Valor Cultural de los Museos y Sus Principales Funciones

 

Los museos son instituciones necesarias para construir y salvaguardar nuestros valores culturales. Han contribuido a fomentar, inspirar y guiar la cultura, diversificando y reinventándose continuamente para mantenerse al día y enfrentarse al cambio histórico, tratando de armonizar sus discursos con los contextos locales. Hoy, como en el pasado, la relevancia y el impacto social de los museos se debe a su capacidad para identificar necesidades y brindar servicios y beneficios a la comunidad, con agilidad y prontitud. Son muchos los museos que actualmente llevan a cabo una serie de transformaciones culturales, sociales y ambientales profundas y rápidas.

Las comunidades de todo el mundo se hallan en constante evolución. De los movimientos masivos de personas, productos, ideas y economías surgen nuevas formas de comunicación, a veces definidas por la oposición y el conflicto. Por eso, muchos museos cuestionan hoy sus roles, en un intento de afectar y acomodar la transición hacia una nueva sociedad y manifestaciones culturales. El objetivo de todo museo es mostrarse armonioso y consciente – en aspectos tan relevantes como la igualdad y el respeto a los derechos de los grupos minoritarios – y ser más sostenible.

A  su papel – perfectamente establecido hoy en dia – de Conservación, Investigación y Comunicación -, se le suma el valor intrínseco como instituciones educativas y custodios del patrimonio humano cultural. El aprendizaje y la educación a lo largo de nuestra vida, en todas sus formas y contenidos – incluida la ciudadanía activa -, han sido reconocidos como una de las funciones principales de los museos, ya que promueve y enriquece sus valores y objetivos.

Los museos también realizan actividades de conservación, investigación y comunicación, en lo que respecta a nuestro patrimonio tangible e intangible. Son actividades que nos ayudan a reinterpretar el pasado, con objeto de elaborar nuevas identidades para las generaciones presentes y futuras, al tiempo que fomentan la cohesión social, el diálogo y la comprensión.

Actualmente, existen numerosas definiciones y declaraciones de propósito, respaldadas por la UNESCO e ICOM,: Museos para la Armonía Social, Museos para una Sociedad Sostenible, Museos para Cambiar Vidas, Museos para la Inclusión Social y Museos para Defender los Derechos Humanos. La difusión de la cultura es un derecho, un valor y un recurso, tanto para el individuo como para la humanidad entera; debe constituir un objetivo compartido y proporcionarnos una educación que garantice la justicia, la libertad y la paz, y fomente la solidaridad entre todos los pueblos.

Los museos son instituciones democráticas, abiertas a personas de todos los ámbitos, edades, géneros, orígenes y culturas. Pueden promover nuevas formas de pensar y facilitar intercambios interculturales e intergeneracionales. Asimismo, desempeñan un papel clave en la preservación y mejora de la diversidad cultural, además de hacer una valiosa contribución para resolver oposiciones y conflictos. Los museos del siglo XXI están dispuestos a asumir enfoques diferentes y líneas diversas de investigación, expresión y comunicación. Por otro lado, exploran aprecian y fomentan nuevas narrativas e interpretaciones. Son multidisciplinarios y capaces de derribar las barreras formales erigidas entre diferentes áreas académicas. Hoy, más que nunca, están dispuestos y pueden tener un impacto significativo en nuestra calidad de vida, estimulando el aprendizaje, la inspiración, la creatividad y los variados intereses. Afectan a nuestras relaciones sociales al ofrecer programas y servicios con beneficios espirituales y materiales, y al proporcionar experiencias cognitivas, sensitivas y emocionales con estéticas gratificantes.

Se trata, pues, de lugares de conocimiento capaces de desarrollar y promover personalidades, competencias, actitudes y valores individuales, que alientan la responsabilidad civil y la participación. Pueden contribuir al crecimiento de las comunidades, generando un sentido de pertenencia y confianza social tratando de orientar la conciencia de nuestra responsabilidad colectiva hacia un patrimonio compartido. Del mismo modo, pueden combatir la discriminación social promoviendo la accesibilidad y la inclusión de los más desfavorecidos.

Los museos modernos son lugares donde descubrir la diversidad de nuestro patrimonio cultural mundial; entidades que nos ayudan a elaborar nuevas formas de conocimiento y a generar ideas. Son espacios de paz, de acogida y de diálogo, que fomentan y promueven los encuentros sociales. El creciente nivel de interés en las técnicas y prácticas de desarrollo de la audiencia, indica claramente una actitud integral que puede garantizar una sociedad más inclusiva y democrática. Los museos están ahora a la vanguardia de la lucha por promover y proteger algunos derechos humanos básicos, especialmente el derecho de todos a la educación y a la participación cultural.

En definitiva, se han convertido en imprescindibles para nuestra vida, y es muy necesario que continúen siéndolo.

Recurso:

Museum Professionals in the Digital Era (2019): Agents of change and innovation. Mu.SA – MUseum Sector Alliance project.


Si quieres recibir nuestro newsletter y nuestros artículos por correo electrónico, rellena y envía el boletín adjunto, por favor, completando el campo correspondiente en el formulario de inscripción que encontrarás a continuación. Tu dirección de correo electrónico (asegúrate por favor de escribirla correctamente), será utilizada exclusivamente para enviarte nuestros newsletters y artículos, pudiendo darte de baja en el momento que quieras.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.