Visitantes y Bookmarking

Hoy en día, la mayoría de los museos están tratando de ofrecer a los visitantes algo más que una simple visita en la que puedan observar pasivamente objetos y artefactos, incidiendo en sus significados. Algunas instituciones trabajan muy duro para hacer que la visita al museo sea una experiencia inolvidable,  incluso fuera del ambiente del mismo, transformándola en algo que pueda ser compartido con la familia y amigos. La razón principal para que los museos busquen una proyección que vaya más allá de su realidad física es doble: primero, que se pueda generar interés y comentarios sobre una exposición, con lo cual los museos consiguen que vaya más público a visitarlos. En segundo lugar, los museos tienen el compromiso de llegar a aquellos que, por diversas limitaciones cognitivas o físicas, les resulta imposible o poco práctico visitarlos.

The Gadget Flow

El objetivo de esta reflexión es intentar comprender qué es lo que las personas comparten acerca de sus visitas al museo con amigos y familiares, e identificar qué tecnologías pueden aumentar la eficacia del intercambio de información entre el museo y el público (el material compartido resulta atractivo para los no visitantes). Estas ideas enlazan con el compromiso del museo de no molestar a los visitantes en su visita, es decir, evitar acosarlos con preguntas y encuestas para obtener información. En cualquier caso, se trata de saber qué y cómo los visitantes comparten dicha información, antes, durante y después de una visita al museo.

Smoking Designers

Intentando conocer esos hábitos de compartir, se han realizado estudios e investigaciones desarrollando la actividad en una única exposición, en una fecha y hora determinadas, compartiendo las impresiones y emociones de los visitantes durante la visita, y escuchando las historias sobre la exposición una vez terminada la misma. Los recuerdos a compartir posiblemente sean más vívidos si son apoyados con archivos del contenido (texto e imágenes), que pueden hacer la historia más fácilmente rememorada y narrada para los que nos fueron.

Smoking Designers

Este tipo de investigación a la que nos estamos refiriendo, se realizó en colaboración con el Museo de Ciencias de Trento, durante la exposición “Homo Sapiens”. El estudio se dividió en cuatro fases. Primero se analizaron los hábitos de compartir, mediante entrevistas cara a cara con visitantes del museo. En segundo lugar, se hizo un seguimiento en el que se envió un cuestionario por correo electrónico a los participantes en el primer estudio, con el fin de averiguar lo que realmente compartían después de su visita. La tercera fase incluyó una solución potencial, donde se diseñaron y probaron varias técnicas de interacción del usuario a través de las cuales se podía facilitar un intercambio de información. Por último, se envió igualmente un cuestionario por correo electrónico, en este caso a los participantes en la tercera fase, para averiguar si la solución desarrollada era atractiva e interesante para los visitantes, además de para pedirles posibles mejoras. Después de un breve análisis del trabajo relacionado, se discutió sobre cómo se podían dirigir los estudios para finalmente hacer la recopilación y análisis de las conclusiones.

The Gadget Flow

A lo largo de los años, hemos visto varios museos experimentando con diferentes maneras de prolongar la experiencia del museo y facilitar su participación después de la visita. Bookmarking ha sido la principal herramienta utilizada para capturar las experiencias, y ha sido trasladada a diferentes plataformas. Estas plataformas incluyen desde sitios web en línea, donde la gente puede grabar (bookmark) la representación virtual de exposiciones, hasta computadoras/ordenadores o kioscos interactivos y dispositivos móviles (smartphones) personales utilizados en el interior del museo, donde la gente puede “recordar digitalmente” los objetos directamente al verlos.

The Gadget Flow

Existen ejemplos muy interesantes, como “Multimedia Tour“, una aplicación desarrollada para la colección permanente en la Tate Modern, y el “Getty Guide“, que son unos kioscos multimedia instalados en el museo J. Paul Getty. Estas herramientas proporcionan a los visitantes la opción de enviar por correo electrónico vínculos a otras personas con información detallada sobre los objetos que han destacado y recordado con el bookmarking.

Recorder“, es una herramienta desarrollada e instalada en el Exploratorium para “capturar visitas” en los museos, permitiendo a los visitantes obtener información sobre exposiciones mientras visitan el museo y más tarde, después de la visita,  acceder a la información de la exposición generando una página web personalizada. Este sistema utiliza la tarjeta RFID (Radio Frequency IDentification) para implementar el bookmarking y una paleta (PDA), con el fin de permitir a los usuarios visualizar de inmediato los enlaces que van marcando (para mejorar la experiencia real también). El sistema eXspot, es una evolución de la herramienta “Remember”, ya que elimina el dispositivo PDA y lo reemplaza por un quiosco de registro físicamente presente en el museo.

The Gadget Flow

Se han realizado interesantes estudios e investigaciones sobre estas plataformas. Algunos de ellos abordan la participación y la eficacia en la implantación de estos sistemas (por ejemplo, planteando algunas preguntas sobre el valor real de las soluciones desplegadas). Dichos estudios hacen referencia a algunos factores que afectan al uso de estos sistemas por parte del visitante:

  1. Falta de interés y escasez de tiempo de los visitantes en el museo.
  2. Visibilidad de los sistemas implantados.
  3. Transparencia y sencillez.

Otros trabajos señalan que el contenido de la exposición es un factor importante para decidir sobre la implantación o no de plataforma de “recuerdos”. Por lo tanto, cualquier sistema que pretenda tener éxito debe considerar la configuración de las exposiciones, los visitantes, sus intenciones y sus capacidades para afrontar determinadas soluciones técnicas.

The Gadget Flow

Sugerimos, que lo fundamental es ofrecer al visitante una clara comprensión de la naturaleza del acto de compartir utilizando estas tecnologías en el museo, para así poder identificar qué, por qué, cómo y en qué contexto pueden compartir fácilmente con los demás (familia, amigos, etcétera) lo que les interese de todo aquello que están experimentando, algo que es clave para la mejora y desarrollo de tecnologías de captura y comunicación externa de la experiencia del museo. Sin embargo, este tema ha recibido poca atención en la literatura museística. Si bien los estudios existentes son muy interesantes por derecho propio, todavía faltan conclusiones de una investigación completa, que iría desde el conocimiento de cómo compartir la intención, el proyecto de diseño, realización del prototipo y su implantación, hasta la forma de participación, lo que permitiría comparitr con otros la información sobre el comportamiento respecto a la solución tecnológica.

The Gadget Flow

Los estudios a los que hemos tenido acceso nos muestran que los visitantes finalmente encuentran siempre una manera sencilla de recordar virtualmente el contenido, normalmente con el uso de los teléfonos inteligentes, llevándose así a casa un catálogo virtual en el bolsillo. Sin embargo, este conocimiento parte, en realidad, de estudios preliminares que incluyen varios “ruidos” que deben ser eliminados, entre ellos la influencia del personal orientador a los visitantes (guías humanos) y el perfil del contenido específico variable de los museos. En lo referente a la experiencia con los visitantes, podríamos decir que a la gente le gusta la idea de llevarse información a casa sobre las exposiciones que visitan, pero no existe realmente suficiente información sobre la posible diversidad de visitantes: familias con niños, personas solas, estudiantes, visitantes cautivos, visitantes y accesibilidad y, además, todos ellos interactuando en diferentes tipos de museos. Por esta razón, es tan necesario realizar más estudios similares en mayor número de museos y compartir esa información con todo aquel que la necesite.


RECURSO:

Kostosk G., Fezzi D., Valer B., Baez M., Casat F., Caliar S. y Tarter S. (2011): Collecting memories of the museum experience. CHI 2013 Extended Abstracts, Abril 27–Mayo 2, 2013, París, Francia.

Foto principal: The Gadget Flow

Si quieres recibir el listado bibliográfico sobre el tema tratado en el artículo de hoy, y también nuestro newsletter, rellena y envía el boletín adjunto, por favor. Gracias.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros