Museo con Glamour

temple-of-dendur Podríamos pasar horas sentados en el banco corrido de la entrada a la sala de los impresionistas del Met, contemplando la pequeña escultura “la bailarina de Degás”. Es la bailarina más bonita con el escenario más bello del mundo: Picasso, el propio Degás, Van Gogh, Renoir… Sus obras decoran el salón de baile de la pequeña y jovencita bailarina con falda de tul y enorme lazo en el pelo de bronce. Podríamos jugar, cerrando un poco los ojos, a que notamos su movimiento casi imperceptible al ritmo de una música imaginaria. Pero, si pudiéramos quedarnos hasta que la noche llegara un viernes de fiesta en el Met, comprobaríamos que nuestra querida bailarina cambia la circunspecta expresión de su rostro por una de desagrado, al escuchar el sonido de la música disco que sube hasta nuestros oídos desde el piso de abajo. El mágico momento que estábamos disfrutando se ha roto en pedazos. – http://www.metmuseum.org/Collections/search-the-collections/196439?rpp=60&pg=2&ao=on&ft=degas&pos=87 –

DegasDancer1 La bailarina de Degás permanece tranquila hasta que llegan las noches en el Met

¿Es necesaria tanta parafernalia en el Met como salón de fiestas y “saraos”? Todo parte del concepto muy americano de los “benefactores” de los museos. En el caso del Met, ser benefactor se ha convertido en un símbolo de poder, en una referencia de status. Nosotros, el resto de los pobres mortales, nos conformamos con entregar nuestra contribución voluntaria, con la esperanza de que muchas contribuciones voluntarias sigan haciendo del Met un lugar excepcional que se mantenga “gratis” para todos. Muchas contribuciones voluntarias como la nuestra es más dinero para el Met que la de los “benefactores”. Es sobre este concepto u organización del museo donde no podemos estar de acuerdo en absoluto.

MetParty Grupo de benefactores del Met en plena fiesta, del tipo de los que la bailarina de Degás prefiere mantenerse alejada

Se nos ocurre que, cuando los benefactores suben las escaleras del Met camino de la juerga, observando de soslayo a los mortales que se encuentran al otro lado de las vallas, ponen caras como de decir: estáis a ese lado de la valla por ser pobretones. Pues es verdad. Nosotros no juzgamos, aunque estemos haciendo un poco de mofa de esta gente. Sencillamente, el problema que vemos en todo esto lo podemos enunciar de una manera más descriptiva. Sí uno de nosotros, pobres mortales, se nos ocurre acercarnos más de la cuenta a los pilares del Templo de Dendur – http://www.metmuseum.org/Collections/search-the-collections/547802 – para apreciar la textura de la piedra con la que está construido – sacado de Egipto piedra a piedra y vuelto a construir – en el hall donde normalmente se celebran los saraos, un vigilante nos llamará inmediatamente la atención y nos indicará rudamente que nos apartemos inmediatamente. Pues bien, la diferencia entre nosotros, a los que se nos acaba de llamar la atención para que nos apartemos del Templo de Dendur, es que sí eres benefactor puedes bailar dentro del Templo de Dendur. Ahí sí que duele. ¿No podrían abrir el Studio54 con esas contribuciones de los fashion? Jagger, uno de los asiduos a las fiestorras del Met, estaría encantado.

InvitadosMet Invitados a una de las fiestas del Met un momento antes de haber dado una conferencia sobre el Neoclasicismo francés.

Nosotros creemos que hay determinadas cosas que los museos no deben hacer. El Museo Metropolitano de Nueva York es una institución importantísima que cumple con una labor fundamental: la difusión del arte y la cultura para los niños y menos niños. Es un museo admirado en todo el mundo por su maravilloso contenido, más o menos polémico por la procedencia de dicho contenido en algunos casos (ya hemos hablado de esto anteriormente), pero excelente institución se mire por donde se mire y al margen de cualquier otra valoración supra-cultural. Otra cosa es esa distancia que la dirección del museo pone, a partir de las 21:00hs de los viernes, entre los glamourosos y el resto de los mortales. No estamos de acuerdo en que se coloque una banda a tocar rock justo al lado del Templo de Dendur. Dudamos que el estruendo sea bueno para una joya como es el templo. Y podríamos seguir hablando de barbaridades… A nosotros nos han apartado unas horas antes por habernos acercado a observar la piedra de cerca. No es justo. Además, relacionar personajes que no se distinguen precisamente por su capacidad a la hora de apreciar el arte, sinceramente no creemos en esas capacidades en determinadas personas, no beneficia para nada a una institución como el Met que preserva un enorme bien cultural. Podemos hacer un juego: vamos a colocar aquí una serie de fotografías de personajes que son asiduos a las fiestas del Met, para descubrir a aquellos que se sientan normalmente en un banco corrido de la sala de los impresionistas, para dialogar muy bajito con nuestra jovencita bailarina…

BenefitParties El lugar del sarao, lo primero, y ahora vamos con los invitados…

chris-brown-met-ball-2013-after-party-01

nicholas-hoult-met-ball-2013-after-party-011

20130507-pictures-madonna-met-gala-after-party-new-york-06

the-met-gala-2012-inside-the-party-of-the-year-7 La banda del templo

cn_image_0.size.111408met Nosotros nunca sabremos sí las croquetas estaban buenas

nicolerichieolivierrousteing-x5a1992_094507716724_carousel_parties

Met4 Los dos están fumando

beyonce-met-gala Solo falta Ronaldo

Una respuesta a “Museo con Glamour

  1. Hola, totalmente de acuerdo con vosotros.Me gustaría saber si ,durante alguna de estas fiestas ha habido “algún estropicio ” .Supongo que a las compañías de seguro no les hará mucha gracia.Recuerdo algún caso , hace años , en un museo alemán , donde una limpiadora se “cargó ” una escultura ,imagino que sin querer ,tratando de eliminar lo que ella creía era una mancha .Se armó un gran revuelo.Si el que provocara algún tipo de “desastre” en el Met fuera un famosillo ¿saldría a la luz ?.De todos modos ,tengo entendido que hay ciertas representaciones operísticas en este museo que resultan de una gran belleza , pero en ellas , claro está ,se supone no hay personajes medio borrachos bailando al ritmo de la música y deambulando en torno a las Obras. UN saludo .Luis.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros