Futuro de las Colecciones y sus Usos

Si miramos hacia el futuro para intentar comprender lo que nos viene, para poder vislumbrar qué es lo que va a ocurrir en las diferentes áreas de nuestra responsabilidad profesional y en el campo de los museos de forma global, deberíamos comenzar por formular algunas preguntas. Concretamente, con relación al futuro de las colecciones de los museos, las cuestiones recurrentes que nos vienen a la mente son las siguientes: ¿Cómo deberían los museos desarrollar y utilizar sus colecciones para responder a las preocupaciones e intereses de toda una sociedad, que evoluciona a gran velocidad, de una manera más efectiva? ¿Cómo puede el sector de los museos garantizar que las oportunidades que ofrecen las TIC, los medios digitales, el acceso electrónico y la digitalización, se utilicen plenamente en beneficio de todos los usuarios y al mismo tiempo lleguen a los que no lo son?

Nicholas Maggio – A Time to Get

Para dar respuesta a estas preguntas, y a otras muchas, nos hacemos eco de diversas opiniones profesionales, considerando que los museos necesitan trabajar mucho más para responder a las necesidades de sus comunidades y, en particular, para enfocarse en los intereses de una población local a través de trabajos de divulgación y en diferentes medios, tanto convencionales como electrónicos. Las sugerencias prácticas que se ponen encima de la mesa incluyen un trabajo más cercano con otros agentes sociales y corporativos locales, como aquellos que tienen relación constante con la atención primaria y las escuelas y universidades: fomentar un compromiso público más amplio a través de los medios- un ejemplo podría ser la implicación de los museos con las estaciones de televisión y radios locales-; llevar a cabo la investigación con usuarios que no pertenecen al museo para identificar las barreras que existen sobre el compromiso; y verificar que la interpretación de las colecciones refleja realmente los intereses de la población en su conjunto, como un todo.

Nicholas Maggio – A Time to Get

La información y opiniones profesionales también mencionan en ocasiones la necesidad de mejorar la administración de las colecciones básicas subyacentes, para que los museos puedan servir a la población de una manera más efectiva (realizar, por ejemplo, un registro completo de todas las colecciones de los museos). Encontramos asimismo sugerencias en cuanto al manejo de objetos, en el sentido de que éste debería desarrollarse aún más, incorporando un mayor número de elementos tanto en la difusión de colecciones como en las valijas para escuelas y grupos comunitarios.

Existen diversas propuestas para que los museos trabajen en una asociación más estrecha con su comunidad y hagan un mejor uso de sus colecciones. Entre ellas se incluye la necesidad de crear un marco nacional para poner en marcha un programa sostenido de exposiciones itinerantes, así como un plan, también nacional, de préstamos para objetos entre museos. Algunas opiniones se reafirman en la necesidad de que el gobierno ponga en marcha planes de fomento remunerados que contribuyan al incremento de los préstamos de colecciones dentro y fuera del país.

Nicholas Maggio – A Time to Get

Por otro lado, se maneja la idea de prestar objetos de menor importancia a aquellas entidades que están fuera del contexto de los museos, quizás para ayudarles a que organicen exposiciones semipermanentes, como si fuera en régimen de franquicia, y que se ofrezcan a lugares administrados por otro organismo público. Este tipo de préstamos puede jugar un papel importante para que la difusión de la cultura y el conocimiento llegue hasta los no usuarios de los museos. Sin embargo, la realidad es que existe muy poco apoyo para transferir permanentemente la propiedad de objetos de calidad de un museo a otro que se halle fuera del sector público. Los museos públicos no deberían ser tan celosos de la propiedad permanente.

Metro UK

El financiación dirigida a las adquisiciones se valora como algo muy importante para asegurar que los aspectos de la creatividad contemporánea sean incluídos en la construcción de colecciones, particularmente antes de que los precios excedan la limitada capacidad financiera disponible. Sería necesaria una cooperación más estrecha entre museos y  gobierno en materia de políticas de adquisiciones. Podríamos solicitar a éste que aplicara más rebajas de impuestos e incentivos para las donaciones benéficas, así se facilitaría, desde el gobierno, que los museos pudieran mejorar sus colecciones, o que se generaran fondos sostenibles para el cuidado y mantenimiento de las ya existentes.

Nicholas Maggio – A Time to Get

Encontramos la idea generalizada de que el sector de los museos debería hacer más para garantizar que se aprovecharan al máximo las oportunidades que nos ofrecen las tecnologías de la información y la comunicación (TICs), el acceso electrónico y la digitalización. Creemos que existe una preocupación universal en cuanto a que el empleo de las herramientas electrónicas aún no se considera una actividad adscrita a los museos, con todo lo que esto implica en términos de dotación de personal sostenible y de limitación de presupuestos en todos los ámbitos, incluido el de la contratación de personal. Debe existir un fuerte apoyo para generar una única estrategia de TIC, que beneficie a todos por igual, con el fin de incluir su desarrollo de implantación dentro de un conjunto de estándares comunes para todos.

Nicholas Maggio – A Time to Get

Actualmente, están surgiendo una serie de oportunidades con relación a las TIC, para brindar beneficios a los usuarios y llegar a los que no lo son, atendiendo al público en general. Desde los museos, debemos crear estrategias que faciliten un mayor uso de medios manuales, televisión interactiva, un portal para docentes, mejoras en el contenido del sitio web y opciones de que el público pueda crear sus propias exposiciones virtuales que conduzcan a la creación de nuevos contenidos electrónicos. Los principales museos, los de mayor presupuesto, deberían ser los más proactivos en la adopción de tecnologías de vanguardia. Desde la administración pública habría que facilitar que los museos pudieran contar con financiación sostenida para involucrar a expertos en TIC fuera del sector. Esto no quiere decir que debamos ser cautelosos respecto a cómo gestionar la posible inversión en TICs, especialmente en lo que tiene que ver con los costos de desarrollo de soluciones a la medida, o el riesgo de pasar por alto el aún elevado porcentaje de adultos que nunca han accedido a los medios electrónicos.



Fotografía principal: Reading Forms

Si quieres recibir nuestro newsletter, y/o la bibliografía y recursos asociados al artículo de hoy, rellena y envía el boletín adjunto, por favor. Si quieres recibir los artículos por correo electrónico completa el campo correspondiente en el formulario de inscripción que encontrarás en la cabecera de esta página. Tu dirección de correo electrónico será utilizada exclusivamente para enviarte nuestros newsletters, pudiendo darte de baja en el momento que desees.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.