La Catedral de Amiens y Realidad Aumentada

1378574610_584828_1378574741_noticia_grande Una de las inquietudes que tenemos los profesionales de la museografía es la de utilizar la tecnología bien y de manera razonable, tanto en función como en presupuesto, para de esta manera conseguir una buena difusión del conocimiento. Creo que es una de las preocupaciones de nuestros colegas museógrafos también, – discúlpenme si hablamos por ellos -, siendo esto el caballo de batalla de todos nosotros, en los tiempos vertiginosos de desarrollo tecnológico que vivimos (o sufrimos) actualmente.

Siempre hemos dicho que los paneles llenos de texto en los museos, sean de la naturaleza que sean los centros, deberían desaparecer. Afirmamos que el museo debe contar su historia, que debe mostrarse de forma fluida y amena. Un museo sin argumento, sin contextualización, es un museo aburrido, un paseo sin destino, y lo abandonaremos sin haber experimentado nada realmente positivo. El museo necesita guión y necesita soportes de comunicación, requiere que entre visitante e institución se cree un vínculo, una especial complicidad en la que el visitante saldrá ganando siempre. Hay que pensar también en los niños que ahora no son como nosotros, ahora son seres multimedia. Ahora los peques ya no traen orejas de serie, traen puertos usb, y eso hay que tenerlo en cuenta.

Investigamos mucho, en ocasiones con la ayuda inestimable de la universidad, para conseguir nuevas formas de comunicación, nuevos soportes de difusión cultural. Experimentamos con holografías, con interactividad, con apps, con la creación de “atmósferas” especiales, juegos ópticos, etc. De un tiempo hacia ahora, trabajamos mucho en el desarrollo de la realidad aumentada aplicada a la cultura. ¿Qué es eso de la realidad aumentada “RA”? Dejadnos que os pongamos un ejemplo, o varios mejor, para que lo veamos de una forma sencilla. Una solución de realidad aumentada es la de “clonar”, por ejemplo, la cueva de Altamira, reproducción conocida como “neocueva” para que los visitantes ya no tengan que pasar por la cueva original pudiendo preservarla de la degradación. Ahora la podemos visitar en el Museo de Altamira, del que hablaremos en un próximo post. Sabemos que no es lo mismo, pero menos es nada. Otro ejemplo, en Nueva York se han reproducido algunos de los cuadros de Edward Hooper en 3D a escala 1:1, como es el caso de la obra “Nighthawks” (adjuntamos foto) para que la gente se acerque a la obra del artista de una forma diferente. O el caso también, entre otros muchos, de la catedral de Amiens.

Este ejemplo de la catedral de Amiens, es una de las aplicaciones más claras de lo que la realidad aumentada puede ayudar al conocimiento. Os dejaré un link primero para que le podáis echar un vistazo (una imagen vale…): http://www.youtube.com/watch?v=sjcC0u77UHw y si queréis jugar con la aplicación la encontraréis en: http://www.amiens-cathedrale.fr/realite.html Sé que está en francés, pero creo que, para los no franco parlantes, será sencillo poder seguir las instrucciones con un poco de paciencia. Solo necesitaréis tener un ordenador con webcam incorporada. Este sistema permite ver con una claridad excepcional todos los detalles de la catedral sin salir de casa, para verla de día y de noche iluminada. En el mejor de los casos, podemos visitar la catedral original, por supuesto, pero también podremos llevarnos a casa el catálogo y la aplicación de realidad aumentada para que la tengamos siempre al alcance de la mano y verla cuando queramos en 3D. Eso es realidad aumentada, nada menos. Las aplicaciones son infinitas y la tecnología será asequible muy pronto para que sea aplicada con toda normalidad a la museografía, o así lo esperamos. Nosotros seguimos investigando.

amiens

AMIENS CATHEDRAL AND THE AUGMENTED REALITY

One of the concerns we have in museum professionals, is to use technology and reasonably well, both in function and in budget, and in this way get a good spread of knowledge. I think it’s one of the concerns of our colleagues museographers also – excuse me if I speak for them – this being the workhorse of all of us, in times of rapid technological development we live (or suffer) currently .

We’ve always said full text panels in museums, are of the kind that are the centers should disappear. We affirm that the museum should tell your story, to be displayed fluently and entertaining. A museum without argument, without contextualization is a boring museum, a walk without a destination, and abandon it without experiencing anything really positive. The museum needs script and need supports communication between visitor and requires institution create a bond, a special complicity that the visitor will win forever. We must also think of the children who now are not like us, are now multimedia beings. Now do not bring the kids and set ears, bring usb ports, and this must be taken into account.

Big amount of research, sometimes with the invaluable help of the university, for new forms of communication, new media cultural diffusion. We experimented with holography, with interactivity, with apps, with the creation of ” atmosphere ” special optical gaming, etc. . From time to now, we work hard on the development of augmented reality applied to culture. What is that augmented reality “RA “? Let us say that you an example , or more better, so that we see it in a simple way . An augmented reality solution is to ” clone” , for example , the cave of Altamira , reproduction known as “neocave” so that visitors do not have to go through the original cave can preserve from degradation. Now you can visit the Museum of Altamira , discussed in a future post . We know that is not the same , but better than nothing . Another example , in New York have played some of the paintings of Edward Hopper in 3D at 1:1 , as in the case of the work ” Nighthawks ” (see attached upper photo) for people to get closer to the artist’s work differently. Or the case also, among others, of the cathedral of Amiens.

This example of Amiens Cathedral, is one of the clearest applications of what augmented reality can help the knowledge. I’ll leave a link first so that you may take a look (a picture is worth…): http://www.youtube.com/watch?v=sjcC0u77UHw and if you want to play with the application you will find it at: http://www.amiens-cathedrale.fr/realite.html know it’s in French, but I think, for non- French speakers, be easy to follow instructions with a little patience. One will need to have a computer with built-in webcam. This system allows you to see with remarkable clarity the details of the cathedral without leaving home, to see day and night illuminated. In the best case, we can visit the original cathedral, of course, but we can also take home the catalog and application of augmented reality we have it always at hand and watch it whenever we want in 3D. That’s augmented reality, nothing less. The applications are endless and the technology will be available very soon to be applied as normal to museology, or so I hope. We are still investigating.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros