Museos y Sus Escenarios de Futuro

Vivimos en un mundo cada vez más conectado. Lo digital y lo virtual construirán en el futuro experiencias de usuario más personalizadas, y con más servicios en línea a su alcance. Los museos deberán encontrar nuevas formas de narrar historias e involucrar y fidelizar a sus audiencias. Cuando las experiencias digitales y los espacios físicos se fusionen, ¿qué pasará con los museos convencionales? ¿Los museos deberán funcionar exclusivamente en el sector cultural o deberán luchar por su supervivencia expandiéndose hacia otros mercados? ¿Cómo y dónde se exhibirán las colecciones? Esta semana seguimos mirando hacia el futuro y hemos visto cosas que queremos compartir con vosotros.

85ad236823504790b5f49737ace85626Make more mistakes

En la búsqueda de respuestas en el mundo de los museos de la era digital, nos propusimos dibujar una serie de escenarios sobre lo que podrían ser los museos del futuro, pongámonos a 30 años vista, más o menos. Para ello, viajamos imaginariamente a posibles escenarios en el año 2040, para así echar un vistazo a lo que pasaría con anticipación y concebir el futuro de la experiencia del visitante del museo. Diseñamos el espacio y el posicionamiento del futuro museo como institución con relación a varias coordenadas humanas y sociales. Además, consideramos algunas claves que marcarán ese futuro diseñado por nosotros para aplicarlo en el contexto de los estudios museológicos. Lo que hoy os vamos a describir son los bocetos que hemos diseñado sobre esos futuros escenarios imaginados.

b819083057f22f51826ec9ffc47de6a7Eric Fischer

Historia viva y la vida.

En este primer escenario, se propone un futuro bastante sombrío, en el que los habitantes de la megaciudad tienen sentidos desorientados y no demasiado sensibilizados. Como resultado, las personas se aislan cada vez más las unas de las otras, se desconfía mucho de lo ajeno. Son tiempos en los que se han creado grandes volúmenes de datos y mecanismos de control y monitorización ciudadana, sin embargo, lo digital también proporciona recursos a la sociedad para personalizar y desarrollar las experiencias individuales. Esto se convierte en un medio para poder generar recursos emocionales positivos y agradables en las personas, que contrastan con los agresivos desafíos ambientales de la megaciudad. Según ésto, los museos podrían trabajar para ser lugares generadores de experiencias agradables y placenteras.

aea10c1b4fe70baad54ec48d221b3394Anthropogenics

En última instancia, este escenario describe un futuro bastante negro, en el que las funciones de los museos podrían estar relacionadas con la creación de un refugio temporal para sus visitantes, un lugar de resguardo ante determinadas condiciones indeseables provocadas por las secreciones (ambientales y emocionales) de la futura mega urbe. Con los efectos de los gases de efecto invernadero, el aumento de las temperaturas y los índices de gases tóxicos que contaminan las ciudades, la vegetación, en el ámbito de los museos, podrían asumir un papel alternativo para supervisar y regular las condiciones de contaminación y la calidad del aire hasta niveles sanos.

789c6544eb4a136f58348369dbd94801Greg White

Para establecer y preservar estas colecciones vivientes, los museos se dedicarán a trabajar en actividades de investigación y desarrollo con un alcance adicional enfocado a la conservación de la vida. Esto demuestra que el papel del museo, como agente defensor de la biodiversidad en un contexto futuro, debería ser el de un refugio seguro y potencial como plataforma para preservar la flora y fauna, y proteger, así mismo, a la población de las catástrofes ambientales, como los desastres naturales, las enfermedades o incluso la guerra (soñar es gratis) . En el peor de los casos, este diseño podría fracasar si los recursos del museo se privatizaran totalmente, defendiendo sus intereses comerciales neoliberales por encima de otras consideraciones sobre la defensa de su comunidad. Con esto en mente, los museos deberán tener en cuenta las implicaciones y responsabilidad de lo que es ser una institución privada y su posición respecto a una agenda pública y social.

124_1_-canyonlands-utah-june-2015David Benjamin Sherry

El objeto viaja.

Este escenario ilustra la importancia del papel del museo dentro de un gran contexto urbano y global que evoluciona constantemente en lo tecnológico. A medida que el foco se desplaza a redes cada vez más conectadas, los museos deben extender su influencia en el visitante mucho más allá de las paredes del museo. Esto podrá hacerse viajando a los países donde se originaron los objetos, su lugar de procedencia. Conectando sistemas de transporte rápidos y masivos, el diseño de este escenario presenta al museo del futuro como un modelo de negocio alternativo, como un embajador “Guía de Viajes”, que también puede mediar en asuntos internacionales relacionados con el patrimonio.

ee4073422b2ea4c9e26dcf9188b8d752Mind flash ad

Nuestro diseño investiga el papel del museo más allá de la preservación de los objetos y artefactos. En una comunidad cada vez más globalizada, la iniciativa para retornar los objetos y artefactos a su país de origen debería ser un ejemplo para una mayor conciencia cultural. Con las fuertes incertidumbres políticas que se avecinan, este gesto puede ayudar a aliviar las tensiones políticas internacionales. También proporciona una oportunidad para que los museos desarrollen su papel como agentes mediadores en las relaciones diplomáticas y culturales. ¿Qué ocurrirá, sin embargo, con el espacio del museo, cuando se devuelvan todos los objetos a su lugar de origen? Cuando la impresión en 3-D se convierta en algo asequible, dispondremos de una posible solución. Sí, muy bien, pero ¿cómo afectará esto al valor atribuido a los objetos originales?

cdd28e4bc217483068b9797cf110e3e0Design milk

Los museos deberán reconsiderar los aspectos formales, temporales y permanentes en sus exposiciones, reexaminando el modelo de valor que deberán gestionar en cada caso. Este es un escenario en el que, por ejemplo, se prevé un viaje en tren por el Medio Oriente, donde sus ocupantes irán a visitar exposiciones y, además de servirnos como vehículo para hacer ese viaje,  ese tren nos hará disfrutar de toda clase de experiencias auténticas en instituciones asociadas al recorrido. En el futuro, los museos deberán partir del concepto de “generar este tipo de experiencias deslocalizadas” para así diversificar también sus fuentes de ingresos.

bf99f17ac198d8e416696f4481b6c711Otaku Gangsta

Las experiencias inmersivas.

Este escenario futuro representa la creación de una experiencia del museo que se extiende también más allá de sus paredes. El papel del museo se altera, proporcionando refugio mental, planteando una posible terapia para ayudarnos a hacer frente a las presiones que sufriremos en nuestra vida cotidiana. La propuesta prevé un mundo con acceso a un contenido sin límite que nos ofrecerá estímulos sensoriales constantes dirigidos a la vista, al oído, tacto, aroma y gusto. Todas estas sensaciones partirán de la creación de fuentes ambientales internas y externas, lo que intentará amortiguar los síntomas graves que provienen de la sobrecarga de información. Viviremos en una sociedad donde estados tales como el estrés o la ansiedad se convertirán en habituales. Será entonces cuando el museo podrá ofrecer una vía de escape al visitante, fuera del contexto urbano de la mente, para poder desconectar y restablecer el diálogo con una experiencia humana amable y en sintonía con el equilibrio personal de cada uno.

b684a2ee6e811627de1e16366a95cfb5Root

Con esta idea, fruto de nuestra imaginación, “vemos” que el protagonista se encuentra en un espacio del museo, caminando por una galería de arte. Cuando se le activa su “pod” sensorial, cae en un estado de “felicidad contemplativa”. Es entonces cuando la implantación de los interfaces de usuario de alta inmersión da lugar a la experiencia del museo, ayudando a los visitantes a dejarse llevar desde un estado pasivo. A continuación, las obras comienzan a responder al protagonista de esta ensoñación en un espacio real, ofreciéndole poco a poco el control, para finalmente convertirse en un participante activo que interactúa con la exposición. En el futuro, los museos tendrán que considerar la distribución del poder y el control del usuario en las experiencias interactivas. La interacción deberá ser más fluida y sensible y, al mismo tiempo, la exposición comunicará mensajes adaptados a cada perfil individual. Un posible ejemplo sobre esta idea, podemos encontrarlo en una situación en que nuestro protagonista se encuentra en una sala con paredes y techo recubiertos con pantallas HD-SuperK, sin uniones perceptibles, que muestran un paisaje al aire libre envolvente en un entorno 360º como soporte de la colección. Así estamos remarcando el sorprendente contraste que se produce entre naturaleza y tecnología en la percepción humana, algo que sugiere la importancia que tiene la creación de entornos de empatía para el bienestar humano en los futuros museos.

80d411118b08adf03d3865589cfdba5bDribbble

Las fronteras entre lo digital y lo analógico.

En el futuro, cuando tengamos una aún mayor dependencia de la tecnología, disminuirá la frontera de separación entre los hechos físicos y los virtuales. SEgún esta propuesta, se producirá un fuerte contraste entre generaciones de visitantes. Deberemos tener en cuenta que los hombres serán sustancialmente superados en número por las mujeres, las personas mayores serán muchas más que las jóvenes. En un futuro, las interacciones sociales favorecerán nuestra presencia en línea en un espacio virtual, por lo que movernos en un mundo digital será preferible a hacerlo en un entorno físico. En este contexto, las experiencias positivas de los museos en el mundo físico deberán reforzarse a base del uso de las tecnologías de inmersión, y habrán de producirse más allá de las paredes del museo.

770d417095dc09aa9d7b6507dc125a5dThis is colossal

En este escenario se manifestará nuestra obsesión por estar siempre en línea. Mientras que la generación emergente de los millennials ha crecido como usuarios nativos de la red, la urgencia por integrar experiencias más personales conectadas digitalmente en los museos, evitando una progresión desmedida y mal gestionada, podría ser muy molesta para los no usuarios de dispositivos móviles, aunque estos serán los menos. Las experiencias más agradables que pueden darse en los museos serán las que proporcionen el equilibrio adecuado entre lo digital y lo analógico, como os decíamos ayer. También es cierto que, entre este discurso de la expansión de las nuevas tecnologías y el uso generalizado de los métodos de fabricación digital, el papel de los objetos originales tangibles en un museo es algo que inevitablemente nunca podrá eliminarse. Lo romántico nunca deberá desaparecer de nuestras vidas y, si ocurre, estaremos totalmente perdidos.

1f800893a03fcd46d4830feff2d56a19Huh Magazine

Para nosotros es muy importante saber qué piensas sobre nuestro blog; cualquier comentario que nos dejes es muy valioso para que podamos mejorar sin tirar de intuición, que normalmente falla. Os lo agradeceremos.

Foto principal y para redes sociales: Archivo EVE

Anuncios

2 Respuestas a “Museos y Sus Escenarios de Futuro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s