Crystal Palace 1851

Rakow-Crystal-Palace_1851_CMYK-apd Los visitantes a la Exposición Mundial de Londres en el verano de 1851, se quedaban boquiabiertos cuando entraban en Hyde Park por primera vez, presentándose imponente frente a ellos el edificio de la Exposición Universal, conocido como “Crystal Palace” – Great Exhibition of the Works of Industry of All Nations -. No había construcción en el mundo que se pareciera a la mole de cristal, nada en el planeta reunía tantas novedades en un sólo edificio. Las proporciones eran majestuosas, enormes, inmensas. Para una mente victoriana de la época, se abría una era totalmente nueva; toda una exhibición de “novedades” que mostraban que el mundo ya era un lugar mucho mejor y moderno para vivir. Además, aquello era un verdadero palacio, pero un palacio construido para el disfrute del pueblo. Y todo eso fue posible gracias a la reina Victoria – Alberto tuvo mucho que ver siendo el principal valedor del evento -, con la necesidad urgente de dar un puñetazo en la mesa del mundo y gritar: ¡Somos los más grandes! Porque de eso se trataba en aquellos momentos: Asentar la Commonwealth, lanzar un mensaje al mundo y a su propio país, el orgullo patrio. Y desde ese momento, la carrera de las exposiciones universales comenzó: había que demostrarle al globo que el país organizador era alguien muy importante y avanzado con respecto al resto del mundo.

crystalpalaceMENUbuilding-design-and-construction-systems-prefabricated-iron-buildings-3 Se denominó Exposición Universal, pero no hubo países representantes de América presentes en la exposición, salvo Estados Unidos, primo hermano del Gran y Sacro Imperio Británico
Crystal-Palace-Floor-Plan

Los franceses fueron los primeros en organizar macro exposiciones relacionadas con el comercio, la industria y la agricultura, a los que aportaban valor mostrándolos en un lugar apropiado. La exposición de Londres fue la primera de corte universal, aunque, como ya hemos dicho, no hubo representación de países americanos salvo Estados Unidos, que fue el segundo país en superficie asignada dentro de este inmenso edificio.

Crystal Palace Nada parecido se había conocido anteriormente en el mundo, una macro exposición de todo tipo de cosas novedosas y exóticas procedentes de muchos países del mundo

Si hubieras tenido la suerte de cruzar Hyde Park para aproximarte al Palacio de Cristal con una entrada a la exposición, hubieras observado el gran número de fuentes construidas para la ocasión – en aquella época había una gran obsesión por las fuentes y  por que cayera mucha agua, incluso más que en las de los italianos -, todas rodeadas de jardines cuidados hasta lo inimaginable. El edificio, en días de sol – pocos días eran y son soleados desgraciadamente en aquellas latitudes –  reflejaba la luz  como si fuera un diamante. Las vistas desde el exterior eran impresionantes; el espectáculo era verdaderamente grandioso. Eso era precisamente lo que la Reina Victoria quería, al igual que su promotor civil, el artífice de la Gran Exposición Sir Henry Cole, miembro de la Royal Society for the Encouragement of Arts, Manufactures, and Commerce – hoy conocida como Royal Society of Arts -. Se había establecido una nueva era para este tipo de eventos, eventos que se han seguido celebrando hasta nuestros días. Para los ciudadanos de a pie eran una forma fantástica de ver cosas que de otra manera era imposible: El exotismo de la India con su espectacular presencia en la exposición; China; el continente africano… Se podían ver elefantes vivos, cocodrilos, toda clase de pájaros, una colección grandiosa de gallinas, etcétera. Todo aquello era una novedad para los que no tenían la suerte de pertenecer de pleno derecho a la Royal Geographic Society, más acostumbrados a estas cosas en vivo y en directo.

CP1 El espacio dedicado a la India era todo un reflejo del exotismo con el inestimable apoyo de la Commonwealth, por supuesto

Podía verse de todo, normalmente cosas que obedecían al concepto de novedad o de máximo exotismo. Allí, por ejemplo, se presentó el primer inodoro de la historia, con cisterna y todo – el primer rollo de papel higiénico también -. En cuanto al plano industrial, la exposición fue realmente importante ya que se encontraban en la época de mayor ebullición de la Revolución Industrial; se mostraban máquinas de todo tipo, especialmente en representación del país anfitrión y de los Estados Unidos. Y no sólo máquinas, se mostraban también los extractores  de combustibles fósiles que las hacían funcionar. Toda una  muestra del poder industrial inmenso de Inglaterra desplegado por el mundo. Pero era también una forma de mostrarle al pueblo británico que ellos formaban parte de ese poder, que los trabajadores se convertirían en obreros que asegurarían trabajo para todos; y también una forma de afirmar que en Inglaterra no hacía falta una revolución del pueblo para reivindicar sus derechos como trabajadores. Fue una estrategia muy hábil para eliminar la posibilidad de una revolución social , ya que apelaba a algo muy importante que los unía a todos : El orgullo de ser británico y de formar parte del progreso – construyes, no destruyes -.

Print-of-Great-Exhibition-006

Pabellón egipcio de la Exposición Universal

La Exposición Universal de 1851, recibió a 6 millones de visitantes. No había habido en Europa, hasta entonces, un movimiento de gente tan enorme y por una misma razón. Muchos de los días el recinto se llenaba, algo frustrante para los que se habían dormido, que sólo podían ver desde el exterior el cartel que decía “FULL”. En ocasiones, llegó a acoger a más de 110.000 personas. El macro evento generó unos beneficios de 17 millos de libras, que se invirtieron, en parte , en crear el Museo de Historia Natural – http://www.nhm.ac.uk/ – y el Museo Alberto y Victoria – http://www.vam.ac.uk/ -. El resto del dinero fue a parar a  diferentes programas de educación nacional.

vicphoto009-wl Una de las escasas fotografías que se conservan del interior de la exposición

Entre otras muchas cosas, en el interior, los visitantes podían presenciar todo el proceso de producción de algodón, desde la hilatura hasta el terminado de la tela. Se mostraban los últimos inventos en instrumentos científicos, como el telégrafo eléctrico, microscopios, bombas de aire y barómetros, así como instrumentos musicales, relojería e instrumentos quirúrgicos. Un edificio especial , conocido como “La Gran Shalimar”, fue construido para albergar grandiosos espectáculos. El Palacio de Cristal supuso, sin duda, un éxito enorme, con una maravillosa arquitectura , y con un triunfo de la ingeniería tal ,que reforzó, aún más, la importancia de la propia exposición. Cuando ésta llegó a su fin, el edificio fue desmontado y reconstruido, de forma ampliada,en Sydenham en el sur de Londres, con nuevos anexos al edificio central. Desgraciadamente allí duró muy poco ya que fue destruido por un incendio el 30 de noviembre de 1936.

cats-tile Una de las páginas del catálogo especialmente editado de la exposición

La exposición universal no dejó a nadie indiferente. Como anécdota, decir que Karl Marx entendió la exposición como un emblema del fetichismo capitalista. El rey Ernesto Augusto I de Hannover, poco antes de su muerte, escribió al respecto: “La locura y el absurdo de la Reina en permitir la realización de esta locura que golpea a la mente sensata y de buen pensamiento, y estoy asombrado de los propios ministros no insisten no celebrarla, ya que ningún ser humano puede responder por lo que puede ocurrir en la ocasión. La idea debe sorprender a todos los ingleses honestos y bien intencionados. Pero parece que todo conspira para destacar a los ojos de Europa”. No todas las mentalidades gobernantes de aquel entonces eran tan avanzadas como las de Alberto y Victoria. Y fue precisamente esa forma de pensar, la que acabó marcando la diferencia durante años. En fin, había mucha envidia también en aquella época.

crystal-palace La desaparición del Crystal Palace tuvo lugar en el año 1936. Un tremendo incendio devastó completamente la construcción de acero y cristal e hizo desaparecer el icono del comienzo de las exposiciones universales. No hubo intento alguno por reconstruirlo. Quizás podamos ir al parque del Retiro de Madrid , situarnos frente a su palacio de cristal y , haciendo un ejercicio de abstracción, imaginarnos el Crystal Palace a pequeña escala.

800px-Palacio_de_Cristal_-_02 Palacio de Cristal en el Retiro madrileño

O, en su defecto, acercarnos al Grand Palais de Paris , que albergó la exposición universal de 1900… La organizada en París en 1844 no fue universal, fue nacional.

The Nave of The Grand Palais

bannereve

Nos gustaría que nos dijeras qué piensas sobre nuestro blog; cualquier comentario que nos dejes es muy valioso para que podamos mejorar sin tirar de intuición, que normalmente falla. Os lo agradeceremos.

Foto principal y para redes sociales:Wusthof

Anuncios

Una respuesta a “Crystal Palace 1851

  1. Pingback: Crystal Palace. Londres 1851. Camargo,Christian .Mora, Javier. Cely,Juan – Historia Arquitectura Moderna·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s