Fascinación Encuadrada en Amarillo

Chica AfganaNG Vimos un programa en televisión hace unos años, creo que en el canal HBO americano si no recuerdo mal, donde se mostraba lo que es el día a día en la vida de un fotógrafo de la revista National Geographic. En la primera parte del documental, concretamente sobre Paul Nicklen, veíamos como sus dos hijas pequeñas le preparaban el macuto de viaje a su padre mientras éste empaquetaba con extremo cuidado sus cámaras de 35 mm., con sus correspondientes teleobjetivos en cajas de aluminio. La madre de las niñas observaba con cara de enorme tristeza la escena con los brazos cruzados apoyada en el quicio de la puerta del dormitorio. Nicklen cerraba finalmente la primera parte del documental alejándose de la casa en su furgoneta, camino del nuevo encargo que la revista le había planteado: seis meses sin descanso en la Antártida fotografiando pingüinos emperador.

pinguinosEmperador No solemos pensar que detrás de una de estas fotografías puede haber seis meses de espera tanto para el fotógrafo como para su familia
Pinguinos

Se han cumplido ya 125 años desde que la revista de bordes amarillos y fotos impresionantes vio la luz por primera vez- http://www.nationalgeographic.com.es – (el primer número se publicó en 1888). Después de todos estos años, National Geographic se ha convertido en un emporio comercial, una máquina de hacer dinero alejándose cada vez más, desde nuestro humilde punto de vista, de ese espíritu romántico de las grandes exploraciones. Cuando uno visita la megastore NG de Regent street – http://www.nglondonstore.co.uk/ -, en pleno corazón del Londres de las tiendas de lujo, se reflexiona sobre donde ha quedado el encanto aventurero que impregnaba la revista. Esa es la impresión que recibimos al tiempo de celebrar ese aniversario centenario: se ha perdido el romanticismo de antaño, aunque hemos ganado en la difusión planetaria del conocimiento de la Naturaleza y de la antropología desde el punto de vista del hombre. El esfuerzo por defender y preservar el medio natural y el respeto a las razas, la difusión didáctica a los pequeños, el regalo a los sentidos, sobre todo el de la vista, cuando ojeamos una de sus cientos de revistas publicadas.

FlautistaNG Más de un siglo manteniendo la impecable calidad en el reflejo de los momentos inolvidables captados por los fotógrafos cuyo lema podría ser: “en el momento justo, en el sitio indicado”

A partir de su número 01 en el año 1900, con la publicación de varias fotografías a toda página del Tíbet, la revista pasó de ser una revista orientada a contenidos más cercanos de lo que podría denominarse como publicación científica, por estar apoyada por un amplio contenido fotográfico. Esta fue la línea editorial que la consagró a lo largo de los años. Son ya iconos del universo colectivo sobre la naturaleza y las razas del mundo, como fue el retrato de portada de la niña afgana de 13 años de edad y enormes ojos azules. Esa niña afgana, llamada Sharbat Gula, se convirtió en una de las imágenes más reconocibles de la revista. Con motivo del anversario se ha vuelto a publicar la foto de la misma niña, aunque ahora ya es una mujer adulta (aunque es evidente, apuntamos que es la fotografía que abre esta entrada).

national-geographic-best-award-photograph (13) No es solo captar una imagen en un momento concreto, es la sensibilidad a la hora de elegir ese momento y sus protagonistas (o que ellos te elijan a ti)

El Museo National Geographic en Washington DC – http://events.nationalgeographic.com/events/national-geographic-museum/ -, se encuentra en el mismo edificio donde tiene la sede la revista; es una visita obligada para los amantes de la naturaleza, sobre todo aquellos que son aficionados a la fotografía. Tienen especial atención hacia los niños mostrando contenidos muy didácticos e interactivos, que van desde el cuidado de la naturaleza y pasando por la nutrición o la física. Sabemos que no se encuentra al otro lado de la esquina, pero defendemos la idea de recomendar Washington DC como destino porque ofrece este tipo de atracciones para toda la familia.

NiñosDaVinci En el Museo National Geographic, se programan un buen montón de exposiciones temporales pensadas especialmente para los niños

Por supuesto, el museo cuenta con una exposición permanente que exhibe las mejores fotos realizadas para la revista. Muchas de ellas, la mayoría, han sido sacadas usando cámaras reflex de 35mm. Los fotógrafos de National Geographic no son muy amigos de lo digital, aunque todos lleven una cámara reflex digital en la mochila, por si acaso. Porque National Geographic es fundamentalmente fotografía y ha sido su grandísima aportación al conocimiento de la naturaleza. Pero, ¿quién se lee todos los artículos en cada número? Normalmente nos quedamos entusiasmados con las fotografías que se muestran en la revista, pasando por encima del texto; imágenes que comienzan mostrándose en portadas impecables, algunas inolvidables. Nuestra favorita, como puede ser obvio, es la de Neil Armstrong en la primera misión a la luna.

Armstrong Portadas inolvidables de National Geographic que lo fueron gracias a los hitos y conquistas del hombre (en aquella época el diseño gráfico era más “florido”)

Nuestras felicitaciones en su 125 cumpleaños. Nos gustaría que National Geographic recuperara si cabe ese tono romántico aventurero, pero son tiempos para lo global, la mercadotecnia y el merchandising, por lo que entendemos que en NG hayan tomado el rumbo de lo comercial. Las expediciones fotográficas son muy caras y hay que complementar gastos con actividades paralelas. Si siguen manteniendo el excelente nivel de calidad y no hacen trampa con el photoshop, seguiremos siendo rendidos admiradores de su publicación con marcos amarillos.

No podemos dejar de incluir en esta entrada una serie de fotografías realizadas por los fotógrafos de NG, que nos gustan especialmente.

natgeo-2
national-geographic-best-award-photograph (15).preview
national-geographic
Rino
sergio-androzzi
PinguinosIceberg
Avion
Elefante
199844image001

Y muchísimas más…

Tus comentarios son muy importantes para nosotros