Curiosidad y Diseño de Exposiciones

Pensamos que los creadores de exposiciones estamos todos de acuerdo en una idea: detrás del éxito de una exposición en el museo siempre hay una buena narrativa, como ocurre con las historias de las novelas o en las películas…

“Las exposiciones del museo deben capturar la curiosidad del visitante… Nuestra atención se ve atraída por estímulos novedosos o inexplicables: un ruido fuerte, una actividad repentina y bulliciosa, una fuente de luz coloreada o un objeto misterioso. Es apelando a esta propensión humana y universal hacia la curiosidad, la manera en la que los museos puedan atraer la energía psíquica de un visitante el tiempo suficiente para que luego pueda tener lugar una interacción más extensa, quizás apoyada en el aprendizaje”. (Csikzentmihalyi y Hermanson 1995, pp. 36-37).

Things to save

La receta para crear una narración exitosa en las exposiciones es la misma que en la literatura: tramas fascinantes y personajes cautivadores. En la creación de tramas fascinantes, los diseñadores de exposiciones de los museos empleamos varias técnicas estándar para la narración de historias. Una de las más básicas es asegurarnos de que la exposición tenga un principio, un desarrollo (trama) y un final, exactamente igual que con las películas. Por ejemplo, una exposición comienza con una introducción dividida en dos partes: una descripción general a partir del uso de video, seguida de una sala donde los visitantes reciben al entrar una “tarjeta de identidad”. Utilizarán dicha tarjeta para elegir uno de los cuatro personajes virtuales que les va a guiar a través de la exposición (información vista por los visitantes en las pantallas interactivas de un dispositivo móvil que se les entrega o que traen ellos mismos). El dispositivo que recibe el visitante registra la elección en su tarjeta de identidad, de manera que pueden verse los contenidos relacionados con el personaje que han elegido en cada zona de la exposición.

Brown dress with white dots

Respecto a los contenidos de la exposición, los diseñadores de exhibiciones emplean técnicas comunes de narración de historias, como la inmersión, yuxtaposición, repetición y mensajes subliminales que consigan involucrar al visitante. Además de servir como un principio rector del desarrollo de contenido descrito anteriormente, la inmersión se utiliza como técnica narrativa de cuentos, muy similar a establecer tomas en películas y descripciones en novelas. Es una técnica que sitúa físicamente a los visitantes en el contexto de los objetos.

2St

Por ejemplo, el Nordic Heritage Museum en Seattle cuenta la historia de la inmigración desde Escandinavia a los Estados Unidos guiando literalmente a los visitantes a través de una secuencia de escenas que representan el viaje. Los visitantes descubren cómo era la pobreza rural en su país de origen, un barco lleno de inmigrantes y nuevos hogares en el Nuevo Mundo. El Minnepolis Institute of Arts recrea salas de la época de la ciudad de Charleston, París y Londres para mostrar los diferentes estilos de muebles del pasado. Los diseñadores de exposiciones estamos convencidos de que, experimentar cualquier tema con el uso de la inmersión, es esencial para lograr que las exposiciones tengan éxito, pensando sobre todo en un público cada vez más exigente y pasivo.

Studio Baker

Incluso un detalle aparentemente insignificante contribuye a la autenticidad del entorno de inmersión. Por ejemplo, yéndonos a lo más sencillo, las paredes de las exposiciones pueden ser pintadas con colores específicos para realzar la autenticidad. Las paredes verdes proporcionan una sensación natural, de campo, típica de una zona rural, mientras que las paredes grises pueden representar el crecimiento comercial de la ciudad evocando un ambiente de negocios. A veces, el edificio en sí crea autenticidad. Nosotros diseñamos hace un tiempo un museo de historia industrial que está ubicado en una antigua fábrica de conservas. Además de aportar autenticidad, la historia narrada inspira, en realidad, el tema de la exposición.

Ryan Schude

Otra técnica de contar historias es la yuxtaposición, en la que dos imágenes o conceptos opuestos se colocan uno cerca del otro, para que los visitantes puedan percibir el contraste. Los diseñadores de la exposición del museo de Seattle crearon una exhibición a partir de la yuxtaposición de vestimenta de los primeros colonos europeos con la de los nativos americanos, con la idea de que los visitantes sintieran el choque cultural que definió los albores de la historia de la región. Unos metros más allá, en la exhibición, los diseñadores recrearon una calle con escenas de la “cultura blanca” por un lado y la afroamericana por el otro, mostrando al público las historias separadas una de la otra en la comunidad. Una actividad que tiene lugar dentro de la exposición en la fábrica de conservas yuxtapone gerentes y trabajadores en el mismo entorno de trabajo.

Fullfill

Con la repetición, una imagen o concepto aparece más de una vez en una exposición con el fin de reforzar un tema. Los equipos de diseño de exposiciones repiten deliberadamente ideas para aumentar la probabilidad de que los visitantes las recuerden. Por ejemplo, la ropa típica de una época se exhibe en cada una de las galerías de la exposición, para enfatizar su importancia como declaración cultural en cada período del desarrollo de la ciudad.

My modern met

Los diseñadores de exposiciones también incluimos mensajes subliminales, transmitiendo ideas que se espera tengan un impacto a nivel inconsciente en los visitantes. Tres piedras, situadas en la primera galería de la exposición sobre la historia de la ciudad en el museo, representaban cada una de las diferentes fases en el crecimiento originario de la ciudad. Los diseñadores no esperaban que la mayoría de los visitantes entendieran la importancia de estas piedras. De hecho, los diseñadores en realidad no esperamos que los visitantes entiendan nuestros mensajes subliminales, si bien el creador de la idea de las piedras en el museo de historia urbana comentó que le constaba que algunos visitantes los habían entendido.

Neatorama

Además de una trama muy elaborada, una buena historia debe ser poblada por personajes interesantes. Los diseñadores de exposiciones abordamos este problema en nuestras exhibiciones. Creemos que todas las exposiciones deben incluir personajes clave, sea el tema que sea. En dos de los museos mencionados anteriormente, los personajes eran ficticios, pero surgieron de una intensa investigación y fueron concebidos a partir de personas reales. Por ejemplo, las guías virtuales a través de la exposición sobre la historia de la ciudad tenían la intención de representar diferentes segmentos de la población local. Una de ellas era una persona sin hogar. Una investigación llevada a cabo con la población sin hogar ayudó a los diseñadores a desarrollar este personaje. De manera similar, la exposición en la fábrica de conservas incluyó descripciones realistas de trabajadores y gerentes. Aunque los nombres eran ficticios, sus historias vitales se basaban en información que provenía de los archivos de la fábrica y de sus propios descendientes.

The Design Net

Cuando se trata de historias sobre personas, se debe apelar a las personas. Por lo tanto, el indicador para evaluar las técnicas de narración planificadas es su atractivo anticipado para los visitantes. “El vínculo entre el museo y la vida del visitante debe ser nítido… los objetos que uno se va encontrando y las experiencias que disfrutamos, posiblemente inspiran admiración y sensación de descubrimiento, siendo sensaciones que deben sentirse conectadas a la propia experiencia del visitante” (Csikzentmihalyi y Hermanson 1995, p.37).

Sketches Natched

En lo más básico, los equipos de diseño de exposiciones de museos intentan conectar la historia con el momento actual. Así, por ejemplo, una sala de estar en la exposición de la ciudad mostraba cómo la ausencia de la televisión afectaba a la vida hogareña moderna. La última actividad de la exhibición en la fábrica de conservas brinda a los visitantes la oportunidad de relacionar el trabajo de fines del siglo XIX con nuestra actividad laboral actual.

Ryan Schude

Aunque los diseñadores de exposiciones hacemos un uso liberal de las técnicas de narración de cuentos, a veces encontramos dificultades para dar con una historia humana que acompañe el tema de una exposición propuesta sin faltar a su base académica. “¿Cuál es la verdadera historia? En ocasiones, poder captar la atención y la curiosidad de los visitantes”. Muchas veces estamos más interesados en revivir las voces e historias de los personajes que en los aspectos técnicos de la exhibición, sin embargo debemos admitir que dichos aspectos técnicos son esenciales en el desafío práctico a la hora de comunicar una historia al público.



RECURSO:

Carlines, S. (2001): Modeling Information for Three-dimensional Space: Lessons Learned from Museum Exhibit Design. Revista Technical Communication. Volumen 48, número: 1, febrero 2001.

Fotografía principal: Don’t look


Si quieres recibir nuestro newsletter, y/o la bibliografía asociada al artículo, rellena y envía el boletín adjunto, por favor. Si quieres recibir los artículos por correo electrónico completa el campo correspondiente en la página principal del blog. Gracias.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros