Museos e Interpretación del Patrimonio

El concepto de interpretación, como elemento principal en la estrategia para la educación patrimonial, ha sido desarrollado desde la década de los 50 y en el ámbito norteamericano, relacionándolo con la comunicación sobre medioambiente, cogiendo fuerza un poco más tarde en el entorno europeo. En el caso de aquí mismo, no es hasta la década de los 90 cuando estas ideas empiezan a ser tenidas en cuenta. Fue el naturalista norteamericano Tilden* quien condujo este concepto a la meta, al considerarlo como una actividad educativa que pretende revelar significados y relaciones de ideas a través del uso de objetos originales, utilizando como recurso didáctico el contacto directo, con el auxilio de medios ilustrativos, no limitándose a dar una mera información de los hechos. Llega la contextualización del objeto en el museo.

matthew-emmett-forgotten-heritage-designboom-12“Patrimonio abandonado”, Matt Emmet

Más tarde, otros autores han profundizado en ese concepto, aunque siempre manteniendo la idea primigenia de Tilden; así, por ejemplo, otro teórico, un tal Edwards establece también cuatro de las características principales que definen el concepto de interpretación y lo convierten en el factor esencial para los procesos de difusión: una comunicación atrayente, una información concisa, la presencia física del objeto y la revelación de significados atractivos y motivadores. No está mal; vamos progresando.

2013_Heritage_A3724_001_ltr_0“Patrimonio”, Cai Guo-Quiang

En el ámbito que nos ocupa en la actualidad, al referirnos a la idea de interpretación patrimonial combinamos las propuestas de Tilden y Edwards a otras aportaciones de gente que piensa mucho, como son Knudson, Cable y Beck, para quienes el proceso de interpretación debe estar presente en una planificación global que permita lograr una comprensión significativa de la historia y de los acontecimientos, gentes y objetos con los que el espacio patrimonial se encuentra asociado. En estos trabajos, se plantean los conocidos como quince principios de la interpretación para el siglo XXI – casi nada -, establecidos de la siguiente forma:

1. Para despertar el interés, los intérpretes deben conseguir que los contenidos de los mensajes se relacionen con la vida de los visitantes.

2. El propósito de la interpretación va más allá de la entrega de información, consiste en revelar una verdad y un significado profundos.

3. Toda presentación interpretativa, al igual, que una obra de arte, se debería diseñar como una historia que informe, entretenga e ilustre.

4. El propósito del mensaje interpretativo es inspirar y provocar a la gente para que amplíe sus horizontes.

5. La interpretación debería presentar un tema o un planteamiento completo, y debería ir dirigida al individuo como un todo.

6. La interpretación para niños, adolescentes y adultos – cuando estos constituyen grupos homogéneos – debería aplicar enfoques diferentes.

7. Todo lugar tiene su historia. Los intérpretes pueden revivir el pasado para hacer que el presente sea más placentero y que el futuro adquiera un mayor significado.

8. Las TIC pueden revelar el mundo de nuevas y apasionantes formas. Sin embargo, la inclusión de estas tecnologías en los programas interpretativos debe realizarse con cuidado y precaución.

9. Los intérpretes deben cuidar la cantidad y calidad de la información que se presenta (en cuanto a su selección y precisión). Bien sintetizada y fundamentada en una buena investigación, la interpretación tendrá más poder que un gran discurso.

10. Antes de aplicar diseños en interpretación, el intérprete debe conocer las técnicas básicas de comunicación. Una interpretación de calidad se fundamenta en las habilidades y los conocimientos del intérprete, atributos que se deben poder desarrollar de forma continua.

11. Los textos interpretativos deberían transmitir aquello que a los lectores les gustaría conocer, con la autoridad del conocimiento y la humildad y responsabilidad que ello conlleva.

12. Un programa interpretativo debe ser capaz de conseguir apoyo político, financiero, administrativo, voluntariado, sea cual sea la ayuda necesaria para que el programa prospere.

13. La interpretación debería estimular las capacidades de la gente e infundir un deseo de sentir la belleza de su alrededor, para elevar el espíritu y propiciar la conservación del rasgo que es interpretada

14. Los intérpretes deben ser capaces de promover actividades interpretativas óptimas, a través de programas e infraestructuras bien concebidas, diseñadas de forma intencionada.

15. La pasión es el ingrediente indispensable para una interpretación poderosa y efectiva; pasión por el rasgo que es interpretado y por aquellos que vienen a inspirarse con él.

1177458567633_jRmFi5db_lMuestra de la Biblioteca de la Biodiversidad

Otros pensadores opinan que es necesario facilitar la interpretación de los valores culturales y del medio natural, de las estructuras humanas y naturales existentes in situ y de los objetos de la naturaleza o los transformados por el ser humano que hayan sido extraídos de su contexto original; asimismo, hay que propiciar la comprensión de los modelos, réplicas, gráficos o fotografías que se empleen como recurso expositivo, e incluso potenciar las informaciones y experiencias aportadas por habitantes y visitantes del lugar. Pero de todo este cúmulo de elementos será necesario seleccionar los más representativos del espacio que se va a interpretar, así como aquellos más relevantes y motivadores para el grupo al que va dirigido el proceso interpretativo, lo que da lugar a considerar de importancia crucial el conocimiento de las expectativas que presentan los visitantes antes y después de la experiencia interpretativa, para lo cual se emplearán las nuevas técnicas de sondeo con las que contamos en la actualidad, de las que hablaremos en otra entrada.

df93289bd7963b62bf9187ff86d1c48c_UBVtUDig_lEscultura de animal surreal acarreando elementos monumentales de la Naturaleza de Wang Ruilin

Respecto a cómo desarrollar el proceso de interpretación, la forma que ha resultado más efectiva es mediante el contacto directo del visitante con el elemento patrimonial, apoyado en una estructura de comunicación que sea atractiva, comprensible y relevante para este; además, debe contar con un guion lógico en torno a una idea central motivadora, permitiendo mantener con ello la interacción participativa entre el bien patrimonial y el visitante. Resumiendo, debemos conseguir que el visitante se adentre en el conocimiento del medio patrimonial de manera fluida.

aitor-throup-unveils-new-object-research-1Investigación de Nuevos Objetos de Aitor Thoup

(*) Freeman Tilden
Nació el 22 de agosto de 1883 y murió el 13 de mayo de 1980. Trabajó en el Servicio de Parques Nacionales de Estados Unidos, donde obtuvo la experiencia necesaria para establecer los principios y teorías de la interpretación del patrimonio que publicó en su libro de 1957. Esta obra “Interpreting Our Heritage”, centrada en el patrimonio natural, ha sido y continúa siendo uno de los referentes básicos de la comunicación patrimonial en todo el mundo, trasladándose perfectamente al ámbito del patrimonio cultural. Una de las máximas que más ha inspirado su obra fue: “Through interpretation, understanding; through understanding, appreciation; through appreciation, protection”. “Comprender a través de la interpretación; a través la la comprensión, apreciación; a través e la apreciación, protección”.

BotonVitrinas

NEWSLETTER EVE:

Todos aquellos que no lo recibís y que os puede interesar que os lo enviemos, solo tenéis que facilitarnos vuestra dirección de email rellenando el formulario de abajo. Ya sabéis que os podréis borrar de la lista en cualquier momento. Gracias por vuestro apoyo.

Fotografía principal y para redes sociales: “Patrimonio”, Cai Guo-Quiang

Una respuesta a “Museos e Interpretación del Patrimonio

Tus comentarios son muy importantes para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.