25 Ideas para el Museo Local | Idea 20

Es imposible dar respuesta a todo: es preferible generar las preguntas.

Vemos al museo como una entidad seductora; un ser racional que quizás no sea perfecto, pero cuidan de sí mismos, de su imagen, de su aspecto, de su cultura. El museo es un ser que disfruta mucho con las conversaciones, le encanta escuchar y que le cuenten historias, impresiones, sensaciones; se queda extasiado al oír puntos de vista distintos e inteligentes, que estimulan su interior, que le conmueven en lo más íntimo. El museo es un ser que sabe que seduce si utiliza la inteligencia para comunicarse con sus visitantes y que, si lo hace con cierto halo de misterio nos puede descubrir cosas que no nos podíamos imaginar que existiesen en realidad. Los museos pueden llegar a seducir utilizando el sentido del humor, pero teniendo en cuenta que hay que hilar muy fino y no acercarse a la tontería banal y que no venga a cuento. El museo seduce con detalles, con la intriga. Y en ese proceso de seducción del museo, es evidente que es importante la imagen, el maquillaje, la inteligencia, un discurso fluido, responsable y coherente, pero lo más importantes es la capacidad de provocar que los visitantes – sus amantes -, se cuestionen todo tipo de cosas.

questionandanswerAn anti-racism poster, exhibited in the 5th Ningbo International Poster Biennail (IGDB 5), Ningbo Museum of Art, China

Hay muchos tipos de preguntas diferentes y que pueden ser útiles de formas muy diversas. Se puede formular preguntas para motivar; otras se plantean para captar la atención, para incrementar la participación de los visitantes, para proponer puntos de vista diversos sobre un mismo tema.  Es importante poder llegar a relacionar preguntas que se relacionen en sus respuestas con objetos, hechos, contenidos, personajes, etcétera.

tumblr_lojgnvWGzv1qz6f9yo1_500Imagen: Black & WFT

Existen preguntas que denominamos de “aplicación”, dado que lo que se pide al usuario es resolver un problema, mientras que otras son propiamente de análisis, ya que requieren soluciones a problemas para los cuales se han proporcionado partes de razonamiento, o bien existen objetos en la exposición permanente o temporal que necesitan de esas preguntas para aclarar su existencia.

Para terminar, a veces las preguntas están relacionadas con la opinión y la capacidad crítica; se pide al visitante que emita juicios de acuerdo con determinadas directrices, ya sean culturales, científicas, técnicas o estéticas. Hay que tener presente que la ciencia permanentemente se interroga a sí misma. Es el único método para avanzar el conocimiento científico.

4912564883_7p7rqMJG_lImagen: Black & WFT

Por ello, el museo debería empeñarse siempre en generar preguntas de todo tipo; cuando un visitante de un museo lo abandona con una pregunta en la mente, está claro que el museo ha cumplido entonces con una de sus funciones, generar curiosidad por las cosas. Lo importante no es contestar preguntas que quizás no hayan sido formuladas jamás, sino ayudar a que nos formulemos preguntas sobre la realidad que nos rodea, tanto en el exterior como en el interior de nosotros mismos. Todo aquello que genere interrogantes puede resultar muy positivo para el museo; guarda en su interior muchas de las respuestas.

lookBothWayssmallLook both ways, de Martin Wilson

IDEAS QUE CUESTAN POCO DINERO:

Existen empresas que realizan instalaciones de lo que conocemos como mapping. Ésta es una técnica relativamente novedosa que consiste en proyectar sobre la fachada de un edificio o elemento físico del patrimonio una proyección en formato gigante, que interactúa con las formas y características del propio edificio o elemento patrimonial. Pues bien, podemos pedir a una de estas compañías que hacen mappings que hagan una demostración a la ciudad utilizando la fachada de nuestro museo y con el patrocinio del ayuntamiento. La creación infográfica no es compleja pero tiene un coste lo mismo que el equipamiento pero no hablamos de una locura de gasto ni mucho menos. Si negociamos con el ayuntamiento para que aparezca su marca y la de un banco a lo grande, que quieran ambos relacionarse con la cultura, el evento está en marcha – excluimos de esta afirmación a todos los ayuntamientos en bancarrota, al menos en España, que son muchísimos -. Es de esa clase de cosas que cuando se llegan a hacer – nada es fácil – tienen una gran repercusión social.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros