Museos y Diseño Intencional

Las audiencias de los museos son ahora más diversas que nunca y, con una conexión digital, podrán tener acceso inmediato a cualquier información, en cualquier momento, allá dónde estén. Si queremos ser relevantes para este perfil de público, los museos deben reaccionar más de lo que lo están haciendo, cambiando y expandiendo su oferta de muchas maneras. Algunos museos, muy pocos todavía, ya están reaccionando y han comenzado a utilizar el diseño como herramienta estratégica para lograr una mayor relevancia y vitalidad en su comunidad (Perrin, 1992). El objetivo de todo museo que se precie y sea consciente de que nos movemos en el siglo XXI es convertirse en un lugar animado, divertido y atractivo para los visitantes de todas las edades y orígenes, a través de la creación de experiencias excepcionales y con la evidencia física real del conocimiento universal.

Zericiphone en PICDIT

Nuestra preocupación principal gira en torno al diseño de los contenidos (información), una herramienta que puede marcar la diferencia entre generar una experiencia agradable (pasable) al visitante o crear una vivencia en el museo que sea profunda, atractiva y memorable. La incorporación de consideraciones de diseño de la información en el proceso de desarrollo de las exposiciones también ayudará a los equipos de desarrollo a lidiar con los problemas que surgen de continuo, con el objetivo de desarrollar exposiciones ricas en contenido que resulten divertidas y atractivas para los visitantes.

Tumblr

Hacia el Diseño Intencional.

Este es el nombre de la estrategia creativa que incorpora el diseño como herramienta estratégica, buscando claridad, consistencia y coherencia en la experiencia del visitante y en la percepción externa del museo.

El primer paso crítico en el desarrollo de los proyectos de diseño es definir nuestros objetivos de diseño y experiencia, sobre una profunda investigación interna de la misión del museo y sus factores positivos. Para dar vida al proyecto, se debe desarrollar un conjunto de principios básicos que promuevan desde el km. 1 la frescura y la claridad del mensaje, el tono y la narración de historias que capten la curiosidad, la imaginación y las emociones de los visitantes. Esto se aplica a todo, desde la escritura al diseño gráfico, desde la publicidad hasta el diseño de las exposiciones.

La incorporación del diseño de información en este proceso es una de las claves del éxito. Al inicio de cada nuevo proyecto de exposición, se solicita al curador principal que desarrolle el contenido central, lo someta a la revisión de los pares y reúna a un equipo de desarrollo específico para ese tema. El museo – si se lo puede permitir – contrata a empresas líderes en diseño de exposiciones y les solicita que generen soluciones de diseño que sirvan al contenido y a los objetivos de la experiencia del visitante en el museo. Se debe disponer de una evaluación inicial para tener un conocimiento previo de nuestras audiencias y áreas de interés. También puede utilizarse la evaluación de la idea con prototipos, y posteriormente prototipado rápido y pruebas durante todo el proceso de desarrollo del proyecto.

Matteo Cibic

Los actuales visitantes de los museos suelen ser grupos intergeneracionales, y en muchos de estos grupos se incluyen niños muy pequeños. Por su propia naturaleza, son grupos que tienden a ser “dependientes”, siguiendo el interés de los miembros más jóvenes de su grupo. Pero algunas investigaciones remarcan que los visitantes son personas cada vez más comprometidas con el grupo, y que es importante para ellos que cada miembro de su familia disfrute de la experiencia en el museo. Por estas razones, en el desarrollo del proyecto podemos establecer el objetivo, un tanto ambicioso, de presentar contenido profundo de una manera estratificada que resulte atractivo para los visitantes de todas las edades, formación individual y estilos de aprendizaje, tanto para los que leen sólo los titulares (eslogan) como para los que optan por pasar más tiempo en algunas secciones (pasear) o fijarse en todos los detalles sistemáticamente (lectura). 

“Caprice” por Tayuta

Diseño de información para visitantes de todas las edades.

Siempre se intenta adoptar las mejores prácticas en diseño de información para ayudar a llevar nuestras estrategias de contenido a la vida. Algunas de estas prácticas incluyen:

  • Jerarquías de información claras y consistentes (Serrell, 1996).
  • Un enfoque en capas del contenido.
  • Cuidadosa yuxtaposición de gráficos, copias y especímenes con el uso estratégico de gráficos de información e imágenes para transmitir conceptos importantes.
  • Escritura y lenguaje que ofrezcan un contenido profundo de una manera cercana y atractiva (influenciada en gran medida por el trabajo de Judy Rand, 2010).

Cuded

Se usan estos enfoques para introducir y establecer el tono de la exposición, orientar la atención de los visitantes hacia temas importantes y mensajes cruciales para recordar, aclarar y reforzar el recorrido así como su organización a través de la exposición, ofreciendo invitaciones en todo momento para que el público explore más profundamente. Uno de los mayores retos suele ser organizar y presentar el contenido de una manera abierta y accesible, para evitar que resulte demasiado denso. La jerarquía de información desarrollada con la ayuda del curador suele ser clave para priorizar el contenido.

También deberemos proporcionar un contexto y, lo que es más importante, crear experiencias y conexiones personales con la exposición. Deberemos yuxtaponer los gráficos y la escritura de manera que animen el compromiso y la interacción, para que la actividad proporcione experiencias memorables y oportunidades de sorprender.

Vasya Kolotusha

Configurar el tono de la exposición.

El color, los materiales, la elección de los tipos de letra y el estilo de las imágenes, hablan al público desde el momento en que cruzan el umbral de una exposición. Con base en la planificación del contenido y las metas, los equipos de diseño desarrollaron una gama de “mood boards” (soportes para el estado de ánimo) desde el principio del proceso de desarrollo para determinar el tono adecuado de la apariencia visual de cada exposición.

Introducir la exposición con un inicial “¡bienvenido!”.

Los visitantes navegan por las exposiciones de múltiples maneras, incluso cuando el museo propone una ruta determinada. Con entradas múltiples a la mayoría de las galerías, nos cercioramos de crear un punto introductorio claro en cada una de estas entradas, evitando que resulte redundante.

Archivo EVE

Comunicar las ideas cruciales.

Desde el principio, se trabaja con los comisarios para identificar los tres a cinco mensajes clave que puedan resultar más importantes y que los visitantes deban recordar. Los diseñadores optimizan las oportunidades para reforzar estos mensajes en lugares de alta visibilidad a lo largo de la exposición para así maximizar la posibilidad de memorización.

Reforzar los mensajes básicos y la orientación en el recorrido.

Al comienzo de cada proyecto, se buscan formas de organizar las secciones de cada exposición para ayudar a reforzar las ideas clave. Una vez que se determinan las estructuras, las estrategias gráficas sirven para ayudar a la búsqueda , localización de las ideas y seguir un orden de importancia de los mensajes a transmitir.

Bertjan Pot

Captar la atención del visitante.

Adoptando una práctica importante del mundo del diseño de las revistas, usamos imágenes impactantes e inesperadas para atraer la atención y animar a los visitantes a acercarse. El subtitulado inteligente puede ser una de las herramientas más eficaces para telegrafiar al público ideas clave.

Proporcionar invitaciones para explorar.

Los gráficos de múltiples capas pueden proporcionar una invitación al visitante para que se convierta en explorador. Así, animamos a los visitantes a buscar información de alto nivel y luego, si hemos captado su interés, se demorarán para una inmersión más profunda. Sabemos que los titulares audaces e intrigantes atraen al público. Los subtítulos más detallados aportan los principales puntos clave de las ideas a transmitir. Elementos interactivos y jerarquías claramente definidas proporcionan puntos de entrada para diferentes niveles de interés y experiencia con el tema, promueven la conversación y fomentan las visitas repetidas para profundizar sobre el tema.

Archivo EVE

Evitar que las cosas se vuelvan demasiado densas.

Uno de nuestros mayores retos es hacer las exposiciones abiertas y cercanas para todos, evitando que resulten demasiado pesadas. Este es un desafío en la selección, organización y presentación de objetos y gráficos que forman parte de la exposición. Para conseguirlo, se suele solicitar a los curadores que lideren el proceso de creación del contenido y luego utilicen la evaluación formativa para perfeccionar las formas más efectivas de transmitir información compleja. La buena colocación de los especímenes, fotografías, diagramas y cartelas escritas pueden ser parte del éxito. Las investigaciones sobre los visitantes muestran que incluso las sutiles diferencias en la organización del contenido pueden marcar la diferencia en la creación de una experiencia satisfactoria o no.

El proceso requiere una clara articulación de las historias (con un principio, una trama y una conclusión), una cuidadosa selección de los contenidos e historias más importantes, y posteriormente experimentar con dispositivos gráficos y métodos de comunicación para transmitir la profundidad del contenido del conocimiento. Deberemos elegir qué información incluir y cuál no, siendo ésta una de las partes más desafiantes del diseño de exposiciones, como bien saben todos los equipos de desarrollo de exposiciones. Los datos de los estudios de visitantes (si existen) nos ayudarán a entender qué contenido y qué mensajes funcionan, lo que nos ayudará a tomar decisiones difíciles sobre el contenido a eliminar.

Bruno Petrali

Proporciona un contexto.

Los gráficos que están bien integrados en la exposición y la escenografía, incluido los muebles, pueden animar a los visitantes a “mirar” más de cerca, ayudándole a responder a la cuestión: ¿tiene “esto” interés para mí? ,y puede ser especialmente importante con objetos pequeños y/ oscuros. Mediante el uso de gráficas que proporcionan contexto, ofrecemos a los visitantes las herramientas que necesitan para “decodificar” las historias inherentes a cada objeto.

Hazlo personal.

En todo nuestro trabajo, tratamos de encontrar oportunidades para ayudar a los visitantes a hacer una conexión personal con el contenido. Ya sea por el tono de la escritura, la escala de los muebles de la exposición, o las técnicas de la exhibición, trabajamos para cerciorarnos de que los visitantes puedan ver relevancia en las historias que se les narra.

Conviértelo en táctil y multidimensional.

En cada una de nuestras nuevas exposiciones, se desarrolla un gráfico único e integrado, con un lenguaje que genera “wayfinding” (recorrido espontáneo pero ordenado), apoyando la didáctica, usando soportes interactivos y multimedia, con el fin de crear una experiencia al visitante que le resulte más transparente y multisensorial. Nuestras evaluaciones han demostrado que esta atención al diseño – que ayuda a los visitantes a recorrer las exposiciones – aumenta directamente la satisfacción del visitante y el tiempo de permanencia en ellas.

Hossein Zare

Debe resultar memorable.

En una era en la que el poder de los medios de comunicación social está creciendo exponencialmente, nos debemos asegurar de crear “oportunidades memorables” significativas en cada una de nuestras exposiciones. Esto aprovecha el apetito de nuestros visitantes por capturar y compartir el momento con los demás.

El diseño debe servir a los mayores objetivos del museo. Creemos que es muy importante que cada museo disponga de líderes creativos externos fuera de sus equipos de desarrollo que puedan revisar todos los puntos clave para que la experiencia de los visitantes y la coherencia les ayude a mantenerse en el buen camino:

  • La producción de experiencias con un enfoque profundo, tanto en la experiencia del visitante como en la presentación de un contenido oportuno, requiere un equipo de exposición completamente integrado, con diseñadores dentro del mismo equipo que los curadores y que el resto  durante todo el proceso. Los roles, las responsabilidades y el proceso de toma de decisiones necesitará estar claramente definido y consensuado en todo.
  • El diseño no puede enmascarar ni maquillarse por deficiencias de contenido o debilidades inherentes a la historia. Los buenos diseñadores pueden reconocer estos problemas, con equipos capaces de resolverlos antes de que sea demasiado tarde. Durante el proceso de desarrollo, a menudo los diseñadores de contenidos lideran el equipo para refinar las ideas de base, identificando los conceptos más críticos que deben tratarse con especial cuidado y atención.
  • Debemos hacer pruebas de visitantes usando prototipos. Esto puede ayuda a los equipos multidisciplinares a poner a prueba las premisas y las estrategias específicas, incluyendo eso de “es demasiado pequeño, es demasiado grande”. El proceso de desarrollo de la exposición debe permitir hacer pruebas de evaluación de la audiencia. Hemos comprobado que las pruebas con visitantes desde el desarrollo de conceptos, como puede ser el diseño de cartelas e interactivos, ayudan a todo el equipo a encontrar las soluciones que mejor funcionan de cara al público.

Daily Mail

Los estudios de visitantes nos muestran que las personas son intensamente curiosas y que valoran las exposiciones que resultan especiales, las que son capaces de generar experiencias únicas y diferenciadas. Poner los activos centrales de la exposición, lo “real” sumado a experiencias cercanas, agradables y bien diseñadas, invita a los visitantes a acudir al museo, para participar e investigar. Si bien ésta no es una tarea fácil ni simple, los resultados de los proyectos exitosos nos han inspirado a seguir desarrollando este enfoque, utilizando el diseño de la información como una herramienta clave para crear el diseño general de las experiencias de los visitantes.


RECURSO:

  • Baer, K. y Wise, K. (2014): The role of information design in sparking visitor interest, engagement, and investigation. Revista The Exhibitionist, número de primavera 2014.

BIBLIOGRAFÍA:

  • James Clark Design (n.d.). 2 the Point: Quick marketing and branding insights; “Streakers, Strollers and Studiers.” Retrieved March, 2013 from http:// www.jcdi.com/downloads/ jcd/2thePoint/2thePoint_sss.html
  • Perin, C. (1992): The communicative circle: Museums as communities. En Karp, I., Mullen Kreamer, C., y Lavine, S.D. (eds.). Museums and communities: The politics of public culture. Washington, DC (EEUU): Smithsonian Press.
  • Rand, J. (2010): Label writing activity. Subido en marzo del 2013 a: http://vimeo.com/21123015
  • Serrell, B. (1996: Exhibit labels: An interpretive approach. Lanham, Maryland (EEUU): Alta Mira Press.
  • Lipton, R. (2007): The practical guide to information design. Hoboken, NJ (EEUU): John Wiley & Sons, Inc.
  • Visocky O’Grady, J. y K. (2008): Information design handbook. Cincinnati, Ohio (EEUU): HOW Books.
  • Baer, K. (2008): Information design workbook. Beverly, Maryland (EEUU): Rockport Publishers.

Si quieres recibir nuestro newsletter, rellena y envía el boletín adjunto, por favor. Gracias.

Foto principal y para redes sociales: Archivo EVE

 

 

Tus comentarios son muy importantes para nosotros