Creatividad, Cultura e Imaginación

¿Qué hace que el impulso creativo y el uso de la imaginación se conecten con la difusión del conocimiento?

  • Ayuda a desarrollar curiosidad por el mundo, impulsando la búsqueda del sentido de las cosas (con la necesidad implícita de la formulación de preguntas).
  • Ayuda a entender las técnicas básicas para observar cuidadosamente el mundo que nos rodea.
  • Ayuda a promover la reflexión: tomar nuestro tiempo para que las ideas se concreten y asienten.
  • Consigue que estemos receptivos para darnos de narices con un descubrimiento inesperado: el Factor Eureka! 

Bloggokin

Los museos almacenan y exhiben una gran cantidad de objetos de toda clase y condición. Los museólogos se apoyan en estos objetos para promover la difusión del conocimiento universal entre el público que visita el museo. Cuando los curadores hablan sobre su trabajo, normalmente describen la emoción que sienten durante el proceso del descubrimiento del saber, de la investigación y del conocimiento asociado a ese devenir. Sin embargo, al visitar una exposición típica de un museo comprobamos que son pocas las personas que tienen la oportunidad, o la inclinación,  de establecer una relación directa con esos objetos que son la referencia material del conocimiento. Por lo general, los visitantes de los museos observan los objetos a través del cristal de las vitrinas durante unos tres minutos, como mucho, y ya está, a otra cosa mariposa, si te he visto no me acuerdo.

Guilhem de Cooman

Si los responsables del museo quieren acabar con este tipo de relaciones “frías” entre los objetos y los visitantes, deberán plantearse seriamente el desarrollo de una nueva misión respecto a esa relación “a distancia” entre ambos, recurriendo, por ejemplo, a “inspirar la maravilla, el descubrimiento y la observación asombrosa de nuestros mundos naturales y culturales” (Factor Wow!). Esa innovadora estrategia proporcionará al visitante una experiencia totalmente nueva que no olvidará. El camino hacia esa nueva experiencia podrá comenzar cuando los visitantes y museólogos tengan un punto de encuentro (mesa redonda), generando ambos un compromiso profundo con los contenidos del museo,  y añadiendo un significado a la vida intelectual, cultural y creativa, algo de lo que nuestra sociedad está más que necesitada.

Once Wed

En el epicentro de este esfuerzo encaminado a un encuentro está nuestra creencia de que el museo debe resultar inspirador para sus visitantes. Éstos han de darle sentido a las cosas mientras permanezcan en el museo y abandonarlo “activamente” provocando reflexiones y cuestionamientos propios; de este modo es más probable que se sientan conectados con su museo y recuerden la experiencia que acaban de disfrutar. “Haber tenido una experiencia emocional, una experiencia de inspiración”, dice Vanda Vitali, “crea un vínculo sólido entre el visitante y su museo”. Esa conexión es fundamental para atraer a los visitantes de maneras nuevas y más significativas, generando experiencias auténticas de descubrimiento, con la creación de narrativas humanas y personales que constituyen la base de todo aprendizaje que se precie de serlo. Podríamos incluso crear un “think tank” comunitario para ayudar a determinar las formas más efectivas de alcanzar estos nuevos objetivos a lo largo de tres temas fundamentales: 1) mejorar la relevancia del contenido del museo, 2) apoyar la importancia de la enseñanza y el aprendizaje a través de conexión visitante-exposición, y 3) fortalecer las conexiones entre el museo y las comunidades a las que sirve. (Nosotros estamos trabajando en ello desde el Laboratorio de Innovación Museológica).

Creative Bits

Como decimos, se trata de generar oportunidades para establecer vínculos en un compromiso profundo y sostenido entre los visitantes y el contenido de nuestras exposiciones. Las experiencias en las exposiciones deben acabar con las visitas cortas, a veces superficiales, cansinas, anodinas, del visitante promedio a lo largo y ancho de las galerías del museo. El museo debe compartir y organizar la información con el apoyo de didactas, maestros y museólogos y brindarles la oportunidad de trabajar juntos y  poder desarrollar entre todos ese tipo de experiencia memorable.  Incluso se puede fomentar la discusión entre personas de la calle y profesionales de los museos sobre el concepto de exposición,  impulsando la formulación de preguntas acerca de las exposiciones, para poder llegar a las “grandes ideas” sobre posibles contenidos de la exposición con objeto de lograr esa conexión tan importante. Estas preguntas a menudo generan relaciones entre el contenido de la exposición,  las materias didácticas que se pretenden difundir e incluso las vidas de las personas.

The Sketch Book Of

Si organizáramos esa “mesa redonda” donde se encontraran el público y los profesionales de los museos, podríamos promover la generación de ideas a partir del impulso de la inspiración como una chispa para desatar soluciones.  Los profesionales de los museos deben mover los temas fluidamente, despertando el interés del público y dando rienda suelta a la inspiración, sin perder de vista las “cuestiones importantes”, apoyándose en didactas e incluso acompañándose de artistas creativos que desarrollen proyectos para la exploración de ideas y fomenten el descubrimiento de nuevos conocimientos en el público. La línea directa en esta secuencia es siempre promover el uso de la imaginación.

Aspindle

Una investigación de Creative Partnerships, afirma que la iniciativa de la educación integrada en los museos de ciencias y arte se produce cuando “el proceso por el cual las ideas creativas pasan de la chispa inicial a la acción, de la invención al descubrimiento es común tanto para la exposición de las ciencias como de las artes”. De hecho, la combinación de imaginación, asombro y descubrimiento que se encuentra en los proyectos que surgen de la mesa redonda no solo es buena para el público sino también para los propios creativos y para la mayoría de los museólogos. Estas capacidades también son ingredientes clave en el desarrollo de un proceso científico: “no sabemos todo, es por eso que preguntamos y nos cuestionamos”, dice Chiappe. “Conocer todas las respuestas es aburrido y carece del uso de la imaginación”, agrega. “Las personas pueden ser capaces de plantear preguntas interesantes e imaginativas”. Los proyectos de las mesas redondas se basan en la relación dinámica que se produce entre este tipo de procesos creativos que combinan la inspiración y el conocimiento científico. Como explica Callow (curadora del Museo de Historia Natural del Condado de Los Ángeles), “en mi trabajo, he observado que existe una gran afinidad natural entre creativos y científicos en su proceso de trabajo exploratorio e interactivo. No dicen: “creemos que esto es así porque lo sabemos. En cambio, se cuestionan, observan, desarman, reanalizan. El trabajo en equipo comienza a partir del desarrollo de bocetos conceptuales, ideas generales, para seguir en el proceso de ir continuamente redefiniendo hasta llegar a una conclusión que satisfaga a todos”.

Olly Moss

Según Callow, existen dos razones adicionales para, incluso, incluir la participación de artistas en este proceso, dado que el objetivo final del museo es conseguir la mejor forma de atraer a los visitantes. En primer lugar, su hipótesis es que “los artistas están más acostumbrados a trabajar en entornos comunitarios que los científicos”. Y como el trabajo de los artistas depende de la manifestación de su voz interior, es natural que pensaran en alentar la imaginación y la conexión personal del visitante con la experiencia del museo”. Segundo, las artes pueden ayudar a evidenciar cómo y qué tipo de aprendizaje está teniendo lugar,  resultado de las experiencias de los visitantes en las exposiciones del museo. “Las artes son concretas, las ves, las puedes tocar, las puedes oír. El trabajo artístico esta basado en el uso ​​de los sentidos. Las respuestas del publico hacia los contenidos, en las exposiciones especiales o en la colección permanente, se pueden hacer visibles a través de las artes y ese aprendizaje a partir de la relación del público con el conocimiento del arte es relevante, ya que puede ser aplicado a todo tipo de museos”.



RECURSO:

Lauren Stevenson, Elisa Callow, and Emiko Ono con la participación de Richard J. Deasy (2009): Interplay: Inspiring Wonder, Discovery and Learning through Interdisciplinary Museum-Community Partnerships. The Natural History Museum of Los Angeles County (EEUU).

Fotografía principal: Hubba Welcome


Si quieres recibir nuestro newsletter, y/o la bibliografía asociada al artículo, rellena y envía el boletín adjunto, por favor. Si quieres recibir los artículos por correo electrónico completa el campo correspondiente en la página principal del blog. Gracias.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros