4 Enfoques para el Diseño de una Exposición

“La simplicidad es restar lo obvio para añadir lo significativo”. John Maeda

phpThumb_generated_thumbnailjpg-2La Suda (Lleida, España) Estudi Conrad Torras

Partimos de la idea de que para que una exposición sea duradera – permanente -, debe ser diseñada en nivel y forma que garanticen su duración, algo ciertamente obvio. Nos referimos fundamentalmente a que el uso de los materiales y componentes que se empleen para construir los soportes, aguanten un desgaste continuo, cuyo mantenimiento sea sencillo y económico. Entre las argumentaciones que los museógrafos solemos usar está el que dice “el buen diseño no es perecedero”. Pero para que la exposición disfrute de esa cualidad, hay que manejar cuatro enfoques diferentes, entre los cuales el diseñador (museógrafo) deberá seleccionar, para evitar así que la exposición se inaugure con fecha de caducidad. Estos enfoque los podríamos resumir de la siguiente forma:

1. Diseñar siguiendo los arquetipos de la moda del momento: colores de moda, modelos populares del momento, iluminación al uso en las tiendas de moda, convirtiendo la exposición en todo un ejemplo de las tendencias del diseño más chic. Inevitablemente, creemos que la exposición será visitada y vista como algo producido en un momento muy concreto y con el estilo de una época, incluso el de un año determinado si nos apuráis. Desde el momento de su inauguración será un hecho que cuando la corriente de la moda cambie, nuestra exposición quedará desfasada.

2. Diseñar con un estilo moderno pero alejándonos de los clichés de la moda y extremismos creativos innecesarios. La simplicidad es la mejor corriente creativa que existe. La madera, la piedra y el metal, como si formaran parte de los elementos básicos del universo material – solo faltarían la tierra, el fuego y el agua -, son materiales nobles, aportan frescura y naturalidad a las exposiciones y ayudan a transformarla en intemporal. La iluminación debe ser sencilla y si nos podemos apoyar en luz natural sin exceso, mejor.

3. Que el diseño sea original. Es importante que la exposición ofrezca el valor de lo diferente, lo diferenciado, lo antes nunca visto. Es muy difícil conseguir este objetivo. Hay quien asegura que todo está inventado y que diseñar bien es copiar bien. Podemos estar especializados en la innovación, y aun así será difícil aportar novedad. Además, todos los diseñadores estamos influenciados por algo, tenemos una línea de creación que a veces resulta ineludible, y eso nos marca profundamente a la hora de plantear nuestras ideas. Esta influencia “inquebrantable” es lo que más nos dificulta encarar la opción de la máxima originalidad y diferenciación. Los presupuestos e incluso los límites de los materiales también marcan el ritmo de la creación. Los materiales que ofrecen más posibilidades son los más caros. Adelantarse a las corrientes de estilo, manejar los conceptos que serán futuro, es muy difícil de conseguir. Marcar tendencias solo está al alcance de unos pocos. La modestia combinada con la sencillez genera cosas bellas sin pretensiones.

4.  Realizar diseños que estén en paz con el pasado pero incorporando detalles de las corrientes actuales, es otra opción. Aquí la iluminación juega un papel fundamental. Son recursos que son útiles cuando los objetos son el centro de la atención de la exposición, cuando el contenido material es relevante. Hablamos de los objetos pero también es muy importante el entorno arquitectónico. Podríamos denominar este estilo con los nombres conocidos de estilos de otras épocas, como dicen los anglosajones revisited style: art nouveau, art-decó, streamline  o similares, en cuyo casino no deberá ser considerado algo pasado de moda, sino que sería visto y entendido como un guiño al pasado, una forma d fidelidad a los objetos y a la época del edificio en cada caso.

barbara-kruger-l-m-arts-exhibition-recap-0Barbara Kruger @ L&M Arts Exhibition Recap

El enfoque de la línea de diseño que seleccionemos, la que vayamos a utilizar, deberá estar claramente de acuerdo con el objetivo de la exposición, su entorno y ejecutarse dando respuesta a lo más importante de todo: la difusión amable y fluida de los contenidos que, a fin de cuentas, es lo más importante de todo.

level_green_autostadt_02No sé, no sé… Level Green

5 Respuestas a “4 Enfoques para el Diseño de una Exposición

  1. :O ¡La Suda! Siendo de Lleida no he estado dentro. Cuando vuelva tendré que ir a ver el centro de interpretación, desde que terminó la restauración que lo tengo en mente y luego voy y no lo hago. Un saludo

    • Hola Insomne, gracias por tu comentario. Los mostramos como descripciones no como opciones. Si fueran opciones – aunque las nombremos así – sí pudiera resultar un tanto contradictorio pero realmente no lo son. Son fundamentos que se solapan en ocasiones ya que el diseño realmente es muy abierto. Saludos.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros