Trae tu Propio Dispositivo (TTPD)

TTPD (Trae Tu Propio Dispositivo) ó BYOD (Bring Your Own Device) en inglés, hace referencia a la práctica que la gente hace de traer consigo sus propios ordenadores portátiles, tabletas, teléfonos inteligentes u otros dispositivos móviles, con la finalidad de aumentar su productividad en las instituciones de enseñanza, o en el mismo lugar de trabajo. Intel acuñó el término BYOD (TTPD) en 2010, cuando la compañía observó que un número cada vez mayor de empleados estaban utilizando sus propios dispositivos electrónicos, y lo hacían conectados a la red corporativa. Desde la implementación de una política TTPD, la compañía ha constatado hasta 5 millones de horas anuales de ganancias en productividad, una estadística suficientemente convincente para que otras organizaciones valoren los beneficios de la implantación del sistema TTPD. En los museos, la tendencia hacia el sistema TTPD se está dando por partida doble: Por un lado, los museos se están adaptando poco a poco a la proliferación de los dispositivos móviles en todo el mundo y, por otro , los empleados del museo comienzan a utilizar sus ordenadores portátiles personales y teléfonos inteligentes para realizar su trabajo en el museo. En esencia, los museos están aprovechando las tendencias TTPD para ponerlas al servicio de los visitantes, ofreciendo prestaciones e interacciones basadas en su uso; los teléfonos inteligentes personales se han convertido en el punto de partida para el desarrollo de una amplia gama de servicios basados en programas interactivos y educativos para los museos.

a7eaac89bcdfbc0dc97a85523e0673dbGimmick Book

Los dispositivos móviles representan la puerta de acceso a entornos de trabajo y personales de aprendizaje, ya que ofrecen un nivel de comodidad que permite la exploración y la productividad en cualquier lugar, en cualquier momento. En un ambiente de trabajo TTPD, el personal ya no estará pegado a un escritorio, ni confinado a un espacio físico con el fin de llevar a cabo sus tareas. La Agencia Gartner predice que para el año 2018, habrá el doble de empleados que utilicen en su trabajo dispositivos de su propiedad, y no los de la compañía. Esta realidad sugiere un cambio global en la forma en la que la infraestructura de las telecomunicaciones se está desarrollando en todas las industrias, citando al TTPD como la mejor alternativa para reducir costos y ampliar la accesibilidad universal. Las instituciones del patrimonio cultural que se están alineando con este cambio, están invirtiendo en redes inalámbricas de próxima generación para dar cabida a una mayor actividad en línea, y hacer frente así a una conexión emergente que mejore la movilidad y la experiencia de los visitantes. En el lugar de trabajo del museo, al igual que en otros sectores, la transición a TTPD continúa ganando fuerza, ya que refleja un estilo de vida contemporáneo en la forma de trabajar.

7d3ff568223da40e8352bdba2a2f4351Athenna

La conveniencia de la adaptación del TTPD para el personal del museo también ha provocado un cambio a la hora de concebir la experiencia  del visitante. Mientras que, tradicionalmente, los museos han proporcionado a los clientes dispositivos para acompañar recorridos de audio, ahora animan a los visitantes a utilizar sus teléfonos inteligentes y tabletas personales en el museo. Algunos gestores de museos están viendo el potencial del TTPD para ahorrar dinero en la compra, adaptación y mantenimiento de los dispositivos que usan los visitantes, lo que permite la redirección de recursos para apoyar la infraestructura digital que fomente el crecimiento a largo plazo. Por otra parte, el TTPD tiene usuarios que navegan por los recursos digitales del museo en un dispositivo con el que se sienten muy cómodos y con el que se pueden llevar contenidos del museo a casa. Los educadores del museo, sin embargo, se están dando cuenta de que todavía hay muchos visitantes que carecen de dispositivos, especialmente los niños. Como resultado, se puede generar un enfoque híbrido de TTPD, denominado ETPD (Elige tu propio dispositivo). Esta opción ha sido reconocida como una manera de diseñar programas basados en la tecnología de carácter inclusivo y de prevenir la segregación entre los visitantes que tienen dispositivo propio y los que no.

96fed233699a91a1c7137c35bf0f54cbIppinka

Un elemento que los museos están introduciendo con relación al TTPD es que a los visitantes se les permita hacer fotografías, una prestación ahora omnipresente en los teléfonos inteligentes, y más con la moda selfie. Esto ha sido motivo de preocupación para muchas instituciones de patrimonio cultural que manejan el delicado equilibrio entre el aprovechamiento que las libertades del TTPD ofrecen, y la protección del ambiente del museo. El Museo Van Gogh, por ejemplo, restableció la prohibición de hacer fotografías en enero de 2014, después de estar ocho meses permitiéndolo. El museo cambió su política debido a la tensión que causó entre los clientes que deseaban ver las obras de arte y aquellos que luchaban para obtener una imagen clara de los cuadros en un espacio que está constantemente lleno de gente. Por otro lado, hay una buena cantidad de instituciones famosas, como el Louvre, la Tate, el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York, y los Museos del Vaticano que permiten el uso de los teléfonos inteligentes para hacer fotografías.

55bbbf8afea64e850e2868d2dc0f1432Ippinka

La proliferación de dispositivos móviles, junto a la creciente importancia que le damos a la movilidad, ha tenido un efecto tremendo en las estrategias sobre adaptación de la tecnología a los museos, con inversiones a gran escala, estableciendo redes internas de alta capacidad. El Museo Fernbank de Historia Natural en Atlanta, se asoció recientemente con AT&T y Cisco Networks para construir una red de próxima generación que apoya su aplicación móvil nativa, incorporando servicios basados en la geolocalización, centrados en el uso del navegador, y con análisis de localización en tiempo real. En esencia, la aplicación ofrece a los visitantes la oportunidad de interactuar con el contenido del museo en sus dispositivos personales, asegurando que se mantenga el acceso continuo a la conexión de datos. Una estrategia similar se ha implementado en el Rijksmuseum, el museo nacional de los Países Bajos. Cerrado durante diez años para su renovación, el museo abrió en 2013 tras instalar redes cableadas e inalámbricas con tecnología de última generación, con la finalidad de soportar  a los más de 15.000 visitantes que recibe cada día. La red mejorada también ha simplificado las actividades digitales, por lo que ahora resulta fácil para el personal incorporarse a la comodidad del TTPD.

49179306700f8ee33fdf3827c9a06f30Tech Cracks

Son cada vez más los museos conscientes del beneficio que conlleva permitir a los visitantes que capturen y compartan su experiencia del museo con sus dispositivos personales, todo ello con fines educativos y para la promoción de la institución a un público más amplio a través de los medios sociales. El Museo Crystal Bridges of American Art en Arkansas es una punta de lanza en políticas TTPD integrales, y anima a los usuarios a tomar fotografías en áreas designadas y a que compartan esos contenidos utilizando un hashtag único en las redes sociales, entre otras cosas. Como parte del Mes de los Museos de Seattle, 56 instituciones culturales participaron en una campaña digital basada en STQRY, una aplicación móvil que permite a los usuarios explorar y compartir contenidos captados en el museo con visitantes de otras exposiciones. Algunos museos han conseguido atraer a los visitantes a través de sus dispositivos personales más allá de las paredes institucionales. “#captureParklandia” fue una iniciativa de los medios de comunicación social a gran escala en colaboración con el Museo de Arte de Portland , que combina el uso de Instagram, un mapa geolocalizador en la web del museo, y un photoroll para promover el intercambio de información sobre los parques de Portland.

8a19239d9bc91f7756baaf2f6a06734dThe Gadget Flow

Permitir que los dispositivos inteligentes personales se utilicen en el espacio del museo ha facilitado  la recopilación de datos que pueden ayudar a las instituciones a integrar experiencias de aprendizaje personalizadas. Las nuevas tecnologías están consiguiendo que instituciones como el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles y el Guggenheim realicen un seguimiento de los recorridos de sus visitantes dentro del museo, haciéndose así una idea más precisa sobre qué obras atraen mayor atención. Nuestros EVE Decs, por ejemplo, son un transmisor inalámbrico vía Bluetooth, muy eficiente en consumo de energía (con una pila que dura 4 años) , que están conectados  a los usuarios a través de sus teléfonos inteligentes dentro del museo. Los desarrolladores de aplicaciones para museos sincronizan aplicaciones con estas nuevas tecnologías con el fin de enviar información dirigida a los visitantes en función de su ubicación, aprovechando así datos muy importantes sobre el comportamiento de los visitantes, conocimiento que ayuda a hacer la planificación de una exposición o a desarrollar programas educativos. La incorporación de la experiencia del TTPD a los museos se ha convertido en una perfecta extensión del recorrido cultural de un visitante, que se acopla a su forma y ritmo, y en su propio dispositivo. Esta personalización de contenidos y servicios posibilitado por las tecnologías emergentes, permite a los museos satisfacer las demandas de los visitantes allí donde se encuentren, y hacer que su experiencia en el museo sea aún más memorable.

885738a93f98c60ff4f360895a1c09b6Design Boom

OTROS RECURSOS:

 

 

Una respuesta a “Trae tu Propio Dispositivo (TTPD)

  1. Pingback: Interactividad y sus Limitaciones | EVE Museología + Museografía·

Tus comentarios son muy importantes para nosotros