Museos: Diálogo entre Objetos

En las exposiciones permanentes de los museos, se exponen los objetos de manera que pueden entrar en comunicación unos con otros, homólogos de otras épocas, incluso pueden dialogar con los objetos actuales, los del hoy. Así, lo antiguo puede dialogar con lo moderno, oriente con occidente, una materia con la otra, fotografía con pintura, artefactos y arte. Se trata, pues, de crear diálogos cruzados entre los objetos.

Stijlmagazine-Richard-Kuiper-De-ZandloperRichard Kuiper, “Bodegón”

Los diálogos se pueden establecer en casi todos los museos del mundo; el arte actual pude dialogar con el arte antiguo; la cultura romana puede dialogar con la del plástico y con Apple Macintosh; los fósiles pueden dialogar con las máquinas, la arqueología, con la tecnología y sus aparatos.

818405160860_BTbUDvf2_lArchivo EVE

Naturalmente, se requiere disponer de los elementos con los cuales puede dialogar cada uno de los objetos del museo; pero ha de ser un diálogo muy abierto, se puede plantear con objetos cotidianos, que se hallan en el mercado, que son objetos de serie, etcétera. Así, por ejemplo, las cerámicas sigiladas romanas fueron producciones hechas en serie, al servicio de las clases medias urbanas, objeto de comercio a veces lejano, ya que solían llegar a Hispania cargamentos hechos en el sur de las Galias, en Sicilia, Turquía o norte de África…, de forma muy parecida a como nosotros nos llegan los vasos, platos, cucharas, tenedores de papel, de plástico fabricados en China o Taiwán. ¿Puede ser posible el diálogo entre estos dos colecciones de objetos? ¿Puede establecerse un diálogo entre estatuas, esculturas, relieves y terracotas clásicas con estas imágenes de plástico de la cultura kitsch de nuestros días? ¿No eran las terracotas helenísticas objetos seriados que representaban a seres sobrenaturales como nuestras vírgenes y santos hechos de plásticos fluorescente? ¿Pueden dialogar los escarabéos egipcios con nuestras medallas y escapularios protectores?

thumbs_scumak-sculpture__emailRoxy Paine

Este tipo de intervenciones requieren que los objetos que van a ser comparados, ya sean volumétricos o fotografías, se coloquen justo al lado de los elementos de la exposición permanente, ya sea en vitrinas o soportes efímeros de cartón o similares. En todo caso, no se pueden disociar. Se trata de establecer una comunicación entre contrarios, con lo cual han de estar expuestos juntos.

tumblr_nkwr6xRYM21rionq1o1_540Ornamento religioso de una tienda de Tijuana, México (Archivo EVE)

Para construir la exposición hay que partir de la base de que los objetos que se establecen como contrarios en los diálogos sean muy diferentes y claramente evidentes, de modo que las interrelaciones se puedan establecer fácilmente en algunos casos, aun cuando siempre habrá casos mucho menos evidentes, y, por lo tanto, mucho más difícil de interpretar.

constellation-by-yuken-teruya-1Yuken Teruya Studio, “Bolsas de cielos estrellados”

Por ello proponemos habilitar expositores efímeros, de cartón o similares, si se trata de objetos y, en el caso de que sean imágenes, se puede recurrir al recurso similar del póster publicitario.

Una de las mejores fórmulas para dinamizar este tipo de exposiciones es conseguir que los objetos que se exponen como contraste y parte del diálogo fueran aportados por los propios visitantes, empresas relacionadas con el museo de una manera u otra, amigos del museo o colaboradores de entidades públicas o privadas que intentan dar a conocer algún aspecto de su trabajo, de sus productos o de sus ideas.

2011-05_Comfort4_Motiers_1NMMontaje de Lang Baumman

Resumiendo, es posible concebir otro museo que transforme nuestras viejas instituciones en armas de futuro. Los museos, desde los más pequeños hasta los más grandes, proporcionan un entramado de conocimientos, ideas y valores que son insustituibles en las sociedades actuales. Ciertamente, que el museo esté en la vanguardia de las ideas es una responsabilidad de los museólogos directamente, pero también de los educadores y al conjunto de la comunidad.

La museografía está atravesando una fase muy difícil y complicada, los cambios que impone la globalización son grandes a todos los niveles; provocan incertidumbre y la presencia de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) se convierte en una necesidad que no podemos eludir. Este es el verdadero desafío del museo local.

NEWSLETTER EVE:

Todos aquellos que no lo recibís y que os puede interesar que os lo enviemos, solo tenéis que facilitarnos vuestra dirección de email rellenando el formulario de abajo. Ya sabéis que os podréis borrar de la lista en cualquier momento. Gracias por vuestro apoyo.

Ilustración principal y para redes sociales: Richard Kuiper, “Bodegón”

Una respuesta a “Museos: Diálogo entre Objetos

  1. Yo creo que pueden dialogar pero depende mucho de la intensión que deseemos de dicho diálogo, de otra manera considero que estaríamos elevando a la categoría de arte a objetos que no lo merecen, ya de por sí el arte contemporaneo está plagado de basura.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros