Cómo Desarrollar un Programa Público como Experiencia Cultural

 

Poner en marcha programas públicos – exposiciones, por ejemplo – es una práctica fundamental para que los museos interactúen con sus visitantes y atraigan a nuevas audiencias. Cuando se hace bien, estos programas pueden contribuir a que el museo se convierta en un lugar amable y acogedor para todos, llegando a miembros de la comunidad que, de otro modo, no lo visitarían. Pueden tener, además, un impacto positivo y directo, logrando que las personas se sientan, piensen o se comporten de una manera diferente. Los programas públicos poseen la capacidad de demostrar a los financiadores y a los responsables de la toma de decisiones, la contribución que los museos hacen a la vida cultural y a la cohesión social de una región.

Con esta información pretendemos ayudarte a diseñar programas públicos que:

  • Se basen en datos sobre tus audiencias existentes y las potenciales.
  • Fomenten la visión de la organización.
  • Puedan aportar valor a tus visitantes.

Dedica unas horas a desarrollar ideas que formen parte de un programa público en tu museo.

Por lo general, resulta complicado encontrar tiempo durante el horario laboral- normalmente completo- para poner en marcha una lluvia de ideas sobre la creación de un programa público. Pero la buena noticia es que tan solo necesitarás unas pocas horas para diseñarlo y hacer que cumpla con los límites presupuestarios de tu museo, consiguiendo que el proyecto sea algo mucho más específico y significativo para las audiencias que deseas atraer.

Deberás dedicar unas 3-4 horas para llevar a cabo los pasos que, a continuación, te vamos a mostrar, y para determinar cómo de efectivo es tu programa público. Comenzaremos con lo siguiente:

DEFINIR:

  • Articular tu idea original (15 min).
  • Identificar a tu público objetivo (15 min).
  • Determinar los parámetros que comprondrán tu proyecto (15 min).
  • Decidir cuáles son los criterios que pueden ayudarte a tener una «buena» idea (15 min).

GENERAR:

  • Lluvia de ideas (30 min).

PROTOTIPO:

  • Probar las ideas frente a los criterios negativos (10 min).
  • Seleccionar y redefinir dos ideas (30 min).

COMPARTIR:

  • Exponer las ideas (10 minutos cada idea).

ESCOGER:

  • Seleccionar la idea final (10 min).
  • Articular la idea original (15 min).

La intención de un programa público no es solo atraer a ciertos segmentos de tu audiencia – esto podrías conseguirlo organizando una merienda en tu museo, por ejemplo -. Hablamos de algo más complejo.

Un programa público proporciona al visitante objetivo el camino «hacia» una exposición. Le ayuda a experimentarla desde un punto de vista más profundo, invitándole a abrirse para alcanzar una respuesta emocional, un compromiso intelectual y una experiencia estética que le transformará y le hará ser mejor persona.

Para lograr un impacto más profundo en el público, es preciso articular la razón fundamental, o el tema del programa público que está vinculado con la exposición.

Ante una exposición, pregúntate:

  • Cuando pienso en ella, ¿qué palabras o sentimientos me vienen a la mente?
  • ¿Cuál es su fundamento artístico?
  • ¿Qué intenta transmitir?
  • ¿Qué queremos que un visitante sienta, aprenda y experimente con ella?

En un ejemplo de una exposición de arte, el personal del museo identificó las palabras «suavidad, sorpresa y diversión» como el tejido conectivo artístico entre el propósito del programa público y dicha exposición. En otro caso -también de exposición artística – se consideró que la frase «exprésate» articulaba mejor sus objetivos para el programa público relacionado con la intención del artista.

Identifica a tu público objetivo (15 min).

Deberás identificar cuál es el perfil de personas que deseas atraer para interactuar con tu programa público. Puedes comenzar incluyendo a «todos» y, por supuesto, esto es válido, pero sería recomendable refinar y ajustar en grupos prioritarios: jóvenes, miembros de la comunidad local, turistas visitantes a la región …

Suele ser bastante útil identificar los diferentes segmentos de tu audiencia actual y potencial, si bien existen algunos que ya han sido desarrollados por otros y que podrían serte útiles (comprueba los enlaces al final de este recurso). Por ejemplo, el Consejo de Australia para las Artes utiliza un sistema de segmentación sectorial para organizaciones de arte, cultura y patrimonio.

También puedes desarrollar segmentos propios que puedan hacerse eco de tu audiencia actual y potencial; esto podría extraerse de los datos de las encuestas que hayas realizado y de las observaciones de tus compañeros: adultos, jóvenes, familias con niños pequeños, buscadores de experiencia jubilados, niños en edad escolar, turistas, etcétera. A continuación, deberás identificar, por ejemplo, cómo se involucran dichos segmentos.

Públicos que la galería ya atrae actualmente:

  • Turistas.
  • Niños en edad escolar.
  • Públicos en los que la galería podría crecer aún más: adultos jóvenes, familias con niños pequeños, buscadores de experiencias, jubilados.

Decide y define el segmento al que deseas dirigirte o priorizar, y articula el por qué.

Identifica los parámetros de tu propuesta (15 min).

Es probable que haya consideraciones prácticas que debas tener en cuenta. Anota parámetros como:

  • Tiempos, calendario.
  • Presupuesto.
  • Espacio.
  • Otros requisitos de información.

Decide cuáles son tus criterios para una «buena» idea (15 min).

Dedica unos 15 minutos a desarrollar una lluvia de ideas sobre los criterios, a fin de crear una «buena» idea de programa público.

Creación de la idea:

Comunidad:

  • Que sea sensible a las necesidades de tu museo en el contexto comunitario.
  • Que te permita dirigirte a una comunidad: necesidad de audiencia / sector social.
  • Que resulte apropiada para tu comunidad, para la exposición y para cualquier grupo cultural objetivo.

Vitalidad del concepto:

  • Respetuoso con la colección ya existente.
  • Interactivo.
  • Fresco, original o único para el público objetivo.

Legado:

  • Establecer un modelo / piloto para futuros programas.
  • Crear un legado para los participantes, galería, arte, cultura.

Viabilidad:

  • Realizable.
  • Flexible / adaptable.
  • Aporte de valor por el dinero invertido.
  • Impacto medible: números, profundidad de compromiso, auditoría de éxito, etcétera.

Lluvia de ideas (15 min).

La regla principal para la sesión es que no existen las ideas locas o malas. Olvídate por un momento de los criterios sobre lo que pudiera ser una «buena» idea. No te preocupes: las pruebas y los ajustes vienen después. En esta etapa, se alienta a los participantes a «enloquecer», dejándose llevar por su imaginación.

Alguien debería asumir el papel de escriba y anotar todas las ideas que vayan surgiendo.

Ideas de prueba (30 min).

Una vez finalizada la explosión inicial de ideas, llega la hora de comenzar a probarlas. Para ello deberás:

  • Analizar comparando con la idea original (del paso 3).
  • Repensar el público objetivo (del paso 2).
  • Replantear los criterios de lo que es realmente una «buena» idea «(del paso 1).

Es posible que desees crear una lista de verificación para cada uno de estos pasos y revisarla con cada idea.

Se trata de un proceso que no requiere demasiado tiempo. Es una forma práctica de decidir sobre una breve lista de ideas. Alguien en la reunión podría leer la lista de verificación mientras todos responden.
Al final, lo que se espera es poder disponer de, al menos, una idea que haya pasado por la lista de verificación. Si no es así, quizás deberías volver a la etapa de lluvia de ideas, hasta conseguir una que cumpla con los criterios necesarios y suficientes.

Ideas prototipo preseleccionadas (10 min).

Ahora, deberás dedicar un poco de tiempo a esbozar las ideas preseleccionadas. Has de responder a las siguientes preguntas

  • ¿Cómo sería este programa aplicado a la realidad?
  • ¿Cuáles serían sus ventajas? ¿Inconvenientes? Desafíos? ¿Oportunidades? (el DAFO o FODA del proyecto).
  • ¿Con quién necesitaríamos asociarnos?
  • ¿Cómo sería el éxito y cómo lo mediríamos?

Lanza las ideas (10 minutos por idea).

Ha llegado el momento de que presentes las ideas finales al resto del grupo. Para ello deberás resolver las siguientes cuestiones:

  • ¿Cuál es la idea original del programa? (Recuerda, nos referimos a la razón fundamental y/o tema del programa que se vincule con la exposición).
  • Breve descripción del programa, incluyendo cómo abordar los posibles desafíos.
  • ¿A quién se dirigirá el programa y por qué?
  • ¿Que criterio se va a manejar para determinar, o no, el éxito?
  • ¿Cómo mediremos el éxito?

Elige la idea definitiva (10 minutos).

Es el momento de seleccionar la idea. Es interesante redactar un informe con las conclusiones – a las que se ha llegado en las sesiones de trabajo – al director del museo, galería o al financiador. Una vez finalizado este proceso, tendrás una sólida justificación para presentar el proyecto de tu programa definitivo. En cuanto a la elaboración del informe final que usarás en dicha presentación, es preciso que hayas realizado las siguientes acciones:

DEFINIR:

  • ¿Cuál es la idea original?
  • ¿A quién vamos a dirigirnos y por qué?
  • ¿Cuáles son nuestros parámetros? – recursos, plazos, espacio, requisitos de informes -.
  • ¿Cuáles son nuestros criterios para juzgar si una idea es buena?

GENERAR:

  • Lluvia de ideas: pueden ser creativas, locas y tantas como quieras.

PROTOTIPO:

  • Haber probado o testado la idea con los criterios, la idea de origen y el público objetivo.
  • Tener al menos dos ideas en la recámara para ser desarrolladas si fuera necesario prescindir de la primera.
  • ¿Cuáles serían las ventajas? ¿Los contras? ¿Los desafíos? ¿Las oportunidades?
  • ¿Con quién nos asociaríamos?
  • ¿Cómo sería el éxito y cómo lo mediríamos?

COMPARTIR:

  • Compartir ideas con el grupo de trabajo.
  • Aportar y recibir comentarios.

ESCOGER

  • Seleccionar la idea definitiva que se va a desarrollar y explicar los motivos de esa elección.

Recursos:

Segmentos culturales de Australia – Retratos de pluma para el Consejo de Australia:
http://www.australiacouncil.gov.au/workspace/uploads/files/pen_portraits_cs_ausco_4595_9_- 598a64fd744ea.pdf

Cómo relacionarse con los jóvenes:

How to engage with young people


Si quieres recibir nuestro newsletter y nuestros artículos por correo electrónico, rellena y envía el boletín adjunto, por favor, completando el campo correspondiente en el formulario de inscripción que encontrarás a continuación. Tu dirección de correo electrónico (asegúrate por favor de escribirla correctamente), será utilizada exclusivamente para enviarte nuestros newsletters y artículos, pudiendo darte de baja en el momento que quieras.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.