Agendas Mundi LXXIV – Museos de Hong Kong

Hong Kong es pura adrenalina. Los rascacielos invaden las verdes laderas tropicales y, junto a un puerto repleto de cargueros y juncos con motor, iluminan la noche con luces de neón. En sus concurridas calles comparten espacio hoteles de cinco estrellas y viejos bloques de viviendas. Aquí los millonarios se conceden lujos asiáticos, aunque se puede disfrutar de la ciudad sin gastar una fortuna. El paseo en barco por el puerto, por 2 HK$, es tal vez el crucero con mejor relación calidad-precio del mundo. La visita a algún mercado es otra gran experiencia a bajo precio, así como el paseo por uno de los muchos parques de la ciudad, ideal para escapar del bullicio. A esta ciudad le encanta también la gastronomía, y ofrece lo mejor de China y del mundo. Hong Kong recompensa sobre todo a aquellos interesados en nuevas experiencias, ya sea probar el sabor de las medusas, explorar sus pueblos medio desiertos o pasear por las playas más alejadas del neón y el acero. Desde Victoria Peak se puede disfrutar de una de las vistas más impresionantes del mundo.

Hong Kong, oficialmente Región Administrativa Especial de Hong Kong de la República Popular China es una región administrativa especial de la República Popular China. Está formada por una península y varias islas situadas en la costa sur del mar de la China Meridional, en el delta del Río Perla, junto a la ciudad de Cantón y la región administrativa especial de Macao. Hasta el 1 de julio de 1997 fue colonia del Reino Unido. La otra región administrativa especial de China es la antigua colonia portuguesa de Macao. En estas dos regiones administrativas especiales se aplica el modelo administrativo conocido como «un país, dos sistemas». Este modelo, del “ideólogo”Deng Xiaoping, pretendía que se aplicara a una eventual reunificación con Taiwán. Consiste en el mantenimiento de un sistema económico capitalista bajo la soberanía de un país de ideología oficial comunista. Además del sistema económico, estas dos regiones mantienen un sistema administrativo y judicial independiente, e incluso su propio sistema de aduanas y fronteras externas. Sí, muy bien, pero… ¿Qué hay de los museos? Que impacientes sois…

1. Museo de la Herencia de Hong Kong

4203-hong_kong_heritage_museum

Al sudoeste del centro de la ciudad de Sha Tin, este espacioso museo ofrece un retazo de la historia y la cultura local. Destacan una zona infantil con zonas de juegos interactivos, el Heritage Hall de Nuevos territorios con las maquetas de pueblos minoritarios tradicionales, la ópera cantonesa, donde se puede disfrutar de óperas ancestrales con subtítulos en inglés, y una elegante galería de arte chino. Últimamente, la gran atracción para los turistas es la exposición semi-permanente sobre Bruce Lee, con unos 600 artículos de memorabilia de la estrella del Kung Fu chino-americana en exhibición hasta el año 2018. Para llegar al Museo de la Historia de Hong Kong hay que coger el tren desde la estación del templo de Che Kung Templo y caminar hacia el este a lo largo de Che Kung Miu Rd , y finalmente cruzar el puente peatonal sobre el canal. El museo está a 200 metros al este. No os vayáis a perder.

2. Museo de Historia de Hong Kong

50608136

Para tener una visión general sobre la historia de la arqueología local, la etnografía y la historia natural de HK, este museo merece una visita, no sólo para aprender más sobre el tema, sino también para entender cómo Hong Kong quiere contar sus historias al mundo. “La historia de Hong Kong” transporta a los visitantes a un fascinante paseo por el pasado del territorio a través de ocho galerías, empezando por la exposición sobre el entorno natural y prehistórico de Hong Kong – hace unos 6000 años, más o menos un año lunar – y terminando con el retorno del territorio a China en 1997 de manos inglesas. Se pueden ver réplicas de las viviendas de las aldeas; trajes tradicionales y camas chinas; una recreación de toda una calle porticada en HK Central desde 1881, incluyendo una antigua tienda de medicina tradicional china; un tranvía de 1913; y visionar una película sobre la Segunda Guerra Mundial, incluyendo entrevistas recientes a chinos y residentes extranjeros que en su día fueron prisioneros de los japoneses.

