¿Los Museos Hablan?

Un museo puede formular estrategias de interacción con el visitante como si fuera un medio de comunicación al uso. El museo, si mantiene una gestión moderna, es mucho más completo en su forma de comunicarse con el visitante que cualquier otro medio de comunicación convencional, ya que esa interacción de la que hablamos puede ser mucho más compleja y enriquecedora en sus aspectos didácticos. Nos referimos a que la información que se intercambia con el visitante, a partir de los elementos de la colección, puede agitar otros sentidos que no sean solo y exclusivamente la vista y el oído, de ahí que nos permitamos decir que esa experiencia comunicacional es mucho más redonda que la que podamos recibir de la radio, de la televisión e internet, que no ofrecen sabor, ni olor, ni aromas, no se tocan, ni nos responden a preguntas y dudas en la mayoría de las ocasiones.

livingroom_wendys_farmgirlLivingroom Communication

Es por esta razón que defendemos la necesidad de que el museo establezca un protocolo de comunicación medido y ajustado al perfil general del visitante, para satisfacer así su necesidad de saber y conocer, de recibir conocimientos, de establecer esa relación cultural y afectiva (emocional) con la institución. Debemos tener en cuenta que el visitante común es aquel que no es experto ni erudito en materia alguna, que puede tener 5 años de edad o 96, ser visitante local o foráneo, que no es trabajador del museo, y no es especialista en el montaje de exposiciones, ni tampoco en su contenido. Los visitantes no son expertos en lo que van a visitar, ese “nivel” no les hace ninguna falta.

livingroom_amex_centurianLivingroom Communication

Decimos esto porque cuando un visitante al uso visita una exposición en un museo, va a experimentar una serie o conjunto de estrategias específicas, por medio de las cuales el planteamiento museográfico construye su experiencia en la visita. Este planteamiento le deberá ofrecer al visitante una serie de diferentes niveles de información y utilizará unos códigos de comunicación muy específicos, construídos de una forma y manera determinados, dependiendo de cada uno de esos niveles de información que se quieren transmitir. Aquí incluimos el diseño y construcción de los soportes ambientales que son muy importantes en la composición museográfica de la exposición: sonido, aromas, percepciones sensoriales especiales, efectos, luminotecnia, sistemas de percepción táctil, sistemas interactivos, pruebas de sabores, circuito de la visita, etcétera.

belgium_3187x2400_aotwBonux

El visitante, si se le ofrecen estas opciones de percepción o captación de la información en su visita, alcanzará con toda seguridad el objetivo de llegar a conocer a fondo el conjunto de la colección que se expone, evitando una visión parcial y desordenada de las piezas, una forma de entender esa realidad expuesta que a veces resulta desenfocada, caótica y aburrida en consecuencia. El museógrafo que sea profesional y responsable, diseñará la exposición de manera que los códigos de comunicación aplicados para que, estableciendo esa comunicación entre los contenidos de la exposición y cualquier tipo de visitante, sean claros, estén debidamente contextualizados y obedezcan a un esquema que tenga un principio, un desarrollo narrativo y una conclusión o final coherente. En realidad de lo que hablamos es de que la exposición nos hable, nos narre una historia que responda a la realidad de la colección, sin ruidos ni artificios que no aportan nada a esa narración.

DrivecommunicationfitnessDrive Communication

Seguimos apostándonos en las salidas de los museos, disimulando, como si estuviéramos esperando a los espectadores que se van de un cine para reconocer en sus rostros el reflejo del impacto que les ha causado lo que han visto o visitado. Es muy frustrante ver cómo muchos salen con una cara neutra, generalmente también de cansancio o hastío, semblantes que a veces adoptan la forma de un signo de interrogación gigante, muy pocas caras sonrientes y satisfechas, y eso es una verdadera lástima, una pérdida; son reacciones que no generan aficiones.

bobcatnovafrota-tougher_aotwBobcat

Nos gustaría que nos dijeras qué piensas en relación a nuestro blog; cualquier comentario que nos dejes es muy valioso para que podamos mejorar sin tirar de intuición, que normalmente falla. Os lo agradeceremos.

Foto principal y para redes sociales: Hospital de Olhos do Paraná

6 Respuestas a “¿Los Museos Hablan?

  1. Hola buenas tardes:Mi nombre es Carolina Nieves Chable y actualmente me encuentro realizando mi proyecto de tesis, el cual habla sobre las estrategias didácticas de los guías hacia los grupos escolares en un museo, me gustaría solicitarles mas información acerca de este tema, con anteriordad publicaron acerca de este tema que me esta sirviendo como fundamento teórico, se los agradecería mucho. gracias.

    Date: Mon, 4 Jan 2016 18:21:04 +0000 To: caro.nieves@hotmail.com

    • Hola Carolina, gracias por dejarnos tu comentario y es un placer serte de utilidad en tu trabajo, en realidad de esto se trata, de ser útiles. Yo te recomiendo que investigues en bibliografía, hay mucho publicado al respecto. La editorial TREA que es uno de nuestros partners tiene muchísimo publicado y muy interesante. Lo puedes encontrar en el siguiente link:
      http://www.trea.es/busqueda?categoria=16
      Seguro que encontrarás ayuda. Si en el buscador de nuestro blog pones “educación” o “didáctica” encontrarás muchos artículos relacionados con esos temas donde también hablamos del trabajo de los guías. Esperamos haberte sido de ayuda con tu petición. Un abrazo.

  2. Pingback: ¿Los Museos Hablan? | Educación y...·

Tus comentarios son muy importantes para nosotros