Agendas Mundi XXXIV – Museos en Nepal

En esta absurda lotería de las terribles catástrofes naturales, le ha vuelto a salir el número a una zona muy deprimida. Miles de muertos y un legado cultural totalmente destruido han sido el resultado del desastre. Nosotros solo podemos decir, aquí hoy, que se nos ha desgarrado el corazón viendo sufrir a todas esas personas y comprobando como un tesoro de incalculable valor ha quedado totalmente destruido.

Nos íbamos a ir a Mongolia, pero hemos decidido no viajar para rendir homenaje a Nepal y ser solidarios con su dolor. Todo lo que vais a ver ya no existe…

Decíamos entonces…

Para muchos viajeros, Nepal, lugar de nacimiento de Buda, es el paraíso terrenal, o al menos se le parece mucho. Flanqueado por el cordón montañoso del Himalaya y las húmedas junglas de las llanuras indias, es una tierra de yaks y yetis, monasterios y mantras, cumbres nevadas y sherpas, templos y tigres, magia y misterio. Desde que abriera sus fronteras a los forasteros en la década de 1950, esta diminuta nación montañosa ha seducido con un encanto casi místico a los viajeros. Exploradores y alpinistas llegaron para conquistar las cimas más altas, los senderistas para adentrarse por algunos de los senderos más desafiantes del mundo, y los hippies para vagar colocados de sus buenas raciones de canutos por poblaciones repletas de templos al final de su periplo por tierra.

El país ha experimentado grandes cambios. Para empezar, ya no es un reino. Una década de alzamientos maoístas y guerra civil terminó con la elección del Partido Comunista y la declaración de Nepal como República Federal el 28 de mayo del 2008. Desde entonces, el último rey nepalí, Gyanendra Bir Bikram Shah Dev, ha desalojado el Palacio Real de Katmandú y se ha trasladado a una modesta casa en Nagarjún. Además, el adjetivo “real” se ha eliminado de los rótulos de la compañía aérea Royal Nepal Airlines y del Real Parque Nacional de Chitwan. Después de años de conflicto, ha vuelto la paz a las montañas y un aire de optimismo domina la nación. El mayor problema que se les plantea a los visitantes es encontrar tiempo para todo. Muchos llevan toda la vida explorando los senderos de montaña del Himalaya y las evocadoras ciudades templo del valle de Katmandú y los montes medios, pero vuelven en busca de más. Se aconseja seleccionar algunas experiencias esenciales y dejar el resto para otro viaje. Pero vamos con los nuestro sin más rodeos.

1. Museo Nacional de Historia de Nepal (destruido) | Katmandú

Nepal.Museum

El Museo Nacional de Nepal (Rashtriya Sangrahalaya) es una atracción muy popular de la capital, Katmandú. Con alrededor de un siglo de antigüedad, el museo se erige como un destino turístico y símbolo histórico para el país. Siendo el museo más grande de Nepal, desempeña un papel trascendental en los trabajos arqueológicos en todo el país y el desarrollo de los demás museos. Para los residentes de Katmandú, además es un monumento que sirve para revivir las batallas libradas en Nepal. Los principales atractivos son la colección de obras de arte históricas (esculturas y pinturas) y una exposición histórica de las armas utilizadas en las guerras en el siglo XVIII-XIX. El museo cuenta con galerías independientes dedicadas a estatuas, pinturas, murales, monedas y armas. El museo dispone de tres edificios: el Juddha Jayatia Kala Shala, Galería de Arte de Buda y el edificio principal, que consiste en una sección histórico-natural (colección de especies de animales, mariposas y plantas), una sección cultural y una sección filatélica. El Museo Nacional está adscrito al Ministerio de Cultura, Turismo y Aviación Civil. El museo tiene la misión de poner en práctica la docencia de la historia del país, y también en la documentación de toda clase de información para intentar comprender las tradiciones del pasado y presente del pueblo de Nepal.

2. Museo Nacional de Arte de Nepal (destruido) | Katmandú

Nepal.Muaeum1

La Galería Nacional de Arte de Nepal es uno de los sitios más interesantes, visita obligada en Nepal, os avisamos. Esta galería se encuentra en precioso palacio en Bhaktapur, en medio de pintoresco valle de Katmandú. El palacio se dice que es el más antiguo existente en todo el valle de Katmandú. La instalación dispone de más de 50 ventanas que se abren a sus cuatro lados. Aparte de esto, los arcos y motivos escultóricos que están por todas partes, merecen mucho la pena. Dentro de la galería se puede ver una impresionante colección de pinturas y murales de la época de la “dominación budista”. Hay algunas pinturas muy antiguas que se conocen como Thangakas. Los monjes budistas utilizan estas pinturas para llegar a la máxima concentración en el momento de la oración. Estas pinturas están hechas al óleo sobre lienzos que son muy antiguos remontándose a la era Mallas. También se pueden ver las figuras talladas en piedra que data de la época Licchhavis y Mallas. La mayoría de estas figuras son representaciones de deidades hindúes y budistas y, como es típico de aquella época, tiene connotaciones sexuales, no se aburrían. El segundo piso está enteramente dedicado a las crónicas históricas y manuscritos del país. Estos documentos están relacionados con varios monarcas de la dinastía Rana y Shah, proporcionando una visión detallada de las condiciones políticas, culturales, sociales y económicos de la historia de Nepal. Algunos de los documentos se encuentran archivados y no están disponibles en exhibición pública. Si eres estudiante de historia o un investigador, entonces este lugar te encantará. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los investigadores deben obtener un permiso previo del Ministerio de Cultura para conseguir el acceso a los preciosos documentos clasificados.