3. Museo de Ciencias de Hong Kong

Hong-Kong-Museum-of-Science-and-Technology

El museo es en realidad un parque temático de la ciencia en Tsim Sha Tsui East, en la península de Kowloon, que se encuentra al lado del Museo de Historia de Hong Kong. El museo cuenta con primer avión DC3 de Cathay Pacific suspendido del techo. Los artefactos de las exposiciones más populares para los niños son la zona de ordenadores, un coche de verdad (pero inmóvil) en el que los visitantes pueden intentar conducir en una simulación de conducción y evitar accidentes, donde aprenderemos las consecuencias del exceso de velocidad, y el uso excesivo de combustible. Podremos ser otro pequeño avión a escala real con un video simulando un vuelo alrededor de Hong Kong, que los niños podrán volar desde dentro de su cabina. Si rugen las tripas se sirven refrescos y fast food en un pequeño café dentro del museo. Cerca de 500 exposiciones se muestran en el área de exposición permanente. La pieza más destacada es la doble torre Máquina de Energía de 22 metros de altura, que es el más grande de su tipo en el mundo. Un total de 18 galerías cubren una amplia gama de temas de ciencia y tecnología, incluida la luz, el sonido, el movimiento, la electricidad y el magnetismo, matemáticas, ciencias de la vida, la geografía, la meteorología, la informática, el transporte, la comunicación, la ciencia de los alimentos, la conservación de energía, la energía y tecnología para el hogar. Alrededor del 80% de las exposiciones son interactivas para que los visitantes pueden aprender a través de la participación directa. El personal del museo también realiza diariamente demostraciones en vivo, muchos de los cuales están diseñadas para el disfrute y aprendizaje de los más pequeños.

4. Museo de Arte de Hong Kong

The-Museum-of-Art-Hong-Kong

El Museo de Arte de Hong Kong cuenta con más de 15.000 objetos de arte, incluyendo originales de caligrafía, tesoros artísticos chinos antiguos, pinturas de significado histórico y obras de artistas locales. El museo también presenta una gran variedad de exposiciones temáticas extraídas de fuentes locales y extranjeras. El Flagstaff House Museum of Tea Ware en Hong Kong Park es también una sucursal del Museo de Arte de Hong Kong. La colección de Bellas Artes de China alberga la colección del museo de arte moderno chino y de Guangdong con una muestra de pinturas y caligrafías. El rico catálogo de obras es el resultado de muchas compras realizadas por el propio museo, pero su creación tiene también ha dependido de la ayuda de varios coleccionistas locales, entre ellos el honorable señor Zizhong y el otro honorable señor Wong Po-yeh (pinturas Guangdong), y el señor también chino Lau Siu Lui (por el nombre no hay duda de su procedencia), que ha aportado al museo obras de la colección Taiyilou de la pintura moderna china también  caligrafía, el señor Wu Guanzhong donante de pinturas de Wu Guanzhong y la señora Linda Chang con una donación de las pinturas Nueva Literati. Estas generosas donaciones han mejorado enormemente la colección del museo, que ahora cuenta con más de 5.000 obras, ni más ni menos.

5. Museo de la Emigración

immigration-museum

El Museo de la Inmigración, con sede en el Instituto del Servicio de Inmigración, Capacitación y Desarrollo en Castle Peak Bay tiene una superficie total de 244 metros cuadrados,-  no mucho la verdad, tampoco el tema da para más -,  y se estableció a principios de 2006. Hay seis zonas de exposición que abarcan diversos temas, somos es el control de entrada a China, documentación personal, visas y políticas de inmigración, gestión y apoyo, “ejecución” y litigios, así como los sistemas de información. A través de una colección de más de 500 piezas en exposición y 200 valiosas fotografías para ellos, los visitantes pueden tener un mejor conocimiento sobre el trabajo y el desarrollo histórico de la Dirección de Migración del mini “estado” mega capitalista.

6. Museo Etnográfico Tai Po de Hong Kong

4203-hong_kong_heritage_museum

Parte del Lago Garza Parque Natural de Kerry, este museo exhibe las características culturales de los grupos étnicos de todo el mundo que se han adaptado a la naturaleza, desde las herramientas de piedra que usaron los hombres primitivos hasta hoy día con el desarrollo de la energía eólica y la energía hidroeléctrica. Las exposiciones del museo están divididas en función del lugar de la geografía y en las épocas históricas, como en la mayoría de los museos de etnología. También tiene muchas exhibiciones interactivas y demostraciones en vivo, tales como fabricación de textiles y cestería, y también actuaciones musicales.

7. Museo de la Cultura Culinaria de Tao Heung

City-Gallery-Central-Hong-Kong

Con una larga y muy enraizada tradición, la cultura de la gastronomía china está muy valorada por gourmets de todo el mundo. Sin embargo, no hay un solo grupo de restaurantes chinos que haya ganado galardono reconocimiento internacional a lo largo de años. Para intentar remediar esta afrenta gastronómica, se ha construido este museo en honor de las recetas milenarias. Además de museo también tiene un restaurante donde se puede comer el famoso pato de Peking, que es una de las especialidades de Hong Kong.

8. Museo del Espacio

56816949

La idea de un museo con planetario en Hong Kong fue propuesta originalmente en 1961 por el Consejo Urbano de la ciudad. Diez años más tarde, el Departamento de Servicios Urbanos (USD) creó un grupo de trabajo para estudiar la misma experiencia en el extranjero en el establecimiento de los planetarios – todo está inventado, solo hay que saber evolucionar a mejor lo ya hecho -. Aquel estudio tuvo como objetivo sentar las bases para la creación del lo que es ahora el Museo Espacial de Hong Kong. En 1974, El acuerdo firmado con la empresa Carl Zeiss dio pie a la adquisición de un planetario ultramoderno. Su construcción fue iniciada en 1977 por el Consejo Urbano y fue inaugurado el 8 de octubre 1980. El museo cuenta con dos alas: el ala este y el ala oeste para más señas. La primera consiste en lo que es el núcleo del planetario del museo, que tiene una estructura de la cúpula en forma de medio huevo. Debajo de ella se encuentra el Stanley Ho Teatro del Espacio, el Salón de la Ciencia Espacial, los talleres y oficinas. El ala oeste tiene el Salón de la Astronomía, Salón de Actos, una tienda de regalos y más oficinas. La cúpula con forma de huevo del planetario cubre más de 8.000 metros cuadrados, lo que es un símbolo de la ciudad de Hong Kong. Fue el primer planetario local para la divulgación de la astronomía y la ciencia espacial. También expone una maqueta de la sección de la “nariz” y la cabina en órbita del transbordador espacial.

9. Museo Sam Tung UK

SamTungUk

El edificio del museo es uno de los más antiguos de Hong Kong, construido por un Chan del clan bajo el liderazgo del patriarca Chan Yam-shing en 1786 (durante el reinado del emperador Qianlong). El clan Chan era originario de Fujian; se habían trasladado a Guangdong, y luego a Hong Kong para dedicarse a la agricultura. El sitio ha sido cuidadosamente restaurado y abierto al público como museo. El edificio Sam Tung Uk quedó vacante en abril de 1980 y fue declarado monumento histórico en marzo de 1981. El Gobierno financió su restauración y lo convirtió en museo entre 1986 y 1987. Las obras de restauración ganaron el Premio de la Herencia del Pacífico de la Asociación de Turismo de Asia-Pacífico en 1990. La entrada, sala de reunión y salas ancestrales, tiene también un complejo de doce de las casas originales que aun se conservan. Otras habitaciones se han modificado para dar cabida a un área de recepción, una sala de orientación, una sala de exposiciones, una oficina del museo, y una sala de conferencias. Los instrumentos agrícolas y objetos cotidianos de la vida del pueblo Hakka están en exposición permanente. La sala principal de exposiciones está en el otro extremo del complejo de edificios, y cambia sus exposiciones aproximadamente cada seis meses. La documentación del proceso de restauración se encuentra en la exposición de la Sala de Orientación. La entrada es gratuita e una ciudad que hay que pagar hasta casi por respirar el CO2, todo un lujo.

10. Museo de la Defensa de la Costa de Hong Kong

hong-kong-museum-of-coastal-defence-hong-kong

Es un museo importante y algo fuera de lo común. El Museo de la Defensa de la Costa de Hong Kong  es uno esos sitios olvidados y poco visitados por los turistas en la ciudad, aunque con un nombre así no es de extrañar. La atracción principal aquí es el escenario, la fortaleza Lei Yue Mun fortaleza que realmente está muy bien conservada. Las exposiciones en el interior son una selección muy importante de uniformes, mapas y armas que trazan la historia militar de Hong Kong de la temprana época Ming, recorriendo también la historia del Hong Kong británico y la llegada de la PLA. Posiblemente la mejor exposición y más interesante del museo es la que se centra en la resistencia de Hong Kong, los vestigios de la brutal batalla de la Segunda Guerra Mundial cuando la ciudad fue invadida por las fuerzas japonesas.

La semana que viene nos desplazaremos a Taiwan si aun no le han declarado la guerra a China, país al que pertenecen los taiwaneses por el momento. Hasta entonces, os deseamos que paséis una semana muy feliz.

BIBLIOGRAFÍA:

DEVILLE, P
Peste y cólera
Editorial Anagrama, 2014.
Resumen del libro: En 1887, mientras Francia prepara los festejos del centenario de la revolución francesa, Louis Pasteur funda una escuela de biología y descubre la vacuna contra la rabia. Con veintidós años, el suizo Alexandre Yersin llega a París y se enrola en la aventura pasteuriana. Investiga sobre la tuberculosis y la difteria, y todo lo encamina a convertirse en uno de los sucesores privilegiados de Pasteur. Pero a Yersin lo mueve un espíritu aventurero, como el de su admirado Livingstone, héroe de su infancia y adolescencia. Entonces, el joven se enrola como medico en un barco, se hace a la mar e inicia sus travesías por Extremo Oriente, explora la jungla, y viaja a China, Aden y Madagascar. Y durante la gran epidemia de Hong Kong, en 1894, descubre el bacilo de la peste.

MING, E.
El puerto del perfume
Zeta Bolsillo, 2015.
Resumen del libro: Hong Kong, 1851. Con solo diecisiete años, Sally emprende junto a su padre un viaje que los llevara hasta Hong Kong, reciente colonia británica. A las puertas de una cultura milenaria y misteriosa, Sally iniciara la mayor aventura de su vida.

BLASCO IBÁÑEZ, V.
La vuelta al mundo de un novelista
Alianza Editorial, 2007.
Resumen del libro: En 1923, Vicente Blasco Ibáñez (1867-1928) esta en la cumbre de su existencia y de su carrera. Desde 1921 vive su plenitud en una lujosa villa en Menton, en la Costa Azul. Sin embargo, azuzado por el deseo de ver el mundo y no marcharse de el sin haber visitado su redondez, ese gran inquieto y vitalista emprende un periplo de seis meses para experimentar, y luego compartir con sus lectores, las impresiones, emociones, sucedidos y anécdotas que a lo largo de el le van saliendo al paso. La vuelta al mundo de un novelista es un carrusel ameno e inolvidable de lugares, pueblos y personas en el que Blasco, como incomparable compañero de viaje, hace desfilar ante nuestros ojos la esplendida y fascinante variedad de unos paisajes de leyenda hoy en gran parte trivializados o desaparecidos. Este segundo volumen recoge sus andanzas por China, Macao, Hong Kong, Filipinas, Java, Singapur, Birmania y Calcuta.

SIERRA I FABRA, J
Las alas del sol
Ediciones SM, 2005.
Resumen del libro: En esta novela se narra la vida de una familia vietnamita en un campo de refugiados de Hong Kong. Yu es el hijo mayor y ve las cosas desde un punto de vista inocente y optimista. Su padre, Hu Dong, se enfrentó al jefe comunista local en su pueblo. Éste intentó abusar de su esposa y Hu Dong lo mató. Huyeron hacia Hong Kong y pidieron asilo político. Todos tienen la esperanza de poder salir de allí, para emigrar a Australia y comenzar una nueva vida. Yu relata sus experiencias en la escuela, con los amigos que ha conocido allí. Asimismo, cuenta su visión sobre los distintos aspectos de la vida, como la violencia, la amistad, los animales, la libertad, el sexo… Tras tres años allí, toda la familia espera el gran día, pero no saben cuándo llegará. Lo importante es que están juntos y se quieren.

AnuncioMuseologiaEVE2015B

 

Fotografia principal y para redes sociales: Annie Griffiths Belt para National Geographic 

2 Respuestas a “Agendas Mundi LXXIV – Museos de Hong Kong

  1. Buenas tardes.Visité Hong kong hace unos años y me deslumbró.Creo que habeis hecho un exposición fantástica sobre lo que es aquello.Un país fascinante con muchñisimos matices.Alguno de los museos que recomendais los llegué a conocer , qué lástima no haber tenido una página como lo vuestra para haberme documentado sobre otros que parecen interesantes y a los que no accedí.Enhorabuena por esta excelente página cuya visita hago casi a diario.Un saludo.Lourdes.

  2. Gracias por dejarnos tu comentario Lourdes. Hong Kong es de visita obligada por múltiples motivos y quizás los museos no estén entre ellas, son más bien normalitos, no te has perdido gran cosa, esa es la verdad. La mega ciudad tiene otros atractivos imprescindibles como bien sabes por encima del tema museístico. Además, disponiendo del visado correspondiente puedes darte un garbeo por China y volver en el mismo día. Un abrazo.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros