Museos y Turismo Patrimonial: Economía Sostenible en Países en Desarrollo

 

El patrimonio se define como aquellos elementos de nuestro pasado heredado que valoramos; el turismo se refiere a los mercados turísticos, y la industria, que han evolucionado en torno al patrimonio. Existe una conexión vital entre el patrimonio y el turismo (The Travel and Tourism Programme, Irlanda). Según la definición dada por esta entidad, los turistas se sienten atraídos por los lugares ricos en patrimonio cultural. El turismo patrimonial representa esa forma de turismo cuyo objetivo es, entre otros, el descubrimiento de monumentos y sitios de valor cultural. Actualmente, se está transformando en una actividad muy popular, que, en esta era electrónica, se programa para realizar visitas a sitios del patrimonio cultural histórico. La cultura, el patrimonio, el medio ambiente y el turismo están interconectados, y reciben una atención considerable en todo el mundo. Existe también otro grupo de turismo: los académicos introdujeron el concepto de turismo creativo (Richards y Raymond, 2000) al unir productos y servicios creativos y turísticos. Por ello, la UNCTAD (2004; 2008) ha formulado y clasificado ampliamente las industrias creativas en cuatro áreas.

  1. Patrimonio: expresiones culturales tradicionales y sitios culturales.
  2. Artes: artes visuales y artes escénicas.
  3. Medios de comunicación (sin incluir los nuevos medios): publicaciones y medios impresos y audiovisuales.
  4. Creaciones funcionales: diseño de nuevos medios y servicios creativos.

El turismo patrimonial, en línea con la tendencia mundial en turismo cultural, se ha convertido en una de las categorías turísticas más populares (Chen y Chen, 2010). La contribución económica de los recursos patrimoniales es uno de los principales medios para lograr un desarrollo turístico sostenible (Apostolakis y Jaffry, 2005). Por lo tanto, una mejor comprensión del comportamiento del patrimonio turístico, en términos de atributos del servicio del patrimonio –  concretamente las preferencias turísticas -, puede aportar una información muy valiosa que permita a los gestores del patrimonio crear estrategias efectivas de desarrollo sostenible (Chen y Chen, 2012). Chen y Chen han descrito claramente la importancia del turismo patrimonial. La economía sostenible se clasifica en tres grupos:

1 – Natural.

1.1 Paisajes naturales.

1.2 Paisajes rurales.

1.3 Flora y fauna.

2 – Cultural.

2.1 Festivales.
2.2 Arte y Artesanía.
2.3 Prácticas / productos tradicionales.

3 – Construcciones – arquitectura.

3.1 Edificio histórico.
3.2 Monumentos.
3.3 Sitios industriales (Jun; Nicholls; Vogt, 2004).

Como describieron Jun et al, los turistas se sienten atraídos por el patrimonio natural, el cultural y el construido. Por ello, es muy importante proteger todas estas áreas para su uso presente y futuro. Esto ayuda al turismo sostenible de cualquier país.

Los diferentes tipos de turismo patrimonial son:

  • Turismo literario: viaje a lugares literarios, como el del nacimiento del escritor .
  • Turismo heráldico: búsqueda de antepasados
  • Turismo gastronómico – restaurantes.
  • Turismo oscuro: muerte, desastres, destrucción, tanto natural como debida a la acción del hombre.
  • Turismo de patrimonio industrial: sitios industriales no utilizados.

Tipos de patrimonio cultural:

  • No físico (intangible).
  • Físico (tangible).

Patrimonio cultural no físico:

  • Signos y símbolos transmitidos oralmente.
  • Formas de expresión artística y literaria.
  • Idiomas.
  • Modos y tradiciones de vida.
  • Mitos, creencias y rituales.
  • Sistema de valores humanos.
  • Conocimientos tradicionales.
  • Saber como…

Patrimonio Cultural Físico:

  • Monumentos.
  • Sitios arqueológicos.
  • Colecciones patrimoniales móviles.
  • Zonas urbanas históricas.
  • Patrimonio vernáculo.
  • Paisajes culturales.

Las ciudades históricas de los países en desarrollo hacen todo lo posible por convertirse en sitios patrimoniales dinámicos de desarrollo regional; lugares que fomenten un turismo cultural y permitan preservar el patrimonio cultural y tangible. La conservación de los sitios del patrimonio cultural es costosa, por lo que requiere la financiación del gobierno y de otras organizaciones. El turismo es un activo muy importante de la economía de los países en desarrollo. Tanto el turismo cultural como el patrimonial se han convertido en uno de los sectores de mayor crecimiento de la industria del turismo en este tipo de países – mientras se hallen alejados de cualquier tipo de conflicto -.

Barry Lord define el turismo cultural como las visitas de personas de fuera de la comunidad anfitriona motivadas, total o parcialmente, por el interés en las ofertas históricas, artísticas y científicas, o de estilo de vida / patrimonio de una comunidad, región, grupo o institución. A diferencia de otras actividades turísticas, como el ecoturismo, el turismo patrimonial, el educativo, el de aventura, o el agroturismo, el turismo cultural ofrece «recursos auténticos» a la comunidad, entendiendo por recursos auténticos aquellos sitios, servicios o eventos que reflejan el patrimonio local, regional o nacional (Lord, 2002).

Las tecnologías digitales se están utilizando en los museos de todo el mundo para desarrollar actividades cotidianas y proporcionar información sobre exposiciones, productos de museos, eventos, horarios de apertura, disponibilidad de entradas, precios, etcétera. Algunos museos utilizan las herramientas de las redes sociales – blogs, portales digitales, Twitter, Facebook, YouTube, etcétera – para interactuar con sus audiencias. Gracias a ellas, los profesionales de los museos pueden brindar un servicio eficiente a sus clientes y al mismo tiempo atraer a más visitantes. Los museos que mantienen sitios web interactúan más tiempo con su público y, en general, con todo el mundo. Están conectados en red, no solo dentro de un área geográfica o comunidad, sino globalmente, a través de contactos internacionales, intereses especiales, diferentes comunidades culturales y redes sociales. En resumen, los sitios web de los museos proporcionan instalaciones para la conectividad global. De esta forma, los visitantes llegan a conocer los sitios del patrimonio mundial y planifican mucho mejor sus visitas físicas. Estos sitios patrimoniales atraen hoy más turistas que nunca, gracias al rápido cambio que han experimentado los museos en esta era electrónica.

El turismo patrimonial es un factor sólido en la industria turística de los países en desarrollo y un sector con un crecimiento económico significativo.Algunos estudios revelan que los viajeros patrimoniales pasan más tiempo en los sitios patrimoniales que otro tipo de turistas. En este contexto, los museos facilitan una red dinámica de atracciones de viaje y servicios para ese grupo de visitantes. El turismo patrimonial también ofrece otro tipo de actividades, como viajar para experimentar el patrimonio natural, el agroturismo, el ecoturismo, el turismo cultural (museo de arte y teatros).

El turismo puede aportar beneficios económicos y de calidad de vida a las comunidades. Aquellas que están arraigadas en la preservación histórica, se enfrentan al desafío de garantizar que los lugares que contribuyen al turismo patrimonial se mejoren y no se alteren o destruyan sin razón (Plan de Turismo del Patrimonio de Nebraska, 2011). El Plan de Turismo Patrimonial de Nebraska describe claramente por qué debemos preservar el turismo patrimonial y cómo afecta esto a la economía sostenible. Establece, además, cinco principios para un turismo patrimonial exitoso y sostenible:

  • Colaboración.
  • Equilibrio entre la comunidad y el turismo.
  • Que los sitios y programas cobren vida.
  • Centrarse en la calidad y la autenticidad.
  • Preservar y proteger recursos irreemplazables.

Por otro lado, como ya hemos mencionado, el público de los museos tiene un fuerte vínculo con el turismo – los turistas son parte del público -, y para algunos, constituyen incluso una gran parte del número total de visitantes (Kotler y Kotler). La diversidad cultural que los turistas pueden disfrutar en cualquier destino hace que el «Turismo Cultural» resulte un tanto complejo de definir. Todas las actividades turísticas contienen algún elemento cultural, desde visitas a sitios culturales específicos – como museos, galerías de arte o catedrales -, hasta experimentar la «atmósfera» de la vida nocturna de una ciudad (Steyn, 2007). Anteriormente, el turismo cultural representaba en gran medida a la llamada «alta cultura», pero que hoy en día existen muchos significados nuevos para el turismo patrimonial y cultural que cubren aspectos tangibles e intangibles de la cultura (Richards, 2001).

En cualquier caso, el mandato general de la mayoría de los museos es educar a sus visitantes en la historia y en el patrimonio cultural y natural de una ciudad, región o país, o sobre un tema elegido de especial interés; y al mismo tiempo, tratan de preservar estos elementos para las generaciones futuras. La presencia del museo se entiende comúnmente como un indicativo de algo valioso y relevante que pueda ser compartido con el público (Pekarik, 2003). Pekarik afirma que el papel principal de los museos debería ser proteger el patrimonio cultural y atraer a más turistas.

El patrimonio o el turismo cultural se consideran una forma de turismo en el que los participantes «pueden aprender, ser testigos y experimentar el patrimonio cultural de un destino» (Li, 2003). Se dice que este tipo de turismo proporciona una motivación tangible para la conservación (Yuen, 2006); pero para tener éxito en el contexto turístico, el patrimonio y la historia requieren más que la preservación: su importancia debe ser transmitida al visitante, provocando su enriquecimiento en la comprensión del contexto en el presente (Nuryanti, 1996). Como Nuryanti señala, el patrimonio cultural tiene un valor incalculable, y es nuestra responsabilidad colectiva protegerlo para generar una economía sostenible pensando en las generaciones presentes y futuras.

Referencias bibliográficas:

Kamani Perera (2013): The Role of Museums in Cultural and Heritage Tourism for Sustainable Economy in Developing Countries. Regional Centre for Strategic Studies, 68/1, Sarasavi Lane, Colombo 8, Sri Lanka.

Apostolakis, A. y S. Jaffry (2005): Preferencias declaradas para dos atracciones del patrimonio creativo, Annals of Tourism Research, 32 (4), 985‐1005.

Chen, Ching-Fu y Pei-chun Chen (2012): Nota de investigación: Explorando las preferencias declaradas de los turistas para los servicios de turismo patrimonial: el caso de la ciudad de Tainan, Taiwán, Tourism Economics, 18 (2), 457-464.

Chen, C.F. y F.S. Chen (2010). Experiencia de calidad, valor percibido, satisfacción e intenciones de comportamiento para turistas del patrimonio, gestión del turismo, vol. 31, 29‐35.

Jun, Soo Hyun; Nicholls, Sarah; Vogt, Christine (2004): Atención al llamado al turismo patrimonial: más visitantes desean una» experiencia «en sus vacaciones, algo que un parque histórico puede proporcionar», 9/1/2004, http://www.encyclopedia.com/doc/1G1‐122660738. html

Lord, Barry (2002): Turismo Cultural y Museos. http://www.lord.ca/Media/Artcl_cltTourismMSeoulKorea_2002.pdf

Humanizar la arqueología en la sociedad multicultural. Profesor Sudharshan Seneviratne – discurso de aceptación del premio, Premio a la Excelencia en la Gestión de la Conservación y el Patrimonio 2013, Instituto Arqueológico de América, The Sunday Times, Sri Lanka.

Consejo Internacional de Museos (ICOM), (2010): Misiones del ICOM. http://icom.museum/

Kotler, Neil y Philip Kotler (2008): Estrategia y marketing del museo. Diseño y misiones. Construyendo audiencias. Generando ingresos y recursos.

Li, Yiping (2003: Turismo patrimonial: las contradicciones entre conservación y cambio. Investigación sobre turismo y hotelería, 4 (3), 247‐261.

Nuryanti, Wiendu (1996): Patrimonio y turismo posmoderno. Annals of Tourism Research, 23 (2), 249‐260.

Richards, G. y C. Raymond (2000): Creative Tourism ATLAS News, 23, 16‐20.

Richards, G. (2001): Turismo cultural: perspectivas globales y locales. Nueva York: Haworth Hospitality Press.

Steyn, Tania (2007): El papel estratégico del turismo cultural y patrimonial en el contexto de un megaevento: el caso de la Copa Mundial de Fútbol 2010. Tesis de Gestión de Turismo de MCom, Facultad de Ciencias Económicas y de Gestión, Universidad de Pretoria, República Sudafricana.

Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) (2004). Industrias creativas y desarrollo, 11ª sesión, Sao Paulo, Ginebra.

Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) (2008). Informe sobre la economía creativa 2008. El desafío de evaluar la economía creativa. Hacia una formulación de políticas informadas, Naciones Unidas.

Yuen, Belinda (2006): Reclamando el patrimonio cultural en Singapur, Urban Affairs Review, 41 (6), 830‐854.


Si quieres recibir nuestro newsletter y nuestros artículos por correo electrónico, rellena y envía el boletín adjunto, por favor, completando el campo correspondiente en el formulario de inscripción que encontrarás a continuación. Tu dirección de correo electrónico (asegúrate por favor de escribirla correctamente), será utilizada exclusivamente para enviarte nuestros newsletters y artículos, pudiendo darte de baja en el momento que quieras.

 

Tus comentarios son muy importantes para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.