Museos y Psicología Ambiental

Han pasado unos 70 años desde la aparición de los estudios de Robinson (1928) y Melton (1935) sobre psicología y ambientes. Después de desarrollar una serie de investigaciones sobre museos, Melton nos sugiere lo siguiente a partir de sus conclusiones: “la recomendación obvia que se deriva de estos estudios es que debemos desarrollar una rama de la investigación de museos dirigida enteramente a los problemas psicológicos sobre su arquitectura”. Nosotros añadiremos: “y sobre su organización ambiental en el contexto de sus exposiciones”.

2BP

La referencia de Melton con relación a la “arquitectura de museo” es lo que más comúnmente nosotros conocemos como “espacio de exhibición”. Sobre este enunciado, se ha hecho mucho esfuerzo en los últimos 30 años, o más, para seguir y aplicar las recomendaciones de Melton en el plano puramente práctico. Sin embargo, hay pocas formulaciones teóricas que, a partir de tantas observaciones individuales, puedan generar una formulación única.

Otro teórico, el señor Bitgood (en un artículo de prensa) sugiere que existen tres principios interrelacionados que explican y ayudan a organizar lo que sabemos sobre las reacciones de los visitantes frente a los “espacios de exhibición”:

  • Principio 1: La atención de los visitantes a las exposiciones es selectiva; los visitantes observan más de un contenido y su nivel de atención se determina por la diferenciación o vacuidad del elemento/objeto/contenido, y si el objeto se encuentra, o no, en el recorrido que está realizando el visitante por la exposición.
  • Principio 2: Los visitantes deben estar motivados para concentrar su atención en las exposiciones. La motivación es una función de la excitación cognitivo-emocional (por ejemplo, nivel de interés), la cantidad de trabajo dedicado y el número e intensidad de las distracciones.
  • Principio 3: Los recursos para dedicar atención en las exposiciones disponen de una capacidad limitada y se agotan por el esfuerzo mental y físico que tiene que hacer el visitante. La tasa de agotamiento e interés dependerá de la cantidad total de esfuerzo dedicado, el nivel de excitación cognitivo-emocional y la cantidad de tiempo.

Slash

La atención es selectiva en cuanto a que algunos contenidos capturan nuestra atención y otros no, y en el sentido de que podemos centrarnos en una sóla cosa a la vez. Si los visitantes sólo pudieran observar un contenido de la exposición, ¿cuál sería? Capturar la atención de los visitantes es el primer paso en el proceso de comunicación del mensaje didáctico. Los visitantes, antes de que se produzca la posibilidad de recibir cualquier tipo de mensaje, deberán prestar atención a “algo”

Por esta razón, en los espacios de exposición la captura de la atención tiene una importancia fundamental, así como el carácter diferenciador del contenido y la programación del recorrido en el espacio de exhibición. Cuanto más destacado sea el contenido, más probable será su potencial de atracción. El flujo de tráfico también influye para que un contenido de la exposición reclame la atención del visitante: los contenidos que sean relevantes en el recorrido de la exposición tienen una posibilidad razonable de ser vistos, mientras que los estén fuera del recorrido apenas serán foco de atención.

Comunicadores

Otros de los principales factores que influyen en la atención del visitante en términos de captación de interés de los contenidos de exposición son:

