5 Modelos de Exposición

En la práctica del diseño y producción de exposiciones modernas podemos utilizar cinco enfoques diferentes, y lo hacemos según el modo en que funcionan de cara a sus visitantes:

  • Exposición como exhibición de objetos.
  • Exposición como difusora de ideas.
  • Exposición como actividad para el visitante.
  • Exposición como medio contextual.
  • Exposición híbrida.

Blog ISO 50

La mayoría de las exposiciones exhiben objetos, apoyados por ideas y conceptos desarrollados en textos, esperando que el visitante se integre, relacione y asimile los contenidos. Pero estos cinco modelos no se contemplan siempre en el diseño de las exposiciones, ya que usualmente se valora sólo una o dos de estas dimensiones como necesarias para que dicha exposición tenga éxito. Si bien los cinco enfoques no se excluyen unos a otros, lo cierto es que toman diferentes direcciones. Enfatizar objetos, por ejemplo, obliga necesariamente a dejar al margen todo aquello que pudiera distraernos de ese enfoque, como pueden ser los textos abundantes o los videos llamativos.

En general, los museos tienden a favorecer un modelo conceptual frente al resto. En otras palabras, prevalece uno de los modelos. Los museos de arte suelen producir exposiciones que favorecen el primer modelo (exhibición), ya que la exposición de arte es generalmente vista como una presentación al público de objetos prominentes. Los museos de historia favorecen generalmente la idea de la exposición como comunicador de ideas sobre el pasado. La exposición como actividad del visitante es un estándar en los centros de ciencia actuales, donde se enfatiza la interactividad. La exposición como ambiente es familiar en zoos contemporáneos y museos de historia natural, donde los entornos inmersivos imitan o recuerdan hábitats naturales. Del quinto modelo hablaremos más adelante.

Nikita Sergyshkin

Exposición como exhibición del objeto.

Cuando se hace hincapié en este enfoque, la selección y disposición de los objetos en la exposición es lo principal. Se espera que los objetos/artefactos, preferentemente originales y mostrados en las mejores condiciones de visibilidad (teniendo en cuenta la accesibilidad), sean los responsables principales de la experiencia de los visitantes. Como resultado, se pone gran atención en buscar y seleccionar los objetos que serán relevantes en dicha experiencia. Los soportes que pretenden mejorar otros componentes de la exposición se tratan generalmente como secundarios y se restringen cuidadosamente para no interferir con la selección y la exhibición. El equipo de desarrollo de la exposición está a menudo dirigido por el curador o investigador que controla la selección de objetos y, por lo tanto, es el shériff de la exposición.

Dependiendo del contexto en el que trabajan, los diseñadores de expositores tienen diferentes expectativas sobre cómo la exhibición de objetos impactará en los visitantes. Por ejemplo, en los museos de arte existe la tendencia de creer que “el arte habla por sí mismo”, es decir, que el objeto individual, en virtud de su poder como referente artístico, inoculará en el visitante atento un conocimiento único por sí mismo, transformándose en una experiencia individual compleja, intelectual y emocional. A cada objeto se le concede el espacio que se considera apropiado y necesario para que “hable”. En cambio, en un museo de historia natural, el efecto de un objeto individual sobre el visitante surge en gran parte de su papel como referencia convincente de un todo mucho más grande, un conocimiento importante de alguna parte del mundo. Aunque un solo objeto puede realizar ese trabajo, normalmente los grupos coordinados de objetos están expuestos para colaborar colectivamente.

Pixel Pour 2.0

Exposición como comunicador de ideas.

Todas las exposiciones están basadas en un tema central o un argumento único que las define. Cuando una exposición funciona como un comunicador de ideas potente (incluyendo ideas, teorías, información, descubrimientos, etcétera), busca transmitir mensajes adicionales que soporten ese tema y proporcionen nueva información o perspectivas al visitante. En una idea-exposición, el corazón de la exhibición es el conjunto de mensajes, narraciones o hechos que los diseñadores de exposiciones buscan ofrecer al público. Las exposiciones de ideas necesariamente hacen un amplio uso del lenguaje, ya sea en textos, audio o video. Los objetos/artefactos están típicamente rodeados de “contextos” proporcionados por palabras e imágenes. Los objetos/artefactos se eligen por su capacidad para apoyar y ayudar a transmitir el mensaje. No necesitan ser raros o únicos; pueden ser elementos familiares, réplicas, facsímiles, dioramas, reproducciones o copias, ya que el objetivo principal es comunicar ideas, no mostrar realmente objetos importantes. Las exposiciones que hacen hincapié en las ideas tienden a buscar objetivos educativos y son comunes en las de historia o en los museos de historia natural, que a menudo buscan instruir e inspirar a los visitantes con respecto a la historia y la ciencia.

Book cover archives

Exposición como actividad para visitantes.

También es posible ver la exposición principalmente en términos de plataforma activa para los visitantes. En lugar de poner los objetos como centro de atención (” objeto a visualizar”) o como mensajes (al igual que en la” idea de la exposición”), la actividad que se propone condiciona el comportamiento del visitante y su interacción como base de la exposición. El punto de partida será lo que el visitante haga en la exposición. Ésta proporciona un medio que anima al visitante a manipular y utilizar todo lo accesible como él o ella lo crean conveniente. ¿Qué opciones se ofrecerán? ¿Qué mejorará esas posibilidades? ¿Cómo se coordinarán o integrarán esas actividades? ¿Cómo van a apoyar la misión y los resultados que el museo está buscando? La gama de actividades dirigidas a los visitantes incluyen tocar, manipular, crear, intercambiar, moverse y participar en interacciones sociales.

Por lo general, las exposiciones más orientadas a la actividad se encuentran en los museos de los niños y centros de la ciencia. Suele tratarse de exposiciones interactivas, ya que éstas están específicamente diseñadas para que el visitante responda activamente.

Soren Korsgaard

Exposición como medio contextual.

Bajo este enfoque, una exposición puede plantearse como un entorno que envuelva al visitante. A través de la experiencia pasada y de la experimentación presente el visitante consigue fusionarse con la sensación del ambiente, para explorar las posibilidades que éste le evoca y propone. Aunque todas las exposiciones de museos son ambientes construidos dentro de edificios, el énfasis en el ambiente-exposición puede ser la creación de un espacio inmersivo. Muchas exposiciones ambientales reproducen las características sobresalientes de algún otro lugar al que se transporta el visitante (como viajar en la máquina del tiempo). Algunos museos de arte llevan ya un tiempo trabajando sobre el valor de las exposiciones ambientales en sus salas de época. El Museo de Arte de Filadelfia, por ejemplo, ha dedicado una cantidad considerable de área de exposición a las estructuras auténticas a gran escala que los visitantes pueden caminar en y alrededor, incluyendo un templo chino y una casa de té japonesa.

Fubiz

Modelos híbridos.

Algunas exposiciones se pueden plantear a partir de más de un modelo al mismo tiempo. En los casos en que múltiples perspectivas se incorporan a una sola exposición, hay variaciones según el modo en que una exposición incorpora más de un modelo. En el Smithsonian, por ejemplo, la Galería Arthur M. Sackler presentó una exposición llamada “Música de la Era de Confucio“, cuyo tema principal eran los instrumentos musicales encontrados en una antigua tumba china. Gran parte de la exposición estaba basada en la exhibición de instrumentos y objetos tradicionales, pero una habitación fue reservada para un programa de video envolvente que cumplió su papel de comunicador, al tiempo que otra zona proponía experiencias interactivas, donde los visitantes podían tocar instrumentos chinos y escuchar conciertos. En este caso, las diferentes funciones se separaron espacialmente.

Antoine Geiger

Implicaciones para atender públicos diversos.

Cuando los diseñadores de exposiciones consideran qué enfoque es el más adecuado en cada caso en particular, es probable que se vean influenciados por la idoneidad del contenido aplicado a un modelo u otro. Algunos temas de exposición requieren el uso de un modelo determinado. En algunos museos de arte contemporáneo, por ejemplo, se pueden visitar instalaciones que ofrecen un ambiente inmersivo y algunos medios de comunicación artísticos, invitando a la participación de los visitantes. Las exposiciones sobre acontecimientos históricos específicos a menudo funcionan mejor como exposiciones de ideas.

El público objetivo de la exposición también puede ser una consideración importante. Diferentes personas tienen perspectivas diversas sobre lo que quieren experimentar en una exposición. Cuando las preferencias del visitante y el enfoque de la exposición no son los más adecuados para determinado perfil, el visitante puede responder negativamente. Al mismo tiempo, una exposición que trata de integrar el gusto de todos los visitantes se arriesga a perder su carácter y puede dar la impresión de ser un producto prefabricado, que complace a todos ligeramente pero que no enamora a nadie.

