Museos y el Brazo Androide

roboticsComo es obligado en nuestro trabajo, leemos con regularidad artículos de opinión, algunos verdaderamente técnicos, sobre la incorporación de las nuevas tecnologías (TIC) a los museos convencionales. Es importante comprobar que hay ideas, en algunos casos propuestas, que son muy atractivas y dignas de elogio, pero que no dejan de ser teorías. Opinamos (basándonos en nuestra experiencia en el medio), que pocas de estas propuestas son verdaderamente realistas. En ocasiones, las vemos utópicas y otras veces las encontramos fuera de la realidad del conjunto de lo que es la museología hoy en día a nivel global. Hemos asistido a conferencias, encuentros, charlas, discursos de visionarios que hablan sobre qué es lo que nos viene y como nos va a afectar. Nosotros cuando afrontamos un proyecto museológico y museográfico tipo “peewee sized” que son los más, nos acordamos de todas esas palabras escuchadas y dichas con las mejores intenciones, pero eso, desgraciadamente, en la mayoría de los casos todo se queda en palabras y en teorías irrealizables. Y vamos a explicar porque lo vemos y entendemos así.

Baby-with-iPadLas generaciones recién llegadas dicen iPad antes que papá o mamá, no deja de ser un dato revelador

En el mundo hay muchas categorías de museos, ya no solo por la naturaleza expositiva de los mismos (arte, ciencia, historia, etc.), sino también por su ubicación geográfica, edificio, tipo de público que tienen (local, nacional, internacional…), etc., etc. Cuando hablamos de las nuevas tecnologías aplicadas a la museografía concretamente, creemos que hay que tener muy en cuenta esta clasificación previa. Hay que reflexionar muy mucho sobre que se propone como solución al “top list” (museos archiconocidos) y si esa propuesta funcionaria en el “lowest place of the list” (museos estatales y provinciales pequeños). Hay muchísimos más museos “low” que “up”, o nosotros estamos entonces muy equivocados, que no pueden afrontar grandes inversiones en soluciones “top”. De nuestra cabeza planificadora en la búsqueda de soluciones realistas “TIC”, dejamos fuera a los que pudieran estar en situación de incorporar todo lo que proponen los visionarios en los distintos foros, conferencias y charlas. Los top de tops: Louvre, Albert & Victoria, MOMA, National Gallery, Air & Space Museum, etc. los vamos a dejar fuera de lo que podríamos sugerirles. Nos vamos a centrar ahora en el tipo de museos “medium to low”, que son la enorme mayoría de los museos existentes en el mundo, visitados por un mayor número de personas. Pues bien, estos museos de los que hablamos, estos últimos, no disponen de presupuestos tan grandes como para afrontar toda la maravilla tecnológica que se propone en los foros especializados como decíamos, sencillamente no pueden hacerlo porque no tienen dinero. Como dice un amigo nuestro: “una cosa es la ciencia ficción y otra muy distinta la antelación, que es más barata”. Lo que queremos decir con esto es que, en ocasiones, nos deslumbramos con todo lo que suena a última tecnología y la queremos aplicar a todo lo habido y por haber. No podemos ser tan lanzados, por una mera cuestión de dinero y por otra, la capacidad y acceso al uso de esas tecnologías “avant garde” por el público masivo.

moma_augmented_realityLos dispositivos móviles pueden convertirse en un vínculo muy valioso

Pero concretemos soluciones realistas yendo al grano. Los dispositivos móviles se están apoderando del mundo y están cambiando nuestra forma de gestionar la realidad. Siempre decimos que los smartphones se han convertido en una extensión androide de nuestro brazo. Pues bien, ese dispositivo extensión de nuestro brazo es, para bien o para mal, el instrumento al que tenemos que prestarle toda nuestra atención planificadora para ayudarnos a que sea un instrumento útil en nuestro campo. No hay que ir más allá, centrémonos exclusivamente en establecer una relación fluida y de valor entre el museo y el dispositivo móvil.

teenstextingLos smartphones ya son el vínculo entre nosotros y la realidad que nos rodea

Planeemos un posible escenario de acción con una solución: Nos decidimos a visitar un museo. El museo arqueológico de nuestra ciudad, por ejemplo. Nos metemos en la página web del museo y accedemos directamente a la opción “perfil del visitante”. También podemos acceder a esta opción a través de nuestro smartphone o nuestra tableta si no estamos en casa. Se nos pide que bajemos la app del museo a nuestro dispositivo o desde el mismo dispositivo directamente. Con la app instalada (iOS y Android), en el “perfil del visitante” donde seguimos, trazamos de una forma sencilla nuestros intereses personales en la visita siguiendo las opciones que se nos muestran: el tiempo que vamos a dedicar a la visita, si vamos con niños, si tenemos algún tipo de dificultad física, nuestro idioma, etc. Automáticamente se nos ofrecerá la “visita ideal” al museo siguiendo nuestras coordenadas como perfil incluso con acompañantes. Esta visita ideal se descarga directamente a la aplicación del móvil y que será la que nos guíe en el recorrido del museo – también se pueden incluir en la descarga descuentos especiales para la tienda del museo si la hay -. Una vez en el museo, el dispositivo nos guiará en la visita respondiendo exclusivamente a nuestros intereses – eso no quita para que el visitante puede modificar a su antojo el recorrido en cualquier momento y que se puede retornar al recorrido guiado por el dispositivo -. Lo importante en todo caso es que podremos ser capaces de observar los vestigios arqueológicos (en el caso de un museo arqueológico, que es el que hemos elegido hoy) pero contextualizando su lugar en la historia, como se realizó y porqué, y toda clase de explicaciones. Incluso podremos visualizar vídeos de cada época relacionada con cada sala, o por cada grupo de objetos. Este app mantendrá contacto con nosotros en el futuro – si así lo queremos como opción -, recomendándonos exposiciones y otras actividades relacionadas con nuestro interés en la arqueología y respondiendo a nuestro perfil. Si es un museo en red, esa aplicación podrá ser la misma para un conjunto de museos. Podemos asegurar que es una inversión al alcance de casi todos los presupuestos y mucho más si la misma app se aqdapta para varios museos.

v0_fullCreemos que todos los esfuerzos en el desarrollo de la tecnología aplicada a la museografía debe centrarse en los dispositivos móviles

Por supuesto, esto no elimina el avance sobre otro tipo de desarrollo tecnológico aplicado. La tecnología destinada a la escenografía museográfica nos parece también muy importante. En futuras entradas hablaremos de otros avances “realistas” como es, por ejemplo, la domótica aplicada a los museos.

http://www.latercera.com/noticia/tendencias/2014/01/659-560278-9-los-10-tecnologias-destacadas-en-el-salon-ces-de-las-vegas.shtml
http://www.cesweb.org/
http://www.techradar.com/news/phone-and-communications/ces-2014-what-to-expect-from-the-show-1193036

Una respuesta a “Museos y el Brazo Androide

  1. Qué ganas de que esas aplicaciones de las que hablais sean una realidad y podamos olvidarnos del servicio de auriculares, tan pasado de moda… Muchas gracias, otra vez, por documentarnos.
    Un abrazo.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros