Museos y Conversaciones Sobre Ciencia y Tecnología

 

Los museos están cambiando la forma de conectar con sus comunidades al posicionarse, de forma significativa, como espacios para involucrar a sus visitantes en conversaciones significativas sobre ciencia aplicada a la sociedad. Parte de este esfuerzo implica comprender los muchos factores que influyen en el aprendizaje en el entorno de un museo, incluidos los valores y las experiencias de vida que los visitantes traen consigo. Al reconocer e incorporar las propias perspectivas de éstos,y fomentando interacciones sociales de apoyo, los educadores informales esperan que las oportunidades de aprendizaje en nuestros museos resulten más efectivas (Ansbacher, 1999; Hein, 1999; Rounds, 1999).

Al mismo tiempo, las organizaciones profesionales científicas buscan crear un diálogo entre el público, los científicos, los tecnólogos y los encargados de formular políticas, a fin de comprender y resolver una gran variedad de problemas globales y locales que resultan apremiantes. Cómo ejemplo, queremos mostrarte un proyecto colaborativo en Estados Unidos; un trabajo que ha servido para involucrar a museos y a sus visitantes, a partir de comunicaciones significativas sobre la relevancia de las tecnologías emergentes en nuestras vidas. Estas conversaciones, previamente supervisadas, contribuyen a la teoría del significado de varias maneras: ayudan a los visitantes, a partir de sus experiencias y valores propios, a tomar decisiones en cuanto al uso de las diversas tecnologías (p.e. uso responsable de los móviles); validan las opiniones del público, identifican un rol en la toma de decisiones sobre tecnologías emergentes y apoyan el aprendizaje como un proceso social. A continuación, describiremos los objetivos del proyecto en términos de aprendizaje de los visitantes con la finalidad de compartir estrategias que ayuden a implementar todo tipo de conversaciones de manera efectiva en el museo.

El proyecto «NanoSociedad» está promovido por la Red de Educación de Ciencias Informales a Nanoescala (NISE Net) y el Centro de Nanotecnología en la Sociedad de la Universidad Estatal de Arizona (CNS-ASU), y financiado por la National Science Foundation. Este proyecto ha involucrado a más de 50 organizaciones en todo Estados Unidos, incluidos museos de ciencias, museos para niños y otras organizaciones informales de aprendizaje que forman parte de la Red. NISE Net se dedica a fomentar la conciencia pública, el compromiso y la comprensión de la ciencia, la ingeniería y la nano tecnología. Está dirigida por un grupo central de 13 museos y universidades, que incluye a cientos de socios activos en todo el país. Las exposiciones, programas y medios se desarrollan en colaboración, y se ofrecen como productos de código abierto disponibles para su descarga gratuita desde su sitio web.

El objetivo general del proyecto NanoSociedad es capacitar a los educadores y visitantes de los museos para que puedan explorar la relevancia de la nanotecnología en sus vidas. Se trata de una variante de la mayoría de los productos educativos de la Red, que se centran en conceptos científicos básicos, en herramientas y procesos relacionados con la nanotecnología, más que en las implicaciones de ésta para la vida de los visitantes (Kunz Kollman, 2011). La nanotecnología es un campo de investigación interdisciplinario relativamente nuevo. A escala nanométrica – la escala de átomos y moléculas -, muchos materiales comunes nos muestran propiedades inusuales. Nuestra habilidad a la hora de manipular la materia de este tamaño permite introducir innovaciones en materiales y dispositivos electrónicos. Si bien algunas nanotecnologías y nanomateriales nuevos simplemente permiten mejoras a los productos existentes (como loción solar y telas resistentes a las manchas, entre otras cosas), otros podrían ser transformadores. Los investigadores están trabajando en ideas realmente sorprendentes, que incluyen ascensores al espacio, capas de invisibilidad y curas para el cáncer.

Si proyectos como estos tienen éxito, podrían cambiar de manera drástica nuestras vidas, de la misma manera que las nuevas tecnologías han afectado y afectarán a la forma en que vivimos y trabajamos. Debido al reciente desarrollo de las nanotecnologías, como sociedad podemos influir en lo que son y en cómo podrían utilizarse. Las conversaciones llevadas a cabo sobre el tema nos brindan la oportunidad de comprender la relación entre la sociedad y las diferentes tecnologías, considerando cómo las emergentes influirán en nuestras vidas y cómo podremos dar forma a su buen desarrollo. En otras palabras, estas conversaciones deben estar orientadas a apoyar la creación de significado, conectándonos con nuestros valores como individuos y con el tipo de futuro colectivo que queremos construir.

El » diálogo» entre nano y sociedad debe comenzar con una actividad o demostración tangible, algo que ofrezca la oportunidad a los visitantes y educadores de empezar a hablar. Existen tres conceptos clave que nos proporcionarán un marco conceptual para abrir estas conversaciones:

  1. Las necesidades humanas dan forma a las tecnologías.
  2. Las tecnologías afectan a nuestras relaciones sociales.
  3. Las tecnologías funcionan porque forman parte de sistemas inteligentes.

Así, por ejemplo, en la posible actividad titulada «Nanotecnología y sociedad: la invisibilidad», los educadores hacen una rápida demostración científica para despertar la curiosidad de los visitantes sobre el potencial de la nanotecnología para hacer invisibles los objetos. En esta exhibición, los visitantes se sorprenden al descubrir un objeto transparente de vidrio de borosilicato escondido en un vaso de precipitados de aceite mineral – el objeto puede ocultarse porque tiene un índice de refracción similar al del petróleo -. El educador explica que los científicos en el campo de la nanotecnología están experimentando formas de doblar la luz para ocultar objetos – haciéndolos invisibles para el ojo humano – o para ser utilizados en dispositivos de vigilancia.

El educador podria iniciar un diálogo preguntando a los visitantes qué harían si tuvieran una capa de invisibilidad. Muchos niños, probablemente, sugerirán actividades traviesas, como robar galletas o espiar a sus amigos. Con este comienzo, la conversación puede profundizar en temas importantes. Se le podría preguntar a una nlña si querría que sus padres o amigos la espiaran usando una capa de invisibilidad – esto podría llevar a una discusión sobre el derecho de privacidad -. O el padre podría preguntar qué pasaría si los delincuentes tuvieran la capacidad de ser invisibles, convirtiendo la conversación en una reflexión sobre la regulación legal en el uso de la tecnología. Independientemente, el educador puede asegurarse de que se abordan uno o más objetivos de aprendizaje sobre cada tema.

Asimismo, dicho educador puede ayudar a los visitantes a descubrir la relevancia personal y el significado, al considerar o expresar opiniones sobre cómo deben desarrollarse las nanotecnologías. Los educadores deben actuar siempre como facilitadores en las conversaciones, con los roles típicos del entorno de aprendizaje del visitante. Por otro lado, éste adquiere cierta autoridad al aportar una experiencia esencial y personal, es decir, sus valores y experiencias relacionadas con las tecnologías. Los educadores asumen el papel de facilitadores – y no de expertos -, formulando preguntas, aportando ideas o información, y brindando nuevas perspectivas. Son los responsables de guíar la conversación ayudando al público a reflexionar y formar sus propias ideas y opiniones, a la luz de sus valores y de la ciencia en cuestión.

A medida que se gana en experiencia facilitando las conversaciones sobre lo nano y la sociedad, los educadores de redes han identificado varias estrategias fundamentales que parecen ser útiles para alentar un diálogo significativo: establecer expectativas para iniciar una conversación, o hacer preguntas u observaciones sobre aquello que los visitantes dicen y hacen. Todo ello, valida las perspectivas de éstos y enfoca la interacción, ya que otorga más sentido a las opiniones que a la difusión de información. Los educadores deben permitir que las conversaciones respondan a los intereses de lo que está sucediendo en este momento. Al mismo tiempo, se debe guiar con tacto la conversación para poder extraer las experiencias y los valores del público, así como utilizar buenas habilidades de comunicación. Según avance la conversación, será preciso escuchar a los visitantes y manifestar interés y aliento a través de señales verbales y no verbales. Se deben establecer conexiones, sugiriendo formas en que la conversación podría aplicarse durante el resto de la visita, o en la vida cotidiana, permitiendo aclarar las ideas y ampliar el aprendizaje.

Estas estrategias de facilitación (y otras) son parte de estudios de investigación sobre las formas de alentar a los visitantes a formarse opiniones y tomar decisiones sobre cualquier tema. Los resultados siempre respaldan el uso de un enfoque conversacional bidireccional, centrado en los valores y experiencias de los visitantes, estableciendo relevancia y construyendo una conversación gradual que presenta nuevas perspectivas y problemas (Svarovsky, 2012). Las conversaciones son una experiencia de aprendizaje social que puede englobar a todos en un grupo de visitantes. Los más pequeños suelen ser buenos para imaginar tecnologías futuras muy diferentes de las que tenemos hoy, mientras que los adultos pueden identificar mejor cómo esas nuevas tecnologías podrían cambiar nuestras vidas de manera concreta. Por ejemplo, la actividad «Explorando la nano y la sociedad: elevador espacial», pide a los visitantes que imaginen qué sucedería si los nuevos nanomateriales nos permitieran construir elevadores en el espacio.

En las conversaciones de «Lo nano y la sociedad, ¡Oh, wow!», lo importante ocurre cuando los visitantes reflexionan sobre las personas que imaginan, crean y deciden usar las tecnologías. Llegan a comprender el papel que todos tenemos en el desarrollo y la adopción de  todas esas tecnologías, y las formas en que afectan a nuestras relaciones personales y a la sociedad en general. De esta manera, descubrimos que es una via poderosa para involucrar a los visitantes en el aprendizaje sobre la nanotecnología: promover el interés y el disfrute, conectar la ciencia y la ingeniería con la sociedad e indicar algunas de las opciones en que las nuevas tecnologías pueden afectar profundamente a nuestras vidas.

Recursos Bibliográficos:

Rae Ostman, Brad Herring, Ali Jackson, Ira Bennett y Jameson Wetmore (2013): Dando sentido a través de conversaciones sobre ciencia y sociedad, The Exhibitionist Magazine (NAME), nº Spring’13.

Ansbacher, T. (1999): Experiencia, indagación y sentido. Exhibicionista, 18 (2), 22-26.

Hein, G. (1999): ¿Es el significado hacer constructivismo? ¿Es el constructivismo hacer sentido? The Exhibitionist Magazine (NAME), 18 (2), 15-18.

Kunz Kollman, E. (2011): Involucrar al público con contenido de implicaciones sociales y éticas a través de NISE Network Products. En C. Reich et al., Revisión de los resultados de la evaluación de la Red NISE: (pp. 78-112). http://www.nisenet.org/catalog/ Evaluation / review

Rondas, J. (1999): Creación de significado: ¿Un nuevo paradigma para las exhibiciones de museos? The Exhibitionist Magazine (NAME), 18 (2), 5-8.

Svarovsky, G. (2012). Proyecto de investigación NISE Net SEI – Resultados del año 7. Informe interno de la red NISE.


Si quieres recibir nuestro newsletter y los artículos de EVE por correo electrónico, rellena y envía el boletín adjunto, por favor, completando el campo correspondiente en el formulario de inscripción que encontrarás a continuación. Tu dirección de correo electrónico (asegúrate por favor de escribirla correctamente), será utilizada exclusivamente para enviarte nuestros newsletters y artículos, pudiendo darte de baja en el momento que quieras.

Una respuesta a “Museos y Conversaciones Sobre Ciencia y Tecnología

  1. Pingback: (Gusiluz) – Mediarteducation·

Tus comentarios son muy importantes para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.