¿Qué Hace que una Historia Permanezca en la Memoria?

Hojeamos un catálogo o folleto de un museo y no engancha lo que nos cuenta, no es un imán de atención, nos parece un tostón infumable o sencillamente resulta anodino y sin sustancia. Este puede ser el punto de partida de una reflexión recurrente, aquello que pensamos sobre algo que cae en nuestras manos y que nos resulta prescindible, nos aburre, ya sea ese catálogo de un museo, un artículo en una revista o cualquier otra forma de que nos cuenten algo: ¿por qué algunas historias e ideas desaparecen de nuestra mente sin dejar rastro y otras nos acompañarán para siempre? ¿Qué hace que una historia tenga la cualidad de pedir ser narrada una y otra vez? Hemos escrito un resumen sobre algunas notas que guardábamos en el cajón relacionadas con este tema, y que ahora queremos recuperar para compartirlas con vosotros. Os pueden ser útiles para vender una idea innovadora, hacer una presentación que no aburra a las piedras o, simplemente, para escribir un texto de una exposición a la que haya que hacerle justicia.

dragaoadsCorre Cutia

¿Qué hace que una historia sea memorable?

Una comunicación fluida por sí sola no es suficiente para hacer que se adhieran a nuestra mente las ideas que proponga. Una idea se recuerda cuando:

  1. La podemos entender fácilmente.
  2. Podemos recordarla.
  3. Cambia de manera efectiva pensamientos o comportamientos.

fuel-lisbon-ajuda-de-maeAjuda de Mãe: Fairy tale

Para asegurarnos de que nuestra idea, nuestra historia, el tono, o la presentación que vayamos a exponer, se ajuste a las tres premisas mencionadas anteriormente, os proponemos unos criterios que os pueden ser muy útiles para conseguir ese objetivo de comunicación memorable. El cumplimiento de estos criterios hará que nuestras ideas tengan el peso que se merece en el recuerdo del imaginario colectivo al que os dirijáis:

  • Simple: Asegúrate de comunicar lo que es realmente importante, la sustancia fundamental de la idea que quieres compartir construyendo un mensaje coherente y compacto. Usa analogías creativas, haz referencia a lo que las personas ya saben como apoyo al entendimiento del concepto, sin ofrcer demasiadas explicaciones. Si hay que explicarlo mucho no va a funcionar. Ejemplo: Alien: Horror en el espacio.
  • Inesperado: Capta la atención de las personas a partir de la sorpresa, sobre algo que (aún) desconocen o provocando que se pongan alerta ante algo o alguien, una idea o ideas que les pueda resultar totalmente desconocida. Intenta que no sea gracioso: eso distrae. Es mucho mejor, en cualquier caso, comunicar algo inesperado partiendo de lo que todos ya conocen o saben.
  • Concreto: Las buenas ideas son tan tangibles como los cuentos de hadas o las leyendas urbanas. Construye un contexto, mantente alejado de las estadísticas, sopórtalo dentro del rango de lo humano y haz referencia a lo que la personas estemos dispuestos a aceptar o a saber. Un ejemplo de esto es algo que Kennedy dominaba en sus discursos: “Antes de que termine esta década, conseguiremos que un hombre aterrice en la luna y vuelva a salvo a la Tierra…”
  • Creíble: comunicar aquello que las personas estemos dispuestas a aceptar como real viniendo de una idea misma o a partiendo de esa idea (concepto externo). La credibilidad sobre un concepto externo se da cuando alguien que tiene toda nuestra credibilidad, nos ofrece su opinión personal (que comunica una verdad relevante para nosotros), informando sobre conceptos convincentes, con detalles claros, con comparaciones entendibles para todos, casi con rasgos de evidencia, pero que no se puede contrastar con lo que es 100% real, y cuya realidad es una cuestión de fe individual.
  • Emocional: Hay muchas formas de convertir un mensaje en una experiencia emocional relevante para las personas. Ofrece alivio o comunica algo por lo que las personas se puedan preocupar, comparaciones directas desde el “cada uno como individual frente a los demás”, escogiendo los adjetivos que vayas a utilizar de forma muy cuidadosa (¿Cuánto hay de único en lo único?).
  • Narración: Una buena idea es en realidad una historia que puede ser contada una y otra vez sin que canse ni resulte repetitiva. Es como narrar una anécdota de tal manera que la gente la recuerde por la historia en sí misma y por la forma en que es narrada. Para asegurarte de que tu idea es capaz de cumplir con este objetivo, hay que comprobar si la gente se siente estimulada de una manera u otra (la visualización es muy importante llegados a este punto), inspirándoles al proponerles un reto, estimulando su creatividad, su conectividad mental (un acertijo o un misterio a desvelar).

sammiesdoll_aotwSamsonite

Pon a prueba la capacidad de tu historia, presentación, relato, explicación, evaluando su posible impacto en la memoria del receptor, a partir de los criterios que hemos explicado y que no deben ser conocidos por esa persona, tampoco la historia. Si luego compruebas que esa narración ha sido retenida en la memoria del receptor, esa será, seguramente, una muy buena historia.

Dovre_IIDovre

Nos gustaría que nos dijeras qué piensas sobre nuestro blog; cualquier comentario que nos dejes es muy valioso para que podamos mejorar sin tirar de intuición, que normalmente falla. Os lo agradeceremos.

Foto principal y para redes sociales: Nat Geo Wild

 

 

Una respuesta a “¿Qué Hace que una Historia Permanezca en la Memoria?

Tus comentarios son muy importantes para nosotros