Museos y Pies

“Todos los monstruos son humanos “. ― Anónimo

Salvando que el museo que estemos visitando sea uno de nuestra ciudad de residencia o de alguna muy próxima, los museos son visitados normalmente cuando se va uno de viaje. Para empezar, nosotros insistimos sobre esos dos tipos de personas que se desplazan cuando disponen de tiempo libre, o solo tiempo y punto – solo en el caso de los segundos -: los turistas y los viajeros. Los primeros van a los museos normalmente porque hay que ir a los museos cuando se va uno a otro sitio, sí o sí. Los segundos visitan los museos por alguna íntima razón, razón personal, para satisfacer una curiosidad, para crecer en conocimiento y experiencia vital, o sencillamente porque pasaban por allí. Los primeros son a los que vemos los hombros y sus smartphones en la sala de la inefable Mona en el Louvre. Los segundos no se les siente ni aunque estén a dos pasos de nosotros. Los primeros horrorizarían a Oscar Wilde; con los segundos se iría de copas.

ConstantinoAriasUglyAmericanGalería de los horrores de EVE Museografía

Hay una imagen desagradable que a nosotros se nos ha quedado grabada en la mente como marca al fuego, y es la de los que meten los pies en las fuentes. Volviendo al Louvre, a partir de la temporada alta son masas las que meten los pies en las fuentes del palacio. Evidentemente, todos y cada uno de nosotros tiene todo el derecho del mundo a visitar un museo y, si lo permite la ley, meter los pies en las fuentes. Pero, ¿porqué ir a un museo por que sí? ¿Hay que visitar un museo porque lo dice la guía del planeta solitario? ¡NO! Señoras y señores, no es necesario que visiten los museos porque lo dicen las guías, no se equivoquen. Lo mismo que no hay que sumergir los pies en las fuentes porque “todo el mundo lo hace”. Es como lo de la estupidez de tirar monedas a las mismas fuentes donde meten los pies. Si usted quiere meter los pies en la fuente, lo necesita y después de tirar la monedita al agua pide un deseo, le rogamos que desee que los museos sean invisibles.

wei_ming_ming_meitu_2Galería de los horrores de EVE Museografía

Pecaríamos de integristas si pidiésemos que en los museos se impusiera el derecho de admisión, y muy estricto además. Pues lo vamos a pedir: queremos que se imponga el derecho de admisión en los museos, y lo queremos ya. No se puede consentir la entrada a padres que disfrutan viendo como sus hijos corren delante de los vigilantes o sin vigilantes directamente. No se puede consentir la entrada a la gente que apoya su hombro o la punta de la nariz sobre un lienzo. No se puede consentir la entrada a la gente que viste pantalones pirata y chanclas con calcetines de tenis, o sin calcetines, no sabemos que es peor. Incluimos en este grupo a las de los leggins camel-toe con braga náutica debajo. No se puede consentir la entrada a la gente que dispara el flash contra un cristal. No se puede admitir que la gente coma dentro de un museo, salvo si es en la cafetería. No se pueden consentir voces, risas histéricas, grupos multitudinarios siguiendo a alguien que levanta un paraguas amarillo. Debería haber un registro de gente a la que no se puede permitir la entrada a un museo, y la sala de la Mona del Louvre ser quedaría vacía. Los museos son uno de los lugares donde se manifiesta con mayor evidencia, desgraciadamente, la mala educación.

tumblr_nhy0nwfs4f1rshw4wo1_1280Imagen: Bad Reputation 

Test sencillo para reflexionar si se está uno preparado para visitar un museo o mejor se queda en casa:

¿Crees que los museos son guarderías camufladas? ¿Sirven los museos para guarecerse de la lluvia? ¿Puedes quejarte de la mala educación ajena usando un buzón de sugerencias? Si echas una nota en ese buzón ¿crees que la leerá alguien? ¿Es una leyenda para ti que el personal de los museos sean antipáticos y secos? ¿Crees que el personal de los museos está harto de la mala educación? ¿Crees que la gente se aburre y agita cuando hay silencio y está todo ordenadito? ¿Piensas qué las fachadas de museos son fenomenales para sacarse la foto de boda? ¿Eres de los que pasan y pasan canales con el mando a distancia para siempre quedarte en telecinco? Si no te gustan los museos ¿para qué vas? Cuando sales del museo ¿serías capaz de contar con coherencia lo que has visto? ¿Crees que en los museos puedes aprender cosas? Si atropellas a alguien con el carrito del niño ¿pides perdón? ¿Sabes que si disparas el flash delante de la cara de alguien lo puedes dejar ciego? ¿Los museos son lugares dónde te entra un hambre irresistible? Cuando te has ido del museo ¿Sientes qué eres mejor persona?

Face-OffImagen: Deadfix

Es inútil, sabemos que los que deberían reflexionar sobre todas estas cosas nunca leerán esta entrada.

Foto principal: Jordu Schell / Schell Sculpture Studios – Leprecaun

3 Respuestas a “Museos y Pies

  1. Aunque es muy graciosa la redacción del post, la única verdad es la realidad…Fui muy feliz en el Prado cuando el guardia de la sala le ordenó amablemente a un turista ¡por señas¡ que dejara de hablar por celular.

    Un saludo desde Argentina.

  2. Buenas tardes.Absolutamente de acuerdo con vuestra entrada.No hay derecho que vayas a un museo ,que se supone que es un sitio donde debería respirarse un aire especial , y lo único que encuentres , muchas veces, es un aire completamente “viciado”.Yo soy de los que acudo a algunos museos para ver exclusivamente una sala , o unas obras determinadas , y ha habido ocasiones en las que me ha sido imposible disfrutar de ellas.Sólo pido un poco de educación y respeto por el arte y por los que disfrutamos de él.Para hacer el indio ,o pasar el rato en familia o con amigos , hay otros sitos más adecuados.No es tontería ,sin llegar a la exageración , lo de establecer algún tipo de criterio lógico en la admisión y no permitir el paso a potenciales “vándalos”, a veces ,tristemente ,parece que el único criterio es el del poder adquisitivo.
    Muy interesante vuestra entrada del museo y la Medicina.Me recuerda a la idea de la creación de esos Gabinetes de las Maravillas de antaño..Un abrazo.Carlos

Tus comentarios son muy importantes para nosotros