Curador de Arte: Responsabilidades

Los curadores tienen una responsabilidad primordial en la adquisición, cuidado, exhibición e interpretación de las obras de arte (Declaración de Misión adoptada por los miembros de la AAMC, abril de 2001). La Asociación de Conservadores de Museos de Arte (AAMC) fue fundada en 2001 para apoyar el papel de los comisarios en la configuración de la misión de los museos de arte, y constituye un modelo que hoy vamos a analizar aquí. Los objetivos de la asociación de curadores son:

  • Servir como un grupo de apoyo para la profesión de curador.
  • Articular los estándares para la profesión.
  • Promover la investigación y la beca a través de una reunión anual y desarrollar programas educativos sobre temas seleccionados que se celebren en los lugares asignados para ello.
  • Intercambiar información a través de un sitio web y un boletín mensual.
  • Facilitar debates en línea que abarquen una amplia variedad de temas relevantes.
  • Reconocer logros destacados en el campo a través de premios anuales.
  • Facilitar el intercambio de información sobre exposiciones itinerantes.
  • Proporcionar un foro colegiado para la discusión de temas de museos en el mundo.
  • Lograr estos objetivos en cooperación con los directores de museos, los custodios y demás personal.

Helena Almeida

Función del curador y relación con grupos particulares:

Este epígrafe describe los papeles y las relaciones del curador dentro del museo.

TRABAJO EN EL MUNDO DEL ARTE:

El curador tiene un rol fundamental que consiste en asegurar que las obras de arte sean conservadas, almacenadas y exhibidas apropiadamente. Esto incluye trabajar con el personal relevante del museo para poder preparar notas detalladas sobre la presentación apropiada de todas las obras de arte, especialmente la instalación y el trabajo en los nuevos medios de comunicación.

Tania Blanco

EL PÚBLICO:

Los curadores desempeñan un papel fundamental al involucrar al público con el arte mediante la instalación e interpretación de la colección permanente, exposiciones especiales y publicaciones, y así mismo suelen tener contacto directo con el público a través de giras, conferencias y otros programas. Además, los curadores facilitan información y experiencia sobre las colecciones y exposiciones a los educadores. Estos, a su vez, proporcionan a los comisarios estrategias pedagógicas que puedan satisfacer intereses y necesidades públicas.

Magnolia Jones

EL DIRECTOR Y ADMINISTRADORES DEL MUSEO:

La relación del curador con el director y la alta dirección del museo es clave para determinar la efectividad de la curaduría dentro del museo. También es importante que los curadores proporcionen a su director y al personal toda la información necesaria, de manera oportuna y apropiada, sobre temas, proyectos y eventos que tienen relación directa con el papel del director.

Heretopia

PERSONAL DE DESARROLLO:

En el contexto de la dotación de capital y otras campañas, se espera que los curadores trabajen en estrecha colaboración con un departamento de desarrollo y participen en actividades de recaudación de fondos. Es probable que los curadores a cargo de exposiciones especiales hagan presentaciones a posibles patrocinadores corporativos o individuales. Como directores de proyectos, los curadores trabajan en estrecha colaboración con los responsables de las becas del museo para componer las solicitudes de subvención. A menudo se invita a los curadores a tomar parte en eventos de captación de donantes, que van desde visitas a galerías o exposiciones especiales y  presentaciones breves, hasta incluso organizar o participar en viajes patrocinados por museos.

Andy Denzler

FIDEICOMISARIOS Y MECENAS:

Los curadores pueden tener una relación privilegiada con los fideicomisarios, a partir de sus intereses comunes en el arte. El director del museo generalmente determina la naturaleza y el alcance de la interacción de los curadores con los custodios o patronos de la institución. El alcance de ese contacto curatorial con los fideicomisarios puede variar considerablemente de un museo a otro, pero los curadores suelen involucrar a los fideicomisarios a través de sus recomendaciones para la adquisición y desamortización de obras de arte. Los curadores pueden ser llamados a participar en la formación de una política de adhesiones, así como a generar, por ejemplo, directrices para los trabajos de actualización en la colección. En algunos museos, los comités del consejo de administración recurren rutinariamente a los comisarios para recabar consejos y opiniones.

Type Toy

OTRAS RELACIONES CON LOS MUSEOS:

En el sentido más amplio, los curadores representan la colección del museo – su responsabilidad más importante – y son los principales defensores de la colección permanente en el contexto de la misión de su museo. Los curadores tienen la responsabilidad de asesorar al personal en la apreciación de las obras de arte, su cuidado, la importancia de proporcionar acceso público y la misión general del museo. Como supervisores de personal subalterno, pasantes y otros profesionales curatoriales, los curadores desempeñan un papel fundamental en el liderazgo y el estímulo profesional, si bien este espíritu de colaboración debe extenderse al personal del museo en su conjunto.

Wasted Heroes

CONTACTOS PROFESIONALES Y ACADÉMICOS:

Los curadores son a menudo miembros activos de sociedades profesionales, o sociedades académicas más especializadas, sirviendo a veces como consejo a miembros del comité en esas organizaciones. También pueden participar en organizaciones artísticas comunitarias, a veces como representantes de sus instituciones. Los curadores trabajan en comités asesores de fundaciones o como consultores para agencias gubernamentales y asociaciones. La relación del curador con el personal de otros museos e instituciones artísticas es importante para dar forma a los proyectos, facilitar los préstamos y compartir las preocupaciones profesionales. Los curadores de las instituciones más grandes cumplen una función importante al ofrecer consultas a los museos más pequeños.

Anne Lindberg

Los curadores también están comprometidos con instituciones educativas, particularmente a nivel universitario o pos-universitario; dentro de sus museos suelen ser el principal punto de contacto para colegas del mundo académico. En este ámbito, el papel de los curadores varía desde presentar una sola conferencia hasta servir como profesor adjunto o como profesor titular. Los curadores suelen ser el principal punto de contacto para facilitar los programas museológicos y museográficos, coloquios o seminarios. Los curadores también proporcionan o inician proyectos individuales de investigación por parte de profesores y estudiantes, o bien llevan a cabo pasantías individuales en sus departamentos para estudiantes de pregrado o posgrado. Los curadores tienen un papel importante en el acceso a la colección del museo. Dentro del museo, es a menudo el curador el que inicia los contactos entre la comunidad académica y los miembros del personal del museo directamente implicados en hacer las colecciones disponibles y accesibles para la observación y la investigación.

David Lyle en PICDIT

POTENCIALES CONFLICTOS DE INTERÉS:

La mayoría de los museos tienen pautas sobre cómo los miembros del personal deben interactuar con los diversos grupos del museo, incluyendo miembros internos, fideicomisos, comerciantes de arte, coleccionistas, periodistas y voluntarios. Mientras que los museos tienen posiciones divergentes sobre posibles conflictos de interés en las áreas de recolección personal, negociación, regalos, consultoría o empleo externos, un consenso general sostiene que cuando se presenta a los comisarios con actividades o relaciones que podrían implicar un conflicto de intereses, (potenciales o percibidos), o con comportamientos que pudieran causar vergüenza al museo, sus responsabilidades profesionales deben prevalecer sobre las preocupaciones y los beneficios personales.

David Lyle en PICDIT

RELACIONES CON DISTRIBUIDORES, CASAS DE SUBASTAS, COLECCIONISTAS PRIVADOS Y ARTISTAS VIVOS:

Consejos de Expertos:

Conviene distinguir entre ofrecer asesoramiento de expertos y autentificación. Algunos museos permiten a los curadores dar asesoramiento profesional a coleccionistas, casas de subastas y distribuidores, ya sea de forma verbal o por escrito.

Autentificación:

Algunos museos animan a los curadores a ayudar a los coleccionistas y a otros profesionales del museo a identificar, autentificar y evaluar la calidad y el estado estético de las obras de arte, siempre que proporcionen información sin remuneración monetaria u otra remuneración personal.

Tasaciones:

Los museos se ocupan de las evaluaciones de diversas maneras. Algunos requieren que todas las opiniones sean imparciales sin discusión ni citación de valor monetario. Otros impiden que los comisarios proporcionen evaluaciones o evaluaciones financieras de obras de arte, excepto para propósitos internos.

Miss Design

COLECCIONES PERSONALES:

Muchos museos permiten a los comisarios coleccionar arte para su disfrute personal, lo que promueve el conocimiento y mejora el conocimiento profesional. Sin embargo, la adquisición, el mantenimiento y la gestión de una colección personal por un curador puede crear un conflicto de interés percibido. Por ello deben asegurarse de que dichos conflictos o conflictos de intereses percibidos entre ellos mismos y el museo no se producen, y que no están en condiciones de competir con su empleador por ninguna adquisición. Se requiere, pues, discreción extrema cuando un curador recoge objetos similares a los relacionados con el museo.

David Lyle en PICDIThttps://picdit.net/2015/03/23/artist-david-lyle/

COMPROMISOS PROFESIONALES EXTERNOS, EMPLEO Y DECLARACIONES PÚBLICAS:

Los curadores que participan en actividades exteriores similares a las que realizan en su propio museo son percibidas como de representación de su museo, aunque el trabajo exterior pueda ser completamente independiente de ese museo. Por esta razón, los curadores pueden necesitar una aprobación por escrito de su director o jefe de departamento antes de aceptar trabajos externos, proyectos de exposición, consultorías, o antes de hacer declaraciones públicas. El empleo externo no debe ser aceptado si crea un conflicto de interés o incluso la posible aparición de un conflicto de intereses con la política del museo sobre el empleo en el exterior. Si el museo no tiene tal política, los curadores deben alentar a los administradores a que redacten un escrito que contemple estas posibilidades y posibles conflictos.

Nicholas Mottola Jacobsen en PICDIT

En todas las actividades y declaraciones, los comisarios deben revelar si están actuando o hablando por su museo, sus asociaciones profesionales afiliadas, o únicamente por ellos mismos. No deben representar a sus museos ni a sus asociaciones si no disponen de un mandato para hacerlo. Algunos museos diseñan pautas para ayudar a los comisarios a evaluar mejor una situación y decidir un curso de acción correcto. Las siguientes directrices son útiles para llegar a una respuesta o decisión satisfactoria:

¿La acción es consistente con las prácticas de los museos?
¿Podría la acción dar la apariencia de impropiedad?
¿La acción desacreditará al museo, a sus funcionarios, a sus fideicomisarios o a sus empleados en caso de divulgación pública?
¿La acción es defendible para el supervisor del curador, los oficiales del museo, los fideicomisarios o empleados, o el público en general?
¿La acción cumple con el código de conducta personal del curador?

Si quieres disponer de más recursos sobre este tema, háznoslo saber y te los enviaremos. Para ello, rellena el boletín adjunto por favor.

Foto principal y para redes sociales: Anthony Geiger

Tus comentarios son muy importantes para nosotros