Museos y Formación Académica

Por encima de los rimbombantes currículos profesionales que tan en boca de todos están últimamente, siempre se impondrá la imperiosa necesidad de que el personal profesional de los museos ayude y contribuya realmente a que estas instituciones puedan cumplir con los estándares de excelencia y servir a la sociedad, siendo reconocidos como lo que deberían ser: herramientas fundamentales para que nuestro mundo sea mejor. La normalización formativa para los profesionales del sector de los museos es un tema difícil de resolver en un ámbito tan diverso, que además está evolucionando muy rápidamente, en manos de la vertiginosa innovación tecnológica. La estandarización exigente para los museos ha provocado una discusión significativa respecto a los recursos del conocimiento, el desarrollo profesional, la educación y la capacitación profesional. En algunos países, los programas universitarios han establecido relaciones con museos y profesionales, contribuyendo de diversas formas al desarrollo, la ejecución y la investigación de programas museísticos. La tipicación en los museos se centra de alguna manera en el nivel de educación y capacitación del personal, concediendo un énfasis especial a las condiciones idiosincrásicas de cada institución, en cuanto a las prácticas y políticas que siguen.

AKQUA

En la mayoría de los países, el tema de la normalización formativa puede orientar a la hora de elaborar un plan en los programas de estudios de museos, pero no se controla ni se guía formalmente a través de ningún área particular del sector museístico; los museos se auto excluyen de formar parte de la creación de estos programas universitarios, algo que nosotros consideramos inconcebible. Los programas de estudios de museos deben partir de los desarrollos profesionales activos en este área para poder ser consultados en consecuencia. El sector museístico tendría que elegir informar o involucrarse activamente, desde ya, en los programas, bien sean posgrados, especializaciones o masters. Se trata de que los futuros profesionales de los museos se encuentren a la altura en el reto de la evolución que se está produciendo.

 Hasbro

También podemos hablar de la capacitación continua (reciclaje) del personal existente de los museos. Así por ejemplo, si miramos más allá de nuestras fronteras, en las antípodas nos llevan bastante ventaja; El Museum Leadership Program gestionado por la Melbourne Business School y patrocinado por la Gordon Darling Foundation y el Australia Council for the Arts, es un popular programa residencial intensivo dirigido a directores y gerentes de museos y galerías. Este curso va acompañado de uno similar organizado por el Consejo de Directores de Museos de Australia (CAMD) e impartido por la Universidad de Melbourne con la ayuda del programa de educación ejecutiva en la Escuela de Negocios de la Universidad de Victoria. Otra opción para muchos profesionales de museos en esta categoría, cambiando de hemisferio, ha sido la posibilidad de asistir a los competitivos Programas de Liderazgo en el Instituto Getty en Los Ángeles, o de llevar a cabo un doctorado u otros programas de posgrado en administración y gestión de museos.

Acadomia

Volviendo a Australia, en los últimos años parece que la difusión de programas de desarrollo profesional en museos ha sido más efectiva a nivel estatal que nacional. Museums Australia ha intervenido activamente ofreciendo programas de capacitación profesional, resultanto, incluso, más eficaz que la administración pública a la hora de empujar las iniciativas estatales en la creación de programas de capacitación profesional certificados. Otras instituciones y organizaciones parecidas han creado seminarios de desarrollo profesional, como en el caso de Museums and Galleries NSW, contribuyendo significativamente al panorama de las ofertas para seminarios de la industria en todo el país. Podemos tomarlos como ejemplo.

FedEx

Al reflexionar sobre las necesidades de capacitación para los museos, hay quien sugiere formas de preparar a los estudiantes, futuros profesionales de estas instituciones, a base formación sobre el trabajo real en cursos no académicos, mediante el apoyo de profesores profesionales de los museos. Se sostiene que el propio sector debería alentar la provisión de acreditación institucional unida a una capacitación individual. Se reconoce que los requerimientos de capacitación son distintos para cada una de las diferentes áreas de la “industria de los museos”: se debe crear un “paisaje de formación museística” – un conjunto de programas y oportunidades – que aproveche los requisitos y los recursos a partir de la experiencia del museo existente.

Art against knives

Una vez más, parece que la atención se centra en la formación de estudiantes voluntarios, los conocidos como becarios, pero yendo un paso más allá. Mencionemos una curiosidad: de los 123 miembros institucionales de Museums Australia en Queensland, el 52% están completamente dirigidos por personal voluntario. Hay un informe que indica que la experiencia formativa, particularmente la desarrollada en los museos comunitarios y regionales que dependen total o sustancialmente del trabajo voluntario, potencia un desarrollo de habilidades a través de una capacitación acreditada que es fundamental para el estudiante, pero que debe valorarse solo como una parte, dando así un enfoque más amplio de la formación de los futuros profesionales de los museos. El informe que mencionamos ayudó a crear el establecimiento de un programa de estudios de museos en la Universidad de Queensland. Hoy en día, la colaboración continúa y resulta muy productiva para el sector de los museos, tanto para los futuros estudiantes como para la universidad.

Open Buidings

Normalmente, la bibliografía existente sobre los estudios de museos se centra en los aspectos vocacionales de los cursos, sin embargo, esta postura ha quedado obsoleta en el siglo XXI tanto para los museos como para el sector de la educación superior. Actualmente, en la educación superior, se requiere que la enseñanza se centre en ofrecer respuestas a las necesidades de los estudiantes sobre los sectores relacionados, garantizando así que los programas de grado y posgrado adquieran un valor que vaya más allá de lo que pueda ofrecer la institución académica. En este sentido, el apoyo de la administración pública e institucional para crear programas de formación que se ajusten a las verdaderas necesidades de personal para los museos resulta fundamental. Y no se limita a entregar subvenciones; desde el gobierno se apoya un trabajo cotidiano común que establece relaciones más estrechas entre nuestras universidades y los museos. Esto supondría incluir el intercambio de recursos de investigación, como bibliotecas, para desarrollar un mayor conocimiento de las colecciones y crear un compromiso más regular con el desarrollo de una nueva cultura de los museos.


Wall Street English

Las ideas sobre lo que constituye el profesionalismo en el sector de los museos están cambiando muy rápidamente,  y puesto que la educación superior y la erudición, en todo occidente, deberán modificarse con el tiempo, no es comprensible que los programas formativos siguen igual año tras año, se repitan constantemente sin que veamos una evolución inminente. La historia del sector de los museos y nuestra discusión actual sobre los cambios necesarios en los programas de educación superior, muestran la dificultad de que estos programas formativos cubran todas las necesidades profesionales de aquellos que trabajarán en el sector de los museos. Los programas de estudios museísticos brindan a las personas las bases, herramientas y contactos con los que construir sus carreras en el sector. Es necesario adquirir formación a través del título de estudios de museo o de alguna disciplina relevante. Un título de estudios actualizados de museos proporciona los fundamentos intelectuales necesarios para comprender la historia, la teoría y la práctica en el mundo. Incluso, una buena calificación en los estudios de museos debería permitir a sus graduados participar de manera efectiva en los debates que surgen en otras disciplinas sobre la ideología, la práctica y el futuro de los museos. Es probable que estas capacidades lleven a crear mejores profesionales, en museos bien administrados que respondan a las necesidades y escenarios cambiantes, y que ofrezcan, asimismo, una mejor experiencia a los visitantes del museo. En resumen, podremos proteger mejor el pasado y salvaguardar el futuro de los museos si somos capaces de crear programas formativos que se ajusten a los cambios y a la evolución vertiginosa que se está produciendo a todos los niveles.



Fotografía principal: Keir Alexander


Si estás interesado en recibir nuestro newsletter, y/o la bibliografía y recursos asociados al artículo de hoy, rellena y envía el boletín adjunto, por favor. Si quieres recibir los artículos por correo electrónico completa el campo correspondiente en la página principal del blog.

Una respuesta a “Museos y Formación Académica

  1. ES URGENTE LA ACTUALIZACIÓN A TODO NIVEL, YA QUE SIN ELLA ,LOS MUSEOS QUEDARÁN MUERTOS EN VIDA, Y COMO LOS DINOSAURIOS. . . 😕

Tus comentarios son muy importantes para nosotros