El Proyecto “H”

IMG_1111
Es “H” de Humanidad.
Hemos leído una noticia en la prensa que decía que los niños, desde pequeñitos, deberán aprender en el colegio lo que es una hipoteca, un plazo fijo, una acción en bolsa, un interés interbancario, etc., como una asignatura más; como si fuera “cono”. Nosotros entendemos que para poder luchar en la guerra hay que saber usar las armas, por lo que el aprendizaje de estos temas cuanto antes se haga mejor. Así los niños también llegarán a heredar el estrés que ahora sufren sus padres para afrontar las dificultades, conociendo bien las razones de toda esa preocupación mes a mes, en su mecánica interna, la razón de porqué sus papis están siempre tan agobiados. Pero también hay que decir que no hablamos de todas las familias, dejamos fuera del “target group” de las preocupaciones a aquellas familias que pertenecen al 17% de nuevos ricos más que hay en España en relación al año anterior. Creo que esos deberían ser los profesores de la nueva asignatura, incluyendo por supuesto la lección de como se busca y contrata a un buen asesor en paraísos fiscales, o como se hacen amigos en Ginebra.

rico Un alumno que se ha graduado con sobresaliente cum laude

Pero volviendo al contenido que da título a la entrada – disculpad si una vez más nos desviamos de nuestra materia, los museos -, decir que nos emociona ver como los jóvenes de hoy en día luchan por salir adelante, por tener un futuro con esta coyuntura que les ha caído encima. Ésta juventud lo tiene francamente difícil porque el modelo de evolución en el mercado de trabajo, que va unido al aprendizaje-formación convencional: universidad durante años, más cursos de especialización, más masters diversos, gastos y gastos, para crear un CV mejor que el de al lado, es un modelo que no ya no funciona y lo único que fomenta es la competencia desmedida. Los jóvenes de hoy en día que vayan a enfrentarse con la planificación de su futuro curricular, no se pueden permitir quemar ocho o más años de sus vidas (más lo que eso cuesta en dinero) a construir un curriculum. Porque ya se estudia para eso, no tanto para aprender un oficio y ser útil a la sociedad. Creemos que el modelo educativo actual ha fracasado estrepitosamente. No podemos condenar a nuestros chavales a que se embarquen en una carrera de ratas. La solución podría pasar por que los chavales obtengan los conocimientos suficientes durante toda su etapa escolar, para poder complementar en poco tiempo un aprendizaje práctico, con idiomas. Esta forma de enseñanza permitiría a los estudiantes emprender cuanto antes, obteniendo una visión universal de las oportunidades que ellos mismos se crearían. Sin límites geográficos gracias a los idiomas. Se evitaría que los chavales llegaran a endeudarse, como lo hacen ahora sus familias y ellos mismos para alcanzar el conocimiento supremo que les permitirá sobresalir de la masa y así conseguir un puesto de trabajo a sueldo fijo.

oposiciones Años de estudio y preparación…

Pongamos un ejemplo:

Emily Pilloton es la fundadora del Proyecto H – http://www.publicinterestdesign.org/tag/emily-pilloton/ -. Existen varios proyectos de este tipo pero hoy hablaremos de este. El Proyecto H está basado en fomentar y enseñar que el poder de la creatividad, el diseño y las manos – en el esfuerzo de buscar la excelencia de los jóvenes en una situación económica muy cruda -, puede transformar las comunidades y mejorar la educación pública desde dentro. Los programas de formación del Proyecto H, enseñan iteración de diseño con el hombre, bricolaje, artes y ciencias aplicadas y el desarrollo de las habilidades profesionales que muestre cada alumno, para dotar a los jóvenes de las herramientas creativas, técnicas y de liderazgo necesarias para hacer un cambio positivo y duradero en sus vidas y en sus comunidades. El proyecto de Emily, desarrolla con los chavales proyectos de diseño aplicados a la comunidad y que tiene sus raíces en la ciencia, la tecnología, la ingeniería, las artes y matemáticas – las herramientas de conocimiento fundamentales para desenvolverse profesionalmente con éxito en la sociedad actual -. El Proyecto H cree que el diseño es un medio poderoso para mejorar nuestro mundo, que es una respuesta activa a un contexto, una expresión personal, incluso un reto físico y un acto social que construirá la ciudadanía de la próxima generación. Fomenta la exploración en la intersección de las ciencias físicas, la ingeniería, la arquitectura, el diseño, la justicia social, el respeto a la naturaleza y la implicación en el desarrollo comunitario. Los proyectos prácticos que se realizan a partir del aprendizaje, se incorporan inmediatamente a la comunidad, ya que son construidos por sus alumnos, incluyendo construcciones y elementos de uso en la agricultura, señalización rural, sistemas de limpieza, parques infantiles, jardines de la escuela, y la construcción y mejora de sus propias instalaciones de aprendizaje. Pudiera sonar esto a un taller de empleo de los de aquí, pero no, el Proyecto H abarca otras muchas disciplinas.

Pilloton1 Emily Pilloton con tres de sus alumnos más jóvenes

Hay algo muy bueno en la enseñanza de como se solucionan los problemas – lo que hemos denominado diseño -, especialmente los complejos, los muy difíciles. Si alguien es verdaderamente bueno en la resolución de problemas, será alguien que tiene una tendencia muy grande a inspirar a los que le rodean. Son el tipo de personas que actúan como grandes maestros sin serlo en realidad, enseñando con su ejemplo y mostrándolo a quien está en su entorno inmediato. Existen otros ejemplos (el de Pilloton lo hemos mencionado por ser uno de los primeros): el “coworking” por mencionar una propuesta real, que es la interacción de conocimientos individuales compartiendo un espacio común; un espacio profesional y social. El coworking intercambia de forma fluida propuestas y soluciones a quien las necesita, que puede ser ese/esa que trabaja en la mesa de al lado. Este es un esfuerzo orientado a los emprendedores, con un lema: “tu eres tu empresa – ayuda y te ayudarán”. Esto no es una utopía porque ya existe en todo el mundo. Un ejemplo en España podría ser: http://www.utopicus.es/es

IMG_1108 “En mis comienzos, todo el mundo me dijo que estaba loco”. George Lucas

Vamos a transcribir lo que se puede leer en las ventanas de este espacio de trabajo y colaboración “Utopic_Us”. Creemos que merece la pena:

“Te giras, te puede la curiosidad y decides mirar a través de la ventana. Observas un lugar extraño, a medio acabar, un espacio de coworking lleno de vida y profesionales que trabajan sonriendo e interactúan, compartiendo sueños, ideas y locuras para transformarlas en proyectos.

Queremos seguir creciendo y aprendiendo, recibiendo talentos y creando utopías.

Dentro encontrarás más personas como tu que día a día tratan de ser mejores profesionales y que luchan por cambiar el mundo desde sí mismos y a través de la colaboración. Somos muchos y no vamos a rendirnos: sonrientes, optimistas, exigentes, transparentes y atrevidos. Nos gusta la vida y queremos vivirla sin miedos… ¿Te apuntas?”

Humanitario2

¡¡¡Ánimo!!!

2 Respuestas a “El Proyecto “H”

  1. Hola, leyendo tu artículo no pude evitar pensar que el tipo de educación que se está planteando con este proyecto es de nivel técnico. Francamente al inicio de la lectura no me agradó dicha propuesta, sinceramente la prejuzgué en base a los resultados que he visto en México respecto de la educación técnica (no digo que sea deficiente, simplemente no siempre es buena y no siempre es aprovechada). Conformé avancé en tu artículo fui analizando la estructura profesión-sociedad- resultados y francamente vivimos en una sociedad que “eleva” los títulos profesionales. En mi experiencia laboral he tenido la oportunidad de trabajar con personas muy creativas, experimentadas, eficientes y eficaces que no cuentan con un título profesional y son verdaderamente buenos en su trabajo, mientras que por el otro lado he conocido “profesionistas” que hacen que te preguntes cómo consiguió el título y pero cuando te das cuenta que vienen de escuelas particulares donde casi te cobran hasta por respirar.

    Lo importante que mencionas en tu artículo y por lo que me ha gustado mucho la idea del Proyecto H (por ejemplo) es crear éstas “células” de personas creativas, todas con una base de conocimiento, que trabajando en conjunto van a ayudar a solucionar problemas particulares de ciertas zonas. Es un grupo que se va especializando en solucionar, y esta experiencia de soluciones en sí en un gran CV.

    La cuestión ahora es hacer entender a la sociedad que este tipo de educación es “rentable” y dejar de “divinizar” los títulos profesionales.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros