Arte Contemporáneo: ¿Quién y Cómo Pone Precio?

En el cénit del mercado del Arte Contemporáneo se está llegando al nivel de burbuja a puntito de explotar. El dinero de gente rica está por todas partes, dinero a lo grande, dinero de los privilegiados que fluye en cascadas, dinero de especuladores sin escrúpulos, políticos corruptos y otros personajes de la buena vida, todo ese dinero blanquinegro está circulando con enorme euforia, a pesar de la crisis que asola al resto de los mortales. Los precios de la obra de artistas archiconocidos se estancan o se deprecian, incluso en caída libre,en la era de los nuevos artistas protegidos, con las supergalerías de moda poniendo a la obra de esos desconocidos suyos unos precios de venta que ya rozan el espacio y más allá. Es maestría, pero solo en las estrategias de marketing.

melissadupont2Melissa Dupont en PICDIT

Hay gente que se hace rica de la noche a la mañana, eso aún es totalmente posible, y especulando además a lo grande. Para este tipo de gente, los marchantes aparecen en sus vidas casi al mismo tiempo que sus recién estrenadas fortunas, no hay tiempo que perder. Todo es delirante, los ricos se vuelven locos y aspiran a tener una posición “cultural” de reconocimiento social pagando lo que haga falta para conseguirlo, y los marchantes y galerías* pierden el sentido buscando mercancía que vender dejando los márgenes comerciales cuanto más abultados mejor. Todo es mercado, todo es compra-venta del aquí te pillo aquí te mato. Y el Arte, ¿dónde queda el Arte en todo este loco festín?

7184e0e6ed9ec39a0a2f6c86cf92f812Vans

Pues como todo lo que gira en torno al dinero fácil, el arte también es especulación. Nosotros siempre nos imaginamos una escena recurrente cuando vemos en un museo, o en una galería algo que es indescriptible desde el punto de vista del sentido común que está relacionado con nuestra propia sensibilidad a la hora de apreciar el Arte, el que realmente nos toca la fibra sensible. En una mansión de Nueva York o Los Ángeles, da igual que da lo mismo, se reúnen tres personas. El dueño de la mansión (persona muy influyente en la vida social local), el dueño de una prestigiosa galería y un prestigioso (por el momento) periodista crítico de arte de un periódico de grandísima tirada, dígase NYT o LAT. El encuentro se ha organizado por petición del galerista al magnate, que además tiene su propio interés en el encuentro. Todo ha partido de la compra por parte del magnate de un cuadro de un absolutamente desconocido artista “promesa” al galerista, por un módico precio. Durante la transacción, ambos se han puesto de acuerdo para hacer saltar la banca de ese artista en cuestión, aún desconocido por otra parte, ya que los dos quieren ganar dinero rápido, y para eso necesitarán la colaboración de un tercero: el periodista crítico de arte. Cuando en el suplemento dominical del New York Times o el de Los Angeles Times, sección cultura-arte, aparezca (que coincidencia) un artículo sobre el artista “promesa”, será cuando podamos decir que va a saltar esa banca. El galerista pone el precio y el magnate espera para vender al mejor postor. Por supuesto, el periodista crítico de arte se ha llevado lo suyo. ¡Qué imaginación tenemos, qué barbaridad!

6169888ed233f645a053d0fcd3b47ac4Niermala Timmers

Se crean nuevas estrellas del arte como el que hace saltar las palomitas en una sartén. Existen mercados a los que hay que alimentar, son insaciables y no tienen criterio alguno respecto al Arte. Para los especuladores es un bocado delicioso. Los marchantes y galeristas que no tienen escrúpulos (hay mucha gente honrada también, pero menos) se están volviendo locos con el mercado ruso y chino, por ejemplo. Los artistas favorecidos con el apadrinamiento de esta gentuza no pueden crear producto comercializable lo suficientemente rápido, eso también es cierto, por lo que hay que crear cadenas de producción. Los oportunistas ametrallan el espacio artístico para multiplicar nuevos talentos, más frescos, productivos, en busca de bazofia que vender rápido a los nuevos ricos. Esta gentuza aparta a jóvenes potenciales estrellas del arte que defienden con honradez su trabajo por encima de la especulación; esos no sirven, son peligrosos, no ayudarán a ser serviles colaboradores de la especulación, a que los precios suban y que los márgenes de beneficios salten por los aires para bien de los impresentables.

5c780efb6a73a205eda8fd317f8bc13eUgly is pretty

¿Estamos de acuerdo con ésto, o no? No hay nada verdaderamente malo en que el arte produzca euforia en muchos sentidos, o incluso locura temporal. Todo está bien, siempre y cuando estés metido en el ajo. No estamos precisamente en la edad de oro de la valoración justa y ética, o tasación sana y profesional si se prefiere, y eso no va a cambiar, al contrario, va a ir a peor. Pero muy poca gente quiere hablar de esta realidad, parece que hay como un pacto de silencio. Se habla de explosión creativa y no de invasión especulativa, donde el dinero a sacos también ha llegado, ya no vamos a disponer de criterios sólidos sobre lo que es bueno, lo que es malo y lo que cuesta cada cual. El marketing manda.

8e1324b074c6906e113f73a929f017e8Pretty girls do ugly things

Y podemos decir más sobre las burbujas y el marketing del arte…

Las casas de subastas también están implicadas hasta las cachas en la valoración económica del mercado del arte. Cada vez se implican más con artistas jóvenes, muy jóvenes, y así se ahorran usar datos de valoración que pudieran ser totalmente inaceptables con artistas consagrados. Ellos ponen precios que son incontestables, si quieres lo coges y si no ya sabes…

b1e72b42a225b5acd3f7795a176c940aDaniel Lumbini – Pig Ugly | 5 Pieces Gallery

Los fondos para potenciar la creación artística cada vez se parecen más a inversiones que a ayudas. Hay que evitar utilizar términos que asusten a los potenciales inversores, hay que ir al grano y dejarse de historias. Nada de hablar de “genio creativo” o “visión única”, o “materialización de una nueva dimensión de la realidad” , hay que generar seguridad en el comprador. Hay que posicionar el arte como un producto que se revaloriza constantemente. Hay que alejarse de lo intangible, aquello que no genera seguridad en el paganini. Esto no pasa con el mercado del ladrillo.

0dc43c698bb3835c8d4409ec23a0b16cUgly is pretty

La mayor parte de la gente que compra arte ahora no tiene ni idea de lo que es Arte. Son aquellos que dedicaban su dinero a comprar mansiones estrambóticas, yates de esloras imposibles, abriendo incluso galerías de arte con aviesos socios y atreviéndose a meter sus narices en museos con problemas (que son muchos) por si cae algún tesoro a precio de ganga.

bfa2536cd9f448f982fcdcbc40cd7124Colors Magazine

No hay materialmente tiempo ni criterio para saber qué joven artista desaparecerá como una estrella fugaz en el cielo y quiénes se convertirán en lunas brillantes, pero todos los privilegiados, cometas y lunas, ya están tasados para durar. Podemos hacer el ejercicio de echar un vistazo a una revista de arte especializada del año 2000, por ejemplo, y comprobar cuántos artistas de los que aparecen como estrellas rutilantes conocemos, incluso el que aparece en portada. En aquel año y venideros, todos esos artistas no eran promesas ni mucho menos, eran una realidad irreal. Todos están valorados como artistas clásicos. A la pléyade de nuevos coleccionistas parece que no les importa, y al mercado mucho menos.

980e74f9852ea7dc05fc8c72d6822e12Golden Burger de Thomas Hannich y Arndt von Hoff

Los precios de venta de la obra de jóvenes artistas que fichan por estas galerías se doblan, triplica, cuadriplican en días, incluso alarmantemente muy por encima de artistas consagrados y conocidos por todos. Esta explosión de precios está acompañada del glamour que supone poder pagarlos y que todo el mundo de ese entorno lo sepa. No hay nada que ponga más a un magnate ruso metido a coleccionista que un galerista reconocido le rinda pleitesía delante de todo el mundo. Nada se revaloriza tanto en el mercado y tan rápidamente como un cuadro de un artista joven. Los maestros ya no cuentan en el mercado de esta gente.

2364b5f13df4fff4ed4181795c675e5cGolden boots

Grandes leyendas de la burbuja especulativa fueron en su día Basquiat y Hering, entre otros, pero ahora más, ya que sus precios no dejan de subir al no tener mucha obra en venta por haber muerto jóvenes. Si siguieran vivos, Basquiat con 52 y Haring con 54 años de edad, sus precios posiblemente se hubieran estancado hace años.

La mayoría de la gente que compra arte no sabe nada de Arte, como decíamos. Barra libre para los especuladores.

En lo que entendemos por mercado tradicional del Arte, los precios suben también para los compradores que aman a sus artistas favoritos, pero no tan rápido. La diferencia fundamental es que estos compradores adquieren Arte para disfrutar de él, para tenerlo en sus casas y disfrutarlo toda la vida si no tienen necesidad extrema de deshacerse de él, pasando incluso de generación en generación. Los horteras compran arte para venderlo generando la especulación.

be9545536598860e3031927a72435228Uber and Kosher

En cualquier caso, la buena noticia es que no es una cosa que ocurra a corto plazo, el Arte sobrevivirá al paso del tiempo, como siempre ha pasado y mantendrá su valor o lo aumentará. Todo lo que no sea Arte se mantendrá a la sombra de la especulación, seguirá siendo terreno de jugadores sin sensibilidad alguna, los que ayudan a hacer de este mundo un lugar horrible para vivir. Algunos de estos ganarán, otros no. Pero no les importa porque al final del camino no se trata de Arte, se trata de dinero, y tienen mucho. Cuando la burbuja estalle ya se encargarán de encontrar rápidamente otros medios de especulación.

18fcb7e95b648a04e36fea843319277dRussian carpet

(*) A los artistas y galeristas, decirles que hay mucha gente buena. Si estáis en el lado de los que habéis sido bendecidos por el talento, la responsabilidad y la bondad, permitid que os digamos que nos encantaría que siguierais así, del lado de las personas buenas y concienciadas. Debe ser muy difícil no caer en la tentación, incluso cuando se está en el filo de un mercado que no tiene compasión, el del dinero fácil y estúpido, pero pensad que sois los que defendéis que el Arte siga siendo Arte, y no arte, y por eso os estamos profundamente agradecidos. Queremos pensar que finalmente, como todo lo demás en la vida, el destino es justo y pone a cada uno en el lugar que se merece.

e12fcca263ff6fcd91962018141ccec2Yimmy’s Yayo

Nos gustaría que nos dijeras qué piensas sobre nuestro blog; cualquier comentario que nos dejes es muy valioso para que podamos mejorar sin tirar de intuición, que normalmente falla. Os lo agradeceremos.

Foto principal y para redes sociales: We Find Wildness – Toilet Paper

Tus comentarios son muy importantes para nosotros