Artistas Novatos: Cómo Prepararse para una Revisión Crítica

Hoy, una vez más con tono desenfadado, os proponemos una especie de guía dirigida a todo tipo de creadores y artistas, aquellos que busquéis tener una sesión de revisión de vuestro trabajo con un curador o un crítico de arte – elegido por vosotros -, o para cuando os convoquen a una revisión. Hemos escrito este artículo con objeto de que evitéis los potenciales problemas que pudieran surgir en este tipo de “encuentros delicados”; asimismo lo hacemos pensando en todos los que deseáis poder gestionar el temor a las críticas  para poder someteros desahogadamente a una evaluación abierta sobre la calidad de vuestro trabajo y de algunos aspectos más.

Forme Libre

Antes de enfrentarte a la reunión para esa revisión de tu trabajo, deberías comenzar por:

  1. Estar bien preparado.
  2. Estar aún mejor preparado.
  3. Disponer de una introducción para tu presentación.
  4. Mostrar tu trabajo siempre con impresiones, nada de pantalla de ordenador o proyecciones.
  5. Hablar con fluidez.

Pero, para comenzar, decirte que si crees que puedes ser tu propio crítico, estás muy equivocado. Sea cual sea el tipo de revisión a la que te vas a enfrentar (una simulada, seria, exposición, evento, propuesta de proyecto personal…), llevarla a cabo correctamente te permitirá destacar y lograr que tu presentación sea cada vez más y más sólida, ayudándote a comprender tu posición en el mundo desde hoy y pensando en tu futura audiencia.

FFFFOUND!

Quedamos entonces en que te has decidido a enfrentarte a una sesión de revisión… Exponerte a una revisión es siempre una buena opción, ya seas madurito/a o joven, experto o principiante. Desafortunadamente, incluso los expertos cometen errores. Vamos a mostrarte algunas ideas que nos gustaría compartir contigo, y que pueden contribuir a una sesión de revisión agradable y positiva. Volvamos a los cinco puntos fundamentales que mencionábamos al comienzo del artículo.

Visual Crafter

Debes estar preparado/a…

Te hablamos muy en serio, prepárate. No vayas a la reunión con un montón de obras sin organizar. No pierdas el tiempo buscando esta o aquella imagen cuando te hayas en plena revisión. Si das la impresión de estar perdido/a, producirás una mala imagen en el curador. “Pierde el tiempo, pierde el tiempo… Me está haciendo perder el tiempo”. Además, en algunos países las admisiones a una revisión se cobran y están limitadas en el tiempo, no pierdas ni este ni tu dinero.

Inspiration.de

Estate aún más preparado/a…

Prepárate mentalmente, mucho más si es tu primera revisión de portafolio (tu “artbook” en lenguaje hipster). Es cierto que algunos críticos son duros, muy duros. No son necesariamente malos ni incorrectos, simplemente quieren presionarte e incluso amilanarte. Toma las críticas como lo que son, aprende y se consciente de que te enfrentas a ellas para hacer que tu trabajo mejore. Sabemos lo difícil que resulta recibir malos comentarios de un extraño sobre un trabajo con el que estás vinculado emocionalmente y de forma muy íntima. Lo sabemos, lo sabemos muy bien. Sí, algunos críticos son idiotas; otros, son creadores fracasados, con muy mala leche, que no consiguieron la carrera de artistas que desearon y van por la vida con el cuchillo entre los dientes; son maestros malogrados, sin el talento necesario. Eso sí, tienes que elegir la audiencia correcta, y pensar que a veces tienen razón pero otras no saben mucho más que tú. No lo des todo por sentado, siempre hay opiniones personales que podrían diferir radicalmente de la tuya. La cuestión principal es saber ponerse en manos de profesionales no frustrados. Deberías hacer un poco de investigación antes de tirarte a la piscina.

Think Big

Tener una introducción lista…

Cuando llegues a la revisión de tu trabajo, es más que recomendable que cuentes con una breve introducción: cuál es tu nombre, cuál es tu historial, un pequeño resumen sobre tu trabajo, lo que vas a presentar (tema, medio…). Pero que no resulte demasiado larga. No muestres tu currículum completo, no compartas toda tu biografía y bibliografía. Ofrece la información justa (si tu presentación está relacionada con la pintura, la escultura o la fotografía), menciona brevemente los hitos de tu carrera y, quizás, destaca algunos premios, si los has recibido. Todo eso será bien recibido por tu interlocutor. Un dato importante: disponer de una copia en papel de tamaño A4 / Carta, por si tu revisor está interesado en verlo (no le presiones para que se lo guarde), que contenga una breve biografía, una declaración de intenciones y la información básica para que se pueda comunicar contigo (no le des el número de la casa de tu madre si tienes un teléfono móvil; no le ofrezcas una dirección física si siempre estás de aquí para allá… Se lógico y práctico).

OMG Posters

Luego va la declaración…

¿Aún no tienes una declaración?
¿Ignoras por qué es tan importante, o no sabes cómo elaborar una?
Deberías leer alguna guía o visionar una tutoría en You Tube, podría resultarte útil – si es que desconoces cómo hacer la declaración -.

Angry

Mostrar siempre material impreso…

Podría parecer obvio para muchos de vosotros/as lo del uso del ordenador portátil, o las paletas tipo iPad, o cualquier otro dispositivo electrónico, pero no son bienvenidos en nuestro territorio. Te hace más genuino mostrar impresiones. Los revisores pueden ver tu trabajo de manera más seria si reconocen que has invertido tiempo y esfuerzo. La manipulación de imágenes reales podría parecer más fácil y valorarse como una acción mucha más rápida. Acercar, alejar, encuadrar con las manos, comparar, compartir con una persona cercana para obtener una opinión, son algunas de las cosas que consiguen que los revisores queden satisfechos. Las impresiones reales son verdaderamente obligatorias en este tipo de sesiones.

Ippinka

Hablar, que no parlotear…

Algunos podréis pensar que el “trance” es una “revisión” y no una “entrevista”, y que vuestros interlocutores solo esperan una respuesta de vosotros, igual que se retira efectivo en el cajero automático. No, no funciona así, creednos. En tu trabajo, siempre tienes dudas o problemas que te gustaría resolver, editar, secuenciar, revisar técnicas, adquirir más habilidades… puedes preguntar para saber más. Cuando el revisor te haga comentarios, interactúa, comunícate, no te calles. Si no estás de acuerdo, no discutas, sugiere. Nunca le digas a un crítico que está equivocado, puede que tenga una opinión diferente a  la tuya, sin más; tranquilo/a, no es nada personal. “Condúcele” gentilmente hacia aquello en lo que haya podido perderse. Mantén una buena comunicación, mírale a los ojos pero no le retes, no todos los días tienes la oportunidad de compartir tu trabajo con profesionales; tal vez le guste- así como tu forma de mostrarlo- y se mantenga en contacto contigo. Se curioso, si no entiendes un comentario, no temas pedir explicaciones. Y una última cosa: ¡sé tú mismo! Le harás sentirse más cómodo si no actúas de manera exagerada, desproporcionada, así ayudarás a tu revisor a crear un clima adecuado de comportamiento hacia ti.

Ah, casi se nos olvida. Evita ponerte una colonia fuerte, no vayas en bici o corriendo a tu cita y asegúrate de no haber comido cosas muy fuertes antes del encuentro. Oler a tabaco tampoco es muy recomendable.

FFFFOUND!

Eso es todo amigos…

Solicitar una revisión cuando uno ya tiene cierta edad y experiencia no resulta tan necesario; no obstante, siempre se puede extraer de ello algo positivo. ¿De verdad crees que nadie puede aportarte una nueva observación sobre tu trabajo? ¿Cómo planeas elevar y desarrollar tu arte? Una mirada desde el otro lado de la valla, desde aquellos que no tienen que ser complacientes contigo porque no son tus amigos, familiares o amigos, resulta muy constructivo. Y, quién sabe, tal vez tu mismo te conviertas en “revisor” más adelante. Siéntete libre de compartir tu propia experiencia para que se puedan mejorar todos estos conceptos. Utiliza el formulario que encontrarás abajo. En cualquier caso, esperamos que hayas aprendido algo positivo, y te deseamos una futura muy buena revisión de tu trabajo.

FFFFOUND!



Si quieres recibir nuestro newsletter, y/o la bibliografía y recursos asociados al artículo de hoy, pídenoslo en el boletín adjunto, dejando claro que solicitáis la bibliografía y los recursos asociados al artículo, por favor. Si quieres recibir los artículos por correo electrónico completa el campo correspondiente en el formulario de inscripción que encontrarás en la cabecera de esta página. Tu dirección de correo electrónico será utilizada exclusivamente para enviarte nuestros newsletters, pudiendo darte de baja en el momento que quieras.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.