Los Activos de los Museos

 

El término «colecciones y sus activos» hace referencia a las colecciones de artefactos y objetos de historia, ciencias naturales, tecnología, artes e instituciones culturales. También está relacionado con los recursos humanos, monetarios y materiales necesarios para mantener, mostrar y educar a cada comunidad sobre las colecciones, a través de exposiciones, investigaciones y otros programas museales. Las colecciones han sido siempre un elemento fundamental en la existencia de los museos, y la variedad de objetos que contienen, así como la manera de utilizarlos, reflejan la diversidad del campo en sí.

Un estudio reciente llevado a cabo en Estados Unidos, detectó carencias profundas en su cuidado y mantenimiento, y bien podría servirnos como referencia para otras zonas del mundo. El Heritage Health Index (Índice de Salud de Colecciones), en una encuesta exhaustiva realizada por Heritage Preservation hace unos años, aportó datos sorprendentes sobre cómo los museos de los EE. UU. deben emprender acciones inmediatas para evitar la pérdida total, o deterioro, de 190 millones de objetos y artefactos que requien un urgente tratamiento de conservación:

  • El 80% de los museos carece de personal remunerado dedicado al cuidado de colecciones.
  • El 71% de los museos necesitan capacitación y experiencia adicionales para el personal a cargo de las colecciones.
  • El 70% de los museos no dispone de una evaluación actual del estado de sus colecciones.
  • El 26% de los museos recolectores carece de controles ambientales para sus colecciones.
  • El 59% de los museos ha sufrido incidentes de daños leves relacionados con las colecciones.
  • El 53% de los museos muestra un deterioro en sus colecciones a causa de la humedad.
  • El 80% de los museos no dispone de un plan de emergencia que incluya las colecciones con personal capacitado para llevarlo a cabo.
  • El 59% de los museos tiene la mayoría de sus colecciones almacenadas en áreas demasiado pequeñas para acomodarlas de manera segura y adecuada.
  • El 65% de las instituciones de recolección de Estados Unidos ha sufrido daños en las colecciones debido a un almacenamiento inadecuado.
  • Solo el 44% de los museos cuenta con medidas de seguridad suficientes para proteger sus colecciones.

Además de mostrar las principales deficiencias en las prácticas de los museos relacionadas con las colecciones, el estudio enfatiza sobre los elementos clave necesarios para una gestión exitosa de la colección: dotación de personal, almacenamiento, condiciones ambientales adecuadas, manejo y planificación ante desastres.

En los museos de arte, la adquisición y venta de colecciones ha sido otro de los recientes debates. En 2013, la Asociación de Directores de Museos de Arte (AAMD) aprobó establecer revisiones en sus directrices para la adquisición de materiales arqueológicos y de arte antiguo. Así, por ejemplo, la procedencia de las obras de arte de la época nazi sigue siendo un asunto apremiante. Sin embargo, la investigación académica determina que los museos no pueden priorizar únicamente sobre esa época, ya que existe una necesidad legal y ética de investigar la procedencia de todas las colecciones en museos de arte y enciclopédicos, especialmente en lo referente al arte clásico y no occidental. Algunos especialistas hacen recomendaciones para el desarrollo y mejora de programas de «investigación de procedencia» – como educar al liderazgo-, asegurando fondos privados, iniciando proyectos a corto plazo, y contando con la asistencia de profesionales de museos calificados, como registradores y bibliotecarios.

Por otro lado, muchas son las organizaciones museísticas que protestan por la venta de obras de arte como solución a los déficits económicos; una violación de las políticas y códigos de larga duración que prohíben el uso de fondos obtenidos a partir de ventas para cualquier propósito que no sea la adquisición de obras de arte. La AAMD emitió una declaración en abril de 2014, que recoge que «las obras que se mantienen en el fideicomiso público como activos financieros, representan una violación grave del Código de Ética y las normas profesionales de la AAMD, que son ampliamente aceptadas en el mundo de los museos».

Estudios recientes sobre la situación de la » historia natural» y las colecciones científicas, arrojan resultados similares al Índice de Salud del Patrimonio. La Fundación Nacional de Ciencias, el Grupo de Trabajo Interagencial sobre Colecciones Científicas, la Alianza Nacional de Colecciones Científicas y el Instituto Americano de Ciencias Biológicas, publicaron informes que arrojan luz sobre un dilema apremiante que plantea que las colecciones continúan creciendo, mientras que el impulso filantrópico, las subvenciones, la financiación basada en la investigación, la dotación de personal especializado y el mantenimiento de estas colecciones  disminuyen. Los resultados de estos informes fueron los siguientes:

  • Los encuestados afirman que más de la mitad de las colecciones (52%) recibieron fondos públicos; pero la realidad es que solo el 10% recibe los suficientes para mantener el 50% o más de las mismas.
  • La mayoría de los encuestados (78%) confirmaron un aumento en las existencias de las colecciones científicas entre el año fiscal 2000 y el cierre de la encuesta (septiembre de 2007)… en contraste con el crecimiento constante y predecible del tamaño de la colección.
  • Solo el 27% de los encuestados declaró que sus colecciones científicas tenian partidas presupuestarias dedicadas a su mantenimiento y la gestión.
  • La mayoría de los encuestados (59%) informaron que su presupuesto se había reducido en los últimos 12 meses.
  • Un número aún mayor (66%) anticipó un recorte presupuestario en los próximos años.

Es cierto que se han producido algunos cambios sobre colecciones de patrimonio e historia natural, pero el proceso es lento e incremental. Siguiendo con Estados Unidos, WESTPAS se fundó en 2007, con el objetivo de ofrecer frecuentes sesiones de capacitación sobre el tema de la planificación y preparación ante desastres, una iniciativa que CallPreservation ha continuado en California. Como respuesta directa a la encuesta de Heritage Health Index, se ha establecido que sus talleres impongan que cada asistente complete un plan básico para desastres y lo difunda en su museo. Del mismo modo, el plan estratégico sobre historia natural impulsado por la comunidad para el desarrollo de una Alianza de Biocolecciones Integradas en Red, ha sido clave en la creación de un nuevo programa de financiación de la National Science Foundation – Plan Avanzando en la Digitalización de Colecciones Biológicas – a fin de mejorar el acceso a los datos de colecciones digitalizadas; e incluye, además, la digitalización y preservación de millones de objetos y documentos de colección.

Los museos con colecciones permanentes se han comprometido a cuidarlas y mantenerlas a perpetuidad, pero lo cierto es que están limitados por el espacio, la capacidad de almacenar y preservar objetos y documentos correctamente, y por sus escasos fondos para el mantenimiento, conservación, adquisición y dotación de personal profesional. Los museos deben elegir las colecciones con mucho cuidado, pero las buenas intenciones de los donantes de objetos y artefactos a menudo se enfrentan a grandes desafíos. Con la creciente popularidad de los programas de televisión, como Antiques Roadshow y American Pickers, y la proliferación del tema en redes sociales, como Collectors Quest e iAntique.com, un mayor número de personas están desarrollando una amplia gama de colecciones personales que creen que son únicas y valiosas. Los museos pueden recibir ofertas de donaciones de objetos y artefactos que no necesariamente han de ser apropiadas para su misión, por lo que la instauración de políticas de colecciones bien elaboradas son cada vez más importantes. La Alianza Estadounidense de Museos proporciona recursos para ayudar a las instituciones a desarrollar este importante documento central.

Finalmente, el papel de las colecciones dentro de nuestros museos está cambiando. Históricamente, un museo se distinguía por el hecho de albergar una colección. Actualmente, sin embargo, algunos operan sin colecciones y se centran exclusivamente en sus exposiciones y programación de actividades. Los centros de arte basados ​​en la comunidad, como el Centro de Arte de Palo Alto, entre otros, no poseen colecciones, pero cuentan con un calendario sólido de exposiciones temporales y otras ofertas públicas en sus museos. El Museo Internacional de la Mujer presenta sus exposiciones y programas casi totalmente en línea, donde se incluyen foros públicos, programas de enseñanza y una serie de conferencias respaldadas por artistas, autores y líderes políticos de talla mundial.

El costo del mantenimiento de las colecciones es alto, especialmente si no se contempla como un contribuyente directo a las fuentes de ingresos generadas públicamente, como ocurre con las exposiciones con éxito, o a partir de investigaciones remuneradas. La incertidumbre financiera podría llevar a muchas instituciones a reevaluar el nivel de mantenimiento de las colecciones que pueden llegar a tener, independientemente de las mejores prácticas reconocidas. Una ventaja potencial para futuras operaciones de recaudación y activos, es que la mayoría de los que trabajan en este campo están altamente comprometidos con su profesión y hacen todo lo posible para solucionar los desafíos presentados por la presencia o ausencia de fondos.

Si bien las asociaciones de museos locales, regionales, nacionales e internacionales continúan desempeñando importantes funciones de promoción y desarrollo profesional, existen otras fórmulas para que los museos sean capaces de enfrentarse a sus desafíos. Por ejemplo, los investigadores académicos y públicos que utilizan colecciones de museos en sus estudios, pueden

convertirse en los actores más importantes para defender y apoyar a nuestras instituciones. Los museos podrían abordar la dotación de personal limitada y la financiación de las colecciones con la ayuda de consorcios de instituciones, desarrollando asociaciones para compartir recursos a nivel local y regional, como, por ejemplo, hace la Asociación Cultural del Parque Balboa en San Diego. Existe la posibilidad de desarrollar economías de escala en la compra en red de suministros, el uso de tecnología o la contratación de personas cualificadas.

En un futuro próximo, será factible conseguir oportunidades adicionales a través de colaboraciones y asociaciones con la comunidad empresarial. Los recursos, tanto financieros como materiales, pueden estar disponibles en empresas cuyos productos o valores encajan con la preservación y conservación de las colecciones de nuestros museos. Sin embargo, es posible prever un cambio en el pensamiento público sobre los objetos originales en una era altamente tecnológica que cambia rápidamente. La sociedad ya ha comenzado a acceder a los datos seleccionados dentro de las colecciones de los museos, especialmente en las de ciencias naturales, a través de portales de datos en línea como VertNet, Global Biodiversity Information Facility y Arctos. Los museos de arte e historia también empiezan a utilizar la tecnología para fomentar la interacción de usuarios con los objetos de colección como  Art Scope de SFMoMA, el Archivo de imágenes de Getty, y mediante colaboraciones, como el Archivo en Línea de California. Si estos esfuerzos consiguen desarrollar un mayor interés e interacción con los objetos del museo, se podría estimular el apoyo para su cuidado y preservación. Es necesario, pues, que las instituciones evalúen regularmente el valor público y de investigación de sus colecciones, para determinar así qué se debe recolectar, preservar, interpretar y exhibir.

Recurso:

Museum Professionals Foresight Research Report (2012): Museums and collection assets. Leaders of the Future: Museum Professionals Developing Strategic Foresight. California Association of Museums.


Si quieres recibir nuestro newsletter y los artículos por correo electrónico, rellena y envía el boletín adjunto, por favor, completando el campo correspondiente en el formulario de inscripción que encontrarás a continuación. Tu dirección de correo electrónico (asegúrate por favor de escribirla correctamente), será utilizada exclusivamente para enviarte nuestros newsletters y artículos, pudiendo darte de baja en el momento que quieras.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.