Museos, Investigación y Códigos Éticos

La investigación siempre ha sido considerada como una importante responsabilidad del profesional de museo. Tradicionalmente, se considera como un “aspecto indispensable del trabajo del conservador” (Anderson 2007: 12), a pesar de que los conservadores no son los únicos profesionales de los museos privilegiados con este derecho. La investigación “se puede entender como la búsqueda sistemática de lo que aún no es conocido” (2001: 10); o, en otras palabras, “la investigación es la labor que tiene el fin de adquirir conocimientos y mayor comprensión de las cosas” (V&A, sf). Desvalles y Mairesse (2010: 73), definen la investigación en el museo como los “lazos intelectuales, actividades y obras del descubrimiento, invención y avance de nuevos conocimientos relacionados con las colecciones de los museos, o las actividades que [el museo] difunde al exterior”.

51fb1a60a394bad80e45f28661e53541Oh, Pioneer!

La importancia del trabajo de investigación de los museos es indiscutible. Su contenido y alcance exactos, han sido mencionados y debatidos durante los últimos años. Bajo las presiones de las limitaciones financieras que los museos están sufriendo, con la priorización de las personas en lugar de objetos, la investigación curatorial tradicional comenzó a ser considerada elitista y de importancia secundaria. El énfasis se ha ido desplazando rápidamente hacia el visitante y la investigación de mercados (marketing), al tiempo que preguntas tales como “¿para quién estamos haciendo la investigación? y, ¿por qué es tan importante hacerla?” son objeto de atención continua en la comunidad de los museos. La reevaluación del papel del museo y la posterior modificación de su definición, que se llevó a cabo a nivel internacional a partir del año 2000, dieron lugar a una comprensión diferente del concepto de investigación. Este cambio se ilustra a partir de la definición de museo de ICOM Francia, donde el término “étudier“, que en la definición anterior quedaba reservado, principalmente , a la investigación académica, fue sustituido por el término “fait des recherches“, lo que sugiere una descripción más amplia y detallada que ayuda a la comprensión del concepto de la investigación dentro del museo (Desvalles y Mairesse 2010).

d2cd32775c254bab6e209541921a67e9Paul Blow’s Visual Metaphors

Ha habido muchos intentos por distinguir las diferentes categorías de investigación. Davallon, en 1995, establecía cuatro categorías: La primera está basada en las colecciones del museo, a partir, en gran medida, de las disciplinas relacionadas con el contenido del mismo. La segunda, se refiere a las ciencias con relación a otras disciplinas (como la física, la química, la comunicación y estudios de medios) utilizadas con el fin de desarrollar herramientas para la práctica del museo. El tercer tipo de investigación, tiene como objetivo estimular la reflexión sobre el museo como institución, y se lleva a cabo a un nivel más teórico y filosófico, o teórico-museológico. El cuarto tipo es también museológico, en el sentido de que aborda el análisis de la institución a través de los estudios de comunicación y patrimonio; los estudios de público y la evaluación de su impacto en el museo se incluyen en esta categoría.

2ed63d30623797.56058194e74e1Blow job in Bechance

En una línea muy similar, los diferentes museos de todo el mundo (en general) han adoptado esta concepción multifacética, es decir, la comprensión interdisciplinaria de la investigación. El Museo Deutsches en Munich, por ejemplo, ha desarrollado un programa de investigación dividido en cuatro focos, dos de ellos orientados hacia el mundo académico (conceptos basados en la colaboración y la investigación enfocada a los objetos y a su evolución histórica) y  otros dos, hacia los contenidos del museo en general y a  su impacto social (la ciencia, la tecnología, el público, la investigación museológica) (Trischler 2007: 60-1).

ab372ab1f60c2ebdf2fafba02b85307eFFFFOUND!

El Museo Victoria & Alberto,en el Reino Unido,  promueve, por el contrario, un enfoque diferente. En él se describe la investigación englobándola en las siguientes categorías (que también son utilizados por las instituciones académicas y otros museos, como el Museo Británico): becas, investigación pura, la investigación estratégica, la investigación aplicada y la investigación “en acción”. Dichas categorías , se definen , aún más cuando se trata de museo, de la siguiente manera:

  • “Dentro de la configuración de algunos de los trabajos de investigación… en el contexto del museo tiene lugar la investigación que informa sobre la identificación, selección y adquisición de objetos en colecciones y exposiciones del propio museo. La investigación también puede centrarse en las colecciones, o el público, o ambos. La investigación de la audiencia podrá estudiar la diversidad de las necesidades y el comportamiento del público, la eficacia de las exposiciones, de los programas y demás disposiciones públicas en cuestiones de política cultural. La investigación también desempeña un papel activo en la conservación, la presentación y la interpretación de los objetos en las exposiciones, siendo esencial para proporcionar niveles adecuados de documentación (V&A 2013)”.

63bb430a42fbe0bc57629f52241e79efNadia Sarwar

Está concepción multidisciplinar, que mantiene una compleja conceptualización sobre la investigación, ¿es tomada en cuenta en los códigos de ética de los profesionales de museos?. ¿Ayuda a la comprensión del trabajo del museo (como se refleja a través de los códigos de ética) contemplar la investigación como un fenómeno complejo y de múltiples facetas, donde la experiencia curatorial va de la mano de la pericia proveniente de otras partes interesadas, incluida la pública? Vamos a reflexionar sobre estas preguntas. Discutiremos brevemente las disposiciones hechas en cuatro códigos de ética, introducidos por tres principales organismos profesionales, dos nacionales y uno transnacional: la Asociación Australiana de Museos (AMM, Museos Australia) y la Asociación de Museos (MA) en el Reino Unido a nivel nacional, y el ICOM a nivel internacional. Nos parece que son la instituciones más apropiadas,  ya que cubren un gran número de profesionales de museos de todo el mundo  y , al mismo tiempo ,son los que influyen en la práctica del museo más allá de las fronteras de sus respectivos territorios nacionales.

4a724fe8a7cd808f12be47e00ec06283Flickr

Investigación y Códigos Éticos

El ICOM, institución mundial afiliada a la UNESCO, aprobó su Código de Ética Profesional en la 15ª Asamblea General , que se celebró en Buenos Aires en 1986. Después de hacer una revisión superficial, el código fue adoptado en 2001 como el “Código de Deontología para los Museos”. Fue revisado en 2004 y nuevamente en 2006, y desde entonces ha sido traducido a más de 36 idiomas. Todas las personas y organizaciones internacionales que quieran unirse al ICOM, deberán respetar este código. Esta aplicación transnacional hace que el código sea muy importante, y algo difícil de cambiar, ya que tiene que ser capaz de hacer frente a diferentes tradiciones culturales de todo el planeta (Besterman 2009: 435).

f673dad8dcb5b5eea5f8dbd463489a77Shorpy

La investigación, término que se discute como parte de la sección 3 del código del ICOM (en la versión de 2006), se basa en la premisa de que “los museos poseen testimonios esenciales para crear y profundizar en el conocimiento”. El principio que está detrás de esta afirmación es que los museos son responsables de la comprensión, la difusión, la accesibilidad y la interpretación de las colecciones. Más adelante, el código sugiere que la investigación llevada a cabo por el personal del museo,debe relacionarse con la misión y los objetivos del mismo, adaptándose a las prácticas jurídicas, éticas y académicas establecidas (artículo 3.5). Esta disposición que resulta bastante amplia, se aclara aún más en una serie de artículos posteriores relacionados con el personal del museo: (A) Registrar cualquier análisis destructivo hecho para fines de investigación (3.6); (B) Respetar las sensibilidades étnicas, religiosas o de otro tipo, implicadas en la investigación de restos humanos u objetos sagrados (3.7); y (C) Compartir conocimientos técnicos con otras instituciones y con el público (3.9 y 3.10). Por último, el código sugiere que la investigación llevada a cabo por el personal del museo, pertenece al museo (3.8).

377a37ac2b32242f3bbbd4c886843ec0Graphdes

El Código de Ética de la AAM, en la versión del año 2000 (actualmente todavía en la práctica), adopta un enfoque más descriptivo al hablar de investigación. El párrafo introductorio sobre las colecciones y/o los objetos que poseen los museos, pedirlos prestados, o incluso crearlos, constituye la base de la investigación relacionada con las exposiciones y sus programas. La investigación debe ser ser adoptada dentro del programa del museo, con el fin de servir a la sociedad, así como las  exposiciones, las publicaciones y las actividades educativas. Dentro de este marco, el código argumenta que los “programas científicos” de los museos deben incluir becas y estar sometidos a la “integridad intelectual”;  deben ser accesibles y fomentar la participación más amplia posible de la audiencia, en consonancia con su misión y recursos; deben respetar los valores plurales, tradiciones y fomentar su defensa; y, por último, favorecer al bien público (AAM 200).

79ce7bda6c130aad90dc028afbed6233Fubiz

El código deontológico para los museos de arte, ciencias e historia de Australia, fue adoptado en 1999 , y está actualmente bajo revision. En la versión actual, la investigación se destaca como una de las más importantes funciones del museo, en la que los conservadores (sic) deben trabajar tanto tiempo como sea posible. Así mismo, una política ética definida por cada museo, debería proporcionar directrices sobre la publicación y difusión de las conclusiones (5.1). La investigación llevada a cabo por cada miembro del personal del museo es, de manera similar a las disposiciones hechas por los otros códigos, reconocida como propiedad del museo (5.2).

d5dd71019445d80e9ee36c42fd25cc75Off the wall

Los tres códigos que hemos mencionado en el artículo de hoy, expresan ,bajo nuestro punto de vista,un enfoque bastante tradicional ,y  tal vez reflejen las dificultades que tiene la adaptación a un código común, algo que requiere un consenso más amplio (a través de fronteras transnacionales en el caso de ICOM, con el visto bueno a su vez de una gran variedad de instituciones como son los casos de los museos de Australia, Inglaterra, Unión Europea, etcétera). Los contextos políticos y gubernamentales también podrían ser relevantes para la construcción de los códigos de ética, proporcionando, de regalo, seguras restricciones adicionales. En cualquier caso, los tres códigos parecen compartir la idea de que las colecciones están en el centro de la investigación. Se mencionan difusión y publicación, pero el conservador parece ser el único agente de la investigación en la búsqueda de la publicación, mientras que, paralelamente, se hacen esfuerzos hacia la delimitación de las fronteras de la propiedad entre los conservadores y el museo. Tal vez, en consonancia con el carácter más liberal/no intervencionista de la legislación del patrimonio en EE.UU. y Australia, se esté fomentando que las instituciones individuales desarrollen sus propios códigos deontológicos, contemplando, eso sí, sus particularidades intrínsecas, relacionadas con la investigación de su dominio particular.

189ff09d57d4c6e4fd15581b1c5b6742Together everyone achieves more

La “experiencia compartida” parece ser equivalente o sinónimo de “difusión” en los tres códigos consultados, siendo las cuestiones relacionadas con la propiedad intelectual muy importantes en todos los ejemplos. El interés sobre temas “sensibles”, como son el respeto a las comunidades de origen y el reconocimiento de la labor investigadora de la conservación, están presentes en el código del ICOM, con disposiciones más orientadas al público, tales como el desarrollo de las comunidades del conocimiento alrededor del museo o los temas de inclusión social, igualdad de representación, y, cómo no, la transparencia.

72655a952ef1d978509400ea9adb67d3Mats Ottdal

Nicholson y Williams (2002), argumentan que no son los códigos de ética los que deberían incluir directrices detalladas acerca de la conducta profesional, y sí las normas relacionadas con la práctica. Plantean generar un documento diferente que comparta algunas de las características de los códigos de ética, pero acentuando aquello relacionado con la excelencia y la evolución del estado de la técnica en todos los campos del museo. Este punto de vista, quiere reflejar ,en parte, el compromiso de las instituciones individuales para desarrollar sus propios códigos sobre temas específicos, y está inspirado en dos de los códigos de ética que hemos examinado hasta ahora. Esto no impide que los códigos de ética incluyan sugerencias y parámetros que muestren una comprensión diferente de la investigación en cada museo, como plantean las asociaciones mencionadas.

f80e1578930e1b3ea20edd17ba9911dcMatt Lehman Studio

En este sentido, el código de deontología de la Asociación de Museos de UK (revisada en 2008; publicada anteriormente en 2007), refleja una comprensión diferente del museo como institución, y sus disposiciones están más elaboradas. La definición del museo aprobada en 1998 fue: “Los museos permiten que las personas exploren las colecciones para su inspiración, aprendizaje y disfrute. Estas son instituciones que recogen, protegen y hacen accesibles los objetos y especímenes que guardan bajo la confianza de la sociedad” (Asociación de Museos de UK, 2013 ). Estos conceptos sirven de base para una serie de enunciados que introducen a cada una de las diez secciones del código, y que comienzan siempre con el uso de la frase recurrente: “Lo que la sociedad puede esperar de los museos…” (Besterman 2009: 434).

ca3948dae9053426dfedf3e6fd8b4f30FFFFOUND!

La investigación tiene su propio espacio en las secciones 8ª y 9ª de este código. El artículo 8.3 hace referencia a las diferentes categorías de investigación: La investigación para establecer la procedencia, la interpretación, la publicación y otros efectos oportunos relacionados con ella. Es en este último enunciado en el que se basa la sección 9ª: La investigación debe centrarse “sobre las colecciones y las áreas temáticas dentro de la experiencia del museo” (9.1). “La investigación debe estar de acuerdo con la legislación adecuada, la ética y los estándares académicos (8.3), reconociendo los méritos intelectuales de los profesionales que la realizan, no sólo como una obligación legal (derechos de autor), sino también como una cuestión ética”.

70581e3f250c4fc59a71503535c22ec4Imagination

La difusión de la investigación se describe con detalle: “Los profesionales de los museos deben hacer público sus conclusiones y publicarlas lo antes posible” ·(9.3). Por otra parte, alienta al personal de los museos a que compartan interpretaciones entre ellos e intercambien opiniones con el público; en otras palabras, el público es reconocido como un socio en la investigación, algo que no ha sido interpretado en los códigos mencionados anteriormente. En este sentido, este último código pide a los profesionales de los museos “desarrollar mecanismos que animen a las personas a participar en la investigación de las colecciones y a dar forma a las interpretaciones” (9,4); “esforzarse por hacer desaparecer los prejuicios, e indicar claramente el papel desempeñado por la opinión personal” (9,7). El tema de la diversidad se explora con más artículos, con una variedad de perspectivas sobre las colecciones, a fin de “reflejar la diversidad de las comunidades atendidas por el museo” (9.5). También se mencionan los supuestos de las donaciones” (9.9). La objetividad y la integridad quedan también expuestas  de modo explícito : “Distinguir claramente entre la evidencia y la deducción” (9.2), “luchar por la integridad editorial” (9.10), y “mantener registros exactos” (9.11) son algunos de los temas éticos mencionados en este último código.

e3c0a7fa6627d753e0f07070545cd84aFFFFOUND!

El cambio de la cultura de la investigación en que se basa este código, y la evolución en la cultura de la investigación en general, ha animado a cambiar la forma en que los museos del Reino Unido contemplen el hecho de investigar: Aparte de los ya mencionados Museos (V & A y el Museo Británico) que han desarrollado sus propios códigos de investigación, otras instituciones tienen como objetivo la participación, la inclusión y la transparencia en sus investigaciones. Por ejemplo, los Museos Imperiales de la Guerra (Reino Unido), ofrecen cinco blogs en los que los miembros del público pueden participar en el diálogo con los conservadores e investigadores y hacer seguimiento de los proyectos de investigación que se desarrollan en los museos de la red. Otro ejemplo es el Museo y Jardines Horniman, que después de tres años realizando un proyecto denominado “Colección sobre la historia de las personas: Antropología revisada” (2o12), se planteó como objetivo involucrar a los investigadores y a las comunidades en “la creación de nuevos e innovadores métodos de investigación de colecciones, su compromiso y su interpretación” (Horniman Museum & Gardens 2013). Los proyectos de investigación participativa y los esfuerzos, tanto en las materias como en los métodos empleados para la investigación, son ahora llevados a cabo por varios museos en el Reino Unido; a pesar de las limitaciones de muchos de ellos, el esfuerzo se está haciendo, creemos, en la dirección correcta, al menos allí.

6c773a6fc7adb35f5978d6977f30c91fVisualize

El código de la Asociación de Museos del Reino Unido, el último en ser revisado, está más en sintonía con los valores defendidos por la ética de los museos: La rendición de cuentas, la transparencia y la responsabilidad social son el corazón de este código, al igual que compartir la autoridad con otras partes interesadas , que es también una responsabilidad reconocida del personal del museo, lo que permite fijarse en los visitantes, los diferentes grupos sociales y las diversas comunidades. Pero, ¿será todo esto suficiente?

a69f8ad5d298dcd98fc933f75665546fSlate (NYTM)

Nuevas orientaciones sobre la ética de la investigación en los museos

Edson afirma que la ética tiene dos funciones importantes: la orientación y la protección de los profesionales de los museos (1997: 108). Los códigos de ética tienen por objeto proporcionar orientación a la hora de tomar decisiones éticas, para definir una conducta óptima y la formación de nuevos miembros. También debe servir para describir las prácticas aceptables que deben llevar a cabo todos los miembros del museo. Por otra parte, los códigos acentúan la responsabilidad profesional y refuerzan la función esencial de la profesión, es decir, sirven al interés público. Lo más importante, sin embargo, es que los códigos de ética deben ser documentos dinámicos, vivos: Se deben desarrollar junto con la sociedad ,con sus expectativas , implicándose en sus responsabilidades , y deben ir  en paralelo tanto con los cambios en la sociedad, como con los subsiguientes cambios en el museo.

b1fc3a8f052336ca1c25072ce9477e3eResearch Studios

Una misión primordial de cualquier código es comunicar cuales son las mejores prácticas profesionales y su evolución, como estableció Edson (Edson; 1997: 118); en otras palabras, establecer la nueva comprensión de una evolución profesional realista, que necesitará formar parte de un código ético revisado de continuo, para que pueda convertirse en punto de referencia para  la profesión en todo el mundo. En este sentido, y teniendo en cuenta el hecho de que la investigación en el museo ha sufrido grandes transformaciones durante la última década ,( más o menos), deberá ser revisada constantemente sobre aquellos cambios que impliquen una comprensión diferente, no sólo del trabajo de algunos profesionales, sino también de la institución en su conjunto . La ética de los museos tienen que adoptar una nueva comprensión respecto al  concepto de investigación. Lejos de ser una investigación sobre objetos y su procedencia, la investigación en el museo puede implicar a sujetos humanos (como en la investigación sobre visitantes),  prácticas, comunicaciones, patrimonio inmaterial, y mucho más. Por lo tanto, en un futuro, los problemas y preocupaciones que surgen de este tipo de esfuerzos de investigación, deberán estar contemplados en los códigos profesionales de ética.

52e7a539f1d2b08428209775518724cfKoning

Más específicamente, las revisiones futuras de los códigos nacionales o internacionales, deberán incluir también disposiciones con respecto a: (A) Las responsabilidades de la investigación del museo hacia la sociedad (por ejemplo, el respeto a todas las comunidades, sin importar la raza, el origen étnico, la religión o la cultura, el respeto por todos los grupos sociales, evitar la marginación o la exclusión, el respeto a las diferencias de género; abordando preocupaciones sobre las partes interesadas y grupos de usuarios; (B) La adopción de herramientas y estándares apropiados para cubrir las diferentes categorías de investigación del museo y sus necesidades (por ejemplo, la selección de los métodos de investigación apropiados, nombramiento de expertos profesionales con conocimiento de causa, la prevención de la ganancia material o pérdida injustificada, exactitud en la narración de los hechos, reflexión sobre las consecuencias de la investigación con el compromiso de todos los participantes; (C) Las responsabilidades de/con los participantes humanos involucrados en la investigación (por ejemplo, respecto a la participación voluntaria, la participación desde una posición, la confidencialidad y el anonimato respecto al informador, protección contra la intrusión indebida, daño o angustia).

ee36f52b5ad9e402ad656843de15601aTilman Faelker

Los códigos éticos no deben ser sólo directrices; deben ser la codificación de los conocimientos profesionales y una fuente de inspiración para las nuevas generaciones de profesionales del museo; deben inspirar el pensamiento ético… “que fomenten la honestidad, la justicia, el respeto, la excelencia y la rendición de cuentas” (Andrei y Genoways 1997: 8). En este sentido, deben ser más inclusivos, reconocer el papel cambiante de los museos y del trabajo en un museo. Deben proporcionar nuevas maneras de que los profesionales valoren su trabajo de cara a la sociedad , para que la misma sociedad piense en sus instituciones y sepa apreciarlas. Los códigos de conducta pueden proporcionar directrices prácticas. Es necesario aumentar el conocimiento, una fuente de inspiración y motivación continua para la formulación de un nuevo papel de los profesionales en sus museos. El esfuerzo permanente ,tanto por parte  de los dos individuos como de los museos,es algo esencial ,con el fin de revisar los códigos de ética de los museos y endosar una perspectiva renovada sobre la profesión y la institución.

6e0c7aa553035e1f72b5ac8ee3214a0eThis is collate

Marstine (2011) sugiere que debe haber tres posturas teóricas que informen sobre el trabajo actual de la ética de los museos: La inclusión social, la transparencia radical y la custodia compartida. La investigación forma parte de los tres y los tres necesitan la investigación con el fin de llevar a cabo todo ésto. La inclusión no se limita sólo a la visita, sino que también se refiere a la apertura de nuevos programas, nuevas metodologías de investigación, nuevas formulaciones en los métodos de investigación y sus agentes. La transparencia se refiere igualmente a las decisiones tomadas dentro de la administración, la comunicación y la interpretación, así como a las decisiones relativas a la creación del conocimiento. Por último, la tutela compartida significa igualdad de oportunidades para todas las partes interesadas, para obtener y crear nuevos conocimientos , desde y sobre el museo. Estos valores deben formar parte de los códigos de ética de los museos. Somos parte de un período interesante y un reto para el mundo de los museos, que contemplan la ética como el centro de los mismos, algo que siempre ha existido, existe y existirá (afortunadamnte).

2db1bcd2cd741e9d0a07192cf7da53ccMedia cache

Nos gustaría que nos dijeras qué piensas sobre nuestro blog; cualquier comentario que nos dejes es muy valioso para que podamos mejorar sin tirar de intuición, que normalmente falla. Os lo agradeceremos.

Fotografía principal y redes sociales: 13 marzo blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s