Aspectos Legales para la Transformación Digital de Museos

­

 

Los museos se encuentran actualmente en un punto de inflexión histórico. Se enfrentan al gran desafío de ampliar su estructura y alcance social – desde la posición de ser adalides de la conservación y exposición a largo plazo -, para convertirse en agregadores y proveedores de servicios de contenido cultural en línea. Hoy en día, se pide a los museos que brinden servicios que van desde la digitalización y el aporte de contenido cultural digital hasta la navegación interactiva, las experiencias culturales, el aprendizaje permanente, las redes sociales y las aplicaciones móviles. Además, los museos, no todos, ni mucho menos, trabajan incansablemente para ajustar sus capacidades y reforzar su experiencia y competencia profesional para encarar estos nuevos desafíos. Al mismo tiempo, luchan contra todo tipo de restricciones presupuestarias, conocimientos dispersos sobre transferencia tecnológica y estructuras gubernamentales sin apoyo público.

Las iniciativas europeas, y también internacionales, están empezando a cambiar el panorama de nuestros museos. El contexto digital actual requiere enfoques de contenido de mente abierta. Europeana, como iniciativa de todos los países de la Unión Europea, debe consolidarse para que el patrimonio cultural europeo pueda difundirse a nivel mundial. En la actualidad, Europeana respalda una amplia gama de proyectos de aporte de contenido digital para los museos públicos y privados, y desempeña un papel muy importante en la difusión de dicho contenido a entidades nacionales e internacionales, o, directamente, a toda Europa.

Por lo tanto, se espera de los museos que protejan la memoria y actúen como un centro de datos culturales mucho más grande, proporcionando, entre otras cosas, acceso global e ininterrumpido a una multiplataforma con elementos de enorme valor. Si esto se consigue, el museo desempeñará un papel clave en el mercado global de la «economía del conocimiento», como lo define la WIPO (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual). La oportunidad para que un museo tenga éxito en este nuevo mercado global está viva.

La legislación, por otro lado, tiene dos caras:

a) La ley está establecida para proteger al museo como un importante titular de derechos de autor.

b) En muchos casos, la ley es inadecuada o se adapta demasiado lentamente para hacer frente a desarrollos acelerados. Mientras que algunos museos están a la vanguardia y se ocupan adecuadamente de los nuevos desarrollos técnicos y digitales, otros se encuentran en aguas de nadie, o simplemente detrás; en varios casos inciertos son, incluso, escépticos o se exponen cuando luchan por alinearse con la legislación.

Es verdad que la legislación se creó originalmente para establecer reglas de protección, gestión y acceso al contenido. Las leyes protegen a los creadores, editores, titulares de contenidos, sociedades de gestión colectiva, individuos y sus datos personales, personas durante sus transacciones, etcétera. En este sentido, es absolutamente lógico que una ley pueda plantear ciertas barreras para el uso y la reutilización de contenido cultural en el entorno digital, de este modo se amplia el alcance de la protección a los nuevos medios, dispositivos inteligentes, redes móviles y redes sociales.

Indicativamente, las leyes que afectan a un museo moderno a lo largo de su actividad son:

  • Legislación sobre derechos de propiedad intelectual: en muchos casos, contradice el uso abierto del contenido y sus metadatos en las redes mundiales. Como marco legislativo, pone en riesgo a un museo aun cuando la norma resulta sencilla de aplicar. Las actividades de digitalización implementan los límites de la normativa incluso en el caso de que el portal web de un museo proporcione acceso libre al contenido en línea.
  • Ley de privacidad: está amenazada por la reutilización de contenido cultural digital (especialmente en lo relacionado con artes contemporáneas, libros, fotografías, periódicos, archivos de audio y video) en redes y agregadores de todo el mundo. La legislación pertinente plantea restricciones adicionales de acceso cuando los datos personales pueden estar en juego.
  • Legislación de comercio electrónico: regula las transacciones comerciales realizadas en Internet. La explotación comercial del contenido digital de un museo también está regulada.
  • Regulación de obras huérfanas: se está poniendo en marcha a nivel de la UE y afectará significativamente al sector de museos, bibliotecas y archivos.

Se han propuesto varias soluciones, como definir una estrategia para la liberación de derechos, diseñar un plan de negocios bien definido, externalizar tareas complejas y costosas y tratar de conseguir nuevos fondos. Cuando se aplican, una combinación de todas estas soluciones (que deben adaptarse a las necesidades individuales de cada museo) logra resultados beneficiosos, fortaleciendo al museo para que pueda mantenerse entero y a salvo dentro del nuevo mercado digital cultural universal.

Con Alemania liderando todo lo relacionado con el desarrollo europeo, los Estados miembros están adoptando actualmente la Directiva de la UE sobre obras huérfanas. El Ministro de Cultura de Grecia también presentó una propuesta de enmienda al Parlamento de la UE que ya debería estar funcionando. La compatibilidad futura de la legislación nacional de los Estados miembros de la UE impulsará el uso de obras huérfanas en el entorno digital. Dependiendo de la definición de «obra huérfana» utilizado – más del 50% del contenido que es propiedad de los museos puede considerarse obras huérfanas – y bajo esta suposición, la digitalización, difusión y posterior explotación de este contenido en el entorno digital es muy importante. Por lo tanto, los desarrollos actuales a nivel de la UE podrían ayudar a prevenir una explotación indiscriminada en el futuro.

La necesidad de revisar los mecanismos de licencia y los términos de uso también está aumentando, especialmente a medida que se desarrollan plataformas como Europeana e iniciativas similares. La práctica actual demuestra que la terminología legal existente, las complicadas regulaciones de derechos de autor y las «declaraciones de derechos», a menudo son engañosas, tanto para los propietarios del contenido como para los usuarios. Actualmente se discute abiertamente sobre el significado real de «dominio público», los beneficios de Creative Commons, la diferencia entre el uso y el acceso al contenido digital, el concepto de términos como «acceso pagado», «copyright desconocido»,  cómo»los usuarios entienden el trabajo como huérfano» , y los «derechos reservados». Hablamos de problemas y términos que serán abordados en un futuro que ya está aquí.

A corto plazo, y a medida que las iniciativas globales para añadir contenido cultural, como Europeana, continúen creciendo, se necesitará un marco legislativo más simple y global, que incluya un conjunto claro de declaraciones de derechos comprensibles para el usuario de Internet y centradas especialmente en la utilización de objetos digitales en redes globales.

Recurso:

Dimitrios Tsolis (2013): Legal aspects of digitising the museum: both sides now! NEMO XXI Annual Conference Documentation, Bucarest, Rumanía, noviembre 2013.


Si quieres recibir nuestro newsletter y nuestros artículos por correo electrónico, rellena y envía el boletín adjunto, por favor, completando el campo correspondiente en el formulario de inscripción que encontrarás a continuación. Tu dirección de correo electrónico (asegúrate por favor de escribirla correctamente), será utilizada exclusivamente para enviarte nuestros newsletters y artículos, pudiendo darte de baja en el momento que quieras.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.