7 Formas de Reconocer un Museo Moderno

“El futuro depende de lo que hagamos hoy“. ― Mahatma Gandhi

newdino

“The Museum” de Joanne Young

Los museos no solo contienen cultura y conocimiento, también representan a la cultura. Si la cultura se transforma, el museo debe hacerlo a su vez. Los museos modernos reciben una enorme presión desde la cultura del consumo que obliga a generar experiencias memorables a los visitantes que pueden rozar el espectáculo, ya paralelamente seducir al potencial visitante que no acude a los museos. En la búsqueda de los nuevos museos por un nuevo posicionamiento entre la sociedad, asistimos a cambios de toda clase y condición, comenzando por la reformulación de la arquitectura – edificios emblemáticos / arquitectos star system -, la aplicación de la nueva museología y la museografía moderna. Está claro que la tendencia de ahora en el futuro es que los museos se centren menos en su “contenido” para transformarse en relato. Un relato que nos fascine a todos.

hd_58829cfe2c73bec62fda2b5edfd96280

Identidad Institucional: Museo del Helado / Brandemia

Podemos apoyarnos en 7 fundamentos para reconocer un Nuevo Museo:

1. El museo se enuncia a si mismo con un nombre sobre un tema: el museo del hombre, el museo del clima, el museo de la biología, el museo de los niños… Son temas-lema de gran dimensión, conceptos que no han sido hasta ahora motivo de creación de un museo. Los museos de arte moderno deberían reformular su denominación.

2. El museo se convierte en entidad activa. El dinamismo, la flexibilidad y la gestión del museo con equipos de trabajo buscan generar espacios culturales, artísticos y científicos con participación ciudadana. Evitan a toda costa convertirse en entidades aisladas y alejadas de la sociedad.

3. Se promueve una fusión entre arquitectura, museología y museografía. La arquitectura debe sacrificar espectacularidad para generar más espacios museográficos, siendo coherente con la temática del museo. Arquitectos, museólogos y museógrafos debe trabajar en equipo. A ver si es verdad.

4. Los recorrido de los museos se adaptan a los intereses de los visitantes ofreciendo múltiples opciones dirigidas. El perfil del visitante cada vez es más importante para la adaptación de los contenidos, entendiendo y haciendo nuestra la forma que tiene cada grupo social de entender la realidad.

5. El entorno urbano y paisajístico alrededor del museo se vuelve más importante, cada vez más. El museo debe integrarse en su medio urbano o natural, respondiendo a la coherencia del conjunto y dejando de ser edificios contenedores para transformarse en instrumentos de difusión del conocimiento – todo el conjunto del museo -.

AWM-remember-0

Exposición “Remember Me” Museo Memorial de la Guerra de Australia

6. El museo debe defender y difundir valores universales que no generalistas y difusos. Los temas varían adaptándose a los tiempos que corren y a nuestra forma de ver el mundo que nos está tocando vivir. Un museo militar ya no debe mostrar armas en vitrinas sin más, debe enseñarnos a todos lo horrible y estúpida que es la maldita guerra.

7. El museo debe convertirse en un espacio amable de aprendizaje para todos, pero no solo apoyándose en su contenido sino también con la programación de todo tipo de actividades didácticas. Los museos modernos deben ser la referencia de la verdad y la responsabilidad social. Su discurso didáctico debe tener un principio, un desarrollo y un final.

WarholTitleGraphic4

Indianapolis Museum of Art / Matt Kelm Design

Resumiendo, la arquitectura debe fundirse con el proyecto museológico y el museográfico. Si en la reunión para la creación de un nuevo museo, o la renovación de uno que se ha quedado viejo, solo se convoca al arquitecto y a los promotores, mal empezamos. Decir también que los concursos son una absoluta aberración moderna, que, además, están formulados por personas que saben a muy poco de museos y que son una fuente irreparable de pérdidas económicas para los estudios que participen. Un nuevo museo puede convocar a un grupo de profesionales de los museos – de todos los ámbitos profesionales, incluida la jardinería – para provocar una tormenta de ideas, pero eso sí, remunerando su esfuerzo. Hoy ya nada es gratis; nos lo recuerdan los bancos todos los días, a todas horas. Es la única manera conocida de que la creatividad, de la mano de buenas y coherentes ideas, redunde en beneficio de la sociedad y no solo de juego a un pequeño grupo de privilegiados. Si no lo decimos, reventamos.

1595672643640_nk5ZFnhx_l

Cartel anunciador del Museo Andy Warhol

Cuando hablamos de nuevos museos, también nos referimos a los viejos que deben renovarse urgentemente si quieren seguir existiendo.

2 Respuestas a “7 Formas de Reconocer un Museo Moderno

Tus comentarios son muy importantes para nosotros