Museo con 6 Objetivos

1574663785031_3UwnAAtG_l“No se puede cruzar el océano con pie en tierra y oteando el horizonte.” Rabindranath Tagore

Convencerse de que un museo debe marcarse unos objetivos puede ayudar a estructurar y trasmitir su misión, sobre todo en lo que se refiere a museos locales. Hay muchas dificultades conocidas para que estos objetivos se definan y lleven a cabo, más en aquellos museos ya creados y funcionando. El paso del objetivo a la acción es complicado, lo sabemos. El “documento vivo” que es el plan de ruta, la guía de la acción, muchas veces termina en un cajón. Normalmente termina ahí por los cambios en las personas, las idas y venidas, la falta de convicción en el objetivo, la falta de sincronía entre los miembros implicados en la gestión del museo, etcétera. En lo que se refiere al aspecto de gestión del museo casi es mejor hablar de “gestión de egos”, haciendo muy difícil la consecución de la mayoría de los objetivos.

738878928959_9OOHk5Ro_lFoto: Vajza N’kuti

Pero, ¿de qué objetivos estamos hablando? Nosotros siempre pensamos en estrategias consistentes y realistas a largo plazo. Todo para que el museo vaya a mejor; todo para mejorar. Se trata de crear, modificar y trasmitir una lógica coherente para la existencia del museo. Deben ser objetivos meditados y establecidos con el acuerdo mayoritario de aquellos que componen el órgano de gestión. Para nosotros, yendo al grano, hay 6 objetivos fundamentales que todo museo que se precie debe plantearse:

1. Difundir el mensaje del museo. Los objetivos son buenos para las relaciones públicas. Proporcionan las bases para transmitir los principales temas y cuestiones a través de las cuales el museo ilustrará los aspectos significativos sobre el contenido que da su razón de existir. Las metas permiten confirmar su existencia y demostrar que se está haciendo un esfuerzo serio por ofrecer un servicio a la comunidad y a la profesión.

2. Centrar la investigación sobre los aspectos del tema del museo que sean más relevantes para éste. Los objetivos proporcionan un esquema previo para la investigación sistemática y para la recopilación de datos y objetos. También puede atraer propuestas de financiación de investigaciones y otras actividades de los museos.

3. Garantizar que todos los grupos se guíen por una idea común. Compartir objetivos trae como resultado un punto de vista unificado sobre la misión del museo y ayuda a evitar que sea dominado por intereses particulares, sesgos, y “planes ocultos”.

4. Permitir al museo mostrar diversos puntos de vista sobre el tema al que se dedica. Concretamente, las metas neutrales ilustran los temas desde varias perspectivas para que el visitante decida por sí mismo el significado de la experiencia vivida en el museo.

5. Promover el consenso y la colaboración entre los departamentos internos del museo. Tenderán más a respaldar las actividades de los demás si se transmiten los objetivos de cada área y si todos los grupos participan en la creación de los objetivos.

6. Apoyar la planificación estratégica. El futuro del museo dependerá de si se tiene una visión clara de hacia dónde se encamina la institución y de cómo se trata de llegar allí. Los objetivos y las acciones son los fundamentos de la planificación estratégica.

oliviera-3“Nudo Gordiano”, Henrique Oliveira

Sabemos que los museos están siendo bombardeados por opiniones como la nuestra, más cuando insistimos si vemos que carecen de soluciones para salir adelante, algo desgraciadamente muy frecuente en nuestros días. El museo debe estar gestionado por sus órganos de gestión y punto. Pero nosotros no podemos dejar de opinar cuando vemos que algo no funciona.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros