Ideas para el Museo Local – IX

Detrás de cada objeto debemos encontrar una historia; el objeto debe ser un enigma a descubrir.

Todos los museos, de una manera u otra, exponen objetos, lo que conocemos como patrimonio mueble. Según la conocida definición de la Unesco, estos objetos son:

[…] joyas antiguas descubiertas en los sitios arqueológicos, objetos hallados en sepulturas y edificios religiosos, piedras esculpidas, obras de arte de toda índole, manuscritos raros, obras antiguas, sellos y monedas, tejidos y muebles de gran calidad estética y técnica, instrumentos de música antiguos, fotografías, filmes, pero también fósiles*.

Y añade que…

Todo este patrimonio – algunos de cuyos elementos se exponen en museos – es digno de nuestra atención, pues es la expresión de la creatividad y la estética de ayer y de hoy, además de contribuir a la preservación de la identidad cultural de las comunidades.

michigan4Hilda Longinotti reposing on the Marshmallow Sofa, designed by George Nelson. Photo courtesy of the Herman Miller Archives. 

Así pues, la Unesco considera que el patrimonio mueble está formado, en primer lugar, por objetos; estos objetos pueden ser de muy diversa naturaleza y la mayoría han sido creados con distintas finalidades y por culturas o sociedades muy variadas que pertenecen a espacios geográficos y tiempos históricos. En este sentido, patrimonio mueble puede ser tanto una fotografía del siglo XX como una estatua representativa del arte precolombino. En segundo lugar, siguiendo el texto de la Unesco, se trata de elementos que tienen un valor añadido, bien por su antigüedad, por su singularidad, por tratarse de obras estéticas, por la pericia técnica que implicó su realización, o bien por ser testimonio de culturas y sociedades presentes o pasadas, algunas de ellas ya desaparecidas. En tercer lugar, son testimonio reales, visibles y tangibles de las distintas manifestaciones de las comunidades humanas (trabajo, arte, religión, etcétera), tanto del presente como del pasado y, siempre y cuando se puedan descifrar o descodificar, facilitan la preservación de dichas comunidades.

tumblr_mtt4rv0s8M1qzd1nwo1_500Luz sobre el suelo de la basílica, de National Geographic

Por último, los objetos del patrimonio mueble son susceptibles de ser expuestos en museos. De hecho, son la razón de ser de muchos de nuestros museos: sin los objetos que contienen, los museos no existirían. Los museos son los contenedores naturales de piezas originales, de los objetos que construyen nuestra cultura. Los objetos tienen un importante valor didáctico; por un lado son forzadores de la mente, puesto que son elementos físicos que permiten anclar los conocimientos que vienen del pasado y facilitan la organización mental de la línea del tiempo histórico; además son elementos que nos conectan con el pasado y son singulares – contienen información sobre el contexto social, político, económico y cultural de un grupo humano -, si todo de ello sirve al historiador o al arqueólogo para conocer los acontecimientos y la vida en el pasado.

2594199392_3238378706_bArchivo EVE

Detrás de cada objeto hay historias que contar; detrás de cada objeto o de cada artefacto se pueden explicar muchas historias y se pueden descubrir muchos enigmas. Si es posible, transformad las exposiciones de vuestro museo local como si los objetos tuvieran alma, como si se tratar de personas que tienen algo que decirnos, personas capaces de emocionar con lo que relatan, de sugerir, de explicar, de enseñar, de impresionar, de aclarar, de amar y de ser amados. Detrás de los objetos humanos hay historia, hay memoria. La tarea de la nueva museología es saber contarla bien.

(*) Aunque en esta definición de patrimonio mueble se incluyen, también, elementos no generados por el hombre, sino por la naturaleza, como son los fósiles.

georgy-kurasov3Georgy Kurasov

IDEAS QUE NO CUESTAN DEMASIADO DINERO:

¡Organizad viajes, moveos!

Si vuestro museo es de arqueología, organizad viajes por aquellos lugares donde se pueda establecer alguna relación temática, histórica, experimental; si es de arte, organizad visitas a otros lugares en donde existan obras similares, de los mismos autores o que tuvieran alguna relación… Preparad cuidadosamente, trazad itinerarios interesantes, cerrad acuerdos de visita con colegas, buscad la complicidad de las agencias de viajes, divulgad los viajes del museo por todos los medios a vuestro alcance; los viajes os harán ganar amigos, crearéis lazos de trabajo, obtendréis ideas y ganaréis apoyos. Además, los viajes educan, divierten, nos aportan aires nuevos y son instructivos. ¿Qué más se puede pedir?

Curso de Museologia EVE FORMACIÓN

Foto principal y redes sociales: Just in Time, or a short History of Production. de Xavier Antin

 

Una respuesta a “Ideas para el Museo Local – IX

Tus comentarios son muy importantes para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.