Agendas Mundo LXXXII – Museos de Japón (2)

Es como si el mar celebrara una gran fiesta. Cada año, de marzo a mayo, las aguas de la bahía de Toyama, en el centro-norte de Honshu, brillan como una bola estroboscópica. Los responsables de este carnaval son los minúsculos Watasenias cintillanso, los calamares luciérnaga; solo miden 7 cm de largo, pero en primavera llegan a millones a desovar. Tienen el cuerpo cubierto de fotóforos, órganos lumínicos que brillan creando formas de un azul brillante. Quizá lo hagan para comunicarse, para confundir a los predadores o para atraer presas, pero lo cierto es que impresionan. De marzo a mayo se organizan travesías para ver a los calamares, hacia las 3.00; preguntad en el Museo del Hotaruika – El Museo Amistoso en su traducción lateral del nombre – (calamar luciérnaga) de Namerikawa.

El de hoy, es nuestro segundo Agendas Mundi en Japón y aun nos quedará un tercero. Japón tienes muchísimos museos y la mayoría son imprescindibles. Vamos con los 10 museos de hoy. Adelante.

1. Museo de Arte Inujima Seirensho | Isla de Inujima

Sambuichi-Inujima-Seirensho-Art-Museum-24

Antes de abordar el arte moderno, Inujima era sobre todo un complejo industrial. Durante la era feudal producía bloques de granito para la construcción del castillo, y en el siglo XX se transformó en una refinería de cobre para llevar prosperidad y la gente a la isla. Sin embargo, los precios del cobre se desplomaron en los diez años de la apertura de la refinería y la llevaron a su cierre prematuro con la consiguiente caída de la población de la isla. La refinería no fue demolida después de su cierre, y a pesar de estar fuera del negocio durante casi un siglo, sus ruinas aún identifican el paisaje de Inujima. Designado como “patrimonio de la modernización industrial”, las ruinas con sus paredes de ladrillo, planta de energía cubierto y chimeneas desmoronadas ahora pueden ser exploradas para bien de los turistas. El Museo de Arte Seirensho Inujima incorpora con gusto una galería de arte en las ruinas de una refinería de cobre. La galería muestra una serie de obras de arte interesantes, incluyendo un túnel fascinante de espejos.

2. Museo Nacional de Tokio | Tokio

Tiny_Tokyo_National_Museum

El museo más antiguo y más grande de Japón, el Museo Nacional de Tokio se compone de varios edificios, cada uno como un museo independiente en sí mismo. Expone la mayor colección de tesoros nacionales y bienes culturales importantes del país. El Museo Nacional de Tokio en el Parque Ueno,  alberga una de las mejores y más grandes colecciones de tesoros nacionales y bienes culturales más importantes del país. Interesantes exposiciones temporales se celebran aquí, también.

3. Museo Edo-Tokio | Tokio

edo-tokyo 9004

El Museo Edo-Tokio ilustra vívidamente el pasado de Tokio (antes Edo) ofreciendo una buena introducción a la ciudad metropolitana que vemos hoy. En una forma interactiva, los visitantes pueden experimentar y aprender sobre diversos aspectos de la anterior de Tokio, como el modo de vida de la gente, la arquitectura del período Edo, el patrimonio cultural, el clima político, la situación comercial y mucho más. El museo también ofrece muchas buenas oportunidades fotográficas, por ejemplo, con los vehículos y objetos que se utilizaban anteriormente. Podréis disponer de guías voluntarias que hablan en inglés y otros idiomas. Hay un teatro en el museo, en el que las actuaciones se llevan a cabo los fines de semana. Los programas varían desde la rakugo (historia cómica) a la koto (13 cuerdas cítara japonesa) más otras diversas actuaciones. Además de la exposición permanente, las exposiciones especiales se llevan a cabo periódicamente en diversos temas relacionados siempre con la ciudad de Tokio (Edo). Además, el museo cuenta con un museo hermano en los suburbios al oeste de Tokio, el Museo al Aire Libre Edo-Tokio, que conserva y exhibe varios edificios históricos.

4. Museo Shiraoi Ainu | Porotokotan

poroto1

Museo Shiraoi Ainu es uno de los más bellos museos del país sobre la etnia japonesa de los ainu, el pueblo indígena del norte de Japón. Este museo al aire libre recrea un pueblo tradicional de casas ainu con techo de paja a lo largo de la orilla del lago de Poroto. Cada una de las casas demuestra los diferentes aspectos de la cultura ainu y estilo de vida. Cada una de las casas de Porotokotan demuestra diferentes aspectos de la cultura ainu y su estilo de vida. Una de las casas más grandes es una bodega que se puede visitar y está en funcionamiento. El museo celebra también bailes tradicionales ainu populares, con canciones y demostraciones del arpa de boca. Una de estas danzas folclóricas, que se realiza para despedir a los espíritus de los osos muertos, se designó propiedad cultural inmaterial de la UNESCO en 2009.

5. Museo Segukán | Ise

Sengukan-Museum-A-Kuryu-Architect-and-Associates-3

El Museo Segukán permite a los visitantes conocer más sobre la reconstrucción periódica de los sagrados Santuarios de Ise. Situado a la entrada del Santuario Exterior (Geku), el museo ofrece vistas de la sala principal a un santuario semiescondido. La espectacular exposición del museo incluyen un espacio con una réplica del edificio principal del santuario a tamaño real, así como un hermoso modelo del santuario principal a escala un poco más pequeña.

6. Museo Memorial a la Paz | Hiroshima

Hiroshima-Peace-Memorial-Museum-Feat

El Museo Memorial de la Paz de Hiroshima reflexiona y mantiene el recuerdo sobre el lanzamiento de la bomba en 1945 y el resultado de tamaña salvajada sobre el sufrimiento humano. Los datos personales que se ven son bastante tristes, pero sirven para recordar que la paz no debe darse por sentada. El museo está ubicado en el Peace Memorial Park, dedicado a la paz mundial. La instalación principal del parque es el Museo Memorial de la Paz. Consta de dos edificios, con exposiciones permanentes sobre la historia de Hiroshima y todo lo que está relacionado con la bomba nuclear. Su enfoque principal es sin embargo sobre los acontecimientos de aquel trágico 6 de agosto: el lanzamiento de la bomba y sus consecuencias sobre la vida.

7. Museo Memorial a la Paz | Nagasaki

50874630Las exposiciones del museo invitan a la triste reflexión sobre lo salvaje que puede llegar a ser el hombre y lo destructivo que puede llegar a ser para los miembros de su propia especie. Las imágenes devastadoras de Nagasaki después del lanzamiento de la segunda bomba atómica impresionan como las de Hiroshima, no aptas para almas muy sensibles. Los documentales sobre la bomba atómica muestran los horrores de la guerra, haciendo hincapié en la amenaza de las armas nucleares y la importancia de la paz. Cerca del museo se encuentra el Parque de la Paz de Nagasaki y la emblemática Estatua de la Paz.

8. Museo de la Paz de Okinawa | Isla de Okinawa Honto

mabuni_hill_view

Y seguimos con museos relacionados con la guerra de una u otra manera. El Museo Memorial de la Paz de Okinawa conmemora la Batalla de Okinawa y sirve como memorial de las personas que perdieron la vida o sufrieron como resultado de la guerra. El museo es parte del Parque de la Paz de Okinawa, donde muchos monumentos dedicados a las dos víctimas japonesas y extranjeras de la batalla de Okinawa se han erigido. Cerca del final de la Segunda Guerra Mundial, Okinawa Honto se convirtió en el lugar de una de las batallas más sangrientas de la guerra, cuando las fuerzas estadounidenses invadieron y ocuparon la isla. Se estima que 200.000 personas, entre ellas más de 100.000 civiles y 12.500 estadounidenses murieron en la batalla, que duró de abril a junio de 1945. Los efectos devastadores de la guerra tuvieron un profundo impacto en los habitantes de Okinawa, y hay una serie de monumentos y museos relativos al período largo de Okinawa Honto. La peor lucha de la batalla tuvo lugar en el sur, y que es donde algunos de los monumentos más grandes se han construido.

9. Museo Chirán Tokko | Península de Satsuma

知覧武家屋敷-600x395

El Tokko Museo Chirán conserva documentos, cartas y pertenencias de los miembros del cuerpo japonés de ataques especiales (conocidos en inglés como “kamikaze pilote”) durante la Segunda Guerra Mundial. El museo no glorifica, sino que sirve, una vez más en este caso también, como recordatorio de lo terrible de la guerra. El museo no trata de glorificar las batallas del Tokko-tai, sino que se centra en los detalles personales de las vidas de los pilotos kamikaze. Cartas a los seres queridos, las palabras finales antes de la partida, fotos durante los descansos del entrenamiento, y la muestra de fotos de cada uno de los pilotos se encuentran en la exposición permanente. Hay, además, una considerable cantidad de información técnica sobre el Tokko-tai, incluyendo aviones recuperados y varios modelos de aeroplanos.

10. Museo de los Dinosaurios de Fukui (FPDM) |Fukui

Fukui_Prefectural_Dinosaur_Museum

El Museo de los Dinosaurios de Fukui es reconocido como uno de los museos de dinosaurios más importantes del mundo. Este excelente museo está dedicado a la investigación de los dinosaurios y la educación, exponiendo más de 40 esqueletos de dinosaurios con explicaciones en inglés detalladas. Los visitantes podréis aprender acerca de cómo surgió la vida en la Tierra y cómo los dinosaurios evolucionaron desde las aves. También hay una zona de trabajo donde se anima a los visitantes a recoger y limpiar los fósiles reales. El museo está ubicado en Katsuyama City, Prefectura de Fukui, el centro de investigación de los dinosaurios en Japón y el hogar de la excavación más grande y más prolífica del país, que se encuentra a pocos kilómetros del museo. las instalaciones del museo se extienden por cuatro plantas. Con un gran espacio abierto del piso principal alberga director exposición World Dinosaur del museo. Incluyen ejemplos de la Fukui-raptor local y Fukui-saurus, que se encontraron en las inmediaciones, así como varios de tamaño natural dinosaurios animatrónicos, incluyendo una increíble réplica de un Tyrannosaurus Rex que recibe a los visitantes al entrar en la exposición.

La semana que viene cerraremos nuestro periplo museístico en la isla donde nace el sol y de sus ciudades con colonias de androides. Un país fascinante, obligatoria en toda lista del cubo del viajero que se precie de no ser turista. Un lugar donde pasamos del absoluto y agresivo cosmopolitismo, incluso en Japón, a algunos de los  lugares más bellos y tranquilos del planeta. Hasta entonces, os deseamos una semana muy feliz.

NEWSLETTER EVE:

Todos aquellos que no lo recibís y que os puede interesar que os lo enviemos, solo tenéis que facilitarnos vuestra dirección de email rellenando el formulario de abajo. Ya sabéis que os podréis borrar de la lista en cualquier momento. Gracias por vuestro apoyo.

Fotografía principal y para redes sociales: Parque temático de Gulliver, Monte Fuji (Japón), foto para national Geographic de Karen Kasmauski

Tus comentarios son muy importantes para nosotros