El Curador Independiente y las Exposiciones de Arte

La curaduría moderna es una profesión que está teniendo una gran expansión, y crece sin parar (Kennedy, 2012). El número de curadores independientes que, no sólo quieren asegurar un desarrollo fluido en sus proyectos, sino también anticiparse a los “avances” en sus carreras, está aumentando. Los curadores independientes tienen más “libertad” que los institucionales. Los primeros pueden también convertirse en gestores de arte. Por lo tanto, la competencia entre curadores aumenta; todos ellos tienen en común la búsqueda del reconocimiento y el máximo beneficio posible. A veces compiten incluso con los artistas. Según Hiller, hoy por hoy, el curador se ha convertido en “la figura” del arte que sustituye al artista y al crítico de arte.

Bang Bang Studio

Frecuentemente, el acto de exponer obras (el cómo, dónde, cuándo) resulta más relevante para el curador que las obras de arte en si mismas. Ante este hecho, se dan dos posibilidades: que el curador-artista se vuelva más importante que los artistas y sus obras (o al menos temporalmente hay un toma y daca), o que cree, con ellos, un nuevo producto de alta calidad (Tumpytė, 2014). En cualquier caso, el curador ya no es un participante pasivo en el campo del arte. Su colaboración con el artista crea un producto, es decir, una exposición que puede generar la oportunidad de entrar en el mercado del arte. El objetivo de esta reflexión es analizar las actividades de un curador independiente durante la organización de una exposición de arte.

BMD Love Blog

Desde finales del siglo XX, el concepto de un curador moderno ha ido evolucionando gradualmente. El listado inferior hace alusión a las definiciones de “curador” según diferentes autores. Hay que decir que existen muchas más definiciones posibles. Cada curador, crítico de arte y artista enuncia una posible definición, diferente y muy personal (en algún caso con claros visos de machismo).

  • Lubytė (2006): “Un curador es un mediador que permite revelar diversos contextos del arte” (Fomina, 2008: 102).
  • Kreivytė (2006): “En primer lugar, un curador es un generador de ideas que tiene cierta visión y trabaja junto con artistas, desarrolla sus propias ideas y trata de implementar esta visión” (Fomina, 2008: 103).
  • d‘Harnoncourt (2006): “Un curador es un hombre que crea una cierta conexión entre el arte y la audiencia” (Obrist, 2011: 220).
  • Szeeman (1995): “Un curador es un administrador, aficionado, autor de introducciones, bibliotecario, gerente y contable, animador, conservador, financiero y diplomático” (Levi Strauss, 2006). “También es expositor” (Fowle, 2007: 16). “A veces es el sirviente, a veces el asistente, a veces da ideas a los artistas de cómo presentar su trabajo; en el equipo muestra que es el coordinador, en los espectáculos temáticos, el inventor” (Obrist, 2011: 127).
  • Zovienė (2012): “Por un lado, un curador es también como un creador, siempre que crea un proyecto conceptual; por otro lado, puede desempeñar el papel de director de un artista” (Zovienė, 2012: 49).
  • Klimašauskas (2013): “Un curador es quien cuida y quién se preocupa. Por lo general, el curador se preocupa por la organización de reuniones entre el espectador y la obra de arte” (Šetikaitė, 2013).
  • Obrist (2014): “Un buen curador es como un buen chef” (Jeffries y Groves, 2014).

Interiorzine

Las similitudes hacen referencia al hecho de que la mayoría de estos autores describen al curador como un gerente que organiza las reuniones entre el espectador y una obra de arte, se ocupa de la presentación de las obras y puede ser un creador por si mismo. La diferencia principal es visible en la cita de Obrist (2011), afirmando que el curador es como un buen cocinero. Esto viene a significar que el curador es responsable de todo: responsable de la calidad de toda la exposición, elección del autor, de las obras, de la organización del trabajo, etcétera. Debe ser creativo. Aquí uno puede recordar la cita de Kreivytė (2006) de que “un curador es un generador de ideas que desarrolla su concepto y visión junto con los artistas”. Un curador ayuda a los artistas a expresarse, pudiendo ser responsable de muchas acciones. Todo esto demuestra que los curadores aún no tienen una identidad fuerte; por lo tanto, no puede haber una definición unificada en cuanto a su perfil profesional.

Paul Blow

El papel del curador, durante las últimas décadas, ha ido creciendo en importancia (Vitkienė, 2012: 46). Según Hopps, la curación no es sólo la introducción de obras en una institución determinada; es un fenómeno mucho más complejo (Fowle, 2007: 15). Fowle afirma que la curaduría puede proporcionar una plataforma para realizar las ideas y los intereses de los artistas, debe ser sensible a las situaciones en las que ocurre, y debe abordar temas artísticos, sociales, culturales o políticos de manera creativa (Fowle, 2007: 14-16). ). Por lo tanto, el curador es un ideólogo; puede encontrar varios temas y analizarlos. Realiza el trabajo de un artista-analista.

Javier Jaén

Por lo general, hay dos categorías principales de curadores:

  • Curadores independientes. No trabajan en instituciones específicas. La posición de un curador independiente suele estar relacionada con la noción del creador libre formado por los movimientos vanguardistas (Fomina, 2008: 109-110). Colaboran con galerías, instituciones financieras, etcétera (Fomina, 2008: 109-110). Por lo tanto, son mediadores entre las instituciones artísticas y los artistas. Los curadores independientes participan con frecuencia en actividades independientes. Ellos hacen lo que quieren y lo que les gusta. Participan en varios proyectos de arte.
  • Curadores institucionales. Son curadores que trabajan para galerías, museos, instituciones específicas, etcétera. Dependen de la política que lleve a cabo la institución a la que representan y para la que trabajan. Por lo tanto, su libertad creativa puede verse ligeramente limitada (Fomina, 2008: 110). El rol de cada curador en diferentes museos (Alloway, 1996: 221) o en cualquier otra institución, es diferente.

En resumen, actualmente, el curador no sólo es un custodio y supervisor, sino también una especie de creador, crítico de arte y gestor. Puede ser responsable de muchas acciones. Independientemente de las categorías de curación, la curación es actualmente una parte inseparable de la industria del arte.

Chad Wys

Las actividades de un curador independiente en la Exposición de Arte Contemporáneo.

Una exposición es un producto nacido de la colaboración entre el artista y el curador (Fomina, 2008: 114), y esta colaboración puede variar en función de su naturaleza; puede ser a corto plazo, comercial, grupal o personalizada, o bien puede suponer organizar una exposición dentro de una exposición, entre otras opciones. Cada exposición es única y se basa en el concepto del curador (Moran, 2010: 4).

FFFFOUND!

Dewar (2010: 5) distingue cinco funciones principales del curador:

  • Articular el concepto de arte y encontrar una forma de presentarlo a la sociedad.
  • Ayudar a los artistas con la implementación de sus ideas creativas, así como presentar a los artistas y sus obras.
  • Hacer de intermediario entre los artistas y la galería/museo/institución.
  • Tomar en consideración los intereses de los artistas y las prioridades y necesidades de la galería.
  • Durante la organización de la exposición, para que la sociedad y los profesionales puedan familiarizarse con las ideas del proyecto, crear el catálogo, organizar presentaciones públicas, etcétera, relacionadas con cada proyecto.

AHONETWO

Un curador puede ser definido como un propagandista en cierto sentido: explora, descubre, documenta y exhibe las ideas del arte. Y se las presenta al mundo con buen gusto y conocimiento, tomando un profundo interés por los artistas, sus obras y, por supuesto, analizando las formas de las exposiciones (Fowle, 2007: 12-14); crea, además, la imagen del artista y lo promociona en el mercado del arte como su agente o marchante. La curación suele partir de la preparación de la exposición, ya que supone una buena forma de introducir a un artista determinado y a su curador a la sociedad.

Maan Ali

De acuerdo con las definiciones de algunos teóricos, podríamos decir que las etapas organizativas de la exposición de arte pueden variar y desarrollarse de acuerdo con la noción de cada diferente curador. Por otra parte, la organización de una exposición es un proceso que conecta los principios/aspectos del arte y la gestión, y eso es común para todos ellos. Por otro lado, cada autor mostrará las actividades de un curador independiente en función de las etapas organizativas de una exposición presentada y, además, dichas etapas tendrán en cuenta aspectos administrativos particulares e independientes relevantes para la actividad de cada curador freelance.

Foto principal y para redes sociales: Farm 3

Una respuesta a “El Curador Independiente y las Exposiciones de Arte

Tus comentarios son muy importantes para nosotros