Nueva Museografía: 4 Razones

“La alternativa a pensar para evolucionar es pensar en nada”. ― Peter Medawar

tumblr_lmtgpcNyAm1qza249o1_500Archivo EVE

En ocasiones, personas no relacionadas con los museos salvo como visitantes nos preguntan qué diferencia hay entre museología y museografía, o qué es en realidad cada cual. Museología es la ciencia que abarca todo lo que tiene que ver con la gestión el museo desde el punto de vista de las colecciones, de los contenidos, mientras que la museografía está relacionada con la manera en que se muestran esas colecciones o contenidos al público. En ocasiones, ambos campos profesionales se solapan, es decir, los museólogos se convierten en museógrafos y viceversa. Esto ocurre fundamentalmente en los proyectos que se desarrollan para museos locales. La museografía debe ir de la mano de un planteamiento museológico que justifique sus acciones de diseño en el “para” y el “cómo”. Por cada uno de los planteamientos museológicos que se apliquen a un nuevo museo o a una nueva colección, necesitaremos un planteamiento museográfico.

IMG_7344Imagen: Trez Trez Bon

Las bases de los planteamientos museográficos los podemos agrupar en cuatro claves fundamentales:

1. La colección, el contenido del museo, es muy importante. La museografía moderna debe resaltar los aspectos relacionados con el tratamiento expositivo del objeto, cómo las colecciones dene acercarse a un modelo de visitante universal, a un público globalizado. El museo se plantea como un soporte fluido depara la enseñanza de conocimientos que parten del patrimonio histórico, científico, artístico, etcétera. En este punto se manifiesta la polémica sobre si los museógrafos estamos convirtiendo los museos en parques temáticos. Nosotros opinamos que si somos rigurosos con la historia y salvaguarda de las colecciones, todo se justifica para atraer a las personas al museo sin crear fronteras sobre límites de edad, condición intelectual, condición física o cualquier otro límite que se pueda aplicar a los potenciales visitantes del museo.

2. Si la colección es importante, el visitante lo es aun más. El museo debe partir de lo que podríamos llamar la “museología de la idea”, un saber, un conocimiento que la entidad museística tiene la obligación de transmitir al mundo. El visitante, sobre este planteamiento divulgativo-didáctico del museo, es el eje de todo, es la medida de todas las cosas. Sobre esta “idea” nos planteamos el diseño del museo, y no otra. Nosotros vemos el museo como una prolongación de la vida divulgativa convencional, es decir, vamos más allá de la vida formativa a la que normalmente todos tenemos acceso: la escuela y la universidad. El museo también lo entendemos como centro social, un lugar de encuentro para todos donde se explora el valor educativo de las colecciones.

3. Para nosotros el “buen diseño” es fundamental. Es aquí donde todo el potencial creativo debe mostrarse de la mano del sentido común. No se trata de diseñar para deslumbrar, el museo no es un centro comercial – aunque algunos museos parece que se empeñan en parecerse a uno -. Se diseña el proyecto de museo pensando en todos, pero con el objetivo de convertirlo en un centro de ocio y divulgación. Además, debemos tener en cuenta que el museo es en realidad un soporte de comunicación, por lo que aprovecharemos todos los avances tecnológicos para transmitir el mensaje divulgativo sobre el objeto. Todo vale siempre que no se imponga sobre lo que en realidad es lo más importante: la relación del visitante con la colección, el contenido.

4. El conocimiento es lo que hace que este mundo sea un lugar mejor para vivir, no lo hace Silicon Valley como nos quieren hacer creer. Cuando hablamos de conocimiento estamos hablando en realidad del saber responsable. El museo se plantea como un centro de la memoria colectiva y su proyección hacia el presente y el futuro. El museo debe ser el lugar donde podamos reflexionar y pensar en todo lo bueno que tiene el ser humano en relación con su medio y todo lo que tiene de malo. Aquí sí que todo se justifica para que el museo ayude a que seamos mejores personas. El museo debe divulgar la verdad apelando a nuestra emociones, potenciando nuestra sensibilidad hacia todo lo que nos rodea. Esta idea es la que llena el depósito de gasolina a museógrafos como nosotros. En realidad estamos hablando de Amor.

merve-ozaslan3Imagen: Merve Ozaslan

En realidad, caemos en la cuenta que no solo hay claves para desarrollar una “nueva museografía”, sino que vemos que hay varias museografías o formas de plantear los proyectos museográficos. En cualquier caso, desde nuestro punto de vista, todo parte de esas cuatro premisas y no otras y que, en realidad, las diferentes museografías son el mismo perro pero con distinto collar. Lo importante finalmente es que sean proyectos que lleguen a todos los públicos y que ayuden a que los museos eviten la crisis de visitantes, en muchos casos porque los museos se han quedado obsoletos; se están quedando vacíos de personas.

2 Respuestas a “Nueva Museografía: 4 Razones

  1. Dices en el post “El museo debe divulgar la verdad”. Ahí está a mi entender la clave del “Quid pro Quo” del Mundo hoy. Creo humildemente que hay que evolucionar mucho en este terreno si queremos evolucionar para esta supuesta realidad de hoy.

  2. Divulgar la verdad y difundir conocimiento es la única vía para acabar con el fanatismo, las injusticias, los lobbies, la desigualdad y todo lo malo que el hombre le hace al hombre. La cultura es la única vía hacia la libertad. Un abrazo Jorge.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros