Museos: Adopción de la Digitalización

 

Nuestros visitantes cada vez son más exigentes y tienen mayores expectativas. Los museos trabajan más que nunca para comunicarse con ellos a través de sus colecciones, tanto durante como después de las visitas físicas y virtuales. Actualmente, el contenido basado en la web y el acceso remoto a las colecciones permite a los visitantes experimentar las instalaciones sin entrar en el edificio. Esto ayuda a los museos a recopilar datos del público (clientes) que se pueden utilizar para ofrecer una experiencia adecuada y personalizada y generar, asimismo, mayores ingresos.

«Lo que resulta gratificante sobre el auge de las tecnologías digitales es que ahora no solo comprendemos cómo nos relacionamos con nuestras audiencias, sino que también podemos llegar a nuevas audiencias. Aún mejor, estas audiencias son globales y están creciendo todo el tiempo». – John Stack, director digital de Science Museum Group.

Los sitios web pueden ser muy útiles para ayudar a los usuarios a planificar su visita con anticipación y decidir qué objetos quieren ver.

Tras el rediseño de un sitio web, el Museo de Historia Natural de Londres experimentó un aumento en el tráfico de su site, tanto por personas que buscaban horarios de apertura como por los que demandaban información y contenidos más variados sobre sus colecciones.

Una vez dentro del edificio, la tecnología también permite a los museos ofrecer formas cada vez más flexibles de interactuar y observar las exposiciones. Muy a menudo, los visitantes no hacen el recorrido anunciado a través de un museo, por lo que puede que algunas áreas se llenen de gente mientras otras se vacían por completo. Proporcionar contenido en línea que ayude a los visitantes a personalizar su viaje con anticipación puede convertirse en una experiencia más individualizada, algo que ayuda a garantizar la comprensión del contenido completo del edificio ofreciéndoles una visión global on line.

Ejemplos de esto los encontramos, por ejemplo, en la aplicación para móvil de exploración del Museo Americano de Historia Natural en Nueva York.

Este sistema tecnológico ofrece al público usuario de la app historias detrás de escena bajo demanda, y facilita la interacción con sus exposiciones, pudiendo observarlas en detalle de forma remota. De manera similar, el Museo de Arte Antiguo y Nuevo de Tasmania ha reemplazado sus cartelas de pared tradicionales con «la O», una tableta que rastrea los movimientos de los visitantes mediante geolocalización, ofreciendo información útil sobre los objetos que tienen cerca y que les ayuda a navegar por el edificio.

Tras el éxito de su exposición «a David Bowie», que utilizó un sofisticado sistema de audio 3D, el V&A de Londres se ha inspirado para expandir el uso de la innovación digital aplicada a la museografía, como explica su directora de medios digitales Kati Price: “Ahora estamos analizando cómo podríamos usar iBeacons para ofrecer contenido multimedia en nuestras exposiciones, o proporcionar recorridos para visitantes con discapacidad visual o senderos de exploración y juegos para niños, por ejemplo. También estamos explorando cómo los dispositivos portátiles, como Google Cardboard y Oculus Rift, pueden introducir nuevas capas de contenido y experiencias aún más inmersivas en nuestros edificios o de forma remota».

“La integración de experiencias móviles con CRM es un cambio radical para nosotros. Optimizar el contenido digital de un visitante para sus intereses lo cambia todo y eso es a largo plazo en lugar de solo visitas únicas». – Dave Thomas, director de tecnología e información del Museo de Historia Natural.

El Museo de Historia Natural ha utilizado la tecnología de Cisco para brindar una experiencia óptima al visitante. Los museos comienzan a operar «postdigitalmente», uniendo y conectando mundos virtuales y físicos, creando experiencias para visitantes conscientes del contexto utilizando servicios basados ​​en la ubicación en tiempo real. Ayudando al público a localizar rápidamente los temas y áreas de interés específicos, pueden crear experiencias únicas y personalizadas.

Los museos quieren ir más allá de crear colecciones accesibles a través de su espacio físico, generando también comunidades virtuales. El presidente del Arts Council England, Nicholas Serota, por ejemplo, describió una vez el papel de la Tate para: «alentar a las personas a involucrarse con el patrimonio visual del museo y así  fortalecer la comprensión de los valores y las percepciones de sus predecesores y pares, lo que lleva a una mayor comprensión de sus propias capacidades e identidad».

Esta combinación de aspiración y capacidad digital mejorada se traduce en que los museos ya no están limitados o definidos por su espacio físico y, por lo tanto, pueden alentar dinámicamente a la audiencia a participar en actividades culturales, independientemente de su ubicación geográfica.

«La experiencia en nuestras galerías siempre será una piedra de toque, pero también debemos encontrar formas de brindar encuentros equivalentes a quienes quieran comprometerse con la Tate, sus ideas y valores, a través de publicaciones digitales y de otro tipo. Cada vez más, la gente buscará estímulos y orientación de la Tate en la construcción de su propia experiencia y comprensión de lo visual. En los próximos años tendremos que dedicar tanta atención a lo digital como le hemos dado recientemente a la expansión física y mejora de nuestros edificios». – Nicholas Serota.

Nicholas Serota, enuncia también la nueva visión de la Tate, que incluye su dimensión digital: «defender el arte y su valor para la sociedad».

Entre ejemplos de iniciativas digitales a gran escala, que ya están en marcha, encontramos el programa de ciencia ciudadana del Museo de Historia Natural, que fomenta la participación pública en proyectos científicos específicos. Registrando observaciones de la vida silvestre o del clima, y recolectando muestras, ofrece datos científicos vitales a gran escala. A su vez, el Museo Metropolitano de Arte (the Met) en la ciudad de Nueva York, ha adoptado recientemente un modelo digital de acceso completo y abierto a través de Creative Commons Zero (CC0).

La premisa de CC0 es «sin derechos reservados»: permitir que los científicos, educadores, artistas y otros propietarios de derechos de autor renuncien a sus intereses, haciendo que sus obras estén completamente disponibles para descargar, usar, mezclar y compartir, en un movimiento que describe el Met como un «hito importante en la evolución digital del museo».

Los museos digitales también están involucrando a las personas en la creación de contenido. En 2014, el Smithsonian Asian Pacific American Center invitó al público a participar en una exhibición del «Día en la Vida de Asia Pacífico y América», en la que tanto fotógrafos profesionales como aficionados presentaron más de 2000 fotos, y se exhibió una sección transversal.

Por otro lado, los museos digitales están desarrollando herramientas educativas y de aprendizaje interactivas de próxima generación, alejándose de los recursos docentes descargables pero estáticos. En 2013, Culture24, con el apoyo del Arts Council England y Trinity College, inició un servicio de colecciones interactivas que permitió a museos y escuelas ofrecer experiencias de aprendizaje transversal, creativo y cultural en sus etapas clave 2 y 3.

“Hemos publicado un conjunto seleccionado de objetos de colección digital sobre una variedad de museos en entornos en línea, que son amigables para los niños, divertidos y flexibles. Le dimos vida con contenido de video co-creado por niños y jóvenes, con ediciones actualizadas, información relacionada con lugares y listados, además de contenido interactivo e interpretativo existente ya en nuestros museos y galerías «. – Anra Kennedy, Cultura24.

Así pues, el museo digital del futuro está generando más oportunidades de recopilación de datos y utilizando la información y los conocimientos que se recogen para una mayor interacción y relaciones más colaborativas con su público.

«Saber lo que llamó su atención durante la exposición significaría que la aplicación (app) podría ofrecer un resumen perfecto para leer más». – Museo Americano de Historia Natural.

Por último, el plano digital también se beneficiará del acceso a más datos a través de una mejor recopilación, gestión, análisis y protección de datos.

Recurso bibliográfico:

Cisco Systems (2020): Exploring Artificial Intelligence in Museums. White paper. UK Museum Sector: Embracing Digitisation.


Si quieres recibir nuestro newsletter y los artículos de EVE por correo electrónico, rellena y envía el boletín adjunto, por favor, completando el campo correspondiente en el formulario de inscripción que encontrarás a continuación. Tu dirección de correo electrónico (asegúrate por favor de escribirla correctamente), será utilizada exclusivamente para enviarte nuestros newsletters y artículos, pudiendo darte de baja en el momento que quieras. Si no has recibido la confirmación de tu suscripción, mira en tu carpeta de spam.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.