejores prácticas solo son una muestra de algunos de los trabajos más estimulantes que se están promoviendo en el sector, aunque está claro que los museos operan en un entorno que cambia dramática y rápidamente.

El desafío a lo largo de la duración de este proyecto consiste en poner el foco en todos estos desarrollos, cotemplándolos como una asociación para desafiar la práctica profesional, compartir experiencias y estar al tanto de la multitud de oportunidades y proyectos que existen y que se están llevando a cabo de un modo continuo.

RECURSOS UTILIZADOS PARA LA REDACCIÓN DE ESTE ARTÍCULO:

Jo-Anne Sunderland Bowe (2017): El Museo Creativo (2017): Análisis y selección de las mejores prácticas en museos de Europa. Heritec Limited. Editado por Jenny Siung, Chester Beatty, coordinado por Cecile Marsan, Cap Sciences.

Dilenschneider, C. (2015): Seis formas en que las tendencias de personalización afectan los datos de los museos y centros culturales. [En línea] 6 de mayo de 2015. Disponible en: http://colleendilen.com/2015/05/06/06/six-ways-personalization-trends-are-fecomfectate.tekes-y-cultural-centers-data

Roussou, M, et al. (2015): El museo como narrador digital: Creación colaborativa participativa de experiencias digitales interactivas. MW2015: Museos y la Conferencia Web 2015, Chicago, EE. UU. Disponible en: http://mw2015.museumsandtheweb.com/paper/the-museum-as-digital-storyteller-collaborative-participative-participative-creation-of-interactive-digital-experience

Simon, N. (2010): El Museo Participativo. Santa Cruz: Museo 2.0, 2010. Disponible en: www.participatorymuseum.org

Visser, J. (2012): Narración digital: cómo contar una historia que se destaca en la era digital. [En línea] 11 de octubre de 2012. Disponible en: http: // themuseumofthefuture.com/2012/10/11/digital-storytelling-how-to-tell-a- story-that-out-out-in-the-digital-age

Creative Europe – (2014-2020): Supporting Europe’s cultural and creative sectors: http://ec.europa.eu/programmes/creative-europe/index_en.htm

Creative Europe Framework supporting Europe’s cultural and creative sectors: http://ec.europa.eu/culture/index_en.htm

Europe 2020 Strategy : http://ec.europa.eu/europe2020/index_en.htm

The Learning Museum Network : http://www.ne-mo.org/about-us/the-lem- network.html


Si quieres recibir nuestro newsletter y nuestros artículos por correo electrónico, rellena y envía el boletín adjunto, por favor, completando el campo correspondiente en el formulario de inscripción que encontrarás a continuación. Tu dirección de correo electrónico (asegúrate por favor de escribirla correctamente), será utilizada exclusivamente para enviarte nuestros newsletters y artículos, pudiendo darte de baja en el momento que quieras.

Una respuesta a “Proyecto Museo Creativo

  1. Pingback: Proyecto Museo Creativo — EVE Museos e innovación – Mediarteducation·

Tus comentarios son muy importantes para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.