3. Museo de las Estatuas de Bronce y Latón de Nepal (destruido) | Bhaktapur – Katmandú

170_nepal_kathmandu_durbar_square

Este museo se encuentra en la famosa y popular zona – atestada de turistas – de Pujari Maths en el barrio de Bhaktapur. Se encuentra frente al Museo Nacional de Artesanía en madera a las afueras de Katmandú. El museo es el más nuevo para que aparezca en Nepal. Este museo se dedica principalmente a la forma de vida Newarí. Los Newarís son los habitantes originarios de Nepal siendo naturales principalmente de las regiones centrales del país alrededor de Katmandú. El museo de bronce se encuentra en un edificio recientemente reformado de de estilo puramente local. La mayor parte de los objetos artísticos de la exposición están realizados en bronce o latón, evidentemente. La mayoría de ellos han sido restaurados y están en excelentes condiciones. Entre los más interesantes son los que están hechos como artículos de uso diario. Hay galerías separadas para las materias primas utilizadas por los artistas y artesanos. La mayoría de estos objetos se remontan al periodo Mallas. Se pueden ver figuras para la adoración religiosa, lámparas, ollas de agua, cuernos y otros artículos exhibidos sin demasiada información ya que se prohíbe al pueblo informar acerca de su humilde vida. La familia real ha cedido al museo un tintero ornamentado y una estantería que formaba parte de la tribuna real. En cualquier caso, lo más importante del museo, es la visión que ofrece al visitante sobre los Newarís que han contribuido tanto a la evolución de la sociedad nepalí.

4. Museo Complejo del Palacio Interior de Hanuman Dhoka (destruido) | Katmandú

kathmandu-nepal-durbar-square-p-view-from-the-inner-court-of-the-hanuman-dhoka-royal-palace

El complejo del palacio interior del Hanuman Dhoka fue fundado originalmente durante el período de Licchavi (del siglo VI al VIII d. de C.), pero, tal y como se muestra hoy en día, la mayor parte visitable fue construida por el rey Pratap Malla en el siglo XVII. El palacio real ha sido renovado muchas veces a lo largo de los años. Las partes más antiguas son las pequeñas edificaciones de Sundari Chowk y Mohan Chowk en la parte norte del palacio (ambas cerradas al público). El complejo era la sede del gobierno, con 35 chowks (patios), pero el terremoto de 1934 redujo el palacio de hoy a 10 chowks. Solo se permite fotografiar en los patios, nada dentro de los edificios del complejo. Más que un museo, en realidad se trata de un grupo de edificios como su nombre define.

5. Museo de Patán (destruido) | Patán

The Patan museum

El museo se encuentra bajo la protección del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. El Museo Patán, que es un verdadero tesoro de la arquitectura tradicional nepalí, fue inaugurado en 1997 por el ya difunto rey Birendra Bir Bikram Shah. El museo expone lo que podría denominarse como una muestra artes sagradas tradicionales de Nepal en un entorno con una larga historia. Se trata de casa es una antigua de corte residencial de Ptan Darbar, uno de los palacios reales de los antiguos reyes Malla del valle de Katmandú. Las exposiciones del museo abarcan un largo período de la historia cultural de Nepal y muestra algunos objetos raros como algunos de sus tesoros. La mayoría de los objetos son de bronces dorados y cobre, además de una muestra de las famosas artesanías tradicionales por las que la villa de Patán es famosa en el país.

6. Museo Pujarimath (destruido) | Monasterio de Pujarimath – Bhaktapur

cuar03_kathmandu0809

Situado en el edificio restaurado del siglo XV conocido como el Monasterio de Pujarimath, en Dattatraya tole, Bhaktapur, siendo el edificio en sí una exposición única. . Muy curiosa es la famosa (allí) ventana del pavo real situada frente cara al monasterio. El museo expone los utensilios de bronce y latón Newarí típicos, además de objetos rituales, con más ollas y sartenes utilizadas desde la época medieval hasta nuestros días.

7. Museo Centro Arqueológico de Kapilavastu (destruido) | Tilaurakot

03-Maya-Devi-Temple-Lumbini-Nepal

AYUDA URGENTE A NEPAL:

AUCNUR (ONU)

UNICEF

EDUCA NEPAL ONG

SAVE THE CHILDREN

HUMAN APPEAL

MÉDICOS SIN FRONTERAS

 

Una respuesta a “Agendas Mundi XXXIV – Museos en Nepal

Tus comentarios son muy importantes para nosotros