  • Aislamiento. Un objeto aislado es probable que reciba una mayor atención de los visitantes  (Melton, 1935, 1972). Cuanto má grande sea el número de estímulos que rodean a un contenido, menos probable será que se destaque, especialmente si no está acompañado de otros factores relevantes.
  • Tamaño. Los objetos más grandes reciben más atención que los más pequeños ( Bitgood y Patterson, 1993).
  • Contraste con el ajuste del fondo. Los objetos que se funden con el fondo pueden pasar desapercibidos porque carecen de poder de atención. En el lenguaje de la teoría de la detección de señales, el “ruido” de fondo hace más difícil detectar un posible estímulo.
  • Características multi-sensoriales. Si añadimos sonido, olor o tacto a una exposición, ésta atraerá mayor atención, a veces a costa de que otros objetos circundantes pasen más desapercibidos ( Melton, 1972).
  • Iluminación. El nivel general de iluminación es, por supuesto, muy importante a la hora de determinar si un objeto (contenido) destacará o no. Además, el contraste de la iluminación entre el objeto y su entorno, cuando es producido por la iluminación focal, es otra manera de hacerlo todo más detectable.
  • Colocación en la línea de visión. Un objeto que se encuentra dentro de la línea de visión del espectador (sin atender a la accesibilidad) es más fácil de detectar. Una consideración es la distancia desde el suelo. Los objetos colocados a más de 1,70 m. sobre el piso a menudo pasan desapercibidos porque la gente tiende a no mirar hacia arriba (Bitgood, Benefield, & Patterson, 1989; Bitgood, Conroy, Pierce, Patterson y Boyd, 1989). Otra consideración es la que se produce cuando la atención del visitante está enfocada en el objeto. Si una cartela (horror) no está cerca del objeto que describe (por ejemplo, en un soporte delante del objeto), es menos probable que el visitante la lea (Bitgood, Hines, Hamberger y Ford, 1990).

Me verás caer

Otro principio de atención de los visitantes hacia los contenidos de las exposiciones es el relacionado con la motivación. Motivar a los visitantes a centrarse en los contenidos es la tarea más difícil en el diseño de la exposición. Rand (1990) ha sugerido algunas ideas intrigantes sobre cómo “atraer” a los visitantes con el uso del lenguaje. Screven (1992) ha identificado muchas de las variables que podrían aumentar la motivación de los visitantes para leer las cartelas. Parece haber tres factores generales que motivan a los visitantes a centrar su atención en los contenidos de las exposiciones: (1) minimizar el esfuerzo dedicado a obtener información; (2) aumentar la excitación cognitivo-emocional; y (3) minimizar los elementos de distracción.

Graphic Ambient

El diseño del recorrido de la exposición también es un factor determinante para que los contenidos tengan poder de atracción. Muchos objetos de exhibición se ignoran debido al flujo de tráfico. Si los visitantes no pasan por delante de un objeto, no atraerá la atención. En consecuencia, es fundamental comprender los factores que influyen en el flujo de tráfico en el contexto de la exposición. Raramente los visitantes pasan por todos los objetos de una galería (Bitgood, Hines, Hamberger, & Ford, 1991, Melton, 1935):

  1. Atracción de un objeto visible. Un objeto grande influirá en el flujo de tráfico al crear la tendencia a que los visitantes se muevan hacia él o se aproximen, después de entrar en el contexto de la exposición (Bitgood, et al, 1991). Los objetos de referencia influyen en el recorrido que, a su vez, está relacionando con que otros objetos reciban atención o no. Por ejemplo, es probable que los visitantes pasen por alto e ignoren un objeto poco visible y se acerquen a uno que lo sea más.
  2. Atracción (o distracción) de una puerta abierta. Melton (1935) informó que existe una fuerte tendencia de los visitantes al entrar en una exposición: normalmente giran a la derecha y salen por la primera puerta abierta. Cuando esa puerta se cierra para que los visitantes tengan que salir necesariamente por la misma puerta que entraron, éstos circulan a través de la galería mostrando mayor atención por los objetos expuestos.
  3. Disposición de objetos/vitrinas. La disposición de los objetos dentro del contexto de la exposición determinará cómo los visitantes se moverán en ella (por ejemplo, Bitgood, Hines, Hamberger, & Ford, 1991). En cada espacio de exposición, se producen puntos “calientes” y “fríos” de atención, que están parcialmente influenciados por los patrones de circulación de los visitantes. Un elevado número de islas de exhibición crea un caótico flujo de tráfico en el que algunos contenidos reciben un alto nivel de atención y otros más bien bajo. Cuando el flujo de tráfico es caótico, los visitantes son más propensos a perderse un contenido sin querer. Si ofrecemos un recorrido claro en el orden de visualización de los contenidos, será más probable que cada objeto capte la atención.
  4. Inercia. Los visitantes tienden a caminar a lo largo de una trayectoria en línea recta a menos que una cierta fuerza (por ejemplo, un objeto diferenciado) los arrastre. La “tendencia de salida” propuesta por Melton (1935) es un caso especial. Melton definió la “tendencia de salida” como recorrer la distancia más corta entre la entrada y la salida cuando nos movemos a través de una exposición.
  5. Tendencia de giro a la derecha. En ausencia de otras motivaciones, los visitantes tienden a girar a la derecha al entrar en un espacio interpretativo ( Melton, 1935).