Kristian Nygard

Si cada uno de los visitantes pudiera encontrar una exposición que se adaptara a sus gustos, el museo podría generar una relación mucho más fuerte e intensa con ese visitante. Dado que las preferencias de los visitantes varían, los enfoques de exposiciones también deben variar. Si el museo busca estimular las visitas repetidas y ampliar su audiencia, buscará atender a la gama más amplia posible de preferencias, proporcionando exposiciones basadas en todos los modelos conceptuales, en lugar de hacerlo sobre una o dos orientaciones dominantes.

Las investigaciones sobre las experiencias de visitantes en diferentes formatos de exposición realizadas recientemente, vienen a demostrar que las personas tienen preferencias por diferentes tipos de experiencias en los museos. Por ejemplo, al observar las experiencias de los visitantes en ocho museos del Smithsonian, se encontró que los menores de 25 años tenían más probabilidades de encontrar experiencias introspectivas más satisfactorias, pero era menos probable que experimentaran experiencias cognitivas positivas que visitantes de otras edades.

Neo Classique

No es probable que los modelos híbridos ofrezcan la mejor solución para lograr diversidad en un museo, porque algunas experiencias tienden a entrar en conflicto entre sí. Por ejemplo, la contemplación silenciosa de los objetos, privilegiada en un objeto tradicional, se vuelve más difícil en un espacio que alienta experiencias interactivas y comportamientos sociales. Además, las exposiciones híbridas, debido a que contienen múltiples enfoques, corren el riesgo de parecer superficiales y desenfocadas.  Dentro de un modelo híbrido particular puede ser imposible maximizar la efectividad de todos los diferentes enfoques que el modelo asume simultáneamente. Aprender acerca de la efectividad relativa de estos modelos, como sugerimos, es complicado.

Hoarders Cover Pop-up

Uso de modelos de exposición como kit de herramientas de evaluación.

Estos cinco modelos conceptuales también pueden ser vistos como una especie de “kit de herramientas” analítico, que se puede aplicar conscientemente, para describir la gama de las ofertas de un museo y planificar sus programas de exposición. Si, en base a esa descripción, parece que algunas orientaciones están siendo descuidadas por el museo, las futuras exposiciones podrían ser moldeadas para responder adecuadamente a sus necesidades. De esta forma, con el tiempo, la combinación general de exposiciones en el museo resultaría atractiva para públicos más variados.

La elección deliberada de un modelo conceptual alternativo en determinado tipo de museo, también podría beneficiar al visitante. Las exposiciones activas y ambientales serían bien recibidas por muchos visitantes de los museos de historia, por ejemplo. Los museos de historia natural también servirían a sus audiencias mejor reemplazando algunas exposiciones de ideas por otros tipos.

Ryoji Ikeda

Si un museo decide que, con el fin de dar una mejor respuesta a una audiencia diversa, debe producir nuevas exposiciones usando diferentes modelos, necesita hacer dos cosas. En primer lugar, deberá decidir qué combinación de modelos necesita. En segundo lugar, determinar la combinación de modelos que tiene actualmente, para ser consciente de qué direcciones necesita cambiar. Los modelos conceptuales descritos en este artículo pueden usarse para guiar estas decisiones. Sin embargo, cabe señalar que los modelos de exposiciones son sólo una de las muchas consideraciones que deben tenerse en cuenta antes de determinar un nuevo programa de exposición.

Para aplicar los cinco modelos conceptuales como una herramienta analítica, debemos considerar por separado cada galería del museo e identificar el foco dominante dentro de esa sala o espacio, utilizando una matriz de características de identificación, como el gráfico que os mostramos abajo. Las características que usamos para distinguir los tipos representan las prácticas de exhibición típicas en la mayoría de las exposiciones. Si varias orientaciones parecen igualmente notorias dentro de un espacio determinado, entonces se asigna una sala con la combinación necesaria.

Utilizando distinciones como éstas, es posible distribuir las salas de exposición para los cinco modelos, si el museo se lo puede permitir. Este perfil puede ser utilizado como una de las guías para establecer un programa de exposición futuro que probablemente atraiga a una gama más amplia de visitantes.


 RECURSO:

Office of Policy and Analysis, Smithsonian Institution (2002): Exhibition Concept Models. Washington DC.

Foto principal: Hypebeast

Si quieres recibir el listado bibliográfico sobre el tema tratado en el artículo de hoy, y también nuestro newsletter, rellena y envía el boletín adjunto, por favor. Gracias.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.