Museo y Objetos: 6 Leyes de Percepción

“El ojo solo ve lo que nuestra mente está dispuesta a comprender”. – Roberston Davies

1845614716820_tLDhI7RZ_lImagen: Imaginary Foundation

Es posible que en alguna ocasión os hayáis parado a pensar, delante de una de esas vitrinas de los museos que contienen objetos, si existe alguna norma o ley que nos obligue a colocar los objetos expuestos de una determinada manera. Observando una galería al completo podemos pensar lo mismo; si existe alguna norma o ley para distribuir las vitrinas tal y como las vemos desde la puerta. Si nos fijamos en su conjunto, observaremos diferentes variables en su disposición tanto a nivel general de la sala, como en vitrinas: rectas frente a curvas, disposiciones abiertas y cerradas, orden geométrico, simetría, importancia del eje visual centrado, ordenar alturas, orden de lectura de izquierda a derecha y de arriba a abajo en occidente, etcétera. Estas son algunas de las cuestiones a considerar para la colocación de los objetos en la sala o galería.

dezeen_Room-Portraits-by-Menno-Aden_13Imagen: Menno Aden

En museografía, al menos nosotros, pensamos que el equilibrio necesario se puede lograr aplicando los principios de la percepción humana y su influencia psicológica. Existe una relación entre lo horizontal y lo vertical, unos ejes imaginarios que se relacionan con las paredes y un punto de equilibrio entre ellos. La simetría transmite orden y armonía, el orden asimétrico puede dar sensación de movilidad, pero se debe cuidar mucho el “peso visual” para no “emborrachar” nuestros ojos con imágenes, compensando las proporciones visuales de los diferentes objetos, así como la distribución del color de los propios objetos. Para nosotros las cartelas no existen – esos papelitos que se ponen al lado de los objetos , hay otras formas mucho mejores de ofrecer esa información -, por lo que ni las vamos a mencionar.

3820933657388_BwHw0sOQ_lImagen: Stratford Projects

Jugar con espacios vacíos puede ser estéticamente interesante, ya que estos espacios permiten diferenciar a unos autores de otros, o un tema a otro, siempre que formen parte de la naturaleza del grupo visual. Esto se puede aplicar perfectamente también a la decoración de nuestras casas  ¿Por qué no? (dejando al, margen el kitsch). Jugando con los huecos, podemos agrupar series y distinguir conjuntos, aunque un vacío excesivo puede llegar a desconcertar al visitante.

tumblr_m1irkczEE71qlire5o1_1280Imagen: Archivo EVE

El cono de visión del ser humano nos proporciona la distancia a la que debemos colocar un objeto para que pueda ser observado con comodidad. El ángulo de visión humana es de 54º. La línea del horizonte, por tanto, se situaría en el centro del cono. Pero también dependemos de la distancia entre el objeto (bien cultural) y el espectador-visitante (ojos), pues cuanto más alejado esté el objeto, más se abre el cono de visión. Por esta razón, para objetos pequeños, también en obras de arte por supuesto, la distancia de observación ha de ser menor. Un ejemplo, para 35 centímetros de altura del objeto, deberemos situarlo a unos 70 centímetros de nuestro punto de observación. Para eso hay leyes que hay que usar.

tumblr_m171yfRKer1r87qdco1_500Imagen: Gratified

Las 6 Leyes de Percepción:

1. Proximidad. Los elementos más próximos se entiende que están relacionados.

2. Semejanza. Lo que se parece tiende a asimilarse como relacionado.

3. Simetría. Cuestión de orden visual en su conjunto.

4. Continuidad. Se agrupan los elementos que están orientados en la misma dirección.

5. Igualdad y/o equivalencia. Tendencia a agrupar objetos similares.

6. Cerramiento visual. Tendencia a completar la línea de cierre.

Los objetos que veáis en un museo que nos respondan a alguna de estas leyes es que están colocados al tuntún, al montón, al retortero (hay muchos). Es decir, donde quepan, que no es una ley, no sabemos lo que es.

 

2 Respuestas a “Museo y Objetos: 6 Leyes de Percepción

Tus comentarios son muy importantes para nosotros