Fame Magazine

Los factores ambientales descritos anteriormente son sólo parte de todos los ingredientes de la fórmula del museo. Las variables en los perfiles de los visitantes también juegan un papel importante. Además, los factores ambientales y de los visitantes interactúan invariablemente juntos. Por otro lado, los valores demográficos y de ocio como son la edad, el género, el nivel educativo, etcétera, son variables importantes para la comprensión del ambiente del museo. Además, Hood (1983) ha proporcionado pruebas de que los valores de ocio están fuertemente correlacionados con los patrones de las visitas.

Mas Context

Un porcentaje abrumador de visitantes llegan al museo en grupos, generalmente con familias o amigos – a menos que formen parte de una clase de la escuela -. En consecuencia, la visita a los museos es, en gran medida, una experiencia social. Los grupos llegan al museo juntos y visitan la exposición, señalan elementos de la misma, discuten, hablan y tratan en grupo de dar sentido a los contenidos. Las exposiciones provocativas (también las “difíciles”) tienden a estimular la discusión en grupo. El diseño de las exposiciones debe interactuar a menudo con las variables de los perfiles de los visitantes. Así, por ejemplo, algunas exposiciones permiten solamente un acceso individual, mientras que otras animan la participación del grupo.

Goods Hoppe

Debemos añadir que, al margen de las valoraciones sobre el diseño del ambiente, y centrándonos más en la psicología, los visitantes entran al museo con conocimientos y actitudes que influyen en sus intereses y en la manera cómo procesan racionalmente su experiencia en el mismo. Algunos conceptos erróneos sobre cualquier tema se pueden encontrar en los estudios sobre visitantes. Estas preconcepciones son importantes para identificar, en una etapa temprana del desarrollo de la exposición, la forma en la que se puede diseñar una exposición para evitar esos errores. Por ejemplo, Borun (1988) descubrió que los visitantes mostraban varios conceptos erróneos acerca del concepto de “gravedad”. Luego diseñó y probó exposiciones para corregir estos conceptos erróneos.

Dart Design Gruppe

El diseño ambiental en los museos está todavía dando sus primeros pasos y sufre de la falta de investigadores competentes. Sin embargo, los profesionales no sufrimos de falta de entusiasmo y se espera que la educación y la formación continuen desarrollándose para poder aprender mucho más sobre estos temas y aplicar buenas soluciones. A pesar de las limitaciones, hay una serie de principios formales que parecen repetirse entre los museos y sus visitantes. Es difícil predecir hasta qué punto estos principios serán capaces de guiar el diseño de los museos. En el peor de los casos, nos proporcionarán un conjunto de conocimientos normalizados que, combinados con la evaluación inicial, formativa y correctiva, podrán mejorar en gran medida las posibilidades de éxito de nuestros proyectos.


RECURSO:

Stephen Bitgood (2002): Environmental psychology in museums, zoos and other exhibition centers. En R. Bechtel & A. Churchman (eds.) (2002). Handbook of Environmental Psychology, John Wiley & Sons. Pgs. 461-480.

Foto principal: Chau Chih, “Voyage on the Planet”

Si quieres recibir el listado bibliográfico sobre el tema tratado en el artículo de hoy, y también nuestro newsletter, rellena y envía el boletín adjunto, por favor. Gracias.

 

Tus comentarios son muy importantes para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.