A 100 años del Primer Horror

IM.0941_zlgassed_446x251Una de las imágenes más famosas de la Primera Guerra Mundial, es la pintura “Gaseados” de John Singer Sargent, que representa una procesión de 11 soldados que sufren las secuelas de un ataque con gas mostaza y que se llevan uno al otro a un puesto de socorro, lo mismo que muestra la fotografía que abre esta entrada

Nos encontramos a 100 años del primer horror del siglo XX, – detrás vinieron otros desastres, porque el hombre no aprende desgraciadamente -, la Primera Guerra Mundial. Ayer hablábamos de la Segunda Guerra Mundial, segundo horror del siglo XX, y sus consecuencias para el patrimonio artístico del Louvre. Hoy queremos recordar la Primera Gran Guerra por dos motivos: El primero es que se conmemora a partir del mes de julio su centenario y, la segunda, porque nos gustaría hablar del Imperial War Museums de Londres y sucursales, y del arte que quiso convertirse en un reportero más que narraba aquel que fue un enorme horror humano, una verdadera masacre inútil como son todas las malditas guerras.

Asleep460La Primera Guerra Mundial, la guerra de las trincheras, la primera gran masacre obra del hombre en el siglo XX

Aquella fue la guerra de las trincheras. Lugares terribles excavados en la tierra. Kilómetros y kilómetros de canales llenos de barro donde los soldados resguardados, helados y empapados todos los días, esperaban salir ilesos de la masacre. Un soldado dejó testimonio de aquella forma de sobrevivir escribiendo en una de sus cartas, – que ahora se pueden leer en los recién estrenados archivos nacionales ingleses – a 4 euros la carta para poder ser leída; los ingleses son como son – narrándole a su madre su situación: “Un día sin lluvia es el paraíso, aunque esté hundido en el barro. Un regalo entre tanto dolor, miseria y abandono”. Recordar que hasta el mes de julio de este año, mes del centenario, nadie podrá acceder a los archivos físicos porque el museo de Londres estára cerrado hasta entonces, preparándose para tan magna celebración. El que quiera pagar 4 euros por carta tendrá que acceder al archivo por internet: The National Archives. Las demás sedes del Imperial War siguen abiertas: el excelente museo recién renovado “Churchill War Rooms”, Museo de Manchester, el de Duxford y la fragata HMS Belfast que se encuentra fondeada en el Támesis, un poco más allá del puente de la Torre de Londres, según se va a Greenwich.

soldiers-writing-lettersLos testimonios relatados por los soldados que escribían cartas a sus familias, son sobrecogedores

WW1 Gallery Redevlopment LaunchEl Imperial War Museum de Londres está siendo renovado para recibir el magno acontecimiento del centenario de la Primera Gran Guerra en julio

Volviendo a los testimonios de la guerra de la mano del arte, de los artistas de la época, decir que la producción fue importante. La Gran Guerra desató la inspiración de poetas y artistas pintores de un lado y de otro. Nuestro admirado John Singer Sargent, fue uno de los más importantes “cronistas” plásticos de la guerra. Conocido en su época por ser uno de los más grandes retratistas y paisajistas ingleses, también dejó su visión de la guerra para el recuerdo de todos. Como decíamos no fue el único, ni mucho menos, que nos ofrece visiones de aquella guerra con sus obras. Destaquemos en imágenes los que creemos son los más importantes – no solo ingleses, por supuesto -, y los museos donde están sus obras:

19710261-0161La segunda batalla de Ypres, 22 abril-25 mayo 1915
Richard Jack, artista de la guerra, retrata el stand de Canadá durante la Segunda Batalla de Ypres, de la que no había sido testigo directo
Beaverbrook Collection of War Art

The Menin Road, Paul Nash, 1919 IWM ART 2242Paul Nash, The Menin Road (1919), Imperial War Museum

(c) Wellcome Library; Supplied by The Public Catalogue FoundationFortunino Matania, “Retirada”, Wellcome Library

051nashJohn Nash, Oppy Wood, 1917, Imperial War Museum, Londres

ypres-449428“The Ypres” de Gilbert Rogers, 1915, Imperial War Museum, Londres

Podríamos seguir con muchos más ejemplos pero no os queremos aburrir. Si estáis interesados en la crónica de la guerra desde el ojo del artista, el Museo Imperial de la Guerra en Londres es de visita obligada, una vez que este abierto en julio, o podéis visitar una de sus sedes, si visitáis Inglaterra antes de julio. El museo es muy interesante incluso para los niños, aunque la temática sea un tanto dura, pero para los nanos queda muy suavizada en su zona y es didáctica. También programan actividades para ellos. Los dioramas de la Primera Guerra Mundial que se pueden ver son espectaculares, y los están mejorando. Además hay aviones colgados del techo y hasta la motocicleta con la que pasó a mejor vida Lawrence de Arabia, sin los abollones. Nosotros lo recomendamos, si no lo habéis visitado todavía. Por otra parte, “El gabinete de la Guerra” – las habitaciones de Sir Winston Churchill en Whitehall (Londres, W1), es una visita obligada también. Está renovado y han instalado la última tecnología en lo referente a la museografía. Han tirado la casa por la ventana y se nota. También apto para pequeños. Que lo disfrutéis.

IMG_1887

Vamos a darle un respiro a la violencia por ahora. A partir de mañana cambiaremos radicalmente de tema si os parece.

2 Respuestas a “A 100 años del Primer Horror

  1. Terrible la guerra, ya cien años y no aprendimos nada. Me resultaron muy gráficas las imágenes y muy buena la nota. Es increíble que todavía se genere dinero con las ¡cartas de los soldados!!!, una falta de respeto hacia ellos, su familia y toda capacidad de sensibilidad humana…Pero en fin, todo vale para generar dinero para mantener el sistema.
    Muy detallada y muy útil la publicación, como todas las del blog. Saludos, esperando las próximas.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros