Colecciones y Transformación Digital

 

«Debería ser posible hacer que las colecciones fueran accesibles, explorables y agradables, no solo para quienes las visitan, sino para todos los que tengan un ordenador o un dispositivo móvil. De esta manera, con el uso de las nuevas tecnologías, pueden convertirse en colecciones privadas para todo el mundo». – Hacia 2020: la estrategia del Museo Británico.

La curaduría de contenido digital no es un concepto nuevo. Muchos museos han puesto sus colecciones a disposición de los usuarios en línea con fines académicos y de investigación, y como una forma de potenciar una mayor interacción con el público. Casi la mitad de los visitantes en línea del Science Museum Group viven fuera del Reino Unido, lo que abre una base de clientes totalmente nueva que antes no estaba disponible. Los museos también están conectando comunidades de investigación de todo el mundo en formas que en otros tiempos eran inconcebibles.

Además de ofrecer una mayor comodidad, esta capacidad en línea brinda a los museos acceso a datos mejorados sobre sus usuarios (clientes), algo que permite un análisis más detallado de los perfiles de los visitantes, generando mejores experiencias en línea y creando relaciones más beneficiosas para todos.

«Tenemos alrededor de 425.000 objetos, y para 2023 casi todos ellos, además de los contenidos más importantes de las colecciones fotográficas y de archivo, estarán disponibles en línea». – Futuros inspiradores, prioridades estratégicas 2017-2030 – Science Museum Group

Experiencias virtuales.

Un ejemplo de acceso e interacción en línea con colecciones de museos es, entre otros,  Hold the World, una experiencia interactiva de realidad virtual (VR) en el Museo de Historia Natural de Londres, dirigida por Sir David Attenborough. Esta es la primera experiencia de realidad virtual que combina la tecnología de los videojuegos con la narración de historias de estilo documental. Se trata de un evento que ofrece a los participantes la posibilidad de explorar activamente los especímenes de la colección del museo de manera virtual, transformándola en una experiencia interactiva uno a uno.

Hace unos años, el proyecto de transmisión en vivo After Dark de la Tate Britain permitió a sus participantes experimentar un «viaje en la oscuridad», con acceso a una de las colecciones de arte más grandes del mundo. Se utilizaron robots equipados con cámaras, combinando lo último en tecnología de software con el diseño e ingeniería de hardware a medida, para generando así una experiencia atractiva para audiencias de todo el mundo.

También hace algún tiempo, el museo nacional holandés, Rijksmuseum, produjo alrededor de 150.000 imágenes – incluidas obras de arte de Van Gogh, Vermeer y Rembrandt -, disponibles en un sitio web especialmente dedicado para ello, e invitó a los visitantes a descargar versiones gratuitas de alta resolución de estas piezas sin derechos de autor. La gente podía sacar copias digitales de la obra de arte, sin coste alguno, e imprimirlas en formatos inusuales, como carteles o, incluso, cubrecamas. Y gracias a una versión de alta definición de Street View, el público de todo el mundo ahora puede «caminar» entre las estatuas del Musée d’Orsay en París o por la galería de retratos del Museu de Arte de São Paulo (MASP).

Sin embargo, las colecciones solo constituyen una parte del proceso de la digitalización. Como explica John Stack, director digital del Science Museum Group, la construcción de descripciones detalladas y narrativas que rodean a estos objetos es fundamental a la hora de proporcionar una interacción rica y significativa de la audiencia:

“Para crear la estructura de doble hélice del ADN de cada objeto y contenido, no solo necesitamos narrar la historia de Jim Watson, Francis Crick, Maurice Wilkins, Rosalind Franklin, etcétera, sino también basarnos en narrativas más amplias a través de los múltiples objetos. Tales narrativas deberían permitir viajes lineales y no lineales y ser ricos en recursos multimedia, transportándonos a la última generación de secuenciadores de ADN y más allá «. – John Stack, director digital de Science Museum Group

Investigación y estudio.

No se debe subestimar el impacto potencial de la digitalización en la investigación académica; el Museo de Historia Natural, por ejemplo, cree que eventualmente tendrá acceso a datos de entre 1 y 3 mil millones de especímenes, y que la capacidad de «cortar y pegar» estos datos para compartir información en tiempo real se utilizará para respaldar y mejorar los proyectos de investigación.

Conservación y conversación.

La digitalización también puede desempeñar un papel importante en la preservación y conservación, aunque digitalizar colecciones completas puede presentar grandes desafíos.

Solo el Museo de Historia Natural alberga 80 millones de especímenes; digitalizar individualmente cada pieza de la colección les llevaría hasta 400 años. Sin embargo, este trabajo es de gran importancia, ya que muchos objetos son viejos, delicados o biológicamente inestables y, como consecuencia, difíciles de manipular y almacenar correctamente. Los museos, por lo tanto, se verán involucrados en una carrera contra el tiempo para digitalizar objetos degradables.

A medida que se agregan regularmente nuevos elementos a las colecciones, los equipos de conservación sufren una presión constante tratando de encontrar formas de preservarlos. Las soluciones digitales, como la inteligencia artificial (IA) y el uso de métodos como el crowdsourcing para acelerar el proceso de conservación, podrían ser parte de la solución.

La Biblioteca Británica, por ejemplo, está probando una sistema basado en la inteligencia artificial aplicada a los museos que le permita leer textos escritos a mano, aprovechando su conocimiento y capacidad para descifrar en cada tarea que completa. Por otro lado, el Museo de Historia Natural ha recabado, en los últimos tres años, ayuda del público en general para transcribir digitalmente cerca de 370.000 registros de aves, convirtiéndose en una contribución importante a su colección digital.

Pero los beneficios de digitalizar las colecciones de los museos van más allá de mejorar simplemente el acceso y apoyar la conservación.

Resolviendo el rompecabezas de la digitalización.

En los últimos años, el Museo de Historia Natural ha resuelto muchos de los desafíos científicos, técnicos y sociales de la digitalización, desarrollando flujos de trabajo rentables de alto rendimiento capaces de digitalizar decenas de miles de objetos al día. El Reino Unido es actualmente el líder internacional, pionero en este tipo de enfoques.

Además, desbloquear los datos de estas colecciones podría ayudar a resolver los desafíos globales sobre las enfermedades tropicales desatendidas, la seguridad alimentaria y el cambio climático.

Fusionando lo virtual y lo físico.

Crear el «gemelo digital» de una pieza física puede ayudar a mejorar nuestra comprensión del mundo físico. La IA permite que los datos existentes se limpien, clasifiquen y analicen en un metanivel capaz de revelar nuevas conexiones y descubrimientos. El Museo de Arte Moderno de San Francisco (SFMOMA), por ejemplo, ha realizado un «análisis de sentimientos» para identificar patrones en el modo en que artistas específicos titulan su trabajo.

La inteligencia artificial y el aprendizaje automático permiten reconocer y clasificar las emociones en los rostros representados en las obras de arte; y, asimismo, tanto el contenido como las respuestas de las redes sociales podrían ser analizados para interpretar y mejorar la comprensión de las percepciones de cada uno de nosotros.

Recurso bibliográfico:

Cisco Systems (2020): UK Museum Sector: Embracing Digitisation. White Paper.


Si quieres recibir nuestro, newsletter y nuestros artículos por correo electrónico, rellena y envía el boletín adjunto, por favor, completando el campo correspondiente en el formulario de inscripción que encontrarás a continuación. Tu dirección de correo electrónico (asegúrate por favor de escribirla correctamente), será utilizada exclusivamente para enviarte nuestros newsletters y artículos, pudiendo darte de baja en el momento que quieras. Tu confirmación de suscripción, si no te llega, puede estar en tu carpeta de spam.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.