Museo y Grupos de Acción Comunitaria

Denominamos “Grupo de Acción Comunitaria”, al conjunto de personas diversas y voluntarias de origen local que se reúnen una vez al mes en el museo. El principal objetivo de este grupo de voluntarios es trabajar con el personal del museo, para ayudar a hacer cambios y dar una mejor respuesta a las necesidades e intereses de sus comunidades locales. Si se trabaja en el desarrollo de una exposición, el Grupo de Acción Comunitaria puede asumir el papel de asesor de la misma ofreciendo consejos, sugerencias, perspectivas e ideas a lo largo del proceso del diseño y desarrollo de dicha exposición. Se puede trabajar, por ejemplo, en una exposición que nos hable y enseñe algo sobre un sector de la comunidad, implicando a miembros de ese grupo en el diseño y contando, además, con la participación de otros sectores de la comunidad. De esta forma evitamos excluir a personas que pueden y quieren tener una función activa importante en el proceso de creación de esa exposición. De lo que se trata, en la mayoría de las ocasiones, es de manejar el tema de exposición local sobre el “terreno común” de todos los miembros de la comunidad, sin que nadie se sienta discriminado. En cuanto a la variedad de temas potenciales del “terreno común” que pueden utilizarse para el diseño y producción de una exposición, pueden ser analizados desde el punto de vista del público objetivo del museo, con la participación de focus groups.

“El Grupo de Acción Comunitaria me sorprendió y me alegré al comprobar que teníamos tanto que aportar en la creación de la exposición: todo lo que hemos sugerido al museo, nuestras ideas, han sido tomadas en cuenta. No estaba seguro de que fuera a ocurrir así”. (Miembro de un Grupo de Acción Comunitaria).

JDate

Consulta con focus groups.

Se pueden realizar dos fases de consulta con focus groups, para valorar las ideas que nos aporta el Panel de Acción de la Comunidad en la futura exposición. La primera se lleva a cabo con el fin de estudiar las temáticas potenciales que podemos utilizar. A los participantes de estos focus groups (normalmente compuestos por visitantes habituales al museo) se les pide opinión sobre una variedad de temas que pueden aplicarse a la producción de la exposición. Por ejemplo, podemos trabajar sobre la idea de crear una sobre la historia del comercio de la moda de nuestra ciudad. Tomaremos nota de la cantidad de gente a la que le gusta la idea de una exposición basada en la moda y el estilo. Las discusiones posteriores nos pueden llevar a incluir  salones de belleza y estilistas del cabello. Lo importante es que los profesionales podamos gestionar las ideas y aportaciones de estos focus groups, complementándolas, clasificándolas y organizándolas, incluyendo conceptos didácticos y de difusión de la identidad local como hilo conductor para la narrativa de la exposición.

WWF

La segunda fase de la consulta a los focus groups debe centrarse en la narrativa y en los correspondientes temas relacionados, una vez decidido el tema estrella de la exposición. Un tema como el de la moda local, entre otros posibles, puede resultar complejo, por lo que la exposición necesitará una estructura narrativa abreviada que ayude a enfocarlo. Una de las ideas recurrentes para simplificar es el de agrupar conceptos en un “viaje en el tiempo” para la exposición. Este es un enfoque en el que los objetos y las historias se pueden explorar de una manera menos “categorizadora”, haciendo, por ejemplo, una clasificación según la importancia de los comercios. Otro tipo de ideas que surgen de estos focus groups puede ser que los contenidos se puedan reproducir también en espacios comerciales locales como marco para la exposición. De esta manera se facilita la construcción del concepto de la exposición en torno a una voz “personal” en lugar de “curatorial”( más formal ).

Colgate

Siguiendo con el ejemplo de la historia del comercio de la moda, una vez que tengamos las conclusiones e ideas aportadas por nuestros focus groups, podemos pedir la colaboración de propietarios/as de tiendas de moda, de sus clientes y de otros ciudadanos locales, para que nos ayuden a recolectar historias y objetos relacionados con la moda y la identidad de nuestra ciudad. Algunas personas podrían llegar a prestar sus propios objetos para la exposición; otras, ofrecer una nueva perspectiva o visión sobre un objeto que ya estaba en la colección del museo. Cada objeto, obra de arte o fotografía puede provenir de la colaboración entre el museo y el Grupo de Acción Comunitaria.

VK Moda Plus Size

Proyectos de grupos comunitarios.

El museo podría convocar a otros grupos comunitarios para la creación de la exposición, aunque no tengan nada que ver directamente con la moda (siguiendo con el ejemplo), proporcionando otro medio para que las comunidades se comprometan con el proyecto. Esta fase del desarrollo del proyecto podría involucrar a dos grupos comunitarios en la producción de sendas áreas que formarían parte de la exhibición. Uno de ellos puede encargarse del acondicionamiento y colocación de los maniquíes, y el otro de apoyar el diseño y montaje de las escenografías.

“Es una gran oportunidad para que nuestro trabajo sea visto” (dicho por un miembro de la comunidad que ha participado en la creación de una exposición).

También se puede trabajar con grupos de jóvenes para que colaboren en la creación de un elemento emblemático para la exposición, basado en el propio sentido de su identidad cultural.

Vale do Aço

Festivales comunitarios.

Una vez que la exposición se ha producido y está lista para la apertura de puertas, se dará a conocer a través de puestos de información y actividades participativas, haciéndolo coincidir con los festivales de la comunidad local. Se puede invitar a los participantes en las fiestas a que lo hagan también en la exposición, ofreciendo así una visión personal sobre la moda, con fotografías de ellos mismos vestidos con su ropa favorita que luego se pueden agregar a la exposición. Esto ayuda a alentar a las personas, a sus amigos y familiares, a visitar la exposición “para verse dentro de ella” (selfie expositivo).

Aides

Desafíos y soluciones.

Este tipo de proyectos de colaboración comunitaria, suelen ser muy creativos, emocionantes e innovadores, por lo que no están exento de desafíos. Quizás una de las cosas más difíciles sea manejar las expectativas y ayudar a los participantes a comprender los parámetros en los que deben colaborar. Aunque nuestro deseo sea siempre que la gente local modele la exposición lo máximo posible, debemos asegurarnos de que comprendan los procesos de planificación por los que pasa cualquier tipo de exposición: tema, narrativa, contenido, interpretación, visualización, etcétera. Por otro lado, la dedicación del personal del museo, el tiempo, el dinero y el espacio son siempre restricciones a las que nos deberemos enfrentar. 

Fashion & Art

Asimismo, resultará difícil trabajar con personas en un proyecto con una proyección de tiempo larga. Cuando se comienza a consultar sobre una exposición que llevará un buen tiempo de desarrollo y se inaugurará en un horizonte aún lejano,  debemos abordar lo que podemos denominar la “desidia del tiempo” de los participantes, manteniéndoles bien informados sobre el impacto real de sus ideas en el desarrollo del proyecto de la exposición, enviándoles informes resumidos e invitando, a todos los que hayan participado, a la fiesta de presentación de la exposición, una celebración que nunca puede faltar.

Style & Fashion Art

Los participantes de un proyecto de exposición de estas características son todos voluntarios, algo importante que hemos de tener en cuenta durante el proceso de planificación. Deberemos hacer que todo sea lo más fácil posible para ellos, haciendo reuniones frecuentes donde ellos quieran, incluso fuera del museo. Siempre debemos disponer También hay que considerar un tiempo adicional para que la gente impuntual pueda llegar a reunirse con nosotros, y tener “banquillo” para sustituir a aquellos que no acudan por la razón que sea. Cuando se trabaja con grupos comunitarios, debemos acoplarnos a sus propios horarios, programando reuniones nocturnas si fuera necesario. Es muy importante que evaluemos el impacto del proyecto en las vidas de los participantes para determinar cómo transcurre el proyecto y cómo se sienten formando parte de él. Estas prácticas nos facilitarán el desarrollo del proceso y mejorarán nuestra estrategia de trabajo comunitario.

American Scène

En ocasiones, se produce cierto nerviosismo entre los directores de los museos cuando se plantea la posibilidad de que la comunidad participe en el desarrollo de una exposición, con las consiguientes preocupaciones asociadas a la calidad del resultado final. Esto es algo totalmente natural, especialmente si se trata de la primera vez que el museo trabaja de esta manera con la comunidad, pues existe una reputación que preservar. Por lo tanto, la función primordial del profesional que quiera plantear un proyecto de estas características será resaltar los enormes beneficios que la participación de las comunidades locales pueden aportar a la exposición, recordando a los directores de los museos los objetivos finales en la creación del proyecto: “preguntar al público”, garantizar que el proyecto se gestione de manera efectiva y actualizar periódicamente al personal del museo respecto al proyecto”.

Kygo Life

Legado del proyecto.

Como con cualquier proyecto relacionado con un museo, es fundamental que la exposición aporte un sólido legado a la comunidad una vez que cierre sus puertas.

El éxito de la exposición puede ofrecerle al museo confianza y habilidades para asumir un enfoque similar de participación sobre varias capas de conocimiento y experiencia, y encarar así proyectos mucho más grandes. El museo puede crear, además, un programa integral de consulta a la comunidad para diseñar una amplia gama de proyectos de participación comunitaria que se exhiban en las galerías del museo local. Esta participación puede ayudar a aumentar y diversificar las colecciones de objetos y de historia oral del museo, y aportar nuevos conocimientos a los ya existentes en las colecciones permanentes.

Se ha reconocido el importante papel del Grupo de Acción Comunitaria en todas las experiencias en las que se ha trabajado utilizando este modelo de colaboración social con el museo, promoviendo la participación de nuevas personas con objeto de que se unan al Panel y a sus futuros proyectos, facilitando que todos mantengan una relación activa y continuada con el museo.



RECURSO:

Terwey, M. (2010): Social History in Museums. Journal of the Social History Curators Group. Volumen 34, 2010.

Fotografía principal: JDate


Si quieres recibir nuestro newsletter, y/o la bibliografía y recursos asociados al artículo de hoy, rellena y envía el boletín adjunto, por favor. Si quieres recibir los artículos por correo electrónico completa el campo correspondiente en el formulario de inscripción que encontrarás en la cabecera de esta página. Tu dirección de correo electrónico será utilizada exclusivamente para enviarte nuestros newsletters, pudiendo darte de baja en el momento que quieras.

 

Tus comentarios son muy importantes para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.