Museos y Compromiso

En cierta ocasión, nos sorprendimos muy gratamente escuchando lo que se nos decía en una de las sesiones de “pensamiento premonitorio”, que se presentó en la convención anual de la Asociación Americana de Museos ( ya hace algún  un tiempo de ésto). Vemos ahora con claridad, en estos duros tiempos que corren, que la comunidad de museos americanos se estaba tomando muy en serio todo lo relacionado con la continua transformación y evolución del mundo en el ámbito de los museos. Esto ocurría en el Nuevo continente, pero, ¿qué pasaba en Europa y en el resto del mundo? Si os parece bien, a continuación, pasaremos a “desempolvar” nuetras conclusiones.

lila-jangs-warped-and-bloated-thcentury-furniture-beautifuldecay-artist-amp-design-1404762307n84gkLila Jang

En aquella convención, se celebraron 27 sesiones en las que la palabra “compromiso” aparecía con insistencia en cada título de presentación. Esta insistente repetición, la entendimos como una especie de llamada de urgencia, una sensación de que esa lectura era muy importante tanto para el éxito como para el fracaso de los museos en un futuro cercano, a la vuelta de la esquina. Nosotros pensamos que sí, tenían razón, “compromiso” es una muy buena palabra para la reflexión.

tumblr_mejfuvcGYS1qzsn48o1_1280Bookself Porn

En cualquier caso, escuchando una conversación de pasillo, oímos decir a alguien que la palabra “compromiso” estaba siendo sobrevalorada en aquella convención. Pero no, lo sentimos, no lo estaba, no estuvimos en absoluto de acuerdo con aquella afirmación, ni lo estamos ahora. Pensamos, que la necesidad que los museos tienen de “comprometerse”, es algo muy serio, y todo lo relacionado con la investigación, experimentación y creación de métodos para potenciar ese compromiso, entre el visitante y el museo, es de una importancia vital para todas estas instituciones.

PR_RED_1Wrangler

Está muy bien lo del compromiso, pero ¿con quién y por qué?

El compromiso abarca todo lo que está relacionado con la visión del museo y su oferta, pero desde el exterior. Se trata de saber y entender cómo la mente y corazón de las personas funcionan para llegar a ese punto de encuentro. Se trata de transportar al público a esos maravillosos universos donde prevalece el gusto por el conocimiento en ciencias, humanidades, historia y arte. Y no tanto de reorganizar lo que sea que haya que replantear. El compromiso estaría basado en asegurar que los museos siguen siendo fuerzas vivas, conservando y defendiendo su posición como instituciones esenciales en la vida, la educación y el pensamiento de la sociedad en la que vivimos.

03_artistwanted_fronteralondon_2400Frontera

Nosotros creemos que esta idea del compromiso con la sociedad es muy importante. Nos alegra y anima comprobar que no solo somos nosotros los que entendemos que es básico y fundamental que los museos hagan movimientos que favorezcan la participación del conjunto de la sociedad acercándose al conocimiento de las cosas, ya sean familias, adolescentes, singles, milenians, hipsters, flower powers, nuestros mayores o incluso los políticos de turno. Todo ésto, con la esperanza de que las ideas y propuestas no caigan en saco roto, que sean aplicadas para concretar e instaurar ese compromiso tan necesario con su entorno social.

munch-museum_aotwParc Inn

Al mismo tiempo, desconfiamos, – es ese tipo de desconfianza nuestra que viene de la mano de la experiencia – , ya que términos como el de “compromiso”, generalmente, se usan más para nombrar el intento de posicionar un concepto que otra cosa. Se trata de una forma de describir la competencia entre museos y otras formas de ocio, usando el término “compromiso” para designar una especie de diferenciación en la jungla de la competencia feroz, cada cual peleando por su trozo de pastel. Los museos están obligados a competir contra toda clase de distracciones, eso es más que cierto. Se fajan cuerpo a cuerpo, muy duramente, en el ámbito del entretenimiento, las ideas, la educación y la política. Compiten por los corazones, las mentes y los recursos económicos para poder sobrevivir. Por estas razones, los museos deben participar de manera efectiva y muy activa en el mundo en que vivimos. Los museos deben ser relevantes, vivos e inteligentes. Deben comunicar su valor y cumplir esa promesa del compromiso con la sociedad. Debe quedar claro, para todos y todas, que los museos son instituciones vitales y necesarias para las comunidades, para fomentar nuestra vida intelectual, para la educación, y para consolidar nuestra esperanza compartida de que el futuro puede ser mucho mejor que el pasado.

adv_orizzpdf3Maire Tecnimont

Somos testigos, incluso también activos creadores, de proyectos emocionantes e incluso experimentales, que se realizan en los museos investigando la forma en la que se conecta un museo con la sociedad. Estos proyectos son muy alentadores, pero también sentimos un poco de frustración y, en ocasiones, percibimos incluso desconcierto por parte de algunos de los participantes en estos proyectos , estresados por la falta de tiempo y de presupuestos: “¿Cómo se pueden hacer todas estas cosas que se nos piden en las leoninas condiciones actuales?” Y entonces, una pregunta implícita que nadie llegó a formular en voz alta, pero revoloteaba por encima de nuestras cabezas: “¿Cómo podemos competir contra el dinero y la experiencia de nuestros rivales del ocio comercial?”

Melia1Meliá

Creatividad y pasión.

Como guardianes de la ilusión, en un propósito superior – que la luz del conocimiento que surge de los museos ilumine a la sociedad -, tratamos de convertir estas instituciones en lugares profundamente inspiradores. Ellos deben ser así, musas. De esa consideración del museo como musa para la sociedad: La palabra “museo”, del término griego museion, significa el “templo de las musas”. Y los museos deben ejercer de visionarios, justificando firmemente su principal razón de ser: Ofrecer a la sociedad su luz, la belleza, la aproximación a la verdad, las maravillas del mundo, la innovación, la evolución, la técnica y el conocimiento de ese mundo pasado, presente y futuro, siendo guardianes de las personas, para que sigamos cuidando y cultivando profundamente nuestra inquietud por aprender cada vez más. Esta pasión puede ser contagiosa, haciendo de ella una emoción que se puede comunicar. Es una emoción que podría utilizarse para ayudar a la sociedad a comprometerse con el trabajo vital que realizan los museos, un esfuerzo que nos implicara a todos, a todo el mundo.

tumblr_lnlqvj83hh1qh0381o1_500Type everything

Hay que poner corazón, tener coraje, e inspirarse en el trabajo y los logros de nuestros compañeros. Los museos pueden competir, pueden participar, pueden involucrarse con la sociedad sin comprometer sus valores fundamentales, sin depreciar su razón de ser. Es sólo una cuestión de aprender a hacerlo, o inventar la forma de hacerlo. Debemos ser agradecidos con las reuniones profesionales, como las que organiza la Asociación Americana de Museos ara mostrarnos el camino hacia la reflexión y empujarnos hacia la acción.

d8afa3a177401656dd9d9d698e750ccbPassion Nº13

Nos gustaría que nos dijeras qué piensas sobre nuestro blog; cualquier comentario que nos dejes es muy valioso para que podamos mejorar sin tirar de intuición, que normalmente falla. Os lo agradeceremos.

Foto principal: UEFA

3 Respuestas a “Museos y Compromiso

  1. Pingback: Museos y Compromiso | Museos. La dimensi&oacute...·

Tus comentarios son muy importantes para nosotros