La Belleza de los Dioramas

Elephants 1 Siendo un niño, me quedaba pegado al cristal del diorama dedicado a los elefantes africanos del Museo de Historia Natural de Nueva York – http://www.amnh.org/ – pensando que lo que estaba al otro lado del cristal no eran animales disecados. Lo que estaba observando era que el momento se había parado en mitad de la sabana del Serengeti, y que estaba siendo testigo de ello. Por eso, siempre que he visitado un museo de ciencias naturales y no enconraba dioramas en las exposiciones de historia natural, sabía que ya no podría hacer un viaje en el espacio y en el tiempo, sintiendo una gran frustración.

Artist Raymond deLucia works on a diorama at the American Museum of Natural History Profesionales dioramistas como Raymond de Lucia, eran auténticos artistas, pintores realistas que trabajaban hombro con hombro con los mejores taxidermistas del mundo (pabellón de los pájaros del Museo de Ciencias Naturales de Nueva York, 1930)

Pero comencemos desde el principio. La palabra “diorama” se originó en 1823 para denominar un tipo de dispositivo de cámara que inventaron los franceses en 1822. La palabra significa literalmente “a través de lo que se ve”. El diorama, como tal, fue inventado por Daguerre y Charles Marie Bouton, y se expuso por primera vez en Londres, 1823. El significado “réplica a escala de una escena” se utiliza a partir de 1902. Los dioramas de los museos modernos se pueden ver en la mayoría de los principales museos de historia natural del mundo. Por lo general, estas formas de reproducir una realidad a escala utilizan un plano inclinado para representar lo que sería una superficie plana, incorporar un fondo pintado de objetos distantes, y a menudo emplean falsa perspectiva, modificando cuidadosamente la escala de los objetos colocados en el diorama para reforzar la ilusión de profundidad. Las reproducciones se hacen de mayor tamaño colocándose cerca del cristal y las escalas pequeñas son colocados más lejos del observador para dar esa sensación de lejanía. A Carl Akeley, un naturalista, pintor, escultor y taxidermista, se le atribuye la creación del primer diorama de un hábitat natural en el año 1889. El primer diorama de Akeley reproducía una exposición sobre castores disecados en un hábitat tridimensional, con un fondo pintado realista. Con el apoyo del comisario Frank M. Chapman, Akeley diseñó los primeros fantásticos dioramas en el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York. Combinando el arte con la ciencia, estas exposiciones tenían como objetivo concienciar al público acerca de la creciente necesidad de la conservación del hábitat natural. Ahora, en el moderno AMNH su departamento denominado “Exposiciones Lab” se encarga de la creación de todos los dioramas y los entornos inmersivos de nuestro museo favorito – http://www.pinterest.com/naturalhistory/from-the-archives/ -.

iii_carl-akeley-taxidermist2 Carl Akeley construyendo el primer diorama del Museo de Historia Natural de Nueva York; ese que que nos tenía tan fascinados

Los dioramas de historia natural se han desarrollado desde el siglo XIX, en museos que se querían alejar de la práctica de presentar muestras de taxidermia solo en vitrinas, como objetos de arte. En el museo de Nueva York, los primeros dioramas fueron denominados “grupos de hábitats”. Estos dioramas contienen tres elementos fundamentalmente: los animales, la pintura de fondo y la vegetación, las rocas, el suelo y otros objetos, estos en un primer plano. Diferentes artistas y especialistas fueron los responsables de cada uno de ellos, viajando a un lugar – casi todos los dioramas recrean lugares específicos – , a menudo en los parques nacionales para dibujar bocetos, recoger a los animales y recoger material para el primer plano.

10._Hubble_Telescope_diorama_RM.3014 No todos los dioramas reproducen habitats de animales. Podemos encontrar dioramas que reproducen “habitats” en el espacio…

En los dioramas abundan los pequeños detalles, como las apenas visibles constelaciones pintadas en el cielo de la noche en el diorama del lobo, las diminutas ranas escondidas entre la hierba, o los taxidermistas colocando un pequeño espejo en la boca de uno de los animales, oculto a la vista, que refleja la luz hasta el paladar superior para resaltar los grandes dientes. Muchas de las pinturas de fondo han sido producidas por James Perry Wilson, Belmore Browne y otros, a las que se consideran obras maestras en su propio derecho, capturando el barrido y la iluminación sutil de un valle del desierto al atardecer, por ejemplo, o el caos de un pantano cubierto. Los taxidermistas no se quedan atrás. Ellos perfeccionaron una técnica pionera de Akeley. Primero esculpían un modelo de arcilla del animal usando su esqueleto como guía, creando un molde de la escultura y el uso del molde para hacer un casting en cartón piedra u otros materiales. A continuación, la piel de los animales se cose alrededor del modelo con exquisita delicadeza.

18467_web Los dioramas marinos son de lo más impresionante y realista posible

Pero los héroes anónimos de los dioramas podrían ser los artistas de primer plano, que construyeron rocas de arpillera y yeso, hojas vegetales de papel y la nieve de espuma de plástico y polvo de mármol. Desarrollaron técnicas inusuales para recrear la realidad, las hojas, por poner un ejemplo, tienen una textura afelpada en sus superficies superiores, después de ser pintadas se rociaban con barniz. Mientras todavía estaban pegajosas, los artistas utilizaron un tamiz de harina para espolvorear la superficie con pelusa de algodón, luego se pasa una varilla de acrílico de carga estática sobre el mismo para que la pelusa quede de pie. Estos son algunos de los ejemplos que testimonian la increíble maestría y dedicación de estos artistas maravillosos que han pasado absolutamente inadvertidos en la historia de los museos.

ClarenceTyleniusc El artista Clarence Tylenius trabajando con un solo brazo – el derecho lo había perdido en la II Guerra Mundial – en el diorama de los alces gigantes de Alaska del MHNNY

Pero en lo relacionado con los dioramas tenemos que decir que está la versión contraproducente. Recuerdo ver dioramas lamentable en el museo del hombre de París, el que estaba situado en el Trocadero, hoy trasladado, ¡por fin! al Quay Branly – http://www.quaibranly.fr/ donde no hay dioramas, gracias por ello señores del museo, los franceses no se distinguen por hacer buenos dioramas. Aquellos que están llenos de polvo son muy tristes y “cutres”, no aportan nada al conociento solo tristeza. Los dioramas del Museo de Historia Natural de Londres están llenos de polvo y eso es inaceptable para un museo de su categoría.

FixingFish Los dioramas necesitan muchos cuidados y atenciones que no siempre son fáciles de hacer, pero es de obligado cumplimiento y si no se hace, es mejor desmontarlos y sustituirlos por otra cosa

Los dioramas se siguen construyendo para los museos y es de agradecer; siempre mantendrán su encanto didáctico. Nosotros aquí, en España, trabajamos normalmente con artistas que provienen de la construcción de las fallas valencianas y de la escenografía teatral, maestros en el uso de polietileno reticulado, la fibra de aluminio y la pintura realista. No son nada baratos pero, en algunos casos, son muy necesarios para complementar una exposición, sobre todo las relacionadas con ciencias naturales. Su trabajo bien lo vale. También es cierto que también construimos con el apoyo de la domótica, los efectos especiales, la realidad aumentada y otras técnicas museográficas muy modernas y que están al alcance de presupuestos no muy grandes. Pero no podemos dar la espalda a la tradición museográfica que ha funcionado siempre y seguirá funcionando. Aquella que intenta reproducir la realidad de un momento congelado en el tiempo y que nosotros contemplamos en silencio agazapados entre unos helechos.

4-RM LiaoningDiorama Los dioramas que reproducen ambientes animales de eras paleozoicas son especialmente bonitos

Os vamos a mostrar algunos de nuestros dioramas favoritos:

American Museum of Natural History 3__OTIS Cabo-Peñas_Sala3 Este es nuestro, realizado para el faro del Cabo Peñas (Asturias)

CampamentoAdidas La publicidad también ha echado mano de dioramas


CanberraWarMemorial
Los dioramas de guerra resultan inquietantes
ChicagoOnFire
Museo de la ciudad de Chicago, la ciudad es pasto de las llamas

DioramaNY1

DioramaNY2
Ancestral forma de cazar bisontes que heredaran en su uso los indios norteamericanos
DioramaPeces1
Estocolmo Los profesionales de los museos nórdicos han demostrado una especial maestría y dedicación a la construción de dioramas hiperrealistas

LondonScienceMuseum1860
Hay dioramas que reproducen formas de vida y costumbres de épocas pásadas

lstnr-natural-history-diorama-015

Manitoba Museum of Natural History in Winnipeg
martha-maxwell

Mashantucket Pequot Museum

penguin diorama_DF

PlaneCrash

sperm-whale-and-squid-diorama-hol

The National Museum of the Marine Corps.

thomson

Tibet

tumblr_lfusjiPq8B1qb7smm

2 Respuestas a “La Belleza de los Dioramas

  1. Una entrada excelente.Gracias por informarnos de una manera tan concisa y tan completa a la vez.El tema de los dioramas es interesantísimo y de un gran valor artístico.No hace mucho tuvo el placer de compartir piso con alguien dedicado al diseño gráfico y pude aprender de él mucho relacionado con el tema al que os referís.Me hablaba de cosas como “evitar colocación paralela” entre las figuras y la superficie, o “procurar utilizar elementos verticales” para no dar sensación de achatamiento , o, “intentar que la escena sea como una narración “, que haya vida e historia en lo que vemos….,cosas que según él eran fundamentales a la hora de componer un diorama.Me ha parecido muy interesante vuestra reseña a la “Exposición Lab” , gracias. Una pregunta ¿ es cierto que , actualmente , se emplea mucho esta técnica en televisión ? si es así , en la nuestra, no he conseguido percatarme de ninguna, ¿la hay ?.Un saludo.Jose.

    • Gracias Jose por tu comentario. Si que se usa en televisión, pero está muy bien hecho para que no lo notes. Si alguna vez tienes ocasión, no dejes de visitar un plató de televisión y lo primero que pensarás es que es mucho, muchísimo más pequeño que como te lo imaginabas. Las lentes de las cámaras también son cómplices para conseguir este efecto de “agrandamiento”. El Museo de la Imagen en Movimiento de Queens (NY) te lo muestra claramente sobre los platós usados en la serie “Seinfeld”, concretamente los de la cafetería, es muy divertido. Un saludo.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros